De mi casa al mundo Idea guardada 10 veces
La valoración media de 19 personas es: Excelente

No quiero ser una mamá estresada



¿Llevas una vida acelerada y te acuestas por la noche con una sensación de desasosiego?

¿Estás todo el día haciendo cosas, en el trabajo, en casa, con tus hijos, pero a veces tienes la impresión de que lo que haces no sirve, que es poco relevante?

¿Te sientes abrumada por la vida cotidiana, superada por las exigencias del día a día?

Si tu respuesta ha sido sí a alguna de estas preguntas, bienvenida al club de las madres estresadas.

crecido con la etiqueta de "niña buena", y bastante negativo además.

En mi caso, uno de los retos de mi vida es tratar de conseguir un equilibrio en todo lo que me proponga. Y no siempre lo consigo.

Por suerte tengo un marido muy conectado, que es como mi termostato y me avisa cuando me estoy pasando de la raya. Eso es lo bueno de que nos conozcamos tan bien.

Pero además de tener un marido maravilloso pendiente de mis señales, he ido incorporando una serie de rutinas o trucos en mi vida diaria que me ayudan a conseguir ese equilibrio y a no sufrir tanto estrés.

Aquí van:

(1) Dormir más

Una parte de mí se quedaría todos los días hasta las dos de la madrugada contestando emails o redactando entradas para el blog. De hecho, si me dejara, mi primer impulso sería  hacer una publicación cada día, no me faltan las ideas, pero tengo que cuidarme.

He conocido de primera mano los efectos de no dormir ni cinco horas al día y no quiero volver a pasar por ahí.

Así que muchas veces me quedo dormida a las nueve con Sunflower después de leerle el cuento, y me lo permito, porque sé que si duermo más, si descanso, después soy mucho más paciente, estoy más tranquila y más feliz.

(2) Comenzar el día con pensamientos positivos

Elevar la vibración desde buena mañana con pensamientos positivos, de gratitud y confianza, ya me predispone a conseguir más y mejor los objetivos de la jornada. Mi frase más repetida es: ¡Hoy es un gran día!

No olvides tener un pensamiento positivo antes de levantarte, puede suponer una gran diferencia en tu manera de afrontar el día.

(3) Mantenerse en el presente

Desde que leí "El poder del Ahora" de Eckhart Tolle, procuro mantenerme en el momento presente, que además es el único momento real.

Dejar que la mente vague hacia el pasado o hacia el futuro, pensando en todo lo que no hicimos o debemos hacer, no sirve más que para predisponernos a un estado de ansiedad o tristeza.

La vida es lo que está sucediendo ahora mismo. El pasado o el futuro, no existen ahora. No te desgastes pensando en ellos.

(4) Desconectar el piloto automático

Lo comentado en el apartado anterior está muy relacionado con esto. Si me mantengo en el momento presente, no funciono en automático.

En mi caso, y en el de muchas mamás, muchas veces funciono multitarea, hago una cosa, mientras pienso en otra y encima Sunflower me pide algo, requiriendo mi atención. Al final no puedo atender bien nada y esto me desgasta, me frustra y me enfada.

Es importante desconectar el piloto y vivir cada momento con consciencia, y para esto, una tarea después de otra es la mejor opción.

(5) Solucionar lo que te molesta cuanto antes

Una de las cosas que he aprendido en los últimos años es que es mejor tratar de solucionar lo que nos molesta lo más rápido posible, si no, se convierte en una nueva carga, que no hace más que aumentar nuestro estrés.

Por eso, si te molesta algo del trabajo, de tu marido, de tus amigos, de tus hijos?no lo ignores, ni lo dejes pasar para que se haga cada vez más grande, con el efecto bola de nieve.

Primero, analiza por qué te molesta, qué está proyectando de ti ese "problema" y después haz los cambios que sean necesarios para solucionarlo.

La solución siempre está en ti.

(6) Encontrar lo positivo en lo negativo

Lo sé. Esto está muy dicho, pero para mí es una buena herramienta.

Cuando sientas que no puedes, que no llegas a todo, que no cumples con las expectativas que te habías autoimpuesto de mujer trabajadora, estupenda y súper madraza, piensa en positivo.

Todo lo que nos ocurre, nos ocurre por algo, forma parte del aprendizaje que debemos hacer para evolucionar. ¿Ves lo positivo?

(7) Ser flexible

Esto es lo que más me cuesta, lo reconozco. Pero poco a poco lo voy consiguiendo. Procuro no ser demasiado rígida con mis exigencias. Intento flexibilizar los tiempos y relativizar mis expectativas, que ya de por sí suelen ser muy altas.

Debería ser más flexible, sé que este tema es el que provoca los mayores niveles de estrés en mi vida, pero al menos me doy cuenta y estoy en ello.

(8) Cinco minutos al día para ti

Cinco minutos pueden parecer tan cortos? o tan largos?

Cada día busco la manera de tener estos cinco minutos (o a veces más) que sean exclusivamente míos, para disfrutarlos con tranquilidad.

Algunas cosas que puedo hacer en este tiempo:

Una ducha relajante
Relajación
Interludio musical
Una infusión
Observar la naturaleza en silencio
Un paseo corto en solitario
?Puedes encontrar muchas otras ideas sobre esto en el reto de vida consciente que organicé en febrero, no descarto preparar otro similar en breve.

Y de mamá estresada a mamá estresada: si tienes algún truco más para reducir el nivel de estrés, ¡soy toda oídos!






<<Fórmula antiestrés: primero no preocuparse por las cosas pequeñas y segundo recordar que casi todas las cosas en esta vida son pequeñas. ? Adam J. Jackson>>




Suscríbete para seguirnos y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Fuente: este post proviene de De mi casa al mundo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

General

Crónicas de una mamá estresada: análisis

Soy una madre estresada como el 99% de las que conozco… No hay momento más trágico en la vida de cualquier persona que el hecho de que te pongan en evidencia en público y más aún si es tu propia madre la que continuamente se empeña en ridiculizar toda tu existencia. No tengo bastante con el día a día con mis hijos, la Aupair, el marido, la casa, la compra y demás brownies que me ha regalado ...

general acogimiento crianza ...

Confesiones de una mamá canguro

Hace veinte días que Ojazos llegó a nuestras vidas, haciéndose rápidamente un hueco en el corazón de nuestra familia. Lo llamo así porque tiene unos ojos grises tan profundos que te atraviesan el alma. Como suele pasar con las madres primerizas, que tendemos a fantasear mucho con nuestra futura maternidad, ahora sé que tenía idealizada la figura de la familia canguro. No estaba tan preparada com ...

cuando olía a vainilla deberes elva martínez ...

No quiero ser una mamá-agenda.

¿Qué nos está pasando a los padres? No sé a ustedes pero, a mí a veces me da por pensar que me falta algún gen maternal o, tal vez sea un chip atrofiado que me impide convertirme en una madre como la mayoría que me rodea. Sin embargo, acto seguido esa idea me desaparece del cerebro y vuelvo a estar segura de ir en el camino correcto. ¿De qué hablo? De la sobreprotección que veo en muchos padres, e ...

General

CRÓNICAS DE UNA MADRE ESTRESADA. CAPITULO 1.

A partir de hoy contaremos en @Trucosdemamás con una nueva colaboradora que ha decidido contar en tono de humor su vida cotidiana. Madre de dos niñas ,un pequeño “demonio”y un perro chihuahua nos hablará de cómo es su día a día y las anécdotas que suceden en el día a día de una familia normal. Seguro que muchos de vosotros os sentís identificados con muchas de las situaciones que nos i ...

Trucos de mamá recomienda

MAMÁ ¿Por qué tienes tiempo para todos menos para ti?

Mi querida mamá: Cuando te miró cada noche mientras duermes pienso en el sacrificio  que haces día a día por nosotros. Nos cuidas, nos das cariño, nos llevas al médico cuando estamos malos y haces lo posible por que cada día sea el mejor día de nuestra vida. Pero,  ¿Qué haces por ti? Te pido mamá que si nos quieres mucho, muchísimo,  pienses un poco más en ti. Siempre nos dices que comamos bien,   ...

estilo de vida

7 formas de ser una mamá más feliz

Ser madre trae muchas alegrías, pero aun así probablemente algunos días pueden no ser los mejores, simplemente el cansancio puede ponerte fácilmente de mal humor. A toda mamá le vienen bien algunos consejos para ser una mamá más feliz. 1. HAZ ALGO DIVERTIDO La diversión propia es algo que muchas veces no se considera cuando te conviertes en mamá, y esto puede ser porque no tengas una niñera que cu ...

niños autoayuda para mamás conciliación

Cómo ser mamá o papá, trabajar....¡y no morir en el intento!

Hace dos semanas escribí el post "¿quieres ser la madre perfecta?" en el que hablé de la presión que puede generarnos el querer hacer las cosas bien siempre. Y hoy quiero ampliar el tema rizando el rizo con, qué pasa si, además de la presión que tenemos por "educar bien", le añadimos el trabajo y otras obligaciones. La conciliación no es algo sencillo, no. Trabajes fuera o den ...

general crianza embarazo ...

No soy una mamá perfecta

Tengo que confesarlo: no soy una madre perfecta. Es más, no pretendo serlo. Soy una mamá que intenta hacerlo bien. A mi manera. Ni mejor ni peor que el resto de las madres del mundo mundial. Mi segundo hijo me ha hecho recapacitar mucho sobre este tema. Cuando tuve al primero parecía que quería demostrar que podía hacerlo todo sola, que lo hacía todo fenomenal; odiaba los consejos con los que tod ...

Uncategorized Vídeos

Reinventarse después de ser mamá

¿Cómo lo hago? ¿Por dónde empiezo? Ser mamá es lo que más deseabas en el mundo. Y ahora que ya lo eres sientes que quieres dar un salto hacia adelante y coordinar lo mejor posible tu vida familiar y la profesional. Te encanta ser mamá y te encanta tu rol de mujer trabajadora. Tienes otros sueños e inquietudes a parte de ser mamá. Algunas mamás lo tienen muy claro y otras se encuentran que no saben ...

atelier economía azul maternidad consciente ...

De la inspiración a la acción: mi nuevo proyecto

La primera chispa de este nuevo proyecto que te he mencionando últimamente y que ha provocado un aluvión de consultas y suposiciones, brotó cuando me convertí en madre, hace ya cinco años. Fue una de esas ideas fugaces que te cruzan el pensamiento pero que descartas enseguida porque las sientes como algo que para nada va contigo. Pero fíjate cómo la vida me ha ido colocando, redirigiendo, hasta ...