La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mi bebé no quiere mamar, ¿Crisis o huelga de lactancia?

Es muy frecuente que, teniendo una lactancia exitosa, en algún momento tu bebé no quiere mamar. Y cuando pasa, las dudas e inseguridades afloran, inevitablemente. Porque todo lo que sale de lo normal activa tus alarmas, y porque la salud y la vida de tu bebé es tu mayor preocupación. Soy mamá de tres hijos a los que he tenido la suerte, si se puede decir así, de dar el pecho de manera prolongada. Al menos, más de los 6 meses de lo “socialmente aceptable”. Fueron 20 meses de lactancia con mi mayor, 4 años con mi mediana, 25 meses los que llevo con mi bebé. En total, llevo prácticamente 9 años dando teta de manera casi ininterrumpida. Y con ellos muchas experiencias y muchas dificultades salvadas, que me dan una perspectiva bastante amplia en esto de la lactancia materna. Desde que me convertí en madre he ido plasmando mi experiencia con la lactancia materna en este blog, por si ésta podía servir de ayuda a otras mamás en mi situación o futuras madres que pretenden dar el pecho a su bebé. Y debe ser por eso por lo que, sin ser asesora de lactancia, recibo muchas consultas a través de email con dudas sobre la lactancia materna en general o aspectos en concretos. Dudas en las que intento ayudar desde mi propia experiencia personal pero siempre dejando claro que solo puedo aportar eso, mi experiencia. Y que siempre será mejor que, ante un problema, un profesional especializada – asesora de lactancia, matrona por ejemplo- le pueda ver personalmente. Mis nueve años-¡que se dice pronto!- de lactancia materna parece que dan confianza a todas esas madres que se acercan a mi. Agradezco esa confianza depositada en mi pero reconozco que me suponen un grado de responsabilidad enorme. Porque mi experiencia no es ley y puede que lo que me haya pasado a mi, o me haya resultado útil y positivo, no lo sea igualmente para otras madres solo por el hecho de que a mi me haya funcionado. Porque cada mujer somos única, y cada bebé, irrepetible. Aún así hay situaciones que suelen tener un denominador común y que, descartados problemas subyacentes, suelen tener la misma resolución. ¿Por qué mi bebé no quiere mamar? Uno de las dudas que más recibo es sobre las crisis y las huelgas de lactancia. Conceptos que difieren en sí pero que se tienen a confundir por sus similitudes. Tanto en las crisis como en las huelgas de lactancia hay un denominador común: el bebé no quiere mamar, no como lo hacía hasta ese momento. Pero ¿cómo diferenciamos una crisis de una huelga de lactancia?. En realidad es más sencillo de lo que parece. Si partimos de la base de los conceptos “crisis” y “huelga”, siendo razonables, la huelga apela a algo que implica voluntad. Es decir, la huelga se hace. La crisis, sin embargo, viene, quieras o no. Trasladamos ambos conceptos a la lactancia y al bebé y podemos sacar una primera conclusión. La crisis de lactancia se produce por algún motivo ajeno a la voluntad del bebé, mientras que en la huelga de lactancia es el bebé el que no quiere mamar. Crisis de lactancia, cómo identificarlas Las crisis de lactancia suelen darse en unos períodos de tiempo muy determinados – aunque no exactos – y por unas causas muy concretas. En realidad la causa sería una, el pico de crecimiento del bebé en el que aumentan sus necesidades alimenticias para las cuales el pecho necesita un tiempo de adaptación hasta producir según los nuevos requerimientos del bebé. Es decir, el bebé se encuentra en un momento en el que pega un estirón. necesita más leche de la que el pecho producía hasta entonces, y el pecho la acabará produciendo, pero necesita unos días para generar la cantidad de leche necesaria para el bebé. Por ello el bebé se irrita, se pelea con el pecho, lo agarra y lo suelta, como si no quisiera mamar. En realidad quiere pero no sale toda la leche que demanda. Las crisis suelen darse principalmente a las dos semanas de vida, al mes, mes y medio y tres meses. No son fechas exactas sino más bien una referencia aproximada para asociar los síntomas e identificar los síntomas de una posible crisis con mayor acierto. Suelen coincidir con estos tiempos porque es cuando se producen picos de crecimiento del bebé. En realidad, llamarlo crisis podría ser poco acertado por el valor negativo del concepto, y se le podría denominar de manera generalizada período o brote  de crecimiento – que es como realmente te lo explicará una experta en lactancia -, y se evitaría poner en duda la marcha de la lactancia, puesto que al palabra crisis da a entender que es un problema de la lactancia en sí y en realidad es algo normal del bebé con respecto a la lactancia. El bebé puede mostrarse nervioso, rechazar el pecho, engancharse y dar tirones, patalear, estirar la espalda, demandar cada menos tiempo, o bien pasarse más tiempo del habitual al pecho, alargando las tomas. Todos estos “síntomas” son normales e indican que el bebé está demandando más pecho para favorecer el aumento de la producción. En ningún caso deben interpretarse estas señales como que  “se ha ido la leche”, puesto que mientras el bebé estimule el pecho y mame efectivamente, siempre habrá leche. Solo hay que tener en cuenta que las necesidades nutricionales del bebé cambian a medida que crece, que el pecho necesita trabajar para adaptarse a esas nuevas necesidades y que en cuestión de días la lactancia volverá a la normalidad. La crisis de los tres meses suele ser más confusa porque el bebé se encuentra en un pico de crecimiento físico y madurativo. Me detengo un poco más en ella porque es la más complicada y la que incide en una mayor tasa de abandono de la lactancia materna. A esas alturas, la lactancia ya está establecida y el bebé es un experto en el […]

La entrada se publicó primero en La aventura de mi embarazo.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Lactancia Materna

Recomendamos

Relacionado

Sin categoría

Mi bebé no quiere mamar, ¿Crisis o huelga de lactancia?

Soy mamá de tres hijos a los que he tenido la suerte, si se puede decir así, de dar el pecho de manera prolongada. Al menos, más de los 6 meses de lo “socialmente aceptable”. Fueron 20 meses de lactancia con mi mayor, 4 años con mi mediana, 25 meses los que llevo con mi bebé. En total, llevo prácticamente 9 años dando teta de manera casi ininterrumpida. Y con ellos muchas experiencias ...

inicio Lactancia lactancia ...

Cuando tu bebé solo mama tumbado o adormilado: nuestra experiencia

Cuando Ollie dejó de mamar en cualquier sitio y a cualquier hora, no le di mayor importancia y pensé que sería algo puntual. Ya estaba acostumbrada a los altibajos de nuestra lactancia, así que pensé que como todo, esto también acabaría. Sin embargo, van pasando las semanas y los meses y su necesidad de tomar el pecho tumbado y medio dormido no ha cambiado. Cuando estamos en casa no hay problema, ...

bebés a comer el cuidado de los niños ...

Lactancia Materna a Demanda

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la lactancia materna es la forma natural y más saludable de alimentar a los bebés. Hasta ahí estamos de acuerdo,  la naturaleza es sabia. Pero ¿por qué surgen tantas dudas, interrogantes y problemas para poder llevarlo a cabo satisfactoriamente en algunos casos? Vamos a reflexionar sobre ello, ¿tú qué opinas? Hola supermamis! Hoy he decidido que me v ...

general blog lactancia

Mi bebé rechaza mi pecho! Será que esta en huelga de lactancia?

Son muchos los casos que me buscan con preocupación para consultar que por que el bebé se esta destetando tan pronto, con genuina preocupación y convicción del real destete mamás inmensamente preocupadas buscan solución al aparente destete, y una gran cantidad de ellas aceptan el "destete" voluntario sin siquiera saber que muchos de estos casos resultan que son producto de una huelga de ...

lactancia maternity crisis de crecimiento ...

Lactancia materna (segunda parte)

El viernes pasado te contaba todo lo que he aprendido sobre la lactancia materna en estos quince meses intensivos de maternidad que llevo. Como ya te adelanté, hoy continúo con la segunda parte. Lactancia materna (segunda parte) ¿Con cuánta frecuencia debe mamar? Cuanto más frecuentemente mame, más leche tendrás. Cuanto más espaciadas sean las tomas, menos leche te subirá. Se trata de dar el pecho ...

lactancia materna dar de mamar posturas lactancia ...

¿Sabes cuál es la mejor forma de dar de mamar?

Muchas veces hemos hablado sobre cuál es la mejor forma de alimentar a nuestros hijos. Si es mejor elegir la lactancia materna o si nos decantamos por la leche artificial, pero no solemos hablar del proceso de amamantamiento en sí: cuándo debemos empezar, cómo debemos dar de mamar... Amamantar a nuestros hijos es un acto muy natural y por ello casi siempre c ...

Lactancia alimentacion mi experiencia

Lo mejor de la lactancia prolongada.

Elegir lo mejor de la lactancia prolongada es imposible porqué incluye tantas cosas bonitas… sensaciones, sentimientos, todos los sentidos, pensamientos, dinámicas… todo único. Formamos un solo ser en ese momento, ella y yo. Dar el pecho es un regalo, ver mamar a tu hijo es un lujo. En este post he escrito a pelo lo que me ha salido del corazón. Seguramente hay otras cosas preciosas qu ...

Lactancia materna Aumentar leche materna Blog de lactancia ...

Estoy muy triste, mi bebé ya no quiere pecho y prefiere el biberón

He recibido este mensaje que me ha removido mucho. Me ha recordado mis inicios con la lactancia, y me ha llamado a escribir un mensaje de esperanza para muchas madres que vivimos algo así. Por suerte superé 15 días en los que mi hijo mayor lloraba cada vez que lo ponía al pecho, y ahora llevo 6 años de lactancia entre mis 2 hijos que me han enriquecido como persona y llenado como madre. Quiero dec ...

Problemas al amamantar alergia amamantar ...

Lactancia diferida, suplemento de leche materna

Algunos bebés no pueden mamar directamente del pecho por motivos hospitalarios o quizás es necesario dar un suplemento por escaso aumento de peso. En estos casos habría que practicar la lactancia diferida, dar suplemento de leche materna que previamente habremos extraído. Existen muchos métodos de suplementación: sonda, relactador, biberón, biberón-cuchara, cuchara, jeringa, dedo-jeringa, vaso nor ...