comunidades

La baja paternal no son unas vacaciones pagadas

Hace unos días leía con estupefacción un artículo sobre un padre que ha aprovechado su baja paternal, beneficiándose de la transferencia de parte del permiso de maternidad de su mujer, para prepararse para un triatlón. El título magnificaba su hazaña atribuyendo gran parte de su éxito a sus hijas, gracias a las cuales, según dicho artículo, este padre había podido disponer de lo más necesario para entrenar para dicha prueba deportiva: tiempo libre. De primeras ya choca asociar el concepto de “baja paternal” al de “tiempo libre”. Básicamente porque si hay algo que un bebé no trae bajo el brazo es tiempo libre. Máxime si son dos bebés. Pregunta tú a ver qué te dicen las madres al respecto del tiempo libre que tienen en, por decir una fecha al azar, los seis primeros meses de vida de su bebé, y me quedo muy corta. Pregunta tú a ver qué te dicen las madres al respecto de tener tiempo libre para hacer algo que no sea atender al bebé. ¿Tiempo libre con un bebé recién nacido?, ¿es que estamos de broma, o qué?. Porque lo normal es no tener tiempo ni para la ducha mínima básica y necesaria para sentirte ya no bien contigo misma, sino al menos medio decente. Ojalá fuera una broma, pero no lo es. Es de estos caso en los que la realidad supera a la ficción. Y la cara dura, si me lo permites. Porque, adelanto ya aquí mi opinión, emplear una baja paternal y el dinero que le cuesta al Estado – y a los contribuyentes – para entrenar para un triatlón, es echarle un morro de la leche. La baja paternal, ni mucho menos la maternal, son vacaciones Mucho nos cuesta a las mujeres hacer ver que nuestra insuficiente baja maternal es de todo menos vacaciones. Ni vacaciones, ni tiempo libre, ni nada que se le parezca. Pero sí, lamentablemente, hay mucha gente que se cree que dedicamos esas 16 semanas de mierda a la vida contemplativa, al ocio y a rascarnos la barriga mirando al infinito. Pero resulta que ni se aproxima un poquito. Las madres vamos que nos pegamos patadas en el culo por atender a nuestro bebé y llegar a todo. Recién dadas a luz, puérperas perdidas, vulnerables, en un cuerpo que no reconocemos como propio y con una criatura que es una extensión nuestra, que nos absorbe por completo. Y parece que nos quejamos de vicio. A veces, la gran mayoría de veces y la gran mayoría de madres, hasta necesitamos ayuda, soporte, apoyo, ¡llámalo como quieras! para arrancar los primeros meses de maternidad, porque solas no podemos. Criamos. Trabajamos. Cuidamos. Compatibilizamos. Renunciamos. Así en un bucle infinito. Y somos de todo menos heroínas. De hecho no queremos ser heroínas. Solo queremos vivir nuestra maternidad y que nos dejen criar sin exigencias ni presiones. “Tiempo libre” es un concepto que las madres empezamos a visualizar allá en la lejanía, probablemente cuando lo que tenemos entre manos ya no es bebé. Y a veces, ni eso. “Tiempo libre” es con lo que las madres soñamos, aunque sean cinco puñeteros minutos, para ducharnos o cagar o respirar sin que una criatura llore desconsoladamente como si le fuera la vida en ello. “Tiempo libre” es una utopía, al menos los primeros meses de crianza en los que el bebé es una extensión de tu cuerpo y tu alma. Luchamos por una ampliación de la baja maternal porque 16 semanas son insuficientes para romper el cordón umbilical emocional que mantenemos con el bebé. Porque el bebé necesita y quiere ser cuidado por su madre, que lo ha gestado y parido, o en su defecto su padre, y no por la abuela, la canguro o la guardería. No reclamamos tiempo libre y de vacaciones, reclamamos tiempo maternar, criar y cuidar nuestro bebé. Porque se nos rompe el corazón al tener que dejar a nuestro bebé en otras manos que no son las nuestras. Porque no somos madres para que otras personas críen a nuestros bebés por nosotras. Por qué hechos así nos perjudican tanto Flaco favor nos hace que, mientras las madres luchamos, reivindicamos y deseamos una ampliación de la baja maternal y el reconocimiento del valor de los cuidados, haya un padre que se beneficie de la baja maternal transferible, tenga el atrevimiento de llamarlo “tiempo libre” y lo dedique a hobbies propios en lugar de a su finalidad justa, real y necesaria: el cuidado de su bebé. Las madres estamos en el punto de mira en el sistema laboral por ser eso, madres. Nos embarazamos, parimos, hacemos uso de la prestación por maternidad, el permiso por lactancia, la reducción de jornada por el cuidado de hijos. Una cadena de problemas para el sistema productivo. No queremos dejar de trabajar y ser profesionales pero solo nos encontramos trabas y zancadillas. No somos rentables para el “sistema”. Así que esto de tomar el permiso de paternidad como unas vacaciones nos deja a las madres en muy mal lugar y en una posición aún más débil. Si un padre puede dedicar el tiempo el tiempo cedido de la baja maternal para entrenar para una prueba deportiva, mientras la madre de las criaturas vuelve al trabajo, ¿ la baja maternal está sobrevalorada? ¿realmente necesitamos las madres más de 16 semanas para cuidar de nuestro bebé?. ¡¿Qué mierda de mensaje estamos lanzando a la sociedad?! Por no decir que, si bien la madre puede ceder parte de su baja maternal en favor del padre, no puede beneficiarse de la misma manera. Las semanas de permiso de paternidad no son transferibles. Muy lógico todo, cuando hay muchos padres que ni se plantean  hacer uso de su permiso de paternidad y las madres de sus criaturas probablemente pagarían por tener esas semanas de más unidas a su permiso de maternidad. Esto es ver con una impotencia que te reconcome cómo aquello por lo que te quedas sin voz se viene abajo de un plumazo. Te sientes gilipollas. Te […]

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Artículos

ESPAÑA AMPLÍA LA BAJA MATERNAL DE 18 A 26 SEMANAS! Lo primero que me ha venido a la cabeza al leerlo han sido ¿18 semanas? ¿desde cuando las madres tenemos 18 semanas para estar con nuestros recién nacidos? así que me he dirigido inmediantamente a leer el cuerpo de la noticia y me encuentro con esta imagen Aaaaahhhh! vale! ya lo entiendo! permiso de MATERNIDAD/PATERNIDAD! Han sumado las 16 sema ...

bebés baja maternal

No pensaba escribir, ha sido un día gris para mí, pero estoy enfadada con el mundo y este es el espacio donde grito y pataleo, tenga razón o no y me quedo la mar de agusto. Hoy me he incorporado al trabajo después de 16 semanas de baja maternal y 22 días de permiso de lactancia acumulado. Parece mucho tiempo pero parece que fué ayer cuando salía del hospital con el cachorrito. Sinceramente algo qu ...

Padres

Si has sido padre después del 1 de enero de 2020 o estás a punto de estrenarte, tienes derecho a disfrutar de las 12 semanas de paternidad fijadas por el decreto ley en 2019. De esta forma, gracias a las nuevas reformas políticas se han conseguido equiparar los permisos de maternidad y paternidad. Así, el pequeño puede disfrutar del cuidado de ambos. Un dato importante es que este permiso es intra ...

#Conciliación13F #Yonorenuncio conciliación ...

Muchos padres poco hablan es de esa sensación de de desasosiego y tristeza que sufren los padres cuando finaliza el permiso de paternidad. Motivados por los tiempos que corren donde las empresas se aprovechan de la ley vigente que fomenta el despido fácil y barato, mas la tan sonada crisis que es mayor o menor según el empresario o al gobierno le convenga, es un alivio tener un empleo al que regre ...

Psicólogos y pediatras, recomiendan que las madres y padres pasen tanto tiempo como sea posible con sus hijos recién nacidos.   Los gobiernos de la mayoría de los países apoyan esta opinión, y permiten que las madres (en algunos países los padres también) tomen una licencia por maternidad (en México es llamada "incapacidad por maternidad). La duración de esta licencia, sin embargo, difiere de ...

crianza familia general

El tiempo cuando tienes un hijo pasa muy rápido... cuando tienes dos, ni te cuento. El pequeñajo ya tiene cinco meses y medio, lo que significa que lamentablemente la -insuficiente- baja de maternidad y todos sus posibles propinas han llegado a su fin. Entre las 16 semanas del permiso oficial, las vacaciones del 2014 y las horas de lactancia agrupadas, mi mujer ha conseguido alargar el tiempo para ...

Educación Embarazo y Parto Maternidad ...

El 10 de octubre (hoy) se celebra el día de la salud mental. Este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto el foco en los jóvenes y en la prevención y tratamiento de enfermedades mentales. Pues, como señala en su último informe: “La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero en la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan (…) en los adolescentes l ...

general conciliación laboral

Desde hace unos años, los derechos de las madres trabajadoras forman ya parte del cuerpo legislativo de nuestro país. Unas leyes que permiten que las mujeres que trabajan y quieren ser madres tengan un mínimo de protección legal para poder compaginar ambas realidades e intentar una conciliación familiar y laboral más o menos equilibradas. Estas son algunas de dichas medidas: Permiso de maternidad ...

familia salud

Desde que elegimos ser madre, debemos tener presente que esta tarea no es para abandonarla en la mitad del camino, es una tarea para toda la vida. Ser madre es ser la guía y protección de nuestros hijos en todas sus etapas de crecimiento. ¿Qué es la maternidad? La maternidad es el instinto que desarrolla una mujer por el hecho biológico de ser madre. Este instinto puede surgir mucho antes de que ...

Por las mañanas tengo la costumbre de poner la tele de fondo mientras estoy en casa haciendo lo que sea. Muchas veces pongo la radio y escucho música pero desde hace muchos años, con la excepción de la época de bebé de mis hijos en casa y los Cantajuegos everyday, mi compañía por las mañanas es el programa Espejo Público. Esta mañana no iba a ser menos, sobre todo teniendo en cuenta la realidad po ...