comunidades

Por qué elegimos el colegio de Mara

colegio-mara


El jueves pasado Mara inició su andadura en el colegio. Y lo hizo feliz, con una especie de fiesta de bienvenida (a la que también estábamos invitados los padres) para descubrir el que, si no pasa nada, durante los próximos 13 años se convertirá en su segundo hogar. Fue apenas una hora y media, pero a la pequeña saltamontes le bastó para regresar a casa con ganas de más “cole de mayores”. Y a nosotros para quedarnos más tranquilos con la elección porque, entre otras cosas (y dado que vivimos de alquiler y nos gustaba la idea de residir en Madrid capital), nos mudamos en febrero con la vista puesta en ese cole. Es más, nuestra búsqueda de piso empezó por ahí, por los alrededores del centro escolar.

Y pese a los temores que siempre suscita una decisión que consideramos tan trascendental y a las opiniones, que siempre las hay para todos los gustos, las reuniones, los principios que han compartido con nosotros en las mismas y los gestos del profesorado nos han reafirmado en nuestra determinación. Más aún ver la actitud de Mara, deseosa de ir al colegio desde buena mañana porque ya lo ha asimilado con un lugar en el que se lo va a pasar bien, va a poder ser una niña y le van a facilitar todas las herramientas del mundo para que su experiencia sea feliz. Por eso, entre otras cosas que desgranaré a continuación, elegimos el cole de Mara:

Porque es un cole con mucha experiencia en la educación por proyectos y sin libros: Ahora cada vez está más implantado, así que son muchos los centros que se suman a la ola con más o menos acierto e ímpetu. El cole de Mara lleva ya muchos años apostando por este tipo de metodología, revolucionario hace no tanto, pero que hoy parece haber alcanzado bastante consenso en torno a sus beneficios. No hay libros. Son los niños, apoyados por los profesores, los que dan forma al temario.

Porque los padres se implican mucho en el funcionamiento: Siempre hemos sido firmes defensores de la escuela pública, pero lo cierto es que cuesta encontrar este tipo de proyectos educativos. Y cuando los hay, lo difícil es acceder a los mismos. El cole de Mara es concertado y algo que nos ha gustado mucho es la implicación que pide a los padres. Siempre hemos creído que la escuela debe ser un ente mucho más abierto a las familias y aquí vamos a tener la posibilidad de experimentarlo por la vocación democrática y participativa del centro.

Porque permiten a los niños ser niños: Y los niños juegan. Y experimentan. Y eso es que lo va a hacer Mara, de forma muy especial, durante sus primeros año de escolarización: Jugar, investigar, experimentar, divertirse. No hay prisa porque se aprendan los números. Ni porque aprendan a leer. Todo eso llega. Lo que ya no vuelve nunca es la infancia. Por eso nos encantó que no hubiese sillas ni mesas en las aulas. Todo está pensando para el juego y las actividades en grupo.

Porque son muy respetuosos con los ritmos de los niños: En la reunión previa a la entrada al cole, una madre realizó una pregunta, ahora no recuerdo cuál. La respuesta de la profesora de Mara fue: “Nosotros nos adaptamos al ritmo de los niños”. Y eso nos conquistó, porque aunque parece algo lógico, no lo es. Al menos no de forma mayoritaria. El reflejo de este respeto a los ritmos está siendo el periodo de adaptación, que se alarga durante un mes. La primera semana dividen a la clase en dos grupos, unos van de 9 a 10:30 y otros de 11 a 12:30. Así las profes pueden dedicar más tiempo a cada niño en estos días cruciales para su integración. La segunda semana van 3 horas. La tercera 4. Y ya en octubre empiezan la jornada completa.

Porque fomentan niños críticos: Es algo que me gustó mucho en la primera toma de contacto que tuvimos con el centro, su vocación por fomentar niños críticos, niños que preguntan, que debaten, que analizan, que observan, que no se conforman con lo primero que les dicen, que quieren saber más.

Porque se preocupan por la alimentación de los alumnos: Cada día de la semana una familia es la encargada de llevar el almuerzo para todos los niños de la clase. ¿Y en qué consiste el almuerzo? En una pieza de fruta para cada uno. La que elija el que tiene que llevarlas. Eso, viniendo de una escuela infantil en la que atiborraban a los niños a gusanitos y a galletas, ya es mucho. Nos acabaron de enamorar cuando dijeron que para los cumples no querían que llevásemos chuches. Mucho mejor, si acaso, un bizcocho casero. Casi lloramos de la alegría.

Porque tienen detalles preciosos: Poco antes de empezar las vacaciones nos llegó a casa una carta del cole. En su interior, una bolsa de tesoros para que Mara la llenase durante sus vacaciones y la compartiese con sus compañeros a la vuelta. Dos días antes de iniciar el curso nos llegó otra carta, en esta ocasión escrita por la profesora, para decirle a nuestra pequeña saltamontes que estaba deseando conocerla. Hay detalles que marcan diferencias.



Una foto publicada por Un Papá en Prácticas (@acordellatm) el

De momento sólo llevamos unos pocos días de clase, así que es pronto para hacer evaluaciones. El tiempo dirá si la decisión fue la correcta o no. Por ahora tenemos muchas expectativas y las sensaciones son muy buenas. Esperemos que Mara, que es la verdadera protagonista de esta historia, siga con esa sonrisa y esas ganas de ir a su ‘cole de mayores’. Ambas, la sonrisa y la ganas, serán nuestro mejor termómetro

¿Cómo ha arrancado el curso, papás y mamás?

.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Andanzas

Recomendamos

Relacionado

colegio ingreso innova schools ...

Hace varios años, allá por el 2015, cuando Mara tenia recién 2 años, empezamos a evaluar algunos de los colegios ubicados por nuestra zona, con la finalidad de elegir la mejor opción para que pueda ir a estudiar. Iniciamos nuestra revisión por el mes de Abril, sin pensar que el colegio elegido estaría, literalmente, al frente de nuestro departamento, pero lo gracioso es que para cuando empezamos n ...

general andanzas abuelos ...

La semana pasada el papá en prácticas volvió a su querida Valencia después de ocho meses sin pisarla. Y esta vez fue un retorno especial, porque a la mamá jefa y a un servidor se sumó nuestra pequeña saltamontes. Cuatro meses después de su nacimiento cogió por primera vez un AVE y abandonó su entorno más allá de los 20 kilómetros a la redonda en los que nos solemos mover en Madrid. A 350 kilómetro ...

general andanzas conciliar el sueño ...

Últimamente me topo mucho con situaciones propias de la Ley de Murphy, rebautizada como Ley de Mara en los confines de la tierra dominados con mano de hierro por Maramoto. Y me sucede mucho, especialmente, en lo que respecta a este blog. Tengo un tema para escribir, una pauta de comportamiento que nuestra pequeña saltamontes empieza a interiorizar y a marcar como rutina, y en cuanto pienso en escr ...

Libros La vida imaginaria Mara Torres

Una paranoia tremenda!! Eso es lo que es este libro! Me lo he leído enseguida y me ha encantado, así que tenía que traerlo aquí, a la lista de recomendaciones para que todo el mundo pueda leerlo! El caso es que yo no sabía que Mara Torres tenía una novela publicada, y resulta que no solo la tiene si no que fue premio planeta en el año 2012! Con lo que me gusta a mi Mara Torres! Pero claro… l ...

Andanzas

Y así, de repente, como sucede todo en nuestras vidas desde que Maramoto llegó al mundo, entramos en una nueva fase de la pa(ma)ternidad. Cuando nos creíamos que tras 21 meses de tira y afloja habíamos logrado una cierta estabilidad, la pequeña saltamontes decidió que le aburría la rutina y que había que dar una nueva vuelta de tuerca a nuestro día a día, que las cosas fáciles y apacibles no molan ...

A Debate estereotipos micromachismos

Hace unas semanas, una tarde de éstas a 36º a la sombra, estaba en el parque con Mara y la pequeña saltamontes, como es habitual, empezó a jugar con un grupo de niños y niñas más mayores que ella. De repente, tras pasar por todos y cada uno de los columpios, todos fueron corriendo hacia una especie de 4×4 que se mueve simulando atravesar las dunas de un desierto. Una vez arriba fueron cogiend ...

Andanzas rutina del sueño sueño niños

De la anarquía… Hace unos dos años y medio, aunque parezca que ha pasado un siglo, escribí un post titulado ‘La fiesta del pijama’ en el que contaba cómo nos daban cada día las 11, las 12 de la noche e incluso la 1 de la madrugada intentando dormir a Mara. Entonces la pequeña saltamontes apenas tenía 8 meses, pero ya era la vitalidad y la energía infinitas hechas niña. Por aquell ...

latido

Se está acercando uno de los momentos claves en los padres y madres primerizos. Toca elegir colegio. Empiezas a darle vueltas ya que es una de las decisiones que va a cambiar tanto la vida de los papas y mamas como de los niños y niñas. Ya que allí es donde pasará la mayor parte del tiempo de sus próximos 15 años, donde encontrará a sus amigos e incluso quizás a su pareja y donde al final se conve ...

Estamos ya en marzo, todos aquellos papis, que sus peques en septiembre empiecen el cole, están inmersos en unas tardes repletas de conferencias, presentaciones y visitas guiadas por los coles de la zona........ Hasta que no estás metido de lleno, no te das cuenta de lo complicado que es la elección del cole y como se ha "comercializado" la misma, esto te pasa, si no tienes, cuatro ideas ...

general andanzas bebé ...

Ya os había comentado en algún post anterior que Mara es un terremoto (o Maramoto según la mamá jefa) y que no para ni un instante. Siempre en continuo movimiento. Sorprendiéndonos cada día con algo nuevo. El lunes pasado pasó lo que tenía que pasar y nos pegó el primer susto. El primero de los muchos que intuyo que vendrán. Primero porque nosotros, aunque intentemos evitarlo, tenemos el gen de lo ...