Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Jueves reflexivo;infancia.



Hola a todos, bienvenidos un jueves más.  

Y como siempre toca jueves reflexivo, pero he tenido muchas complicaciones y no he podido hacerlo, no sabéis las ganas que tengo de recuperar mi PC, dañado en la inundación.

Y para no dejar la sección en blanco he rescatado un post de principios de año, en esos días tenía la pérdida de mi padre muy reciente y estaba muy melancólica, pero me apetecía hablar un poco de mi infancia, así que rescato el post tal cual.

Un besito y os dejo con él.

Hola!!!!! Hoy es jueves y ya sabéis que mis post en este día son sobre la marcha, así que disculpad alguna falta o algo mal hecho. 

La verdad es que al levantarme no me apetecía mucho ponerme a reflexionar porque temía acabar poniéndome triste,pero he cogido mi café humeante, he permitido que mi gato se suba a mi regazo y he dejado que mi mente viaje.

Y en este viaje he acabado, inevitablemente, en mi infancia. Por muchas circunstancias y supongo que también por la magia del día de Reyes que acaba de pasar he empezado a recordar mis años de niña. ¡Qué feliz he sido!

Supongo que casi todo el mundo de una edad cercana a la mía, en la que no había guerra, ni posguerra ni miserias puede decir que su infancia fue feliz, pero os aseguro que la mía lo fue de veras.



En mi casa no éramos ricos ni muchísimo menos, pero siempre me sentí tan querida, disfruté tanto esa etapa que era la más rica entre los ricos.

Cada vez que camino por la calle de algún pueblo y se acerca la hora de la cena, cuando en el aire flota ese aroma a comida y a hogar recuerdo los inviernos de mi infancia; lo bien que olía mi casa al llegar del cole, ya anochecido. En otoño la escalera entera olía a compota de manzana, a canela y azúcar, olía a hogar y a felicidad.


Un lugar plagado de recuerdos.
Todos tenemos recuerdos especiales de la infancia, yo tengo muchos pero últimamente ronda mucho por mi cabeza una época muy especial.

Recuerdo que a mi hermana y a mí nos encantaba ir a cenar a una parrilla que estaba situada en una carretera lejos de nuestra casa.

La comida allí era normal, eran costillas asadas con una salsa especial que nos gustaba mucho, pero lo que hacía que el lugar fuera mágico era el ambiente, un viejo salón con tapices en la pared y que nos sentábamos junto a la chimenea, algo que pocos bares de la zona y de esa época tenían.

Siempre queríamos ir en invierno, y aunque el bar abría todo el año nosotros queríamos sentarnos junto a la chimenea y disfrutar del calor de las llamas, que nos hipnotizaban. 

Para ir a ese bar nos encantaba salir de casa de noche, y a la vuelta, durante el trayecto en coche mis padres nos contaban historias misteriosas de cuando ellos eran pequeños, no nos cansábamos de escuchar la desaparición de una vecina que al parecer años después vieron en Portugal, o la extraña desaparición de un hombre durante la guerra, que había dejado a su esposa en precaria situación, pues ni era casada ni viuda.

Y durante ese trayecto, en una de esas carreteras de las de antes por donde apenas pasaban coches, mi hermana y yo viajábamos a un pasado que no habíamos conocido, y éramos felices.


Los acantilados de mi infancia, me recuerdan días de sol y mar, días sin prisa y llenos de felicidad.
Podría hablar de días de playa llenos de agua y sol con música y risas, días de verano cogiendo ranas y grillos, tardes de paseo comiendo helados o los cumpleaños tan especiales que me organizaban, pero serían tantas cosas que mejor las dejo para otro día. 

Aunque, eso sí, antes de acabar a mi mente acude la imagen de mi madre cosiendo o tejiendo, en todo momento pendiente de las agujas pero que siempre, siempre sacaba tiempo para contarnos algún cuento antes de dormir. Y recuerdo que nuestra vecina de arriba, años después nos dijo que ella cada noche se tumbaba en el suelo y pegaba la oreja para escuchar aquellas historias de mi madre.

A veces eran cuentos inventados, otras nos hablaba de algún libro (mi favorito era Jane Eyre y el de mi hermana Sinué el egipcio) y otras alguna película; éstas iban desde Marisol, alguna del Oeste o cualquiera de cine clásico. Y con esa forma tan amena que tenía mi madre de contar historias nos dormíamos contentas y con ganas de que llegase ya el día siguiente.

Por supuesto que como toda niña tuve momentos malos,disgustos en el cole, o las regañinas de mis padres por alguna cosa, pero si tuviese que poner en una balanza lo bueno y lo malo, lo bueno pesaría mucho, mucho, mucho más.

Tengo muy claro que en mi casa se luchó por darme una infancia feliz, y precisamente por eso he intentado que mis hijos también la tuvieran. Ellos también tuvieron algún disgusto en el cole, y regañinas, pero fueron felices. Y a veces, viendo fotos o videos de mi infancia y de la suya, si hay un nexo común es la risa, en las fotos o imágenes espontáneas, esas que no son un posado, siempre nos estamos riendo, porque la infancia en mi vida fue eso, una época de felicidad.


Cuando este año vi esto en el festival Metrópoli no me lo podía creer, Indiana Jones era una de nuestras pelis favoritas.
Y ya para ir acabando diré que crecí rodeada de tanto cariño que siempre me sentí feliz, nunca tuve celos, no envidia ni malos deseos hacia nadie, y creo que eso fue porque no necesitaba nada, en mi familia había lo que yo quería.


Recuerdo muchos sábados por la mañana con mi abuelo, si era invierno nos traía tebeos bien temprano que los leyéramos en la cama y en verano lo pasábamos genial explorando una zona de monte cercana a casa y viviendo aventuras. Y los domingos en la finca, a veces cogiendo cerezas, otras manzanas y otras comiendo bajo esos mismos manzanos en flor.
Recuerdo los nervios de la mañana de Reyes y la ilusión de la cena de Nochebuena, en mi mente están esas noches de verano buscando luciérnagas o las tardes de verano junto a un río que olía a hierbabuena.
Bueno, no quiero alargarme mucho más que con lo que me enrollo os cansaríais y no volveríais a visitarme, y además llevo una temporada demasiado melancólica y no quiero hacer un post interminable.

Y vosotros, ¿cómo recordáis vuestra infancia?¿Es una época de buenos recuerdos, o por el contrario pesan más los malos?¿Añoráis aún esa época o habéis pasado página definitivamente?

Os agradezco de antemano los comentarios, y os recuerdo que arriba a la derecha hay un formulario de contacto por si me queréis decir algo en privado. Mil gracias por leerme y mañana intentaré venir con algo más alegre.

Besinossssssss.

Fuente: este post proviene de Pequeños trucos para sobrevivir a la crisis , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

reflexión. general

Jueves reflexivo; Hemos perdido las viejas costumbres.

¿Tanto ha cambiado todo? Hola a todos. Un jueves más nos vemos así, de modo improvisado y pensando en algo que os pueda gustar. Como siempre es muy temprano y mi café y mi gato me acompañan, la casa duerme y el silencio es mi aliado, así que hay que aprovechar. El otro día estuve ordenando unas cosas y me encontré con mi cajita de cartas y postales de Navidad y...ayyyyyyyyyyyyy qué recuerdos!!!!!! ...

reflexión. psicología general

Jueves reflexivo;El día del padre más triste.

Un día del padre diferente; impregnado de dolor. Hola a todos, mil gracias por estar aquí. Hoy toca jueves reflexivo y ya sabéis que este día mi post es improvisado, pero la verdad es que me cuesta mucho hacer este post hoy, precisamente hoy. Ya sabéis que es el día del padre, y es la primera vez que no tengo a mi padre aquí para celebrarlo, así que más que un jueves reflexivo simplemente voy a ac ...

anonimato de blogs. general

Jueves reflexivo: el anonimato en Internet.

¿Qué opináis del anonimato en los blogs Hola!!!!!!!!!! Un jueves más me he levantado al alba y me pongo a escribir, de nuevo me acompaña el café humeante y una vez más mi gatito se sube a mi regazo para inspirarme. La niebla que envuelve este frío amanecer me hace pensar, pero no sé muy bien como enfocar este post improvisado, es lo malo de escribir sobre la marcha, que a veces las musas se niegan ...

cuando ser padres niños

Jueves reflexivo;¿cuándo es un buen momento para tener hijos?

La vida con hijos es maravillosa, pero hay que querer que sea así, no sentir que nos perdemos cosas por estar con ellos. Hola, aquí nos volvemos a ver y me doy cuenta de que ya ha pasado más de media semana, parece mentira pero es jueves, es que este diciembre se me escapa, en nada ya no será 2014 sino 2015, con lo poco que me gustan a mí los años impares. Hoy me he levantado un poquito más tarde ...

reflexión. ocio y actividades

Jueves reflexivo;¿de verdad molestan los niños?

¿Son los niños tan molestos en sitios de adultos? Hola, un jueves más nos vemos por aquí para reflexionar un poco y cambiar el mund,jejeje. Hoy no es tan temprano ya que estamos de vacaciones, pero sí que quiero hacer el post sobre la marcha para no perder la costumbre. Antes de empezar quería decir que he hecho algún cambio en el blog, no quiero que sea el definitivo pero para variar un poco he p ...

reflexión. psicología infantil

Jueves reflexivo;¿es fácil o difícil dejar que los hijos elijan?

Reflexión del jueves;¿podemos dejar que los hijos elijan? Hola a todos, un jueves más me encuentro con el ordenador, mi café y mi gato y me toca improvisar un post. Hoy es un poco más tarde que otros días, pero la lluvia que oscurece el amanecer me da esa sensación de invierno que ya creía perdida. La verdad es que no sabía muy bien de que hablar, pero se me ha ocurrido reflexionar un poco sobre l ...

aprendizaje planes en familia psicología infantil ...

Jueves reflexivo; Hermanos.

Refexión del jueves; hermanos. Hola a todos y bienvenidos un jueves más. ¿Qué tal estáis? Ya sabéis que el post de hoy lo escribo sobre la marcha, está casi sin corregir y mi gatito me acompaña y me inspira mientras escribo y me tomo un café bien caliente. La verdad es que hoy no sabía de qué hablar, ya llevo bastante más de un año con esta sección y se me agotan los temas, pero no sé porqué a mi ...

general infancia niños ...

La infancia de nuestros hijos desde nuestra propia infancia. ¿Han cambiado mucho las cosas?

Una de las sensaciones más curiosas de la maternidad, al menos para mi, es la de recordar nuestra infancia a través de nuestros hijos. Ver cómo van viviendo etapas y recordarnos a nosotros mismos en ese momento de nuestras vidas. Establecer comparaciones, diferencias, pero sobre todo añorar una época que posiblemente muchos tendremos idealizada. Pensar en nuestra infancia desde la perspectiva de n ...

cuidados infantiles inteligencia emocional ocio y juegos ...

Jueves reflexivo; mi madre.

Reflexión del jueves; mi madre. Hola!!!! Ya sabéis que los post del jueves son improvisados y llevo desde bien temprano con problemas con blogger, me aparece esto; Tu configuración de HTTPS ha cambiado. Ahora, todos los visitantes de tu blog pueden verlo a través de una conexión cifrada si visitan https://saldelapuro.blogspot.com. Los enlaces y marcadores que llevaban a tu blog seguirán funcionand ...

general 2.0

Love&CHild y los juegos de mi infancia

Hace unas semanas Love&Child quisieron conocer un poco la infancia de la que aquí escribe y de paso, darla a conocer un poco mas. A mi me pareció una fantástica idea por que este blog mio que habla tanto de mi maternidad y sus sombras, sin embargo no habla de mi infancia que es sin duda, el origen. Gracias a Love&Child algunas blogueras hemos podido revivir momentos ludicos, luminosos, felices y d ...