Con Mirula por el mundo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El regreso

Hola… ¿Hay alguien por ahí?

No es fácil reaparecer luego de dos años de ausencia bloguera. Digo no es fácil porque sinceramente estuve alejada del sano vicio de la escritura, al menos de manera tan explayada.

Casi dos años, sí. Todo empezó con unas vacaciones con sabor a la posibilidad de establecernos en otro lado. Y así fue. Estados Unidos fue nuestro refugio en todo este tiempo. Particularmente la ciudad de Hampton Bays, Long Island, en el estado de Nueva York.

Sí, con Mirula jugamos a ser neoyorkers por dos años y volvimos. Nos multiplicamos, nos fuimos dos, regresamos cuatro pero esa es una historia que contaremos más adelante.

Digo que no es sencillo reaparecer porque me encontré con que varias compañeras blogueras ya no están y me entristeció un poco. También me alegré por las que crecieron a pasos agigantados, que de una u otra forma fui siguiendo por las redes sociales, como Silvi de POKAPE, la bella Beatriz Millán, Bea de Tigriteando o Aguamarina de De mi casa al mundo.

¿Cómo estamos?

Acomodándonos. Hace dos años que venimos en proceso de deconstrucción y construcción muy rápido. Fueron muchos los cambios y muy poco el tiempo.

Después de estar todo ese tiempo fuera de nuestra zona de confort, volver a la Argentina no fue tan sencillo. Sobre todo no sólo porque no regresamos al mismo lugar de donde nos fuimos, sino porque no regresamos siendo las mismas nosotras.

Mirula ya tiene 7 años.

Uf. ¡Cómo pasa el tiempo!

13575783_1157005971028258_5341479625681474552_o.jpg


El viaje

Decidimos irnos a Nueva York porque yo tengo un primo que vive ahí y en la primera visita que hicimos a ese país, quedé encantada con la supuesta vida dentro del American Dream. Lo que no tuve en cuenta es que como bien lo dice su nombre, no es más que un sueño. Pequeño detalle del que seguiré hablando en los siguientes posteos.

Luego de luchar durante varios años siendo mamá soltera y con una situación laboral insegura y en el país en general medio en picada, decidí tomarme unas “vacaciones” que servirían para ver el panorama desde el otro lado del continente.

No fue fácil. Tenía que meter toda nuestra vida en dos valijas, dejar atrás mi familia, mis amigos y todo lo que conocía Mirula hasta ese momento. Teníamos a mi mamá recuperándose de un accidente que la había dejado en silla de ruedas y sentía que la estaba abandonando en algún punto. Pero por otro lado, necesitaba despegar. Un cambio radical que nos cambiara la vida.
Y así fue.

Las despedidas no fueron sencillas. Lo bueno de haber vuelto es que no sé cómo perdí todo registro fotográfico de esos días en Buenos Aires. O sí sé, pero eso es otra historia…

Nos acompañó mi amiga hermana Faby y en un vuelo sin escalas, Mirula y yo nos embarcamos a una experiencia que nos cambió para siempre.

Los primeros meses que estuvimos allá transcurrieron entre todo el cuidado y cariño de mi primo y llevarme muy mal con su esposa por lo que nos tuvimos que ir de la casa donde nos alojábamos. Pero la vida te pone a las personas justas en el momento justo y ahí conocimos gente increíble que nos cuidó y se brindó con nosotras. A esa gente, un eterno GRACIAS me queda corto. Ya les contaré mejor sobre cada personaje que fuimos conociendo y se reconocerán ellos en mis palabras.

Lo único que puedo decir es que los primeros meses fueron movidos, de muchas mudanzas y crecimos a pasos agigantados, ambas. Mirula me guió el camino y siguió siendo mi gran maestra como siempre. Sin saber hablar bien en inglés, esa pequeña de entonces apenas cinco años, suspiró y entró en el Kínder como si siempre hubiese vivido allí. Lo recuerdo y se me pone la piel de gallina.

Lo demás fue ir llenándonos de anécdotas y de conocer gente bella como Gus y Laura, y Sandra y Camila que nos iluminaron nuestros días allá. Y el momento más importante, el pedido de Mirula a la distancia de buscar a su papá.

Todo lo que vino después supera a la ficción.

Desde que nació Mirula siento que vengo creciendo con ella y aprendiendo todo el tiempo. El nacimiento de mi primera hija me dio ganas de ser mejor persona y es en lo que vengo trabajando día a día. He tenido y tengo unos compañeros y compañeras de lujo en el camino. Agradezco por mis amigos y amigas que siempre estuvieron y están ahí para nosotras. Y en este gran paso que dimos no fueron la excepción.

Gracias a la vida por tanto.

Seguiré escribiendo y contando sobre nuestro viaje y el regreso a Argentina en los próximos días.

Qué bien me hace reencontrarme acá.

¡Hasta lueguito!

Fuente: este post proviene de Con Mirula por el mundo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Título

Cada vez que alguien conoce sobre nuestra historia, me pide que escriba sobre ella. A veces escribir al respecto me ha salvado la vida, los días, las horas. Acumulé un par de blogs (éste incluido), mu ...

El regreso

Hola… ¿Hay alguien por ahí? No es fácil reaparecer luego de dos años de ausencia bloguera. Digo no es fácil porque sinceramente estuve alejada del sano vicio de la escritura, al menos de manera tan ex ...

Más amor a nuestra biblioteca

Mucho pero MUCHO tiempo ha pasado de mi último post. Creo que hay una onda expansiva, cuasimágica que nos está alejando un poco de las redes 2.0 y acercando más hacia adentro. Vamos en la búsqueda del ...

Miércoles Mudo #MM

En el último Círculo de Mujeres (ya contaré más) que fui, hicimos un collage con una foto. A Mirula le gustó tanto que hizo el propio y me lo regaló. Me encantó y lo puse en la puerta de nuestro placa ...

Recomendamos

Relacionado

Libros #Cuentosxelmundo Frida ...

#CuentosxelMundo

En los días que corren, llenos de tecnología que nos comunica, nos acerca y a veces hasta nos incomunica, que tu hija de 4 años reciba un libro por correo es algo mágico. A pesar de que ella no sepa bien que antes era uno de los únicos medios para comunicarse de lugar a lugar, percibe el momento con una felicidad plena como si en ese instante estuviera recuperando años de historia en un segundo. E ...

Crianza maternidad consciente mamá primeriza ...

Maternidad 2.0

Últimamente, con esto de ser bloguera novata, me he estado metiendo en muchos sitios relacionados con el ser madre. Y noté cierta presión (en mí principalmente) en querer ser una “buena madre”. Creo que antes, no había mucho cuestionamiento en esto de criar hijos de tal o cual manera. ¡Hasta me lo dijo mi propia madre! “Mariflor, es que antes no se hablaba de estas cosas.” Bueno, resulta (por suer ...

Crianza Crecimiento Escuela ...

Mirula comienza pre-escolar

Hace una semana que Mirula terminó el Jardín Maternal y a mí me ha llevado (más de) una semana poder hablar de ello. Reconozco que para ella es duro, porque su rutina deberá cambiar y ya no verá a sus amigos de hace dos años todos los días, ni a sus seños, ni todo el entorno en el que estaba acompañada en La Casita del Sol. Pero a quién más le está costando el cambio es a mí. Me cuesta escribir es ...

DIY craft

DIY: rollitos de papel

A veces, con Mirula, nos levantamos inspiradas y, si todos los astros quieren, con tiempo para hacer nuestros proyectos creativos. Hay días en los que no tenemos todo ese tiempo pero nos lo inventamos. Aminoramos la marcha, preparamos la comida un poco más tarde y, aunque eso saque de sus estructuras a Abuela (ya lo conté en la presentación), nos hacemos un lugar para cumplir con nuestro plan. Est ...

Crianza Familia Monomarental maternidad consciente ...

Familia monomarental

Ya pasé de varios miércoles mudos a semanas muda. Es que el comienzo de año se me ha presentado como movido pero en lugar de meterme para adentro, me he empezado a mover para buscarle la vuelta. Eso implica menos tiempo para escribir pero bueno, me ordené y estoy resolviendo lo que más apremia. Abuela todavía no está caminando y no sabemos cuánto más le llevará recuperarse del todo. Dos años ya es ...

2017 Crianza maternidad consciente ...

Título

Cada vez que alguien conoce sobre nuestra historia, me pide que escriba sobre ella. A veces escribir al respecto me ha salvado la vida, los días, las horas. Acumulé un par de blogs (éste incluido), muchos textos que no salieron a la luz y hasta un ya extinto fotolog relacionados a esta Gran Historia de Amor. Con los años fui aprendiendo que para amar fuerte hay que saber perdonar y ésta, sin dudas ...

Uncategorized premios

¡Habemus nuevo premio!

Hoy es un día muy feliz. Primero, a la mañana he brindado taller de fieltro y compartido la mañana con los amiguitos/as del jardín de Mirula, y con sus seños y vicedirectora también. No puedo explicar qué parte me gustó más. Si fueron sus caritas de atención, si sus trabajos, si el regalito que me dieron (una bella kokedama), la carita de felicidad de Mirula o el abrazo grupal antes de irme. Soy d ...

Viajes Cataratas del Iguazú viajes ...

Hola, Misiones

Me acabo de dar cuenta de que estuve sin contar nada durante todo Octubre. Muy mal. Pero debo confesarles que las vacaciones siempre me llevan para ese lado: el refugio interior, el diálogo conmigo misma. Sí, nos fuimos a descansar unos días con Mirula luego de dos largos años desde nuestras vacaciones anteriores. ¿Adivinan el destino? Sí, lo logramos. Estuvimos en Misiones. A partir de la venta d ...

Uncategorized

9 canciones para cantar, jugar y bailar

La vida sin música no es vida. Cuando estamos enojados, hay una canción que describe exactamente cómo nos sentimos. Cuando nos enamoramos, también. Existen canciones para bailar y canciones para llorar. Nuestra vida va acompañada de música todo el tiempo y si aprendemos a escuchar, hay música también en todos lados: en el andar de un tren, el silbido de una pava, en los latidos del corazón. Si cua ...

Libros Claudiña Frida ...

Habemus libros nuevos

Esta entrada será breve pero feliz. Hace unas semanas atrás, me anoté para participar de un Intercambio Internacional de Libros Infantiles. Todo empezó con un estado de Facebook de una amiga de mi Jardín de Infantes donde explicaba que si uno formaba parte de este intercambio, los niños de la casa podrían recibir hasta treinta y seis libros de todas partes. La idea es compartirlo y sumar a seis pe ...