Con Mirula por el mundo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Maternidad 2.0

Últimamente, con esto de ser bloguera novata, me he estado metiendo en muchos sitios relacionados con el ser madre. Y noté cierta presión (en mí principalmente) en querer ser una “buena madre”.

Creo que antes, no había mucho cuestionamiento en esto de criar hijos de tal o cual manera. ¡Hasta me lo dijo mi propia madre! “Mariflor, es que antes no se hablaba de estas cosas.” Bueno, resulta (por suerte y gracias a la toma de partido de unas cuantas) que ahora sí y con ello viene el caudal de presiones del deber ser para las madres que además de ser nuevas en esto de la maternidad, también somos nuevas en esto de la maternidad consciente.

Y así nos vemos envueltas en un rollo inmenso de querer hacerlo todo. “¡Debo ponerlo todo en práctica! Si ella puede, ¿por qué yo no?” Y ahí es donde empezamos a cometer los primeros errores en esto de ser madres a consciencia.

Ahí se nos van metiendo ideas de otras madres y empezamos a odiar a las Princesas de Disney; queremos suplir la carne de vaca por mijo y quínoa, la leche de vaca por leche de almendras; queremos vender la televisión y dar de baja el cable; aborrecemos todo lo que tenga plástico, queremos comprar toda ropa hecha 100% con algodón sin tintas artificiales y somos especialistas en teorías Waldorf y Montessori. Voilà. Vamos camino a ser fundamentalistas de la maternidad consciente.

Y lo que menos hacemos es ser conscientes.

DSCN6758.jpg


La auto-crítica

Estoy de acuerdo con todo lo que escribí más arriba, es cierto. Quiénes ya hayan leído mi blog sabrán que vengo creciendo en este camino que implica un despertar en todo sentido y comencé ese camino gracias a Mirula y con ella. Mi hija es mi gran maestra.

También es cierto que a veces me veo envuelta en este frenesí de tomar todo lo que siento que es bueno para Mirula y termino un tanto frustrada. ¿Por qué me pasa esto? En primer lugar, porque no puedo tomar todo lo que leo o veo y trasladarlo así porque sí a mi vida. Porque no tengo el mismo entorno que tienen muchas de las mamás que leo, con las que incluso me escribo y hasta con las mamás que me rodeo.
Para que no pase esto me debo reconocer como ser único, con una historia única y por lo tanto, que vive la maternidad de una manera única.

Regularmente, la búsqueda de la tribu nos lleva a mirarnos en un espejo. Pero como en todo aspecto de la vida, uno debe elegir en qué espejo mirarse, ya que si es muy distante a la realidad de uno, no hará más que hacernos sentir mal al respecto.

Pongo un ejemplo más que claro. Yo no puedo querer hacer exactamente lo mismo que una mamá española, que tiene un gran compañero de marido, una profesión y una casa a orillas del mar. ¿Por qué? Porque vivo en Argentina, soy mamá soltera con un papá totalmente ausente, tengo yo sola mi casa y mi pequeña familia a cargo (recuerden que también vivimos con Abuela) y si bien tengo un trabajo relativamente bueno, no pude terminar mi carrera por estar al frente de todo e intentar hacerlo lo mejor que puedo.

He aquí el quid de la cuestión: uno lo hace lo mejor que puede.

Desde que soy mamá, intento darle la alimentación que considero más nutritiva a Mirula. Hay días en que llegamos cansadas de tanto viaje (tenemos dos horas hasta llegar a mi trabajo y a su jardín- sí, ¡dos horas!) y no tengo ganas de hacerle otra cosa que no sean fideitos con manteca y queso. Cuando no estamos tan agotadas y los días son más largos, preparamos algo rico juntas o sino, dejamos la comida en manos de Abuela y aprovechamos para pasar por la plaza antes de llegar a casa.

Por el mismo motivo, como tomamos colectivo, tren y subte para llegar hasta el Microcentro, no nos queda mucho tiempo en casa para dedicarle a la lectura tranquila, entonces, nos llevamos libros que leemos en el tren (donde hacemos el trayecto más largo) y además, a veces, hasta tenemos público ocasional que nos escucha atento.

En casa, los días de semana no nos dan más que para un buen baño y algún rato de juego. A veces, dibujamos, a veces hacemos alguna artesanía o a veces ponemos algunos videos que nos gustan mucho. Aquí aparece uno de los tantos debates de las mamás: tele/compu, ¿sí o no?
Mi postura al respecto es clara: todo exceso es malo. No enchufo a Mirula para hacer otra cosa. Ha recibido una tablet en Navidad que casi no usa (entre otros bellos regalos que sí) y no ve cosas en la computadora todos los días. Ahora, ya se ha acostumbrado a dormirse sin la luz de la tele (que era para una de las pocas cosas  que se prendía) y prefiere la luz de mi lámpara de sal.

En la computadora, la acompaño y ayudo a elegir qué mirar. Como ya mencioné en otra ocasión acá, somos fanas de varios grupos de música para niños que además de tener buena música, generan contenido audiovisual de calidad. Nos divertimos bailando juntas o aprendiendo juegos de rimas y ritmos con ellos. Cuando aparece algo que no es para pequeños de su edad o que es poco interesante simplemente se lo digo y ella me pregunta si puede ver otra cosa.

El celular casi ni lo uso yo, así que ella, menos. Como es casi rústico, sólo lo uso para comunicarme con Abuela cuando estoy en el trabajo y enviar algunos mensajes a los amigos y amigas que están lejos.

Con respecto a los juguetes, sí empecé a hacer un cambio rotundo. Y aprendí a observar ese aspecto de lo que debe tener el buen juguete.
Si uno va a una juguetería en los días previos a la Navidad y observa, verá que la gente en general lleva por llevar, cosas que el vendedor, vende por vender. Juguetes Ni-Ni. Ni divertidos, ni didácticos, ni llamativos, ni nada.
Con Mirula, estamos haciendo de a poco un cambio de juguetes viejos, regalados y comprados, por otros más lindos. A Buenos Aires todavía no llegó el bello arcoíris gigante de madera de Grimms (que sí, se me cae la baba por comprárselo a Mirula) pero bueno, hacemos lo que podemos y compramos algunos otros que tengan las características de un buen juguete. Para ello les comparto un artículo de Aguamarina, de De mi casa al mundo, donde habla de ello aquí.

Los fines de semana nos dedicamos a pasear y a hacer cosas. Algunas las compartimos en este blog y otras nos las atesoramos. Aunque Mirula siempre se acuerda y saca fotos para “Con Mirula por el mundo”. Ella sabe que forma parte de la blogsfera y saca fotos para compartir con nuestros lectores. Tal vez deba subir algunas a nuestro álbum.

100_1889.jpg


En fin, escribí todo esto para llegar a la misma conclusión de más arriba: ser mamá consciente es tratar de hacer lo mejor posible con todo lo que hago. Es reconocerme humana y a veces también cansada.
Cuando no tengo energías para jugar, le propongo una opción a Mirula: cocinemos juntas, por ejemplo. Ella sabe que habrá un momento para jugar, pintar mandalas en hojas o paredes, disfrazarse o armar rompecabezas.
Ser mamá consciente es reconocerme atenta a mi hija y a nuestro entorno. Es reconocerme autocrítica cuando quiero hacer cosas que no puedo, revisar los motivos y escribir una entrada en blog al respecto. ;)

Me alegra formar parte del mundo blogueril de madres 2.0.

¡Gracias por estar! :)

Las/os abrazo.

Mariflor


Fuente: este post proviene de Con Mirula por el mundo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Título

Cada vez que alguien conoce sobre nuestra historia, me pide que escriba sobre ella. A veces escribir al respecto me ha salvado la vida, los días, las horas. Acumulé un par de blogs (éste incluido), mu ...

El regreso

Hola… ¿Hay alguien por ahí? No es fácil reaparecer luego de dos años de ausencia bloguera. Digo no es fácil porque sinceramente estuve alejada del sano vicio de la escritura, al menos de manera tan ex ...

Más amor a nuestra biblioteca

Mucho pero MUCHO tiempo ha pasado de mi último post. Creo que hay una onda expansiva, cuasimágica que nos está alejando un poco de las redes 2.0 y acercando más hacia adentro. Vamos en la búsqueda del ...

Miércoles Mudo #MM

En el último Círculo de Mujeres (ya contaré más) que fui, hicimos un collage con una foto. A Mirula le gustó tanto que hizo el propio y me lo regaló. Me encantó y lo puse en la puerta de nuestro placa ...

Recomendamos

Relacionado

crianza maternidad niños ...

La maternidad 2.0

Muchas veces me he lamentado aquí de no descubrir antes el mundo de la maternidad 2.0 para vivir la mía de una manera diferente. Estoy segura de que hubiera aguantado más el embarazo y no hubiera permitido que me provocaran el parto. Hubiera porteado con mi muñeca, que era buena hasta decir basta. Hubiera ido a yoga o pilates para embarazadas y desde los 6 meses habríamos hecho matronatación. Casi ...

Maternity balance celos ...

Balance de cuatro meses de doble maternidad

Por fin consigo sentarme un rato a escribir más sobre cómo es esto de ser madre en Alemania. Y es que no sé si no me organizo lo suficientemente bien o que, pero puedo prometer y prometo que ¡la vida no me da para más! La semana pasada mis Minis tuvieron cumplemes. Mini C diecinueve meses ya y vamos directos a los terribles dos años. (¡Esto promete!). Y Mini A un cuarto de año. Cuatro meses de dob ...

Mamma mía 100 años de soledad Carrie ...

Libros y maternidad

En casa si hay algo que falta es plata y espacio,  y lo que sobran son libros. Desde muy chica leo, leo y leo como si no hubiera un mañana. No es exagerado decir que muchas veces en mi tierna juventud, o no tanto, mejor dicho antes de ser mamá me he gastado aguinaldos enteros en libros. Claro después vienen los peques y ya esos lujos desaparecen. Igual una se las rebusca, por ejemplo es ley que  p ...

ocio y actividades embarazo información ...

La maternidad en los libros

Que existen mil y un libros de divulgación sobre el embarazo, el parto y la maternidad, es algo evidente y que además ayuda poderosamente a las madres de todas las edades. ‘'Ser madre no es fácil''. Es algo que escuchamos toda la vida y que, dicen, que no llegamos a creernos del todo hasta que nos ocurre, en propias carnes, ¡y nunca mejor dicho! Hay libros de narrativa que intercalan las e ...

ahogarse bebe comprender ...

Mi Maternidad

La maternidad , es un sentimiento de otro mundo, es un cambio total de tu vida cuando decides tener hijos. El día a día criando un bebe recién nacido es demandante y llega hasta estresar y si no tienes apoyo por parte de la familia te podrías hasta deprimir ,eso es mi opinión con la vivencia que tuve y saque mis conclusiones, ser madre es difícil ,nadie nace sabiendo , talvez pensamos que tener un ...

crianza MATERNIDAD

¿Cómo conocí la maternidad?

En estas que un día estaba yo charlando tranquilamente con mi marido, que habiamos quedado con una pareja que acababan de tener un bebé, que la chica tenia ganas del mundo 2.0 y tal y cual, y de repente me veo 4 meses después dandome cuenta que me lleva la delantera en esto de los Retos Instagram y es que la chica lo vale! Pues nada, que me ha "nominado" a contestar 22 preguntas sobre m ...

familia salud

Maternidad y Lactancia. ¿Cuáles son sus beneficios?

Desde que elegimos ser madre, debemos tener presente que esta tarea no es para abandonarla en la mitad del camino, es una tarea para toda la vida. Ser madre es ser la guía y protección de nuestros hijos en todas sus etapas de crecimiento. ¿Qué es la maternidad? La maternidad es el instinto que desarrolla una mujer por el hecho biológico de ser madre. Este instinto puede surgir mucho antes de que ...

embarazo madres trabajadoras maternidad actualmente ...

Maternidad invisible: ¿qué opinas?

¿Alguna vez te has sentido fuera de lugar, o como un bicho raro, por el simple hecho de ser madre? Seguramente, el título de este post os sorprenda a más de una. En una sociedad donde la mujer ha alcanzado cuotas de poder y relevancia social, antes inimaginables, ahora cabe destacar una pregunta que cada vez más madres en el mundo se hacen: ¿Acepta la sociedad de hoy en día a las madres? Algo tan ...

Mis noches de sueño y mi maternidad!!!!!

El día que decidí ser MADRE, cambiar esos día de dulce sueño por dulces ojeras! #Yqueojeras La idea de ser madres para muchas hoy en día es algo que solemos aplazar cada día más, cada día tenemos nuevos planes, nuevas metas, nuevos objetivos, nuevos proyectos, que simplemente la Maternidad la vemos tan lejana. Pues esto pensaba yo!!! #UnSueñoVerdad? fue mi realidad amaba mi trabajo, mi tranqui ...