comunidades

Nuestro primer mes de BLW: ideas y recetas

Las que me seguís por Instagram sabéis que ya llevamos un mes aproximadamente practicando BLW (Baby Led Weaning) o BLISS (Baby Led Introduction to Solids) con Alma y, la verdad, no podemos estar más contentos.

No ha habido llantos, ni estrés (más allá del que supone tener que LIMPIAR todo después, aunque al prelavado me ayuda Lolita jaja) Por el contrario, nos lo pasamos pipa descubriendo nuevos sabores y texturas, se siente integrada con el resto de la familia puesto que comemos prácticamente lo mismo y mi pequeña ha desarrollado habilidades motoras que me dejan pasmada.

La confianza en nuestros bebés es fundamental para enfrentarnos a este reto, como a cualquier otro durante su crianza. Siempre supe que lo haría bien y esa actitud positiva nos ha ayudado a las dos. Al igual que en las clases de piscina, de las que os hablaré en otro post, se trata de pensar que es una inversión de futuro y que realmente merece la pena practicarlo. En definitiva, si estáis convencidas ¡ADELANTE! Vais a disfrutar muchísimo y vuestros bebés aún más. Si tenéis miedo o los beneficios de este método no acaban de convenceros, tampoco pasa nada. Lo importante, desde mi punto de vista, es respetar su apetito y no obligarles nunca a comer más de lo que ellos quieren. Nadie mejor que ellos para saber si su estómago está lleno o no.

Y después de este rollazo, ¡vamos al lío!

Hoy os traigo tres recetas facilitas que podéis preparar para vuestros pequeños gourmets o incluso para vosotras mismas. Yo he adaptado mi alimentación desde que como con Alma y, además de comer más sano que antes, he conseguido recuperar la linea (y eso nunca viene mal jajaja)

Pan casero de espelta

375gr de harina de espelta integral (la tenéis de cultivo ecológico en Veritas)
175cc de agua del tiempo
Especias al gusto (yo le puse romero y tomillo)
5 o 6 tomates cherry picados pequeñitos
Unas gotitas de aceite
Mezcláis todos los ingredientes en un bol y amasáis bien. Dejáis reposar unos 30min y cortáis los trozos como queráis (palitos de un cm que sobresalgan de la mano, perfecto) Los pincháis con un tenedor y metéis en el horno sobre papel vegetal ligeramente untado con aceite de oliva 30min a 180gr Si lo hacéis con las galletas, estas las sacáis a los 15 min y el pan 15 min después.

DSC_0547 2-2


Esta receta ya os la había puesto en IG y está muy bien porque puede tener múltiples variantes, según vuestros gustos o los de vuestros bebés. Una vez tengáis hechos los panecillos, podéis meterlos en una bolsa y guardar en el congelador para cuando os hagan falta

DSC_0139 4


Hamburguesas de pollo, quinoa y aguacate

2 filetes de pechuga de pollo o pavo (previamente hervida o cocinada a la plancha)

2 cucharadas soperas de quinoa blanca o roja (previamente lavada y hervida)

Medio aguacate

Una cucharada sopera de pan rallado

Una cucharada sopera de harina de espelta (o de la que uséis vosotras)

Yo meto todos los ingredientes en la Babycook y, una vez lista la masa, hago los ‘churritos’ y los paso por la sartén con unas gotitas de aceite de oliva para que se doren.

Hablando con mi amiga Mari de que a Alma parecía no gustarle demasiado el aguacate solo, me aconsejó meterlo en hamburguesas y la verdad es que ha sido un éxito total. Otras veces cambio en aguacate por verduras al vapor, etc. Tenéis un montón de combinaciones posibles.

La textura es muy blandita y se las comen súper bien

DSC_0609 3


Mousse de mango

Un mango maduro

1 o 2 cucharadas soperas de leche de coco

Copos de avena

Juntamos el mango y la leche de coco y trituramos con la batidora. Añadimos unos copos de avena en el fondo para que sea más nutritivo.

Esta receta me la chivó mi amiga Sara (¡menudas amigas que tengo, eh!), la hicimos ayer y ya se ha convertido en uno de mis postres favoritos del mundo mundial. No puede ser más fácil ni estar más buena y, además, nos ha servido de base para multitud de nuevas recetas. En mi caso usé dos mangos y con lo que me sobró hice 5 polos para que Alma pueda comérselos mejor. Además con este calorrrrr, apetecen un montón y, gracias a la textura de la leche de coco, vamos a usarla para otras mousses (frutos rojos, melón, sandía…) y helados.

DSC_0542 3-2


¿Os han gustado las recetas? ¿Habéis probado de hacer alguna?

Y por último quería hacer un recopilatoio de ideas y consejos que me habéis ido dando:

-La avena mejor remojarla antes de usarla en recetas para bebés. Me cuentan que, incluso en copos, es similar a los granos de arroz crudos.

-Mejor sustituir las tortitas de arroz por tortitas de maíz o de otro tipo, debido al alto contenido de arsénico en el arroz con el que las elaboran.

-Para eliminar el arsénico de los arroces, lavar antes y después de hervirlos.

-Limitar el consumo de rape a la semana por su contenido en mercurio.

-Ojo con las papillas de cereales que contienen miel. Las que dais papillas, mirad bien las etiquetas ya que la miel en los lactantes puede causar botulismo.

-Podéis encontrar más recetas sanas de BLW en las apps Happy recipes y Happy BLW recipes.

A las que como a Mayris, os preocupa el tema de los atragantamientos o de la cantidad de comida que ingieren sólo puedo deciros que las arcadas y la tos (todos tienen el reflejo de arcada al principio y les sirve para conocer su boquita por dentro) no son atragantamientos. En cualquier caso, nunca hay que dejarlos solos y conocer unos primeros auxilios básicos para cualquier situación que se nos presente es fundamental. En cuanto a la cantidad, imagino que puede ser frustrante ver que los primeros días o semanas no comen gran cosa. Pasar de ‘chupar’ teta o bibe a ‘masticar-morder-gestionar-tragar’ no debe ser moco de pavo para un bebé de 6 meses. Dadles tiempo y seguro que os sorprenderán

A las que no sabéis cómo empezar, como Marta, mi consejo es que no os calentéis demasiado la cabeza al principio. Nosotras empezamos con frutas y verduras blanditas y en palitos y ahora ya comemos prácticamente lo mismo que Alma (o ella lo mismo que nosotros jajaja) Retirando la sal y los azúcares de su comida y ofreciéndoles siempre comida saludable no hay por qué preocuparse demasiado. Al no haber antecedentes de alergias alimentarias en la familia, nosotros nunca hemos separado alimentos, pero entiendo que algunas mamis prefieran hacerlo así.

Espero que os haya gustado el post de hoy y que pueda serviros de ayuda a las mamás primerizas.

.

Fuente: este post proviene de Blog de MyLittleBrunch, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cuando recuerdo cómo estaba nuestro salón-comedor hace sólo unas semanas ni me lo creo. Os dejo unas cuantas imágenes para que veáis el malísimo estado en el que se encontraban las paredes por culpa d ...

Hace más de ocho años que empezamos a vivir en esta casa y, desde entonces, la terraza había sido mi asignatura pendiente. La razón: se encuentra en un piso superior, junto a la buhardilla, y apenas s ...

Hace más de ocho años que empezamos a vivir en esta casa y, desde entonces, la terraza había sido mi asignatura pendiente. La razón: se encuentra en un piso superior, junto a la buhardilla, y apenas s ...

Pocas veces os he contado la historia de nuestra casa. Este mes se cumplen 8 años desde que nos vinimos a vivir aquí, pero la obra de nuestra casa empezó casi dos años antes… Tras darle muchas v ...

Recomendamos