Una mamá del montón Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mi parto. Antecedentes.



Cuando me quedé embarazada de Telma no sabía muy bien como imaginarme mi parto. Supongo que condicionada por mi experiencia anterior, me lo imaginaba similar al de Olivia aunque sabía que todo podía acabar siendo muy diferente, y así fue, nada que ver. (Os dejo el link con el primer post del parto de Olivia por si queréis echarle un vistazo)

En la ecografía morfológica del tercer trimestre, allá por la semana 32 el aviso fue muy claro. El bebé que venía en camino era grandote y de llegar a la semana 40, podría superar los 4 kilos. Ese fue el punto de inicio para tomar algunas decisiones con respecto a mi parto.

En las semanas posteriores mi ginecóloga fue controlando el peso del bebé hasta que llegó el planteamiento de una posible inducción para reducir los riesgos derivados de dar a luz un bebé, que seguía superando con creces el tamaño que teóricamente le correspondía por semanas de embarazo.

En la semana 36 y según las mediciones ecográficas, Telma había alcanzado los 3,200 Kg y la posibilidad de una inducción se hacía cada vez más fuerte. En la semana 37 llegó el primer tacto, y con una dilatación de 3 centímetros la posibilidad de que el parto estuviese próximo se hacía más que probable. Mi ginecóloga me aviso de que con esa dilatación, si hubiese ido por urgencias me hubiesen dejado ingresada y hubiesen actuado como si mi trabajo de parto hubiese comenzado. No obstante, preferimos darle tiempo y nos fuimos a casa a la espera de un inminente parto.

Pero los días pasaban, Telma seguía creciendo y el parto no llegaba. Así que en la semana 38 y tras nuestra consulta con la ginecóloga decidimos programar una inducción para el miércoles 10 de Abril. En caso de no ponerme antes de parto daría a luz en mi semana 39+1 mediante un parto inducido.

El día anterior a nuestra fecha de inducción tuvimos consulta de nuevo, el ecógrafo indicaba que Telma pesaba 3,780 Kg. Nuestra doctora nos comentó a cerca de una posible sobreestimación del aparato, así que pensamos que el bebé podría rondar los 3,500 kg y me pareció un peso muy normalito como para tener que realizar una inducción, aún así por otros motivos como el tema de la heparina y la posibilidad o no de poder administrar la epidural, además de todo lo logísticamente organizado, decimos seguir con lo planeado, ¡Y menos mal!.

He de confesaros que el tema de la inducción no me hacía demasiada gracia. Mi idea de un parto “dramático” con rotura de aguas en medio del supermercado o algo similar desaparecía por completo, y me imaginaba un parto automatizado que me hacía sentir un poco “anulada”. Quería sentir las primeras contracciones como había pasado en el de Olivia, quería que mi segundo, y último parto, fuese especial y aquella inducción creía que me alejaba de “mi parto ideal”. Me visualizaba tumbada en una cama enchufada a un gotero y con cara de “apio” esperando a que pasase el tiempo.

Como de costumbre me equivoque por completo y viví un parto mucho más “brutal” de lo que jamás hubiese podido imaginar. BRUTAL.

Fuente: este post proviene de Una mamá del montón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Simplificar para sobrevivir

Nosotros siempre hemos enfocado la vida de una manera “básica” sin complicaciones ni artificios, dejando fluir los acontecimientos, y la experiencia de cuidado y crianza de Olivia siguió la misma líne ...

Telma cumple su segundo mes

¡Qué mal llevo los post sobre los meses cumplidos de Telma! Me encanta tenerlos porque con el paso del tiempo olvidamos muchos detalles y momentos. Por eso, para recordar cada detalle de su crecimient ...

Recomendamos

Relacionado

Maternidad bebé embarazo ...

Mi parto – Segunda parte

Como te explicaba la semana pasada en la primera parte de mi parto, este fue totalmente por sorpresa. Me quedé en el momento en el que Manu decidió irse a dormir ya que yo no hacía caso y así no se me iba a pasar el dolor. ¿Qué no hacía caso? ¡Si estaba de parto!  A todo esto, serían ya las ocho de la mañana. Aguanté un par de horas más y a las diez le dije a Manu que no aguantaba más. Que no sé s ...

general otros

Me parto con mi parto

Voy a contar mi parto por si puede servir a alguna embarazada para hacerse una idea, aunque cada parto es diferente. Rompí aguas a las 7.40 de la mañana, había pasado muy mala noche con los ardores y sentí como que se me salía el pis, fui al baño y vi un flujo trasparente y viscoso con alguna traza verde en mis braguitas, acto seguido tuve mi primera contracción, un dolor fuerte como de regla, a l ...

EMBARAZO MATERNIDAD VIDA ...

Mi parto (II)

Mi ginecóloga y la matrona cogieron la cama, una por delante y otra por detrás y me llevaron al paritorio. En alguno momento perdí de vista a Sergio pero si escuché que alguien le decía que se pusiese la ropa necesaria para entrar al paritorio (gorro, protecciones de los zapatos, etc.). Yo solo quería que apareciese. Tenía la sensación de que iba a parir en ese mismo segundo y que él no iba a esta ...

Artículos

MI PARTO PÚBLICO

Casi 3 años después de tener a Doña Cuchufleta (si quieres saber cómo fue el parto, pincha aquí) me quedé embarazada de la Pitufa y esta vez no tenía seguro privado pues, como ya os conté en esta entrada, no fue un embarazo planificado. Para compensar el no tener el mismo seguimiento que tuvimos en el embarazo de doña Cuchufleta, me realicé dos ecografias 4D y además tuve dos ecografias extra en ...

EMBARAZO MATERNIDAD VIDA ...

Mi parto (I)

El día 10 de Abril a las 8 de la mañana teníamos que estar en el hospital para dar la bienvenida a Telma. Nos despertamos, vestimos y cogimos a Olivia medio dormida y en pijama para subirla al coche sin incordiarla demasiado. Las maletas las habíamos dejado cargadas el día anterior, así que en poco tiempo estábamos camino del hospital donde nos esperaban mis suegros que se quedarían con Olivia has ...

EMBARAZO MATERNIDAD VIDA ...

Cuándo el bebé que viene en camino es grande

“Viene grande, si sigue así en la semana 40 pesará unos 4 kilos”. Esa fue la frase lapidaria de la ecografía morfológica del tercer trimestre. Estaba según él de 33+3 y Telma pesaba 2,519. El dato de las semanas de embarazo no era correcto, no sé por qué motivo marcaba una semana menos de lo que realmente estaba, así que ya partía de una base errónea que podía ser bastante determinante. No tengo n ...

bebés inducción parto

EL PARTO ( 1º parte)

Era la semana 38; nos tocaba revisión en la consulta de alto riesgo, el cachorrito había cogido poco peso en las ultimas revisiones y ya habían amenazado tener que provocarnos el parto si esto seguía igual. Ingenua de mi estas semanas comí por dos ( algo más le llegara pensaba yo....) y solo conseguí coger yo unos kilitos extra y que ella en esta revisión siguiera pesando prácticamente lo mismo 2 ...

bebes embarazo parto ...

Mi experiencia: Embarazo y Parto ¡¡¡Bienvenido a casa Sebastián!!!

Este embarazo ha sido complicado, he tenido muchos "sustos" durante el tiempo que ha durado: he manchado, he tenido muchas contracciones que me hicieron pensar que estaba de parto, un amago de diabetes gestacional que al final resultó no ser... En fin, tantas cosas y desde muy pronto, la semana 7, me llevó a hacer mucho reposo porque, aunque algunos médicos me dijeron que el reposo no ...

Embarazo Las Aventuras de Mamá Ventura

Relato de mi tercer parto natural: el primero sin anestesia

Os cuento el relato de mi tercer parto, el primero sin epidural. Espero que disfrutéis íntegramente de este post, que nace desde el cariño y el respeto que le tengo a todo parto. Relato de mi Tercer Parto Introducción Tengo ganas de contaros mi primer parto sin anestesia, los dos anteriores fueron con anestesia epidural ambos, siendo entre ellos, partos totalmente diferentes. Hoy os relato mi terc ...

Crianza

Mi experiencia personal durante el parto y el postparto

Al igual que te he contado el embarazo, quiero compartir el parto y el posparto, como sabes lo hemos llevado lo más tranquilo posible y con el menor número de visitas, sin agobios, solamente disfrutando de nuestra niña, para que tuviera una bienvenida a este mundo sin estrés. Antes de relatar el parto, tengo que decir que no tuve pródromos. Los pródromos son los sig ...