comunidades

TDAH en niños: todo sobre él


¿Cómo saber si tu hijo tiene TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad)?

Si tu hijo tiene problemas de conducta en la escuela, probablemente lo primero que harán los maestros será decirte que tiene TDAH. No te dejes llevar por la opinión de los educadores, tienes que buscar una opinión profesional. Ya sea de un psicólogo o un médico certificado en el área. Siempre hay que considera que medicarlos no es buena opción sin antes tener la opinión de un profesional en el área. 



Si notas algunos de los siguientes síntomas puede que tu hijo si lo tenga, de acuerdo con el manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales, los criterios para determinar si un niño tiene TDAH son:
 
a) Un patrón común que se da cuando los niños no tienen la atención requerida tiene hiperactividad y/o impulsividad que interfiere con su funcionamiento y desarrollo.

- Inatención:
- Falla en prestar atención en detalles de tareas escolares u otras actividades.
- Tiene dificultad para mantenerse concentrado en un tiempo prolongado.
- Falla en terminar las tareas escolares y/o los quehaceres. Los empieza pero no logra concretarlos.
- Se le dificulta la planeación de actividades escolares (llevar material requerido, organizar tiempos, no acabar a tiempo, etc.)
- Cuando sabe que se le dificultará hacer ciertas actividades que requieran una atención prolongada las rechazan desde el principio.

Hiperactividad e impulsividad:
- Con frecuencia muestra su disgusto por medio de golpes con manos y pies.
- En las clases no permanece quieto o sentado.
- Suele ser imprudente ante diversas situaciones y actividades.
- Habla en exceso.
- Responde preguntas antes de que las concluyan o interrumpe para terminar las frases de los demás.
- Es impaciente.



b) Algunos de los síntomas es probable que los notarás desde antes de los 12 años. Estos padecimientos se presentan en todas sus actividades diarias, desde la casa, hasta la escuela, y clases especificas a las que vaya como futbol, música, etc.



c) En todas las esferas de su vida este tipo de comportamientos resultan negativos y producen disfuncionalidad en el niño. Por lo cual se debe de crear con el niño un plan de rutinas para cambiar las conductas negativas en positivas. 



d) Todos los síntomas duran al menos seis meses, si detectas que tu hijo tiene alguna de las manifestaciones anteriores puedes aplicar técnicas de relajación. Algo básico para la relajación es cuidar la manera en la que respira ¡acompáñalo con música!

- La relajación de la abeja: consiste en tapar las orejas con los dedos hasta que ya no escuche sonidos. Inhalar y al exhalar emitir un sonido similar al del zumbido de una abeja pronunciando la letra "m"

- El juego del silencio: pedir que estén sin hablar por determinado tiempo, el cual medirás por medio de una alarma.

- El rincón de la calma: será un espacio en la casa que servirá como “guarida” en donde el niño podrá ir a relajarse cada vez que se sienta alterado. Se le enseña que a ese espacio solo debe ir cuando tenga que poner atención en su respiración y de esta manera poder relajarse.



Antes de dar por hecho que tus hijos tienen TDAH sólo por que alguien te lo dice, acude a los expertos. Puede ser que solo sea distraído y lo ayudes con otras alternativas que no sean la medicación. Pon en práctica las técnicas de relajación y consigue que tu hijo siempre tenga una buena salud mental. ¡Nos leemos a la próxima!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos