Superpapis de Corazón Idea guardada 2 veces
La valoración media de 11 personas es: Muy buena

La vida (no) sigue igual (2ª parte)

Como ya dije en el post anterior, cuando tienes un hijo la vida te da un vuelco, y cambian muchas cosas. Además de las que ya comenté, encontramos otras.
4 La pareja

Siguiendo el consejo que nos dieron varias personas, Superpapi y Supermami teníamos claro que no íbamos a descuidar la pareja.

Sin embargo, eso es más fácil de decir que de hacer. Durante los primeros meses lo veíamos tan chiquitín, tan frágil, que nos invadía la sensación de que lo estábamos abandonando si lo dejábamos con otra persona. De hecho, un par de veces que lo dejamos con su abuela para ir a hacer recados nos sentíamos súperextraños sin el peque, nos faltaba algo, y tardábamos el menor tiempo posible para volver pronto junto a él.
Por otra parte, a los dos nos sucede que en realidad, cualquier plan que hagamos, nos apetece compartirlo con el chiquitín. Si salimos a cenar, ¿por qué no va a venir con nosotros? Si planeamos una excursión o una escapada, o ir a ver las Fallas, ¿por qué se tendría que quedar en casa?
Si estamos deseando que sea más mayor para visitar castillos, parques temáticos y demás.

Así que, de momento, hemos ido posponiendo los planes de pareja para cuando sea un poquito más mayor…
5. La casa

Aunque Superpapi es bastante más ordenado que Supermami (yo soy un poquito caótica), cuando llega un bebé la casa se vuelve una auténtica leonera, y en nuestro caso más todavía, ya que el duendecillo se adelantó mes y medio y por tanto no nos dio tiempo a preparar del todo su llegada.

Por otra parte, yo me he vuelto algo más ordenada. Quizá tengo el síndrome del nido con retraso, ya que como ya he comentado no tuve la ocasión en su momento, y me paso el día ordenando su ropita y sus cositas (ya hablaré en otro post de su ropita). Aun así, la casa está siempre patas arriba. Y como le digo a Superpapi, “Esto no es nada, espera a que empiece a caminar y a esparcir sus juguetes por todas partes”.



6. El mundo de los niños

En tu cabeza ya no entra sólo tu hijo, sino que te solidarizas con todas las madres, te sientes MADRE/PADRE con mayúsculas, en el más amplio sentido de la palabra.

De hecho yo ya me sentía un poco así antes, debido a mi profesión, pero esta necesidad de proteger a todos los niños del mundo se ha disparado, desarrollándose a una escala muy superior.

Ya me lo dijo otra Supermami, que ella durante el embarazo no soportaba ver las noticias.

Bueno, a mí ya me ocurría algo parecido, se me ponían los pelos de punta al escuchar alguna atrocidad cometida sobre algún niño. Pero ahora es mucho más fuerte. Se me encoge el corazón, un quemazón atenaza mi garganta, y efectivamente entiendo que haya padres capaces de matar (por sus hijos, claro).

Sobre todo me pongo en la piel de esos Superpapis, porque ahora sí que comprendo ese sufrimiento en toda su extensión.
7. Tu cuerpo

Aunque hable de él en último lugar, es uno de los primeros cambios que experimentamos las Supermamis.

A pesar de que a mi no me cambió demasiado el cuerpo, sí he de reconocer que el aumento desbordante del tamaño de mis pechos con la subida de la leche fue algo inquietante.

Además, durante los primeros meses llegué a sentirme como un mero recipiente de leche para el bebé, su biberón particular.

Y aunque se supone que el cuerpo va recuperándose poco a poco, he de reconocer que estos cambios me obligaron a percatarme de que no siempre somos dueños de nuestro propio cuerpo, y éste puede jugarnos malas pasadas.

En cuanto a la dieta y el gimnasio…



Imagen: Pexels

La primera no es conveniente si estás amamantando, de hecho es justo al contrario, jamás en mi vida había comido tanto ni con tanta ansiedad.

Y en cuanto al segundo, ¿es que no hago ya bastante ejercicio meciendo al renacuajo y bailando con él en brazos por toda la casa habiendo dormido sólo 3 horas?

Pues eso.

¿Estás de acuerdo con estos cambios? ¿Añadirías alguno más? Cuéntanoslo, te escuchamos.

¡Feliz semana!

Fuente: este post proviene de Superpapis de Corazón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La vida es SUEÑO...

Dormir, dormir, dormir... Imagen: Pexels.com Eso es lo que deseamos la mayoría de padres primerizos (o de padres, en general ;)). En mi caso, es algo especial. Los que me conocen saben que siempre h ...

Gracias por elegirnos

Con mi bebé en brazos, pienso que es un milagro real tener una personita así en tus manos, bajo tu total y absoluta responsabilidad. Algunos piensan que es el alma quien elige a los padres, y no al re ...

Belly painting

Estando embarazada del Duendecillo, me hacía mucha ilusión algo que está súper de moda. Pintarme la barriga o lo que es lo mismo, el belly painting. No pudo ser. Entre la Amenaza de Parto, el reposo a ...

FELIZ NAVIDAD

Ya están aquí, un año más, las fiestas de Navidad. Y volvemos a esperarlas con mucha ilusión. El Duendecillo ya tiene 2 años y 4 meses, y se entera de todo. Pero además, este año también disfruta de l ...

Recomendamos

Relacionado

Otras cosas nuestras

Trece años después

13 años y unos meses y un hijo después, nos casamos. Con todo lo vivido en este tiempo y el vuelco que ha supuesto en nuestra relación tener un hijo, dentro de muy poco firmaremos un papel que sólo reafirma lo que somos, una familia desde hace ya muchos años. Nos casamos entre familiares, en un acto pequeño y sencillo y sin vestir de blanco, sólo de guapos. Y nos casamos dos, pero podríamos casarn ...

Actualidad Sexología Sólo para Mamás

Volver a la vida social después de ser madre

Tener un hijo es, sin lugar a dudas, uno de los mayores acontecimientos que pueda vivir un hombre y una mujer. Desde el inicio del embarazo hasta el parto, el 100% de los pensamientos están destinados a planificar y adecuar la llegada del bebe. Esto es algo común y natural, lo que no es posible controlar es de qué manera puede modificar la vida social de unos padres, es decir, cómo afecta al entor ...

Embarazo

Tener un bebé en un piso de una habitación

Tener un bebé en un piso de una habitación te hace plantearte muchas cosas. Primero, que el pequeño no tendrá habitación propia (aquí mi lógica aplastante) y normalmente cuando solo tenemos una habitación, significa que el piso es pequeño, así que nos olvidamos de poder incorporar alguna pared extra y dividir el comedor o la habitación. Nuestro pisito mide unos 40-45 m2, así que imagina que pequeñ ...

Así es ser padres: las fotos más divertidas de antes y después de tener hijos

Tener hijos es uno de esos factores en la vida que lo cambian todo.     Pero de acuerdo con estos padres y sus fotos, la diversión solo aumenta cuando la familia se hace más grande.     Mike Julianelle es el hombre detrás de esta recolección de momentos en su blog llamado "Dad and Buried".     Mike tiene dos hijos y las cosas realmente despegaron para él cuando subió fotos de “Antes y De ...

uncategorized familia pros y contras ...

Tener o no un segundo hijo

Siempre he tenido muy claro que yo quería tener un solo hijo, pero ahora que tenemos a la pulga y veo lo maravilloso que es, me viene a la cabeza si tener o no un segundo hijo. Tener o no un segundo hijo es un pensamiento que hace un tiempo me ronda por la cabeza pero no termino de tenerlo claro. Supongo que el ser hija única ha influido en mi pensamiento durante toda mi vida. Nunca me había plant ...

Bebés y mamás Educación aprendizaje ...

La suerte de tener pueblo

Tener un pueblo es una suerte. Es algo que intuía, que sabía porque me lo habían repetido mil veces desde pequeña, pero que ahora, al tener un hijo, se me ha descubierto como una gran verdad. Vivimos en un pueblo grande pegado a Pamplona, que tiene las ventajas de lo rural y de la ciudad. Pero además, por mi parte y por la de su padre, mi hijo tiene otros dos pueblos más para elegir: uno en la zon ...

Historias de Embarazo zFeatured amor a los hijos ...

Mi Bebé: cuando me enamoré de un hombre.

Paula me pidió ir a aquel restaurante italiano en donde le propuse matrimonio. Aquella solicitud, sin embargo, no llamó mucho mi atención, ya que igual visitábamos el lugar con cierta regularidad. Pero entendí el por qué había escogido precisamente ese sitio cuando puso sobre la mesa un par de escarpines amarillos… Por supuesto que hubo felicidad en mi corazón. Siempre había querido tener un hijo. ...

Dia a Dia

La amistad después de la maternidad

Nos empeñamos en creernos que somos los mismos, las mismas, igual que siempre pero no es así, yo no soy la misma de antes de ser madre, ni la misma de cuando tenia un solo hijo, ni la misma que cuando tenia dos, ni siquiera la misma de hace unos meses, las circunstancias, las responsabilidades y las decisiones nos cambian poco a poco, prácticamente sin darnos cuenta. Ayer una bloggera conocida rev ...

Temas y actividades de interés para la familia

La transición del cuarto de tu bebé

Una de las mayores ilusiones cuando sabemos que estamos esperando un bebé es comenzar a decorar su cuarto e imaginarnos qué le gustará, creando en él un ambiente cálido y acogedor. Luego de saber el sexo del bebé comenzamos a pensar en el color de su habitación, cómo será la iluminación, qué tipo de cuna comprar y los accesorios principales que utilizará él o ella junto a mamá y papá, compartiendo ...

Sin categoría

Después de un tiempo…

Dice una reflexión de Jorge Luis Borges que después de un tiempo aprendes muchas cosas. Ha sido una etapa dura. Muy dura. Tan dura que no escribí lo suficiente, pues mi promesa para este blog fue siempre escribir “para que te conviertas en tu mejor versión”. Mi mejor versión salió de vacaciones y no quiso regresar en un largo tiempo. Sin embargo, mi versión interior cambió. Y mi entorn ...