comunidades

Mi parto. Antecedentes.



Cuando me quedé embarazada de Telma no sabía muy bien como imaginarme mi parto. Supongo que condicionada por mi experiencia anterior, me lo imaginaba similar al de Olivia aunque sabía que todo podía acabar siendo muy diferente, y así fue, nada que ver. (Os dejo el link con el primer post del parto de Olivia por si queréis echarle un vistazo)

En la ecografía morfológica del tercer trimestre, allá por la semana 32 el aviso fue muy claro. El bebé que venía en camino era grandote y de llegar a la semana 40, podría superar los 4 kilos. Ese fue el punto de inicio para tomar algunas decisiones con respecto a mi parto.

En las semanas posteriores mi ginecóloga fue controlando el peso del bebé hasta que llegó el planteamiento de una posible inducción para reducir los riesgos derivados de dar a luz un bebé, que seguía superando con creces el tamaño que teóricamente le correspondía por semanas de embarazo.

En la semana 36 y según las mediciones ecográficas, Telma había alcanzado los 3,200 Kg y la posibilidad de una inducción se hacía cada vez más fuerte. En la semana 37 llegó el primer tacto, y con una dilatación de 3 centímetros la posibilidad de que el parto estuviese próximo se hacía más que probable. Mi ginecóloga me aviso de que con esa dilatación, si hubiese ido por urgencias me hubiesen dejado ingresada y hubiesen actuado como si mi trabajo de parto hubiese comenzado. No obstante, preferimos darle tiempo y nos fuimos a casa a la espera de un inminente parto.

Pero los días pasaban, Telma seguía creciendo y el parto no llegaba. Así que en la semana 38 y tras nuestra consulta con la ginecóloga decidimos programar una inducción para el miércoles 10 de Abril. En caso de no ponerme antes de parto daría a luz en mi semana 39+1 mediante un parto inducido.

El día anterior a nuestra fecha de inducción tuvimos consulta de nuevo, el ecógrafo indicaba que Telma pesaba 3,780 Kg. Nuestra doctora nos comentó a cerca de una posible sobreestimación del aparato, así que pensamos que el bebé podría rondar los 3,500 kg y me pareció un peso muy normalito como para tener que realizar una inducción, aún así por otros motivos como el tema de la heparina y la posibilidad o no de poder administrar la epidural, además de todo lo logísticamente organizado, decimos seguir con lo planeado, ¡Y menos mal!.

He de confesaros que el tema de la inducción no me hacía demasiada gracia. Mi idea de un parto “dramático” con rotura de aguas en medio del supermercado o algo similar desaparecía por completo, y me imaginaba un parto automatizado que me hacía sentir un poco “anulada”. Quería sentir las primeras contracciones como había pasado en el de Olivia, quería que mi segundo, y último parto, fuese especial y aquella inducción creía que me alejaba de “mi parto ideal”. Me visualizaba tumbada en una cama enchufada a un gotero y con cara de “apio” esperando a que pasase el tiempo.

Como de costumbre me equivoque por completo y viví un parto mucho más “brutal” de lo que jamás hubiese podido imaginar. BRUTAL.

Fuente: este post proviene de Una mamá del montón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

EMBARAZO MATERNIDAD VIDA ...

El día 10 de Abril a las 8 de la mañana teníamos que estar en el hospital para dar la bienvenida a Telma. Nos despertamos, vestimos y cogimos a Olivia medio dormida y en pijama para subirla al coche sin incordiarla demasiado. Las maletas las habíamos dejado cargadas el día anterior, así que en poco tiempo estábamos camino del hospital donde nos esperaban mis suegros que se quedarían con Olivia has ...

EMBARAZO MATERNIDAD VIDA ...

Mi ginecóloga y la matrona cogieron la cama, una por delante y otra por detrás y me llevaron al paritorio. En alguno momento perdí de vista a Sergio pero si escuché que alguien le decía que se pusiese la ropa necesaria para entrar al paritorio (gorro, protecciones de los zapatos, etc.). Yo solo quería que apareciese. Tenía la sensación de que iba a parir en ese mismo segundo y que él no iba a esta ...

EMBARAZO MATERNIDAD VIDA ...

“Viene grande, si sigue así en la semana 40 pesará unos 4 kilos”. Esa fue la frase lapidaria de la ecografía morfológica del tercer trimestre. Estaba según él de 33+3 y Telma pesaba 2,519. El dato de las semanas de embarazo no era correcto, no sé por qué motivo marcaba una semana menos de lo que realmente estaba, así que ya partía de una base errónea que podía ser bastante determinante. No tengo n ...

MATERNIDAD VIDA cuentos ...

¿Cuáles son los beneficios de contarle cuentos a nuestros hijos? Dar a luz un bebé de 4 kilos Las que me seguís sabéis que cuando me enteré de lo enorme que venía Telma me acojoné mucho. Qué te digan que si llegas a las 40 semanas, tu bebé pesará más de 4 kilos al nacer, te deja pensando muy mucho sobre como se supone que va a salir de tu cuerpo. Un bebé de 4 kilos no es moco de pavo. Olivia pesó ...

Embarazo mi experiencia sentimientos de madre

Hoy os traigo mi experiencia de parto inducido por colestasis! Ya os conté en otro post mi experiencia de colestasis durante el embarazo y como un jueves por la tarde me soltaron la súper frase «Vale, pues mañana a las 8.00 ven aquí que te induciremos el parto» Después de algo así una no pega ojo, os lo puedo asegurar. Siempre imaginé el final de mi embarazo con cierto romanticismo. Me v ...

Maternidad bebé embarazo ...

Como te explicaba la semana pasada en la primera parte de mi parto, este fue totalmente por sorpresa. Me quedé en el momento en el que Manu decidió irse a dormir ya que yo no hacía caso y así no se me iba a pasar el dolor. ¿Qué no hacía caso? ¡Si estaba de parto!  A todo esto, serían ya las ocho de la mañana. Aguanté un par de horas más y a las diez le dije a Manu que no aguantaba más. Que no sé s ...

Artículos

Casi 3 años después de tener a Doña Cuchufleta (si quieres saber cómo fue el parto, pincha aquí) me quedé embarazada de la Pitufa y esta vez no tenía seguro privado pues, como ya os conté en esta entrada, no fue un embarazo planificado. Para compensar el no tener el mismo seguimiento que tuvimos en el embarazo de doña Cuchufleta, me realicé dos ecografias 4D y además tuve dos ecografias extra en ...

MATERNIDAD VIDA cumplemes ...

Telma acaba de cumplir medio año de vida y es increíble lo rápido que ha pasado. Cierto que es una afirmación constante entre las mamás, pero si cuando tienes tu primer hijo el tiempo vuela, con el segundo es vertiginoso. En estos meses hemos visto como Telma crecía, evolucionaba, iba adaptándose y encajando en nuestra familia y nosotros hemos crecido y evolucionado con ella, adaptándonos a sus ne ...

historias lifestyle parto sin epidural ...

Era un martes de marzo, frío y nublado, y estaba de 41+1 semanas. Yo por fin había conseguido que mi madre entendiera que me vendría bien caminar para ponerme de parto. Para quien no me siga en Instagram, dos semanas antes me había resbalado en la calle y me había fracturado el brazo a la altura de la muñeca (el radio) y mi madre, que estaba aquí en Valencia pasando el mes para esperar el gran día ...

maternidad maternidad parto

Llegó un momento durante mi embarazo en el que empecé a visualizar cómo sería el día que diese a luz. Y fue entonces cuando me formulé las clásicas preguntas: ¿cuando empezaré a notar las contracciones? ¿serán muy dolorosas? ¿podré soportar parir sin epidural? ¿anestesia sí, anestesia no? ¿y si rompo aguas en casa? ¿llegaré a tiempo al hospital? Un detalle que para mí fue importante para tomar con ...