Padres

Blog de ChiquitosyBebes Idea guardada 5 veces
La valoración media de 12 personas es: Muy buena

Yo no quería hijos, nunca…

Yo no quería hijos, nunca…Me daban miedo los niños, los rechazaba, si por mala suerte uno se sentaba al lado mío en el avión pedía cambio de asiento, si me tocaba agarrar a uno me daba terror y lo cogía como con pinzas, y si había una fiesta infantil, huía despavorida o me tomaba todas las cervezas.

En mi familia ya me imaginaban como una vieja solterona, ya se “habían hecho al dolor”.  Mi hermana se reía de mi diciéndome que iba a ser la tía por siempre, mi mamá a veces me preguntaba si estaba segura, y yo orgullosa le decía a todo el mundo, a quién se me cruzara, quisiera o no saberlo, que yo había decidido no tener hijos. Ahora puedo reírme de mi, pero en ese momento la decisión era muy seria, muy consciente, muy racional y muy justificada.  No había nada que me haga pensar lo contrario.  Mis amigas comenzaron a tener hijas, y nuestras amistades se iban alejando, yo no sabía cómo ser una amiga de personas con hijos, no tenía idea!

Vivía aterrorizada de que mis clientes quisieran hacer un focus con niños, si por mala suerte me encerraban en un cuarto con 8 niños comenzaban a colapsar mis habilidades analíticas y de paz interior.  Era todo un show, tanto así que mi mejor amiga accedía y me hacía el favor de darme haciendo mi trabajo, porque me tocaba trabajar con niños!  De terror…

Y así, sin haber cambiado, sin haber siquiera pensado en querer tener hijos, me levanté un día y sabía que estaba embarazada.  Le dije a mi esposo que me acompañe a la farmacia a comprar un test porque tenía la idea de que estaba embarazada (no estaba ni atrasada, luego me enteré que recién iba 2 semanas).

hijos


Pero algo se me cruzó y sabía que algo pasaba, fuimos y como buena torpe que soy arruiné la prueba.  Costaba $12, y en ese momento pagar otros $12 significaba no almorzar la semana.  Así que le hice un trato a mi esposo (realmente me hice un trato a mi misma) y me dije, “hay una clínica cerca, si la de sangre cuesta $6 o menos me hago, sino ya fue”.

Paciente mi hombre me acompañó y bam!!! costaba exactamente $6.  Así que me hice el examen, esperé 30 minutos con un tabaco en la boca y llegó un papelito con una letra minúscula, y lo único en mayúsculas leía POSITIVO.

Y así, sin advertencia, sin oportunidad de cambiar lo que yo tanto era, me hice mamá.  Me pegué mi último tabaco, me tomé una taza de café y me despedí de esa chica que tanto había dicho que no quería ser mamá, para convertirme en un ser tan terriblemente mamítico que a veces me empalago a mí misma.

hijos
Gané tantas cosas en ese segundo que leí positivo, gané todo un universo, sin saberlo todavía.  Gané toda una persona que cambió el universo con su primer latido de corazón, y que ahora me hace ser mejor cada segundo solo con su presencia, me convertí en querer ser un buen ejemplo, en querer estar sana por tener más tiempo y no por vanidad,  me convertí en una absoluta leona protectora de mi hija y mi familia, en una mujer que llora cuando ve dibujitos o cuando se siente vulnerable, en una persona que se desvela sin dolor personal por ver a mi enana salir de una enfermedad, me convertí en un ser mucho más feliz, más completo, más incrédula, más pequeña y más grande, me convertí en mamá.

Eso no se cambia, ni se compra ni se aprende, eso se hace sin saber, sin querer… queriendo.

The post Yo no quería hijos, nunca… appeared first on Quito Bebés!.

Fuente: este post proviene de Blog de ChiquitosyBebes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

batiburrillo REFLEXIONES

Yo elegí ser MADRE

Cada vez tengo menos tiempo para mí, muchas veces llevo el pelo desarreglado, ¿pintarme las uñas? JA... los días de suerte. He engordado un montón y para rematar a raíz de mi embarazo gemelar desarrolle una diastasis (en otro post hablamos de esto) y estoy cansada de q me pregunten si estoy embarazada... Ya les contesto que sí y que estoy de 23 meses (a preguntas inoportunas respuestas...). Mis d ...

crianza experiencia Experiencia personal ...

Yo era mejor madre antes de tener hijos

Yo era mejor madre antes de tener hijos No sé vosotros pero yo era mejor madre antes de tener hijos… Puede sonar un poco raro, lo sé, pero es la pura verdad. En mi entorno hay muchísimas madres expertas. Expertas en crianza. Saben exactamente lo que hay que hacer con un niño, cuántas horas tiene que dormir, en qué momentos del día, dónde ha de hacerlo, qué tiene que comer, en qué momento, c ...

crianza experiencia Experiencia personal ...

Yo era mejor madre antes de tener hijos

Yo era mejor madre antes de tener hijos No sé vosotros pero yo era mejor madre antes de tener hijos... Puede sonar un poco raro, lo sé, pero es la pura verdad. En mi entorno hay muchísimas madres expertas. Expertas en crianza. Saben exactamente lo que hay que hacer con un niño, cuántas horas tiene que dormir, en qué momentos del día, dónde ha de hacerlo, qué tiene que comer, en qué momento, cuánt ...

aprendizaje inteligencia emocional ocio y juegos ...

Cuando yo era pequeña...

Post con recuerdos de mi infancia. Hola a todos y bienvenidos. ¿Qué tal el finde? Yo he tenido un sábado tranquilo, el viento huracanado y la lluvia no invitaban a salir y aunque ya sabéis que soy muy de aire libre de vez en cuando me gustan las tardes así, merendando cosas ricas, ordenando colecciones, leyendo, viendo la tele...y riéndonos que mis hijos me estuvieron poniendo vídeos graciosos, y ...

Hoy reflexionamos

¿Te arrepientes de ser madre?

Madre no hay más que una, dice el refrán, pero eso ya no está de moda. No os hablo de esas madres que anteponían todo para el bienestar de sus hijos, que dejaban su vida de lado resignadas y que, antes o después, les escuchabas decir con todo lo que he hecho por ellos. Tampoco hablo de esas otras que quieren desmitificar la maternidad a golpe de exclusivas o libros en el que hablan de la poca cali ...

uncategorized

Ser madre, algo maravilloso para todo el mundo ¿o no?

Me gusta ser madre, me ha gustado desde que empezó y me gusta que no vaya a terminar nunca. Esta reflexión viene porque hace unos días, hablando con una amiga, me preguntó si sabiendo lo que sé ahora pudiese ir atrás en el tiempo, volvería a ser madre. La respuesta fue un simple y rotundo SÍ. No lo pensé, simplemente me salió. La pregunta era porque hay mucha gente que después de haber tenido a su ...

niños

Porque te crees mejor madre que yo?

Hace unos días, la blogeramamatambiensabe publicó un articulo titulado “carta abierta: ¿Melo puedes explicar?” , que yo invito a leer y a reflexionar. Realiza una serie de preguntas a las madres que después de sumaternidad deciden seguir trabajando y necesitan un lugar donde dejara sus hijos. Yo, como madre trabajadora que soy, medí por aludida, en un principio me sentí ofendida, quizás por esapar ...

MATERNIDAD VIDA bajamaternidad ...

SER MADRE TRABAJADORA, SER MUJER

He tenido la suerte de encontrarme en una situación privilegiada y haber podido disfrutar de mi hija 24 horas al día durante su primer año de vida. No he tenido que acogerme a bajas de maternidad de duración ofensivamente ridícula, ni luchar con empresas que ponen impedimentos a sus trabajadoras a la hora de conciliar. Estoy agradecida a mis circunstancias por haber podido disfrutarla tanto y tan ...

general fertilidad intimo ...

¿Quieres contar algo? Madre soltera

Hacía tiempo que no te traída ninguna confidencia de ¿Quieres contar algo? así que ya iba siendo hora. Si quieres ver las historias anteriores puedes acceder a ellas en este enlace. Esta vez quien nos habla es una mujer soltera deseando ser madre, inmersa en una espiral de clínicas, consultas, médicos y demás para lograr su mayor deseo, tener a su hijo en brazos. Aquí te dejo con sus palabras... T ...

Andanzas paternidad

Yo no renuncio, yo elijo

Hace un par de semanas, en la pieza de Informativos Telecinco para la que me entrevistaron, la majísima periodista que vino a nuestra casa me preguntó si ser un padre comprometido y presente en la crianza de mi hija me había supuesto renunciar a determinadas cosas. Mi respuesta en aquel momento, totalmente espontánea, fue que “sí”, que había renunciado a cosas de la misma forma en que ...