Blog de supernoelia Idea guardada 3 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Un parto precioso

Hola, me animo a estrenar mi blog con algo que creo que merece la pena que sea lo primero que escriba. Es el nacimiento de mi segundo hijo, Alberto.

Un resumen de mi primer parto es que acabó en inducción a la 41 semanas, con oxitocina, rotura de bolsa, epidural, maniobra de Kristeller, episiotomía, y que la inducción fue todo un "éxito" pues a las 6 horas tenía a mi hijo. Después llegó la lenta recuperación, no poder disfrutar de mi hijo hasta pasado más de un mes y de las relaciones con mi marido hasta pasado más de un año.

Con mi segundo hijo quise que las cosas fueran distintas, me atreví a probar un parto natural pensando que quizás tanta intervención médica, incluyendo la epidural que yo misma escogí por miedo al dolor, fue la culpable de mi penosa recuperación.

Así que di a luz con la doctora Gaia Zocchi en la Milagrosa de forma natural a la semana 41 (curiosamente igual que con mi primer hijo) pero de una forma tan distinta...

Llevaba con contracciones casi todo el embarazo, las últimas semanas bastante dolorosas, y el viernes 25 de Diciembre por la noche también tuve. Yo pensaba qué pesadas contracciones, y no sirven para nada, sigo sin ponerme de parto. Me despierto varias veces, como todas las noches, y siempre noto una contracción y me vuelvo a dormir. A las 6 empiezo a pensar que tengo más contracciones que otras noches y me pongo a mirar el reloj... las tenía cada 7 minutos. Me levanto al sofá y como no se detienen llamo a mi marido a las 6.30 para que se prepare. Me ducho, las contracciones duelen pero no eran mucho peores que las de los días anteriores. A las 7.30 llamo a mi doctora, me dice que calcule estar en la clínica sobre las 9.15, que si voy muy pronto me voy a agobiar. Aviso a mis padres para que vengan a quedarse con mi hijo, para entonces ya dolían bastante más las contracciones, me alivian los movimientos de pelvis. Se me empieza a ir un poco la cabeza (creo que eran las endorfinas), y me imagino que los movimientos son una especie de baile con mi bebé. Tengo ganas de vomitar con cada contracción, la doctora me dice que es normal, que es por el dolor. Pensé que era curioso porque he tenido dolores más fuertes y no he tenido ganas de vomitar, supongo que la Naturaleza me estaba diciendo que no desayunase... menos mal que hice caso pues vomité un poco más tarde y tenía el estómago totalmente vacío.

Cuando llegan mis padres me empiezo a agobiar, mi madre habla mucho y me hace pensar... me quiero ir de casa... bajamos al coche y el viaje fue muy desagradable, no podía mover la pelvis con cada contracción y me molestaba hasta apoyar el culo en el asiento. Mi marido me deja en la puerta de urgencias, no me atrevo a bajar al aparcamiento de la clínica porque las contracciones son cada 3-4 minutos... Cuando llego me recibe el matrón, al poco llega mi marido y yo me tumbo de lado en la cama, no quiero ni moverme, estaba a gusto. El matrón me explora, estoy de 5 cms. pero la cabeza está muy baja y me dice que falta muy poco. Me dice que si quiero meterme en la bañera, no me apetece! Me dicen que si quiero música y tampoco quiero, sólo quiero estar tumbadita de lado. En una contracción muy fuerte se rompe la bolsa, el matrón sale un momento y en la siguiente contracción me entran unas ganas de empujar increíbles. Me asusto porque si estaba de 5 cms. cómo iba a ponerme a empujar?! (EDITO: después me explicaron que al romper la bolsa la cabeza del bebé bajó de golpe y dilaté completa). Llega el matrón y la ginecóloga, casi no le doy tiempo a vestirse. Aguanto las ganas de empujar dos contracciones más, sé que es muy importante aguantar un poco para que el periné se distienda y no se rompa, es para lo que me he preparado todo el embarazo... me da mucho miedo romperme otra vez...  En la siguiente contracción la doctora me pide que empuje, pensaba que iba a doler mucho pero es un alivio! Paramos y mi marido me va diciendo lo que va asomando la cabecita, y yo no me lo creo pero me anima que lo estoy consiguiendo... en la siguiente contracción la cabecita asoma un poquito más... en la siguiente un poco más, y en la siguiente me piden empujar más fuerte y esa sí que duele!!! Quema, escuece, arde, pero dura muy poco, y noto como sale la cabeza, un pequeño alivio y cómo sale el cuerpo. Me ponen a mi bebé encima y está tan calentito... es una sensación que nunca olvidaré, huele como un ramo de flores marchitas. Mi marido corta el cordón, ve salir la placenta... me hace gracia que mi marido se marea con la sangre, que de mi primer parto se tuvo que salir cuando me hicieron la episiotomía, pero esta vez es distinto, es sangre de vida.

Al poco pregunto a la doctora si me tiene que dar puntos, cree que me tiene que dar uno... pero no! Ni un sólo punto, nada! Sólo tuve dos heridas en los labios internos de la vulva, que me han molestado mucho al orinar durante unos días, pero que ya no me molestan nada, y sólo han pasado 9 días desde que di a luz.

Este recuerdo es para toda la vida... el de mi primer parto por desgracia también. De mi primer parto siempre recordaré a la matrona que me decía que no sabía empujar y lo ajena que me sentí a todo lo que ocurría a mi alrededor. De mi segundo parto siempre recordaré el olor de mi niño y que yo solita (con la ayuda de mis acompañantes) di a luz a mi bebé.

Por último quiero dar gracias, aunque no lleguen a leerlo a Tuty, por su preparación al parto tan especial, por hacerme confiar en mi cuerpo, a Esther, por el vídeo del nacimiento de Xandro que me hizo sentir envidia al ver lo bonito que fue su parto, a Gaia (gine) y Miguel (matrón) por transmitirme tranquilidad, y a mi marido por darme su apoyo en el embarazo y parto.

Lo que más me gustaría es que este mensaje sirviera para hacer perder el miedo al dolor a las mujeres, es cierto que se pasa mal, pero el esfuerzo merece la pena. Nos han hecho creer que el mejor parto es el que no duele, pero yo he tenido las dos experiencias y ahora el único parto que duele cuando lo recuerdo es el de mi primer bebé. El segundo es el recuerdo de un parto precioso.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

PARTO contracciones de parto regulares episotomía en el parto ...

EL PARTO

Hoy por fin, os explico mi experiencia en el parto y con el post de hoy ponemos punto y final a la etapa del embarazo. Como ya os conté en la última entrada, llevaba tres días con contracciones y sin dormir (y según los médicos eran pródromos de parto…jaaaaaaa). Habían parado por la mañana, y yo creía que esto no iba a tener fin, ya iba preparada para amenazar a alguien al día siguiente en m ...

Artículos

MI PARTO PRIVADO

Cuando ha llegado el momento de tener el primer hijo, muchas parejas se plantean si hacer un seguro médico privado a la mujer para así tener un mayor seguimiento del embarazo y saber que es tu ginecólogo quien atenderá tu parto. Nosotros fuimos una de esas parejas y Doña cuchufleta nació en un hospital privado. Lo primero que hice tras hacerme el seguro fue coger el listado de ginecólogos y busca ...

maternidad maternidad parto

La historia de mi parto

Llegó un momento durante mi embarazo en el que empecé a visualizar cómo sería el día que diese a luz. Y fue entonces cuando me formulé las clásicas preguntas: ¿cuando empezaré a notar las contracciones? ¿serán muy dolorosas? ¿podré soportar parir sin epidural? ¿anestesia sí, anestesia no? ¿y si rompo aguas en casa? ¿llegaré a tiempo al hospital? Un detalle que para mí fue importante para tomar con ...

Embarazo Maternidad bimaternidad ...

Mi segundo parto (Parte I)

La semana pasada ya os puse en situación explicando por qué había tenido un patrón del blog de casi tres meses pero que ya estoy de vuelta. El parón se debió a que el pasado 25 de junio nació mi pulguito y desde entonces no me había pasado por aquí pero espero que entendáis que he tenido las manos ocupadas Hoy retomo un poquito la actividad y vengo a contaros cómo fue mi segundo parto. Mi segundo ...

Parto Miedo a parir Miedo al parto ...

Entrevista en vídeo a 2 expertas en parto natural en casa

Si hubiera conocido alternativas naturales a la epidural antes de mi primer parto, que diferente hubiera sido. Hubiera podido acompañar a mi hijo en su nacimiento de otra forma: más humana, más consciente, más sensible. Hubiera tenido un postparto más llevadero, estoy segura. Hubiera empezado mejor con la lactancia materna. Hubiera evitado el dolor por la episiotomía que no quería hacerme… ...

Embarazo Las Aventuras de Mamá Ventura

Relato de mi tercer parto natural: el primero sin anestesia

Os cuento el relato de mi tercer parto, el primero sin epidural. Espero que disfrutéis íntegramente de este post, que nace desde el cariño y el respeto que le tengo a todo parto. Relato de mi Tercer Parto Introducción Tengo ganas de contaros mi primer parto sin anestesia, los dos anteriores fueron con anestesia epidural ambos, siendo entre ellos, partos totalmente diferentes. Hoy os relato mi terc ...

general otros

Me parto con mi parto

Voy a contar mi parto por si puede servir a alguna embarazada para hacerse una idea, aunque cada parto es diferente. Rompí aguas a las 7.40 de la mañana, había pasado muy mala noche con los ardores y sentí como que se me salía el pis, fui al baño y vi un flujo trasparente y viscoso con alguna traza verde en mis braguitas, acto seguido tuve mi primera contracción, un dolor fuerte como de regla, a l ...

ginecólogo parto

Mi parto (segunda parte)

Pasadas las horas de dilatación, y llegado el momento del expulsivo todo se para, es el momento cumbre, donde voy a participar en el nacimiento de mi hijo, mi marido por fin ve que la espera termina. Lo siguiente pasó muy rápido, mi matrona vino a hacer un tacto para ver como iba la cosa, y para mi sorpresa se dirigió esta vez al Señor J: "Uy, quieres ver la cabeza de tu hijo". Empezaron ...

Hoy reflexionamos

Yo tuve un fotógrafo de parto

El nacimiento de Lucía era un acontecimiento muy esperado por parte de toda la familia, eso es cierto. Y, esta vez, tenía ganas de tener un recuerdo especial para siempre. Cuando faltaban pocas semanas para su nacimiento, me puse en contacto con el hospital para solicitar, bajo mi nombre y responsabilidad, la compañía de un fotógrafo de parto que estaría realizando un reportaje durante antes, dura ...

Maternidad bebé embarazo ...

Mi parto – Segunda parte

Como te explicaba la semana pasada en la primera parte de mi parto, este fue totalmente por sorpresa. Me quedé en el momento en el que Manu decidió irse a dormir ya que yo no hacía caso y así no se me iba a pasar el dolor. ¿Qué no hacía caso? ¡Si estaba de parto!  A todo esto, serían ya las ocho de la mañana. Aguanté un par de horas más y a las diez le dije a Manu que no aguantaba más. Que no sé s ...