Mamá psicóloga Infantil Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Sí puedes mamá.Para educar no es necesario gritar

sí puedes mamá


Sí puedes mamá. Estoy convencida de que puedes tomarte las cosas desde otro ángulo. Desde otro punto de vista y enfocarte en el cambio que te voy a proponer. Llevo tiempo hablando de este tema, de los gritos y de las malas formas en las que a veces nos dirigimos a nuestros hijos. También de la vulnerabilidad afectiva de nuestros peques.

Hoy te propongo de nuevo que lo intentes, la cuestión es que estés convencida de que tú sí puedes mamá. Que puedes bajar el tono de voz y respirar hondo para dirigirte a tus hijos de otro modo, más tranquilo, más sosegado. Porque con los gritos todos perdemos.

sí puedes mamá


Creedme que no tengo miedo a que algunos penséis que me repito como el ajo al dedicar una y otra vez, de forma recurrente, una entrada en el blog sobre lo necesario que es para todos que dejemos de gritar.

Claro que tampoco hablo de ese grito puntual, no.

Hablo de los gritos sistemáticos. De esos que hieren y dañan. De los que provocan malestar en cualquier miembro de la familia, pero en especial a los niños. Por tanto, hoy vuelvo a insistir en ello: los gritos no sirven de nada, ni educan ni resuelven los problemas.

Factores a tener en cuenta, porque tú si puedes mamá.

La propuesta es que empieces a mentalizarte, que te visualices sin gritar, pasando una tarde plácida y tranquila, llegando a casa con tus peques sin la necesidad de hacerlo todo rápido. Relaja tu mente y ralentiza tu día a día. Las prisas son nuestras peores enemigas y las que nos empujan a gritar. Teniendo el factor tiempo bajo nuestro control y no a la inversa empezar a creer que tu sí puedes mamá, es posible.

Controla tus pensamientos

Otro factor que debes controlar son tus pensamientos.

Sí, esos que te dicen que a tal hora debes duchar a los niños, a la otra preparar la cena y lo mal que está la casa.

Bien, lo sé, es difícil no ver que la casa está hecha de un desastre teniendo niños. Es normal que no la tengamos en las mejores condiciones pero tampoco vendrá nadie a hacer una foto para una revista de decoración, verdad?

Tampoco digo que no sea necesario mantener el orden y la limpieza, que lo es, des de luego, solo digo que todo debe tener su justa importancia. Si por tener la casa limpia y ordenada te inquietas y te estresas tanto como para llegar a gritar a tus hijos … entonces … es el momento de cambiar las prioridades.

Por otro lado, los hábitos y las rutinas son importantes, claro. Hay que duchar a los niños y preparar la cena, pero tampoco pasa nada si un día lo hacemos un poco más tarde y nos dedicamos a sentarnos con nuestros hijos a disfrutar de su compañía. “Siéntate conmigo mamá” es un post que debes leer antes de continuar aplicando los siguientes pasos para promover tu cambio.

Regula tus emociones

Un segundo factor que no debemos olvidar es la gestión de nuestras emociones.

Quizás este es el factor más importante, el más difícil de controlar, pero el que te ayudará a avanzar día a día.

Muchas veces pedimos a nuestros pequeños que no expresen o controlen su frustración, que dejen de llorar, gritar o patalear. Que no tengan rabietas, que no se enfaden y que se tranquilicen.

Sí, les pedimos todo esto a niños pequeños de 2, 4 0 6 años. Niños que no tienen las herramientas necesarias para gestionar lo que sienten. Nosotros, los adultos, muchas veces también carecemos de ellas o no sabemos utilizarlas adecuadamente. Para gestionar nuestras emociones debemos empezar por identificarlas. De modo que, cuando estés en un momento de enfado intenta detenerte y pensar :

“Bien, ¿qué me pasa? me siento furiosa, rabiosa, enfadada, … No soporto que no me obedezca. Que no me haga caso. Que haga caso omiso a todo lo que le digo,… Tengo ganas de gritar o incluso de darle un cachete.

En este momento es importante que respires hondo y si es necesario incluso que te apartes del lugar donde estáis. Aplicarte un auto time-out (tiempo fuera) te ayudará a reducir el enfado y a no reaccionar a la primera.

Implica a tus hijos

Implica a tus hijos en el cambio. Hazles partícipes. Según la edad de tus hijos explícales que te ayuden a no gritar.

Créeme que un niño de 3-4 años puede entenderlo perfectamente. Aunque es más fácil con uno de 6.

Explícales que cada vez que gritemos perdemos y que debemos volver a empezar, que es como un juego en el que se trata de ayudarse a no gritar.

Puedes motivarles con algún tipo de premio al final del día si hemos conseguido el objetivo, por ejemplo leerle su cuento favorito o darles una medalla dibujada en un papel por haber superado un día sin tener que gritar.

Nadie es perfecto

Y por último, no te mortifiques.

No hay madres perfectas. Yo no soy una madre perfecta y en ocasiones me siento la peor madre del mundo

En el proceso de cambio habrá días muy buenos y otros peores. Es posible que al principio te cueste mucho y debas volver a empezar al día siguiente. Pero no te angusties, no te martirices, lo importante es que estás en el camino del cambio y tú sí puedes mamá. En esos días malos no tires la toalla, sigue adelante porque sabes que es mejor para todos.


Preparando el cambio, esta es la ecuación:

+ besos + abrazos + mensajes positivos – castigos – gritos = mejor comportamiento infantil.


foto cortesía http://pixabay.com/

Fuente: este post proviene de Mamá psicóloga Infantil, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Toca, toca Juega-libro

«Toca, Toca Juega-libro» es un libro juego de Combel editorial para estimular los sentidos de los más pequeños. Un libro para mirar y tocar de esos que tanto me gusta reseñar. Un libro con t ...

Recomendamos

Relacionado

general escuela de padres imprescindibles

Sí puedes mamá. No es necesario gritarme.

Sí puedes mamá, estoy convencida de que puedes tomarte las cosas desde otro ángulo, desde otro punto de vista y enfocarte en el cambio que te voy a proponer. Llevo tiempo hablando de este tema, de los gritos y de las malas formas en las que a veces nos dirigimos a nuestros hijos y de la vulnerabilidad afectiva de nuestros peques. Hoy te propongo de nuevo que lo intentes, la cuestión es que estés c ...

general desarrollo emocional educación emocional ...

La vulnerabilidad afectiva de nuestros hijos.

Sabemos que los niños pequeños son muy sensibles a las emociones, que no han desarrollado todavía las herramientas necesarias para gestionarlas adecuadamente y esto les hace vulnerables a determinadas frases que les decimos o acontecimientos que viven. Tengan 2, 4 u 8 años los padres debemos tener especial cuidado con el trato que les damos, los mensajes que les enviamos o el modo en el que viven ...

general abrazos talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar ejercicio 1

by pixabay Estoy encantada de participar en el taller educar sin gritar cambiando gritos por besos, que encima de ser bueno, es un taller gratis. Cuando Nuria me lo comentó, la verdad que sin saber de qué iba le dije que sí, sin ninguna duda porque sabía que iba a ser bueno, como todo lo que hace. Es mi mentora en esto y gracias a ella he aprendido todo lo que sé sobre disciplina positiva. Así qu ...

educar sin gritar gritos lenguaje positivo ...

Educar sin gritar no sólo es posible, sino que es más fácil de lo que piensas

Hoy quiero hablar de un tema que, aunque no se exteriorice entre muchos papás, resulta más que urgente abordar: los gritos. Y algo que supone un paso más: educar con gritos. Suena fuerte así dicho, ¿verdad? Pero lamentablemente es el 'pan de cada día' de muchos hogares. Momentos de conflicto, tensiones no resueltas a tiempo o de la forma correcta, conversaciones entre padres que no se tie ...

general dar las gracias talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar ejercicio 4

Lo primero que quiero hacer en este ejercicio aprovechando que es para ello, es dar las gracias a todos y cada uno de vosotros por dedicar vuestro tiempo, vuestras ganas, vuestras energías y vuestra vida a mejorar la relación con vuestros hijos. Cada minuto que dedicáis a pensar en estos ejercicios, a explicárselo a vuestra pareja, a vuestros hijos, a pensarlo, a comentárselo a vuestra amiga del ...

general talleres de disciplina positiva educar con respeto ...

Taller educar sin gritar semana 7

El ejercicio de esta semana "Te quiero y miles de besos más" cuando lo vi en principio pensaba que iba a ser muy parecido al primero de los abrazos, bueno de hecho cuando damos un abrazo muchas veces va unido al "te quiero". Esta claro que dar afecto a nuestros hijos y a quien queremos es algo fundamental y básico para que las cosas funcionen bien. Cuando uno no se siente quer ...

general educar sin castigar taller gratis ...

Taller educar sin gritar semana 9

Este último ejercicio del taller "Cinco minutos para ti" lo considero casi el más importante. Hay mucho que podemos hacer por mejorar la relación con nuestros hijos para llegar a tener esa armonía que tanto buscamos. Digo armonía no perfección. Si vamos en busca de conseguir ser madres perfectas que quieren tener hijos perfectos no lo vamos a conseguir. Además de ser imposible no comete ...

general escucha activa talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar semana 6

El ejercicio que nos propone Nuria esta semana " Lo mejor del día" aparentemente puede parecer muy sencillo pero a la hora de la verdad no somos conscientes del todo de ello. Vamos con nuestra rutina diaria y preguntamos a nuestros peques ¿qué tal el cole? pero muchas veces no hacemos una escucha activa. Ellos nos responden "muy bien mamá, mira que dibujo he hecho" y nosotros c ...

bebés entradas la leche reblogueados que nos encantan ...

Educar sin gritar, ni castigar ¿es realmente posible?

Originalmente publicado en EducaOrientaOcio: Me canso de leer artículos en los que se habla de saber educar a los hijos sin gritos y sin castigos. Pero, ¿eso el realmente posible?, ¿somos malos padres si gritamos o castigamos a nuestro hijos? Soy una madre con mucha paciencia, me conozca la teoría “al dedillo”, no tengo el…

crianza natural educacion gritos

¿Por qué no hay que gritar a nuestros hijos?

A nadie le gusta una persona que grita. Desde pequeños los padres intentamos enseñar, una y otra vez, a hablar con respeto, a no levantar la voz y evitar gritar a cualquiera que esté conversando con nosotros. Pero, ¿qué ocurre cuando los padres somos los que tomamos esta costumbre tan fea y educamos a los hijos a base de gritos? Hay situaciones en las que hasta para el padre más paciente es inevit ...