Blog de Fátima A. Idea guardada 13 veces
La valoración media de 9 personas es: Excelente

''Todo lo que un niño hace tiene un propósito positivo'' Nuria Ortega, de Educar para el futuro



Detrás de Educar para el futuro asoma Nuria Ortega. Certificada por la asociación americana 'Positive Discipline' como 'Parenting Educator', Nuria es Técnico Superior en Educación Infantil y especialista en Educación consciente gracias a un método del que llevamos hablando algún tiempo en nuestro canal de padres: la Disciplina Positiva. Con esta carta de presentación, nos apetecía mucho  hablaros en profundidad de su blog, pero si os decimos la verdad, lo que más nos apetecía era conocer quién se esconde detrás de este rincón virtual al que se conectan miles de personas a diario.

Probablemente en los más de dos años que lleva unida a RED Facilísimo, su inagotable carrera en esto de la educación consciente le ha llevado a hablar muy poco sobre sí misma, por ello hemos querido realizar esta entrevista. No sólo para agradecerle que sea parte de esta gran familia que tiene miembros repartidos en todas partes del mundo, sino para conocerla un poquito mejor a ella, como mamá y blogger, pero siempre aprendiendo de lo que mejor se le da hacer: estimular a otros papás y mamás en esto de la educación consciente. Este es nuestro particular viaje a Educar para el futuro. Abrochaos el cinturón, nos espera la adrenalina que supone 'la montaña rusa de ser papás'. Pero tranquilos, porque Nuria es hoy la mejor guía posible.

1. ¿Cuándo te lanzaste al mundo blogger? ¿Qué principales trabas encontraste en el camino?

Me lancé al mundo blogger hace justo 3 años, con un primer blog que enseguida cambié por otro nuevo pero que fue mi “excusa” para comenzar. Más que trabas lo que me encontré fue que no conocía nada acerca del mundo blogger, que no dominaba para nada el cómo diseñar y crear un blog, es decir: la parte técnica de este mundo.

2. ¿Qué nos encontramos si hacemos 'click' en Educar para el futuro?

Bueno, podéis encontraros muchas cosas. Lo primero que veréis es la parte profesional de mi proyecto: Mis servicios, mis cursos, los ebooks que he escrito, el modo en que trabajo con familias para difundir una educación consciente y respetuosa… y si navegáis por sus páginas encontraréis recursos gratuitos muy útiles para cualquier papá o mamá, y un blog con más de 100 artículos que invitan a reflexionar sobre la educación de nuestros hijos.


 

3 Dinos 3 errores que No debemos cometer si queremos ser 'bloggers', según tu experiencia

No puedo decirle a nadie que haya errores “prohibidos”… ¡los errores son maravillosas oportunidades para aprender! Necesitamos de los errores para avanzar y crecer. Pero como consejo, quizás lo que podría decirle a una persona que quiera ser blogger es que nunca se olvide de sí misma, de cuidarse, de tener en cuenta
sus necesidades. El trabajo que implica llevar hacia adelante un blog es mucho aunque no lo parezca y puede absorberte y mantenerte todo el día “conectada” a él.
 

4 ¿Qué dimensión o aspecto es para ti más importante a la hora de educar? ¿Cómo se educan 'niños felices'?

Es una muy buena pregunta…Cada vez estoy comprobando más que la dimensión más importante para educar es el bienestar de los padres. Unos padres que se sienten emocionalmente mal, que están sometidos a estrés, que no están satisfechos con lo que están haciendo en sus vidas o que no se conocen a sí mismos son unos padres que no pueden educar como realmente desean hacerlo. La educación que hemos recibido no es una educación que nos ayude a educar niños felices. Hemos recibido una educación para perpetuar un “modelo” de ciudadano cortado por un mismo patrón, para poder desempeñar las tareas de la era industrial. ¡Pero esa era ya ha pasado para nosotros! Ahora estamos en la era del conocimiento. Así que para mí, lo primero que necesitamos hacer los padres es comprender este cambio de sociedad que estamos viviendo, comprender que ya no tiene sentido educar cómo hacer 200 años porque nuestros hijos ya no van a tener que adaptarse al trabajo en las fábricas ni tampoco a un régimen dictatorial. Nuestros hijos tendrán que inventarse su propio trabajo, literalmente hablando.

Permitir a nuestros hijos que desarrollen su creatividad y potencialidad les va a acercar mucho más a la felicidad que continuar enfocándonos en convertirlos en alguien que no son, pero de todos modos la felicidad es algo que no se puede dar. La felicidad está dentro de cada uno de nosotros, así que si queremos educar niños felices lo mejor que podemos hacer es ser felices nosotros, de manera auténtica. El ejemplo es la herramienta educativa que podemos utilizar con nuestros hijos. Si ellos ven a unos padres felices, unos padres que muestran una felicidad que surge desde su interior y que no está sujeta a las circunstancias externas, ellos aprenderán que la felicidad depende absolutamente de ellos mismos y que, pase lo que pase en sus vidas, ellos pueden ser felices si así lo deciden. Al final, ser feliz es una decisión.

6 ¿Con qué 3 palabras definirías tu blog?

Ummmm… reflexión, responsabilidad, respeto.



5 En tu blog he leído algo muy interesante: 'educar no es meter conocimientos sino sacar de dentro' ¿Quieres decir con esto que los niños llevan parte de la sabiduría en sí mismos y sólo hay que saber incentivarla?

Efectivamente, y ni siquiera es necesario saber incentivarla, con no obstruirla sería suficiente. Me explico… Todos nacemos con unos dones y unos talentos naturales que nos pueden permitir servir a los demás, ayudarles de un modo u otro. Muchas veces cortamos las alas a esos dones porque no nos parecen útiles para el trabajo que existe hoy en día en el mundo. Así que privamos a los niños de que jueguen o dediquen tiempo a actividades que a nosotros nos parecen poco útiles para que puedan dedicarse a las que nosotros creemos que sí son útiles. Y no me refiero a talentos vistosos como la música, el deporte, el dibujo… a veces los niños dedican mucho tiempo a actividades que a nosotros nos parecen inútiles.

Por ejemplo, una madre me contaba que su hijo se dedicaba a memorizar el recorrido de todos los viajes que hacían: en coche, en tren, en autobús…y que al llegar a casa se dedicaba a dibujar el recorrido que habían hecho incluyendo los carteles de la autopista, las rayas del suelo, etc… estaba preocupada porque decía que era como una obsesión y que lo hacía siempre, con todos los recorridos por cortos que fueran. ¿Por qué vemos eso cómo algo “malo”? Este niño está demostrando un talento ahí. Que ahora no exista una profesión con la que podamos identificar su talento no significa que no le vaya a resultar útil en su futuro. Las personas que se dedican a lo que realmente les apasiona suelen ser los mejores profesionales de su sector.

Pero es que por otra parte, los niños tienen la capacidad interna de hacer lo que necesitan hacer para desarrollarse. Todo lo que un niño hace tiene un sentido y un propósito positivo. El dominio de cualquier técnica requiere práctica y los niños muchas veces lo que intentan hacer con determinadas conductas es practicar. Por ejemplo, un niño pequeño que necesita desarrollar su psicomotricidad fina (la que utiliza las manos y los dedos) se dedicará durante un tiempo a arrancar hojas de las flores, a romper papeles, a querer coger cosas pequeñas… Simplemente están desarrollándose.
 

6 ¿Cómo es eso de ser amable y firme al mismo tiempo?

Pues, sencillamente, la habilidad social por excelencia: Asertividad. La capacidad de decir que no de un modo tranquilo, de expresar nuestro punto de vista sin necesidad de atacar a nadie ni ponernos a la defensiva. En el día a día, con los niños, se trata de que podamos enfrentarnos a las situaciones haciendo lo que “se tiene que hacer” de un modo tranquilo y pacífico, sin caer en la permisividad (y olvidándonos de lo que nosotros necesitamos) y sin pasarnos al autoritarismo (olvidándonos de lo que el niño necesita). Los niños a veces tienen conductas inapropiadas o quieren hacer cosas que no son posibles, podemos expresarles nuestro punto de vista y nuestros motivos de un modo respetuoso.



7 En el post 'La niña que no se sentía querida' , uno de tus post con más éxito en nuestras redes, planteas en forma de cuento cómo querer a los niños es mucho más que darles una brillante educación y que saquen buenas notas . También cómo muchos padres confunden criar niños  buenos con niños felices.  ¿Por qué tcrees que tuvo tantas visitas? Probablemente muchos padres se sintieron identificados...

Si. De hecho me han escrito muchos padres contándome que en su infancia se sintieron así y otros que sentían que sus hijos también se estaban sintiendo así. Hay muchas personas en busca de amor, muchas personas que no sintieron el amor de sus padres y que de adultos no saben cómo darse amor a sí mismos (o cómo generar amor a su alrededor para que éste le sea devuelto). Cada niño es un mundo y los mensajes de amor que reciban de sus padres los van a interpretar a su manera. No podemos controlarlo todo, pero sí podemos aceptar a nuestros hijos tal y cómo son, amarlos incondicionalmente (lo que no significa permitir que hagan cosas que perjudiquen a los demás)… se trata de aceptar su personalidad y confiar en sus capacidades. Un niño tiene más posibilidades en su vida adulta de sentirse bien consigo mismo si no ha recibido etiquetas ni presiones para cambiar. Habrá tiempo de que descubran que pueden transformar sus actitudes negativas en otras positivas y más adaptativas…¡y serán capaces de descubrirlo por sus medios!

8 ¿Nos regalas una frase o mensaje motivador destinado a esos papás que anden un poco más perdidos todavía en esto educar? 

Tú eres el mejor padre para tu hijo, confía en ti y sigue tu instinto porque te irá indicando el camino a seguir.

Y aquí  finaliza la entrevista a Nuria y este pequeño viaje a todo lo que constituye su blog. Pero, lo que afortunadamente no parece que vaya a terminar, es el objetivo de Educar para el futuro. Un blog que por encima de todo rezuma respeto,  para aportar su granito de arena a este gratificante pero muy desafiante mundo que supone Educar a nuestros hijos. Seguro que vosotros también os habéis quedado con muy buen sabor de boca y sobre todo con muchas ganas de seguir leyendo a Nuria y aprendiendo con y de ella.

¡Gracias por formar parte de este proyecto, Nuria! Pero sobre todo, gracias por habernos regalado este pedazo de tu tiempo que sabemos que es 'muy justito' por la cantidad de proyectos que abordas. ¡Te seguimos muy de cerca!

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos