comunidades

Mi parto – Segunda parte

Como te explicaba la semana pasada en la primera parte de mi parto, este fue totalmente por sorpresa. Me quedé en el momento en el que Manu decidió irse a dormir ya que yo no hacía caso y así no se me iba a pasar el dolor. ¿Qué no hacía caso? ¡Si estaba de parto! 

A todo esto, serían ya las ocho de la mañana. Aguanté un par de horas más y a las diez le dije a Manu que no aguantaba más. Que no sé si serían dolores de parto, de la infección o me daba igual, pero era insoportable. Me río ahora cuando le preguntaba a las otras madres que como era el dolor ¡es indescriptible! También es verdad que a día de hoy no me acuerdo del dolor y pasaría de nuevo por lo mismo para tener aquí a mi enano. Comprendo perfectamente cuando las madres deciden ir a por el segundo, tercero… Duele mucho, pero totalmente superable. 

Bueno, a las diez nos plantamos en urgencias y una vez dentro y después de un tacto (indoloro), me comentaron que estaba ya de 3 cm. Yo no me lo creía, pasó todo como en un momento y de repente ahí estaba, con el camisón, en pelotillas y esperando a que ese día llegará mi pequeño. En cuanto me senté en la camilla, me dijo la comadrona que podía ponerme la epidural cuando yo la pidiese, pero quise aguantar lo máximo posible (para que veas que duele mucho, pero que se puede aguantar). Eso sí, cuando me pusieron en la sala de dilatación ya estaba que no aguantaba más. Cada vez que venía una contracción pensaba que me iba a desmayar. Pero cuando pasaba, le decía a Manu “aguanto, yo aguanto”. Pues no aguanté; a las doce estaba exigiendo la epidural, pero no fue hasta las dos que me la pusieron. Tengo que agradecer a las comadronas que me pedían que aguantase un poquito más, que eso sería beneficioso para mi y para el niño.

A las dos me pasaron a paritorio, me pusieron la epidural y aquello fue mano de santo. Notaba perfectamente las piernas, podía sentir incluso la contracción, pero ya sin dolor. A Manu le pidieron que estuviese una media hora fuera y cuando volvió yo era otra. ¡Por fin podía respirar! Estuvimos hablando un ratito y a las tres y cuarto vino una comadrona a romperme la bolsa porque no había roto aguas. Pero cuando me vio solo fue capaz de decir, ¡tienes que empujar! A las 15:35, después de 20 minutos, nacía nuestro bebé. 

Fue un parto rápido y muy intenso. ¿Dolió? Mucho. ¿Volvería a repetir? Ahora mismo. Así que todas las chicas que estáis a punto de dar a luz ¡tranquilas! Es mucho más lo que se cuenta que lo que en realidad es.

Mi pequeño nació el 28 de febrero (semana 37+6) a las 15:35 con 48 cm y 3.010 kg. ¡Por fin!

¿Cómo fue tu parto? ¿También tardaste poquito o la cosa se alargó? ¿Repetirías? 

La entrada Mi parto – Segunda parte aparece primero en Nannymoon.

Fuente: este post proviene de Nannymoon, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

ENAMORADA DEL AMOR

No recuerdo donde leí que hay personas que, algunas veces, no se enamoran de la otra persona, sino del propio amor. De ese sentimiento que nace cuando tienes la sensación, la ligera sensación, de que ...

EMPEZAR DE NUEVO

Estoy a punto de empezar una nueva etapa. Y quiero acordarme de este momento. Justo cuando estoy a punto de saltar, en mi punto de partida. Quiero acordarme del miedo, de la ilusión, de la tristeza y ...

Necesito volver

Cuanto tiempo he pensado en esta entrada y cuanto la he retrasado. Más de dos años. Acabó 2016, pasó 2017, también 2018… y casi entrando en la primavera de 2019, vuelvo a mi rincón, donde empezó ...

Hero Baby Solo | Nuestra opinión

Hace unos días nos llegaron a casa los potitos de fruta de Hero Baby Solo. Tengo que confesar que Manuel ya había probado casi todas las variedades. Y es que me parecen una alternativa perfecta para e ...

Recomendamos