comunidades

¡Papá, no quiero que te vayas!

” – Ojalá llueva más y más fuerte para que el avión se estropee y no pueda volar y papa no pueda irse!! Así podremos estar juntos todo el fin de semana!! No quiero que se vaya”….

Así comenzaba nuestro “viaje” al aeropuerto para acompañar hasta allí a mi marido, que iba a coger un avión hasta Tailandia. Pasaría allí 4 días … y mi hijo mayor estaba muy disgustado por la idea de que su padre se fuese de viaje.

”  – Ummmm, veo que estás triste…. te entiendo….A mi también me gustaría pasar juntos todo el fin de semana. (Le cojo de la mano y le acaricio). ¿Qué pasaría si ahora el aeropuerto se estropeara por la lluvia y papá no pudiera irse ?

” – Pues que yo estaría contento”.

” – Tu estarías contento por poder estar con papá. No te gusta estar triste….es normal. (Pausa y achuchón en la mano). ¿Y papa cómo se sentiría?

Se produjo una pausa más larga en la conversación….. estaba reflexionando….

– Triste…” 

no te vayas papa


Su tono había cambiado, en su voz se podía reconocer que acababa de salir de sí mismo para ponerse en el lugar de su papa. Por un momento había dejado de pensar sólo en él para imaginar las emociones que su padre podría sentir en el hipotético caso de que el vuelo se anulase.

” – Yo también pienso que se sentiría triste…. tu sabes cuánto le gusta a papá entrenar. Este viaje es muy importante para él, ha dedicado mucho tiempo a prepararlo y si ahora el avión no pudiese volar y él no pudiese ir a Tailandia, papá se sentiría desanimado, desilusionado”.

” – ¡Pero es que le voy a echar de menos!”  (su voz se quiebra).

” – Lo sé cariño, lo sé. Yo también lo echaré de menos” (le doy un beso en la mano).

Durante la media hora que duró el trayecto siguieron las objeciones, la inquietud, el nerviosismo, el disgusto… y como era inevitable, cuando nos bajamos del coche para despedir a papá, rompió a llorar. De vuelta, el diálogo continuó, ahora ya a solas su hermano, él y yo.

” – Es que lo voy a echar de menos todo el tiempo y lloraré todo el tiempo y encima mañana lloraré en el fútbol.”

Sus palabras sonaban incluso dramáticas… el creía que iba a estar atrapado en ese sentimiento durante los 4 días que iba a durar la separación de papá.

” – Es que es normal que te sientas así y puedes llorar todo lo que necesites. Yo estoy segura que mañana, a la hora del entrenamiento te sentirás mejor. Y también estoy segura que te lo vas a pasar bien este fin de semana.”

Eran las 14:00h, y pasó el resto de la tarde preguntándome y quejándose cada 30 minutos: “¿Y ahora qué estará haciendo papá? ¿Se ha subido ya al avión? ¿Y por qué tiene que coger dos aviones? …¿Aún no ha salido el avión? ¡pues para eso ha tenido que ir tan pronto al aeropuerto! ¡Pues podríamos haber ido más tarde y haber aprovechado más rato para estar con él!”….

El tono de mi hijo al exponer sus sentimientos sonaba desconsiderado, egoísta, dramático, exagerado….todo esto y mucho más, pero detrás de su forma de expresarse existían unas emociones y eso era lo importante. Me centré en no perder esto de vista.

Tuve el máximo de paciencia con él cada vez que se quejaba o preguntaba y descubrimos juntos la oportunidad que esconden las adversidades: Tras cada pregunta aprendíamos algo nuevo: Cuánto tiempo hay que llegar antes al aeropuerto cuando se viaja en avión, que significa “embarcar”, qué países cruzaría el avión, dónde estaba Tailandia…. De paso se le ocurrió investigar dónde estaban las Islas Canarias y porque, si están tan cerca de África pertenecían a España (ni idea de que relación tenía con el tema que nos ocupaba pero como vimos medio mundo en el mapa, le picó la curiosidad). Y, por supuesto, aprendimos muchísimo sobre empatía, emociones y sentimientos.

Cuando los niños se encuentran en situaciones así, nos están expresando sus emociones (con mayor o menor empatía hacía los demás) pero están expresándose y eso es muy importante. Es momento de aprendizajes para todos.

Él, cómo niño, aprende a conocerse a sí mismo, aprende empatía y aprende a superar adversidades…. ¡y mucho, más! ya has visto.

Tu, cómo adulto, puedes aprender a sostener sentimientos de los cuales habitualmente intentamos huir (tristeza, miedo, ira….). Si reflexionas y tomas conciencia, ¿qué haces cuando tu hijo tiene una explosión emocional? Posiblemente intentar apagar el fuego, intentar que tu hijo no sienta lo que está sintiendo y que se le pase cuanto antes. Le consuelas, le presionas, le distraes…. Es muy humano, sentir una emoción intensa a través de ti o de tu hijo es doloroso y el impulso es huir del dolor. Pero, ¿qué pasa cuando no huimos? ¿Qué pasa cuando aceptamos ese sentimiento? ¿Qué pasa cuando dejamos de pelear con lo que ya “ES”?

Pues puedo decirte por mi experiencia que lo único que pasa es que esta emoción se libera, no queda enquistada en nuestro interior, ni escondida debajo de la alfombra y nos sentimos en paz…. Es entonces cuando tenemos la oportunidad de aprender a manejarnos con nuestras emociones.

Cuando no luchamos contra las emociones, éstas simplemente pasan.

¡Un abrazo!

P.D: Si te ha gustado este artículo, ¡te doy las gracias por compartirlo! Si quieres aprender a ver más allá de los momentos de tensión y gestionarlos de modo que se conviertan en grandes momentos de aprendizaje, en el curso Atrévete a educar sin castigar te enseño muchas herramientas respetuosas para lograrlo. ¡Échale un vistazo aquí!

.

Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La vida de padres siempre suele ser muy sorprendente e interesante aveces un poco dificil pero definitivamente es una experiencia unica y maravilosa hoy quiero habalrles de la aventura de educar a nue ...

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Recomendamos

Relacionado

Familia Fiestas y Celebraciones Libros infantiles ...

Se acerca el día del padre y no podía dejar pasar la ocasión para recomendaros el libro perfecto para esos papis a los que tanto queremos. Un libro de Valentí Gubianas magníficamente ilustrado que lleva por título “Te quiero, papá“. Esa frase con la que tantas veces se nos ha caído la baba al oírla de boca de nuestros hijos,¿verdad?. Te quiero, papá En más de una ocasión habréis leído ...

general compartir papá no te escondas ...

Vivimos en una sociedad donde la educación y la crianza de nuestros hijos queda, en teoría y en la mayoría de casos solamente a cargo de la mamá, y nosotros como papás somos solo espectadores sentados en una tribuna deportiva y nuestro trabajo se ha convertido son en ser proveedores de ingresos para la casa, dejando en claro que existen parejas donde ambos trabajan y en ambos recae el cumplimiento ...

Lectura en familia libros cuentos ilustrados ...

Como sabeis queda muy muy poquito para el día del padre y a estas alturas, muchos nos planteamos cómo podemos sorprender a papá, porque cuando tienes hijos estos días se vuelven muy especiales. Nosotros tenemos la costumbre en casa de hacernos regalitos-manualidad. La verdad es que aunque es muy entretenido, nos encanta ayudar a las nenas (hasta ahora ha sido con Vera) a preparar su regalo para pa ...

Navidad

¿Quieres sorprender a tus hijos estas Navidades con una carta personalizada de Papá Noël? Si es así estás de suerte porque sorteo un pack Premium de Papa Noël, un mensaje que tus hijos jamás olvidarán y con el que harás realidad uno de sus sueños. El Pack Premium incluye: Carta de Papá Noël personalizada con sello de autenticidad en dorado relieve Pegatina para la puerta de la habitación de alta ...

general hablando de todo y de nada mami on board ...

Hoy os traigo unos consejos para todo aquellos que queráis viajar con niños. La verdad al principio me llené de miedos, pensaba que era más complicado, pero si organizas y elaboras tu plan con tiempo podrás hacer de tu #pequeviaje un éxito. Os acerco varias entradas que tal vez os puedan ayudar al tema de organizar y como entretener a los peques durante el vuelo. Donde me surgieron más dudas fue a ...

Colaboraciones Compras y tiendas Prueba de Productos ...

La maleta Trunki ha llegado a nuestras vidas. Y no podía hacerlo en mejor momento, se avecinan tiempos de viajes, cambios y nuevas experiencias como familia y vamos a necesitar movernos de la manera más práctica posible. En menos de un mes estaremos por fin rumbo a Edimburgo para reunirnos con papá y pasar, en principio, todo el verano. Digo en principio porque, conociéndome, no me atrevo a dar na ...

general hablando de todo y de nada mami on board ...

  Durante el embarazo del piratilla, hicimos viajes largos y no tan largos, en avión, coche y todo lo que se moviera. Fuimos a Turquía con 4 meses, Edimburgo con 5 meses y medio y nuestro último viaje fue en coche al sur de España para disfrutar un poco de la playita a un mes escaso antes del día de parto. No tuve ninguna complicación durante los vuelos pero también he de decir que el embarazo de ...

general 3-6 años libros ...

“Mamá ya viene” es un libro infantil que aborda uno de los temores más comunes de los niños en la infancia: ser abandonado por mamá o quedarse sin ella. Este temor aparece con especial intensidad sobre todo cuando van al cole por primera vez. “Mamá ya viene” de la editorial Takatuka escrito por Zaza Pinson e ilustrado por Laure Monloubou es un libro especialmente dirigido a ...

DE TODO UN POCO Viajar en avión con niños volar con niños por primera vez

La primera vez que mis hijos volaron en avión fue para llevarlos de Valencia a Santiago de Chile. Apenas tenían 1 año y medio y 4 años, y les metí en un vuelo de 12 horas después de haber hecho antes uno de algo menos de una hora para ir a Madrid. Después de ese primer viaje hemos hemos muchos más: unos más cortos, otros más largos y con turbulencias, otros con varias horas de retraso entre transb ...

Consejos para Mamás Familia Numerosa Hijos ...

Lo mismo piensas que estoy loca por volar con niños en Ryanair, por la mala fama que persigue a esta compañía aérea. Y no te extrañe. Hasta que aterricé y recogí todo mi equipaje, no estuve tranquila del todo. Por eso me parece de obligado cumplimiento contar mi experiencia al volar con mis hijos en esta compañía, pues me consta además que no hay demasiada información al respecto. Si volar con niñ ...