Padres

Superpapis de Corazón Idea guardada 1 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Sobre los cólicos y otros misterios

Hacia los dos meses de edad más o menos, nuestro duendecillo empezó a sufrir de rampazos y dolores que le hacían llorar durante horas, mientras nosotros no sabíamos qué hacer.

Al principio pensamos que era la reacción a las primeras vacunas que le habían puesto en la revisión de los dos meses. Pero después de una semana pasando tardes interminables con el duendecillo en brazos, paseando por casa, por la calle, porteándolo en la mochila, paseándolo en el coche, el carrito… Todo eso después de haber comprobado que no tenía hambre, sueño, frío, calor, y los pañales estaban sequitos. Entonces decidimos llevarlo al pediatra.

La doctora lo pesó, lo examinó concienzudamente y me hizo una serie de preguntas, de manera que la conclusión inicial fue que eran cólicos del lactante. Suelen tenerlo todos los bebés (o al menos la mayoría) porque su estómago es inmaduro y se está acostumbrando a digerir la leche (indistintamente de que sea leche materna o leche de fórmula).

Aún así, ella misma me propuso hacerle un análisis de orina para descartar algún tipo de infección.

Hemos de decir que estamos realmente agradecidos a la doctora por sus atenciones y su interés demostrado en ayudarnos con el peque, ya que sabemos que otros profesionales de la medicina habrían zanjado mucho antes el tema.

La cuestión es que realizamos el análisis de orina. Lo pasé muy mal a la hora de ponerle y quitarle al peque la bolsita donde se recoge la orina (para quien no lo sepa, es una bolsita de plástico que se pega a los testículos en el caso de los niños, de manera que el pene queda dentro y no se escapa el pis). Salió negativo. Una preocupación menos.

Pero aunque el resultado nos dio un poco más de tranquilidad, no nos quitó el sufrimiento diario de ver a nuestro duendecillo llorando sin consuelo durante varias horas. Y más aún cuando no sabes qué hacer o qué darle para que se sienta mejor.

Por otra parte, Superpapi y yo lo comentábamos con otros padres, con el farmacéutico, etc., y todos nos decían: “Sí, los cólicos los tienen todos los niños… los míos no los tuvieron”, o “los míos sólo sufrieron de cólicos un par de días, pero hay niños que los sufren durante varios meses”. Con estos comentarios nos sentíamos más frustrados todavía. Sentíamos que nuestro bebé era el único que sufría como no lo había hecho nadie (aunque en realidad somos conscientes de que hay niños que sufren mucho más).

Un día, un compañero de trabajo de Superpapi le recomendó que leyéramos libros del doctor Carlos González, así que en cuanto tuve ocasión compré uno de esos libros. Me fui directa al capítulo que habla de los cólicos. Cuál fue mi sorpresa cuando afirma que en realidad dichos cólicos no tienen una explicación unánime, y que la única solución que considera él factible es coger al niño en brazos (después de comprobar todo lo que he dicho antes: hambre, frío, pañal…).

He de añadir que me gustó tanto el libro que me he vuelto fan de este doctor.



Otro día, hablando con una enfermera, me dijo: “Yo lo llamo la hora bruja”, y en realidad parece que es el reflejo del estrés que sufre el niño al terminar el día, por todos los estímulos que le llegan, y por tener que adaptarse a la vida fuera del útero.

La verdad es que esta teoría tiene bastante sentido, ya que si pensamos en todo lo que ha tenido que vivir el duendecillo desde que salió por el canal del parto, he de decir que es un auténtico luchador. Y es que nuestro duendecillo lleva luchando desde antes incluso de nacer (tuve amenaza de parto prematuro en la semana 26, cosa que ya contaré).

En concreto, durante sus primeras 24 horas le daban un pinchazo en el talón cada tres horas para asegurarse de que no le daba una hipoglucemia (en el tercer trimestre tuve diabetes gestacional). También tuvo que aprender a mamar debido a que nació prematuro y aún no había desarrollado el reflejo de succión. Además, estuvo en la incubadora durante varios días porque tenía la bilirrubina alta, poniéndose moreno con los rayos UVA, jeje ;-), y de nuevo ayudándole para que se cogiera al pecho correctamente.

Así que sí, puede que tuviera algo de estrés, pero también estamos seguros de que sentía dolor, porque el renacuajo se retorcía, se enrollaba, encogía las piernas, y a menudo le costaba dormir.

La doctora también nos informó de que en el mercado existen miles de productos para los cólicos, pero que no nos podía asegurar que fueran a funcionar. De hecho, nos recomendó unas gotas para el estómago, que parecía que le ayudaban a su inmaduro estómago, es decir, nos pareció que sí que funcionaba, aunque no hay nada que nos lo pudiera asegurar.

Pasadas unas semanas, cuando parecía que iba un poco mejor, y las horas de llanto seguido se habían reducido, entonces llegó la siguiente vacuna, con sus efectos secundarios… y vuelta a empezar.

Volvimos a la doctora que de nuevo lo examinó y nos volvió a hacer las mismas preguntas. Probamos durante un fin de semana con leche sin proteína de la vaca, por si el bebé era intolerante (una leche con mal sabor que no le gustaba demasiado), yo dejé de comer lácteos, y volvimos a la consulta. Tampoco era ese el problema.
La doctora reconoció que ya no había más pruebas que hacerle y nos derivó a la consulta de gastrointestinal, donde el médico lo examinó de nuevo, nos hizo las mismas preguntas y nos dio su conclusión. Eran cólicos del lactante.

He de decir que a veces los profesionales de la medicina tienen muy poco tacto para decir las cosas, parece que les cuesta mucho ponerse en tu lugar. Y desde luego no esperes que entiendan tu sufrimiento, porque el suyo, si lo han tenido, les queda ya demasiado lejos como para recordarlo y tener un mínimo de empatía contigo.

Pero bueno, mi consejo es que cuando estás sufriendo con tu hijo por los cólicos del lactante, recuerdes que hay luz al final del túnel, y que esto también pasará. Nosotros por suerte ya podemos contarlo en pasado, ya que cuando el duendecillo cumplió cinco meses dio un cambio bastante imponente, y pudimos dar los cólicos por finalizados.

Con todo, la maternidad siempre te proporciona más momentos buenos que malos, y hay que disfrutarlos al máximo, porque pasan y ya no vuelven.

¿Cuál es tu experiencia con los cólicos? ¿Cómo les hiciste frente?
Cuéntanoslo, nos encantará conocer tu historia.

¡Feliz semana!

Fuente: este post proviene de Superpapis de Corazón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Nuevo curso, nuevo ciclo

Iniciamos curso nuevo, con todo lo que eso supone. Aunque el año comienza en el mes de Enero, el mes de Septiembre también implica en muchos aspectos el final de un ciclo y el inicio de otro nuevo. En ...

¡Volvemos a la carga!

¡Hola gente! Ya estamos de vuelta por aquí. Después de dos meses "cargaditos" (fin de curso, oposiciones, reformas...), volvemos a la carga. Volvemos con nuevas historias que contar. ¡Espera ...

Recomendamos

Relacionado

bebés remedios caseros para el dolor remedios caseros para los niños ...

Remedios caseros para los cólicos de los bebés

El llanto es una de las maneras de identificar cuando un bebé está sufriendo de cólico, claro está, mientras esté se encuentre bien alimentado y bien de salud. El llanto del bebé puede durante varias horas y hasta 3 veces a la semana de manera repetida. Se suelen dar a partir de las dos semanas de nacido y hasta los 4 a 6 meses terminan desapareciendo. Dentro de las causas que más se creen que los ...

bebés el cuidado de los niños salud ...

¿Los Cólicos duran 3 meses?

Hola súpermamis! ¿Es cierto que los cólicos acaban a los 3 meses? ¿Qué mi bebé dejará de llorar y que sólo tengo que aguantar que pase el tiempo? Entonces, ¿por qué si mi bebé tiene más de 3 meses sigue llorando sin consuelo? Nuestras especialista Irene Sánchez te da repsuesta a estas preguntas: Esta semana no tenía nada claro el tema sobre el que escribir pero, después de que se me han dado una ...

bebés el cuidado de los niños salud ...

Conociendo a tu bebé: Señales del inicio de los cólicos.

¡Hola súper mamis! Vamos a por la segunda entrada con más ilusión todavía que en la primera. Hoy os voy a hablar de cómo interpretar esos pequeños gestos que comienza a hacer nuestro bebé cuando está incómodo por gases. Tenemos la falsa creencia de que los cólicos aparecen de un día para otro. Esto no es cierto en absoluto en el caso de los bebés. El bebé llevará días sintiéndose molesto por los g ...

cólicos lactancia bebé ...

Qué hacer cuando el bebé sufre cólicos

Algunos bebés sufren cólicos continuos después de la lactancia. Ocurre en uno de cada cinco bebés, pero, ¿sabes cómo detectarlo? El signo más evidente es que nuestro bebé llora sin parar. Si al menos durante tres días seguidos nuestro pequeño lloras alrededor de tres horas diarias, puede que sufra cólicos. También podemos detectar si el bebé está sufriendo un cólico si su llanto se parece a un gri ...

abuelos mamá no está salir sin niños ...

Cuando Mamá No Está!!

By ElenaQue hermoso momento, en el que tienes que salir de casa sin niños, por circunstancias médicas, estudiantiles o porque necesitas que tu melena ondee al viento sin escuchar?"MAMAAAAAAA"!!!. Tú te vas toa histérica cantando LET IT GOOO?.LET IT GOOOOO!!!?..tratando de averiguar cómo podrán superar tus hijos el trauma de tu ausencia......porque??Algo se muere en el almaaaa?cuando una ...

bebés el cuidado de los niños salud ...

Conociendo a tu bebé: Señales del inicio de los cólicos.

¡Hola súper mamis! Vamos a por la segunda entrada con más ilusión todavía que en la primera. Hoy os voy a hablar de cómo interpretar esos pequeños gestos que comienza a hacer nuestro bebé cuando está incómodo por gases. Tenemos la falsa creencia de que los cólicos aparecen de un día para otro. Esto no es cierto en absoluto en el caso de los bebés. El bebé llevará días sintiéndose molesto por los g ...

maternidad

Cólicos, mi experiencia

Pues si, no nos hemos librado de los dichosos cólicos, el famoso cólico del lactante. Es curioso como a muchas personas que le contaba que Lucía tenía cólicos sólo sabían decirme que paciencia, que no se van hasta que no pasen x meses. Pues bien, quiero contar mi experiencia por si a alguien le sirve. Lucía empezó a tener cólicos a los 20 días de nacida, sus síntomas eran unos lloros desconsolados ...

general recursos app ...

Qué debe saber tu peque en el paso a primaria

Qué debe saber tu peque en el paso a primaria.

Son muchos los papás que me han preguntado qué deben saber y repasar sus peques este verano que pasan de infantil a primaria. Papás que están algo preocupados porque no tienen muy claro qué se espera de sus hijos el año que viene. En el post de hoy, además de ver qué es lo que debe saber un niño cuando llega a primaria. Voy a dejaros algunos recursos para que practiquéis y repaséis este verano, es ...

biberon colicos evenflo

Biberón Evenflo y los cólicos del bebé

El viernes pasado asistí al lanzamiento de Advanced natural by Evenflo, tengo el gusto de compartirte mi experiencia y contarte por qué es de utilidad para combatir los cólicos del bebé. Ya sabemos que una de las ventajas que caracterizan a los biberones hoy en día, es que todos tratan de simular el seno materno. Esto se hace para que no exista confusión entre el pecho – tetina, una vez que ...

cólicos del lactante prevenir los cólicos en los bebés identificar los cólicos del lactante ...

Cómo prevenir los cólicos del lactante

Los cólicos del lactante los sufren casi todos los bebés, ellos lo pasan mal y nosotras también! Suelen aparecer aproximadamente a las 3 semanas de edad y alcanzan su punto máximo entre las 4 y 6 semanas de vida, a partir de este tiempo los síntomas suelen empezar a mejorar y generalmente desaparecen a las 12 semanas. Los cólicos suelen aparecer de manera repentina, además es fácil saber cuando el ...