La Vera Donna Idea guardada 1 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

La esclavitud de la lactancia

Una de las cosas que no deja de sorprenderme, sobretodo si viene de una mujer, es cuando me hablan de "la esclavitud de la lactancia", ¿por qué ocurre esto?,  socialmente ¿que se nos está inculcando para llegar a tales conclusiones?, hoy quiero hablar de este tema.

Desde que estaba embarazada, siempre estuve en medio del debate de que era lo mejor para los niños, había quienes defendían la lactancia a capa y espada, y por otro lado tenía sus detractores. También contaba filas de gente que habían comprado la idea a médicos, enfermeras, matronas, bloggers y demás sobre lo hermoso de amamantar, pero para mi sorpresa, se convirtieron en madres que abandonaron de forma prematura la lactancia, esgrimiendo el famoso "tiene seis meses, ya he cumplido",  y esas mismas madres ahora cuando me ven amamantando a mi hijo me dicen con cara de preocupación, pobrecita, ¿como lo aguantas?, ¿verdad que amamantar es una esclavitud?.

blog.laverdonna.es

© massimo maghenzani - Fotolia.com
En estos casos la verdad es que no puedo poner cara de pocker, cuando ocurre mi desconcierto salta a la vista, sobre todo si el comentario vino de una madre ex lactante, porque si has dado el pecho sabes la hermosa conexión entre mamá y bebé. Claro, esto no es un lecho de rosas, tampoco es la televisión, no es que el bebé nace, se engancha y para felicidad de todos la leche fluye y todo es perfecto, no, claro que no, como todo que causa satisfacción, cuesta, y no es fácil, pero una vez establecida la lactancia, es muy dificil pensar que es una esclavitud.

Tengo amigas que no pudieron dar el pecho, algunas se ponían muy nerviosas, siempre tenían la sensación de que el bebé no comía, les costaba entender que la lactancia es "a demanda" y que el pecho materno no solo se alimenta sino brinda amor, seguridad y consuelo, así que terminaron alimentando con biberón, tuvieron bebes rubicundos y sanos, y sin embargo ha sido en estas madres donde siempre he contado con un gran apoyo a la lactancia, desde los momentos mas difíciles hasta en esas tardes en el parque cuando el bebé solo quiere pecho y hay que parar a darle de mamar. Este grupo entiende que no logró el objetivo pero no por eso descalifica el deseo de otra madre de seguir adelante con la lactancia.

Por otro lado, están las que prohibieron la teta, esas que defienden contra todo pronóstico los sucedáneos de la leche, la que te invita a darle el bibe en el hospital, la que llega a tu casa clamando por un chupete para dárselo a tu hijo, la que a sus hijos les daba de comer exactamente cada tres horas después de la última toma porque "no tenían hambre, sólo capricho" y el chupete era su mejor aliado. La verdad cuando lo pienso, solo puedo imaginar bebes con cólicos constantes, el estomago vacío, llorando de hambre, adictos al chupete y futuros niños de mal comer. No hace falta decir que estas madres también opinan que la lactancia es esclavitud, así que desde el primer día sencillamente no amamantan.

Y por último, está el grupo "mi hijo nunca ha probado un biberón", esas madres abnegadas que no solo amamantan sino que también se sacan la leche para las horas de guardería e incluso les alcanza para donar, este grupo es el de las mas férreas defensoras de la lactancia materna y se ha hecho a si misma una heroína con el super poder de amamantar.

La verdad, no me incluyo en ninguno de los tres grupos anteriores, creo que soy un elemento independiente, amamanté de forma exclusiva a mi bebé hasta los seis meses, y le he dado alimentación complementaria desde entonces, tiene 15 meses, aún toma el pecho a demanda. Pasé de la lactancia exclusiva al baby led weanning y la verdad nos ha ido fenomenal. Cuando parí sufrí de preeclampsia y mientras me controlaban la hipertensión muchas noches las pasé en la urgencia de un hospital, y mi bebé si era de día me lo acercaba el papá para darle de mamar, pero si era de noche lo dejábamos en casa con los abuelitos y un biberón, no pasaba nada, cuando llegaba lo pegaba a mi pecho, lo amamantaba y no se interrumpía el proceso.

La lactancia no es esclavizante, pero si requiere de madres con tesón, mucho amor, ganas y constancia, necesita un compromiso con la vida y salud del bebé, y también requiere de madres un poco egoístas que piensen en que dormirán mejor si no tienen que levantarse a preparar un biberón, sino solo sacar el pecho y amamantar. Requiere a madres más prácticas, que piensen que para que llevar tantos implementos, fórmulas, tarritos, bibes, si tienes dos fuentes preciosas de alimento justo en tu pecho, y también requiere a madres un poco mas cómodas que piensen que si amamantan no tienen que estar lavando tanto trasto, y por supuesto madres ahorradoras, porque le darás alimentación de calidad a tu hijo sin gastar nada, la leche la produces tú.

Después de todo esto, ¿aún piensas que la lactancia es esclavizante?

La vero donna


Fuente: este post proviene de La Vera Donna, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Vuelta al cole, vuelta al blog

@laveradonna Después de un año tratando de reorganizar mi vida, he decidido volver a escribir en el blog, entre varias razones, como que comienzo a tener un poco mas de tiempo, me encanta plasmar aq ...

Recomendamos

Relacionado

general

LACTANCIA MATERNA: OBJETO DE POLÉMICA

¿Por qué una cosa tan bonita como el hecho de amamantar a un hijo genera tanta polémica en nuestra sociedad? ¿Por qué la gente es tan radical con el tema de la lactancia materna?. Trucos de mamás busca en vuestras opiniones la respuesta. ¿Os animaís?. Os invitamos a que nos conteís vuestra experiencia. También hemos recogido diferentes noticias sobre el tema publicadas en los medios de comunicació ...

bebés alimentación bebé ...

Lactancia Materna

Aprovechando que es la semana mundial de la lactancia materna, me gustaría dar mi opinión personal al respecto. En estos últimos años, básicamente desde que me quedé embarazada en 2013, he leído muchas cosas sobre la lactancia materna, y debo decir, que no todas me han gustado, o mejor dicho, no estoy de acuerdo con todo lo que se comenta. En mi caso, cuando tuve a mi hijo, la lactancia materna o ...

trucos acerca del embarazo lactancia ...

Pezones: prepararlos antes de la lactancia, mito o necesidad

En muchas ocasiones de acompañamiento post natal he podido encontrar problemas de lactancia en los que la madre está convencida de no poder amamantar por la forma de sus pezones. A las mujeres en embarazo se les recomienda prepararse los pezones dado por sentado el éxito de la lactancia. Debemos saber que las mujeres que no son madres o que no han tenido relaciones sexuales aun no tienen desarroll ...

general lactancia materna maternidad ...

Mi experiencia con la lactancia materna

Mis inicios con la lactancia materna no fueron un camino de rosas. Durante el embarazo leí algunos libros al respecto para informarme que me gustaron mucho... que felicidad sentía imaginándome dando el pecho a mi bebé cuando hubiera nacido, y lo veía algo tan natural que jamás pensé que fuera a tener tantos problemas para hacerlo. Os cuento como fue mi experiencia por si puede servir de ayuda. Pit ...

Bebés

Productos de la lactancia

Cojines de lactancia, sacaleches, pezoneras, biberones, tetinas, discos absorbentes entes, … y otros tantos productos de lactancia de los que las revistas hablan, las amigas recomiendan y como madre primeriza no sabes a qué atender, cuál es el mejor y … lo que es más importante ¿son necesarios todos? ¿Serán otro gasto inútil til? Hoy hablamos de ello en este post Productos de lactancia ...

Bebés Colaboraciones Lactancia Materna ...

Nuk Nature Sense, el biberón compatible con la lactancia materna

Nueve años de maternidad y tres hijos dan para muchas experiencias. Si una ha marcado mi maternidad es, sin duda, la lactancia materna, puesto que no solo es lo que he dado a mis tres hijos, sino que los nueve años que llevo siendo mamá son los que he estado dando el pecho casi de manera ininterrumpida. Nueve años de lactancia materna a mis tres hijos, se dice pronto. Nueve años en los que, con su ...

bebés lactancia materna lidia ...

Seis madres y media... ¡con mucho que contar! (# 3) La lactancia Materna

¡Bienvenidos a nuestro mundo! Porque no hay solo una forma de hacer las cosas, os vamos a demostrar que hay, por lo menos, seis y media. ¡Ese es nuestro lema! Esta semana vamos a hablar de la lactancia materna, un tema polémico donde los haya y que causa un brutal enfrentamiento entre las madres de esta sociedad. Por problemas logísticos, ¡esta semana solo seremos cinco! pero igual de fuertes y d ...

Mitos y realidades sobre la lactancia

Todas hemos escuchado mil y un consejos (y unas cuantas historias de terror) sobre la lactancia. Que si duele, que si salen grietas, que si no la puedes combinar con biberones… Esta información heredada en ocasiones puede provocar que tomemos decisiones diferentes a las que hubiéramos querido, por eso es importante desmitificar la lactancia, para que tu bebé y tú vivan esos primeros meses como sea ...

general blog embarazo ...

Ropa de lactancia y tiendas en línea (México)

Fíjense, que siendo ésta, la semana mundial de lactancia, me doy cuenta que no es tan común la ropa de lactancia, para el día a día. Lo cual es bastante triste, ya que si buscas lactancia, te saldrán prendas como esta (¡Plop!) : Y en realidad andamos buscando, ropa práctica, cómoda y linda para amamantar. Pues, el concepto de que haya una mujer y se “saque” un pecho para alimentar a su ...

Lactancia y alimentación Maternidad y Crianza bebe grande ...

La Lactancia: ¿tendré bastante leche? Capitulo 4

Ya conocemos cómo fue el embarazo para Sil mientras gestaba a su pequeño gran bebé, cómo fue el parto del pequeño Sansón, y cómo fueron las primeras horas en la maternidad para Sil. Hoy nos cuenta cómo ha sido su lactancia en estos primeros nueve meses.  La Lactancia: ¿Tendré bastante leche? Una enfermera antipática me puso el bebé en la teta a las 3 de la mañana. Y desde entonces ahí sigue. A dem ...