Blog de miangelmama Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

EL PARTO ( 3º PARTE) - El primer día del resto de nuestras vidas -


He tardado bastante en escribir este post, he decidido animarme a escribirlo después de ver a una compañera bloguera en Instagram subir una foto de su cicatriz post cesárea, animándonos a las demás a subirla. Me he sentido identificada y a la vez contrariada con los muchos comentarios que han surgido al pie de la foto y me he decidido a terminar de contar mi historia....Acabé el post del parto 2º parte diciendo que decidieron que lo mejor para las dos era practicarme una cesárea y que entonces a mí se me vino el mundo encima.

Después de los tactos sin apenas resultados yo ya me iba oliendo en que iba a acabar la cosa, se lo venía diciendo a mi chico unas horas antes de que tomaran la decisión, pero ni olerme con anterioridad en lo que iba acabar aquello, ni conociendo al dedillo la cirugía porque en mi trabajo como enfermera he colaborado en varias cesáreas, hizo que cuando me dijeron que creían que había llegado el momento de sacar a la pequeña practicandome una cesárea, yo me viniera abajo.
En cuestión de minutos comenzó a haber mucho movimiento en mi habitación, anestesistas, residentes, la matrona, auxiliares... yo ya se cómo funciona aquello, así que ni me sorprendí ni me molesté.
La anestesista, muy amable( de echo es la persona de la que mejor recuerdo tengo), entró en la habitación para explicarme que me iban a poner la epidural, como me la iban a poner, que iba a sentir, y como iba a ser el procedimiento para ponérmela. Realmente no se ni siquiera si la oí, mi mente no paraba de pensar en las sensaciones que me iba a perder por culpa de la cesárea, que todo mi esfuerzo estos meses y la alegría y la actitud positiva con la que había  entrado en el hospital para afrontar el parto se iban al traste por momentos. Si, llamarme dramática pero lo sentí así.
Según iba explicándomelo a mí se me saltaban los lagrimones, si hubiera sido yo la que como en muchas ocasiones  hubiera estado al otro lado, trabajando, no la hubiera dado bola, seguramente me hubiese parecido una tontería que la mama se pusiese así por no poder tener un parto vaginal, si tu bebé empezaba a no estar tan "agustito" dentro de ti y todos queremos lo mejor para el bebe, tu la primera, no hay motivo para llorar ¿no?. Pero esta vez estaba yo al otro lado, por primera vez como paciente, y no era la cirugía lo que me preocupaba, no sentía miedo, solo sentía pena, pena y decepción  por no poder a ver sido capaz de dar a luz, de no sentir en mis entrañas a mi pequeña.
Desde luego la cesárea no estaba entre mis planes, llevaba meses imaginándome y preparándome para el parto, para el parto vaginal claro, en las clases con la matrona te hablan de  los ejercicios de kejel, de masaje perianal, de cómo realizar correctamente las respiraciones cuando viniesen  las contracciones , de la importancia de la actitud ante el parto, de la recuperación  de la mamá después de este, de los cuidados de la epitomaría en caso de que te la practicasen, de los cuidados del bebe, de cómo afrontar los primeros días con el bebé en casa... de muchas cosas, pero no de la cesárea. De hecho creo que ni tan siquiera oí que la mencionaran.
La anestesista muy amable me cogió la mano y me dijo que respirara,que todo iba a ir bien y que en cuanto viera la cara de mi niña se me iba a olvidar todo aquello ( y que razón tenía...).
Pedí que me dejaran 5 minutos para tranquilizarme, porque ese nudo que se me hizo en la garganta, el mismo que se me hace ahora cuando recuerdo todo esto, no me dejaba pensar, centrarme, y asumir las circunstancias como una persona adulta.
Respetuosamente me dejaron con mi chico unos minutos, después una vez se me había pasado el sofocón, vinieron dos estudiantes de anestesia a ponerme la epidural. Todo machó bien, la pincharon a la primera, sin dolor, y efectiva desde el momento uno, la intensidad de las contracciones disminuyeron al momento.
En cuestión de minutos vino la celadora, nos marchábamos a quirófano y dejábamos a papá en la sala de dilatación, esperando despedirse de una y encontrarse con dos la próxima vez que nos viéramos. Su cara era todo un poema, vi en su rostro el dolor por verme a mi así,  triste, y por ver cómo me llevaban lloriqueando por el pasillo mientras él  se quedaba allí sin poder hacer nada.
Desde luego creo que deberíamos dedicarles unos cuantos posts a ellos también, sufren tanto como nosotras, de diferente manera sí, pero parece que nadie les tiene en cuenta.
Entré en quirófano, y sorprendentemente aquí fue donde terminé de tranquilizarme, me sentí como en casa, todo me era familiar, solo que esta vez era yo la que estaba en la mesa y estaba de espectadora, viendo como trabajaban a mi alrededor, absorbiendo sensaciones que luego creo que me han servido para mejorar mi empatía con los pacientes en el trabajo.
La anestesista reforzó la anestesia epidural comprobando mi sensibilidad en el abdomen poniéndome una pinza de hierro fría encima, me sondaron, y comenzaron a operar. Me entro la tiritera ( provocada por la medicación) y la anestesista se sentó a mi lado para darme la mano, un pequeño detalle pero muy muy tranquilizador, no era la mano de mi chico que realmente era la que necesitaba en aquel momento pero me hizo sentirme acompañada.
No notaba nada, era una sensación espectacular, estar despierta y no notar medio cuerpo. Fue cuestión de 10 minutos, me dijeron que iba a notar una presión importante en el abdomen, que me podía doler un poco, presionaron el fondo del útero con una maniobra similar a la de kristeller ( no es la misma situación ni las mismas circunstancias que realizarla en un parto vaginal, es necesaria para que la cabeza del bebé logre salir por la incisión, ya que el útero no se contrae por sí mismo en las cesáreas, de manera que hay que " empujar" un poco al bebe para que logre coronar). Aguanté la presión y segundos después oí a cachorrito llorar y morí de amor!!!!
Se la llevaron sin que yo la perdiera de vista a una mesa que quedaba a mi izquierda, la echaron un vistazo rápido a la vez que dejaban entrar al papá e inmediatamente me la pusieron encima, aún se me ponen los pelos de punta!. El momentazo se vio un poco truncado por la coletilla que añadió la matrona según nos dio a cachorrito; tenía una malformación vascular pequeña que parecía insignificante pero que habría que estudiar, yo la mire y no veía nada, solo la veía preciosa!, lo importante era que ya estaba con nosotros, después tendríamos tiempo de examinarla.
Ariadna había llegado mundo, rompí a llorar por tercera vez en menos de una hora, pero esta vez de felicidad, de felicidad plena!. Solo espero que este recuerdo perdure en mi memoria en perfecto estado el resto de mi vida. Creía haber vivido momentos de felicidad extrema pero desde luego no tenía ni idea de lo que hablaba, nada puede compararse con ese momento, único y mágico donde ves por primera vez a tu hijo, donde sientes esa piel húmeda y viscosilla que nada más lejos de producir rechazo produce amor. Un amor tan grande que llega a doler.



Fuente: este post proviene de Blog de miangelmama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: bebés

Recomendamos

Relacionado

bebés hospital parto

El PARTO ( 2º parte)

Ingresamos a las 8 de la mañana en Puerta de Hierro, animadísimos a pesar de que nos hubiera gustado no tener que llegar a la inducción; pero teníamos ganas ya de verle la cara al cachorrito. Yo iba feliz, preparada y dispuestísima ,habían desaparecido todos los temores sobre el parto que en algún momento habían rondado mi cabeza. A por ello!!!! Llegamos a urgencias; y me metieron en una sala con ...

bebés inducción parto

EL PARTO ( 1º parte)

Era la semana 38; nos tocaba revisión en la consulta de alto riesgo, el cachorrito había cogido poco peso en las ultimas revisiones y ya habían amenazado tener que provocarnos el parto si esto seguía igual. Ingenua de mi estas semanas comí por dos ( algo más le llegara pensaba yo....) y solo conseguí coger yo unos kilitos extra y que ella en esta revisión siguiera pesando prácticamente lo mismo 2 ...

PARTO contracciones de parto regulares episotomía en el parto ...

EL PARTO

Hoy por fin, os explico mi experiencia en el parto y con el post de hoy ponemos punto y final a la etapa del embarazo. Como ya os conté en la última entrada, llevaba tres días con contracciones y sin dormir (y según los médicos eran pródromos de parto…jaaaaaaa). Habían parado por la mañana, y yo creía que esto no iba a tener fin, ya iba preparada para amenazar a alguien al día siguiente en m ...

general maternidad parto ...

Maleta para el Hospital y Básicos Post-Parto: Parte 1

Ya que precisamente ando haciendo mi maleta para el hospital por que bebé puede llegar en cualquier momento, quise compartirles la lista de los básicos para ti + algunos secretitos que me he encontrado en artículos y sobre todo que me han recomendado amigas cercanas que harán que el post-parto sea más llevadero. Este post está pensando en lo que necesitaras en caso de parto natural. Este es mi seg ...

general

Maleta para el Hospital y Básicos Post-Parto: Parte 2

Escribí recientemente un post sobre los básicos que debes llevar en tu maleta del hospital + secretitos para el post-parto pensando en un parto natural. Este segundo post es la versión para Cesárea, ya sea que la tengas programada o resulte inesperada ¡mujer precavida vale por dos! Espero que estos tips te sirvan por que vienen de primera mano.Tuve a mi primer hija por Cesárea de emergencia, por l ...

general otros

Me parto con mi parto

Voy a contar mi parto por si puede servir a alguna embarazada para hacerse una idea, aunque cada parto es diferente. Rompí aguas a las 7.40 de la mañana, había pasado muy mala noche con los ardores y sentí como que se me salía el pis, fui al baño y vi un flujo trasparente y viscoso con alguna traza verde en mis braguitas, acto seguido tuve mi primera contracción, un dolor fuerte como de regla, a l ...

embarazos y partos parto

Mi primer parto: Indira

El parto de mi niña fue el más largo de los 4. Nació con 3 días de retraso. Días antes, bueno para qué os voy a mentir, semanas antes tenía a todo el mundo en alerta jajaja. Al ser la primera con cada cosa que sentía y que no estaba segura ya pensaba que me iba a poner de parto jajaja, ains...ahora me río pero a mi marido (por entonces novio) lo tenía en vilo. "Cari, ay cari, que tengo contra ...

bebés embarazo lactancia ...

Mi segundo embarazo: el día del parto

En el post de hoy os voy a contar cómo fue mi segundo embarazo, concretamente el día del parto. Emma nació el 17 de enero (el 17-01-2017, será difícil no acordarse) un poco antes de las 19.00 de la tarde. Sobre esas horas empezó a nevar en Alcoy, me acuerdo de ver los copos caer por la ventana. Las contracciones empezaron la noche anterior, no eran dolorosas ni seguidas pero estaban ahí. Sobre las ...

Maternidad bebé embarazo ...

Mi parto – Segunda parte

Como te explicaba la semana pasada en la primera parte de mi parto, este fue totalmente por sorpresa. Me quedé en el momento en el que Manu decidió irse a dormir ya que yo no hacía caso y así no se me iba a pasar el dolor. ¿Qué no hacía caso? ¡Si estaba de parto!  A todo esto, serían ya las ocho de la mañana. Aguanté un par de horas más y a las diez le dije a Manu que no aguantaba más. Que no sé s ...

Embarazo

Sintomas del parto

Cuando el embarazo llega a su fin empiezan los nervios y nos hacemos mil preguntas: ¿Cuándo empiezan los síntomas del parto? ¿Cómo puedo saber cuándo debo ir al hospital? ¿Cómo puedo saber si los síntomas del parto son de un parto real o forman parte de una falsa alarma? Nadie quiere ir al hospital y que le hagan volver a casa por no haber interpretado bien los síntomas del parto, así como tampoco ...