Padres

Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Guía para sobrevivir a una caca radioactiva de bebé

Foto de Daniel Lobo (Flickr)
Este post está dedicado a los padres primerizos. Más primerizos incluso que yo. Sí, aquellos cuyos bebés todavía no han alcanzado la madurez de los seis meses de edad y, en especial, aquellos que todavía son proyectos de padre. Tengo un par de amigos ya a la espera. Y seguro que pronto se suman otros. La familia crece, y eso es bonito. Pero ojo, que no todo es olor de rosas en el campo de la paternidad y la maternidad. Es más, hay días en que predominan otros aromas menos agradables. Así que atentos y tomad nota. Por lo que pueda pasar.

Lo primero es lo primero. No os confiéis. Las cacas de bebés siempre parecen un tema simpático. Para echarse unas risas. Hasta que te conviertes en padre. Y oye, uno tiene miedo a ese olor nauseabundo que has catado de alguna caca de un primo pequeño o te ha contado algún familiar cercano, pero luego nace tu bebé y resulta que su caca es especial. No huele. O si huele, el aroma es más que soportable. Yo me frotaba las manos. A veces eran aparatosas y te ensuciaban hasta la pared de la habitación, pero se llevaba. Todo es más llevadero cuando el olfato no sufre en demasía.

¿Había colaborado en la creación de la bebé perfecta? ¿Era Mara una evolución sin precedentes de la humanidad en lo que a aromas intestinales se refiere? ¿Podía una bebé cagar sin amargar el desayuno a sus padres? ¿Era esa bebé la mía? No. Por desgracia, no. Y de ahí mi primer consejo: No os confiéis. Todo parece bonito hasta que un día empiezas a introducir en la vida de tu bebé  la alimentación complementaria y, como por arte de magia, sus entrañables cacas se convierten en plastas de una consistencia que ni el cemento. Y para rematar la faena, con un aroma a mil demonios. “¡Te comiste un cadáver!”, diría un uruguayo loco que se juntaba con mi grupo de amigos en nuestras lejanas noches de discoteca. Pero ese es otro tema.

Llegados a este punto, en el que ya os he abierto los ojos a la realidad, no me queda más que compartir con vosotros una serie de consejos de casi experto en la materia. Digamos que es una guía para sobrevivir a cacas radioactivas de bebés. A esas deposiciones que te tiñen la piel de verde y convierten a tus tripas en una montaña rusa que alcanza una velocidad que no conocieron tus intestinos ni en tus noches de borrachera.

1. Si sabes que tu bebé se ha hecho caca (y te juro que lo sabrás), antes de empezar con el proceso ten a mano un pañal de recambio y un paquete de toallitas húmedas.

2. Reza a lo que creas (si es que crees en algo), para que al bajarle el pantalón no te encuentres con un estropicio de dimensiones bíblicas. Hay algo peor que el olor. Y ese algo es que la caca de tu bebé se haya derramado por la espalda y las pantorrillas. La escena es para grabarla. Pero no voy a entrar en detalles. Mejor seguid viviendo en vuestros mundos de Yupi.

3.1. Si tu rezo ha surtido efecto, dale las gracias a quien hayas rezado. Arrodíllate ante él. Hazle un sacrificio. Ese ente superior se merece lo que quiera.

3.2. Si tu oración ha caído en saco roto y quien te tenía que echar un cable estaba en otras cosas, no desesperes. Que no cunda el pánico. El mal ya está hecho. Levanta al bebé e intenta quitarle el body causando el menor desperfecto posible. No te martirices si hasta el pelo se le llena de mierda. Las cartas venían desde el principio mal dadas. Eso sí, antes de pasar al siguiente paso, limpia con una toallita húmeda las partes más castigadas por la avalancha, generalmente la zona baja de la espalda. Intenta mirar lo menos posible para que no empiecen demasiado pronto las primeras arcadas. Descubrirás que puedes limpiar casi a ciegas.

4. Llegados a este punto, y ya con la espalda limpita si tu caso es el 3.2, tumba al bebé en el cambiador, la cuna o la cama (según preferencias de cada cual) y ponle un pañal debajo antes de proceder a quitar el manchado. Puedes prescindir de este paso, pero te aseguro que tus sábanas y colchas agradecerán tarde o temprano que tengas la delicadeza de prevenir antes de curar.

5. Con el nuevo pañal ya colocado, procede a retirar el infectado. Hazlo con sumo cuidado si no quieres acabar con caca de bebé hasta en los ojos. Mi recomendación es que a la vez que retires el pañal, levantes las piernas del bebé cogidas por los tobillos con una de tus manos. La explicación en sencilla. Cuando hay mierda de por medio los bebés, no me preguntéis el porqué, tienden a patalear, con el riesgo que eso supone para que se pringuen los calcetines y esparzan su creación por toda la habitación.

6. Una vez en posición (ya te habrán venido los primeros olores y tu estómago empezará a rugir pidiendo ayuda) coge una de las toallitas y, antes de empezar a limpiar el estropicio, pasátela por la nariz para adormecer a tu olfato. La escena seguirá siendo desagradable, pero os juro que atenúa el olor y reduce en un 75% (el dato tiene detrás una gran investigación empírica) el riesgo de sufrir arcadas. Palabra de papá en prácticas.

7. Ya sólo os queda gastar toallitas (nunca menos de cuatro o cinco, os lo aseguro) para acabar con todo los desperdicios. Es posible que os manchéis los dedos en el intento. No sufráis. Son daños colaterales. Os parecerá una minucia cuando tengáis a vuestro bebé otra vez vestido y listo para seguir dando guerra. Hasta la próxima caca. Prueba superada.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

aprendizaje bebés crianza natural ...

Consejos para papás primerizos

Consejos para papás primerizos Aquellos que tenemos experiencia en este ámbito sabemos que el embarazo y la paternidad son procesos maravillosos, pero también son momentosllenos de dudas y nerviosismo. Muchos padres, de forma adecuada, se dedican a buscar información relacionada con los cuidados que sus parejas necesitarán durante el embarazo o cómo pueden ser los mejores padres posibles para su n ...

niños padres primerizos primerizos ...

Papás primerizos: darles tiempo

Ya he pasado la treintena. Esto, entre otras muchas cosas, quiere decir que mi entorno de amigos, se empieza a ver irremediablemente envuelto en esa vorágine de bodas, de 'arrejuntamientos', y de nacimientos de bebés. En mi grupo de la infancia, en el trabajo, por doquier, oigo a padres y madres primerizos felices, pero fatigados y saturados de recibir información, muchas veces innecesaria ...

general uncategorized estilos aprendizaje ...

Estilos de aprendizaje – Características y refuerzos

La semana pasada hablamos de diferentes pautas para aumentar la motivación y el rendimiento escolar de los niños. Una de ellas, y quizás una de las más importantes, es descubrir y apoyar su estilo de aprendizaje. Hoy vamos a ver las principales formas de aprender que existen, y aunque existen herramientas para ver a qué tipo pertenecemos, es conveniente puntualizar que no aprendemos de una única f ...

bebes bebés el sueño del bebé ...

Sacos de dormir para bebés - Guía práctica

¿Cómo duerme tu bebé? ¿Con ropa de cama o con saco? Antes de que naciera mi pequeñajo le hice todo un ajuar de sabanas, mantitas y edredón, pero meses después decidí cambiar de bando y comprarle un saco. Creo que fue nuestra salvación para poder dormir todos tranquilos. Os cuento por qué y, de paso, os explico cómo elegir correctamente el saco, dónde comprarlos y cómo vestir al bebé si va dormir e ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

Padresfera

Avisos para padres primerizos

Si faltan pocos días a la llegada de tu bebé, echa un vistazo a este avisos para padres primerizos para que alguna que otra situación no te pille por sorpresa. Muchas cosas cambiarán en tu vida cuando llegue tu bebé a casa. Pero hay miles de situaciones que nadie te advierte que van a pasarte sí o sí. Son parte de la aventura de la paternidad y te aseguramos que llegará el día en que mires atrás y ...

general andanzas mamá jefa ...

Historias de padres primerizos: El primer pijama

Hoy os voy a contar una historia que sucedió el Día 2 DM (Después de Maramoto). Una historia que os hemos ocultado hasta ahora. En parte porque es tan ridícula que el papá en prácticas y la mamá jefa habíamos decidido borrarla de forma selectiva de nuestra mente. Y en parte porque, ahora que lo pienso, me da hasta vergüenza contarla. Pero los tejemanejes de la mente son muy caprichosos y la semana ...

Prueba de Productos Sello de Calidad bebe ...

Nueva generación Papás Dodot, Sello de Calidad

Vuelvo con un nuevo sello de calidad con la nueva generación Papás Dodot, la última versión del pañal básico que supone mejoras con respecto al anterior modelo. ¿Será esto cierto?. El santo grial de las mamás y papás de bebés es encontrar el mejor pañal. ¿Y cuál es el mejor pañal?. Imagino que para gustos habrá colores. Pero sin duda el mejor pañal es el que se mantenga seco, sin olor,  sin escape ...

0-3 años Libros Libros infantiles

Caca de dinosaurios

Caca de dinosaurio es otra de las novedades de la editorial Bruño. Un libro para los más peques de la casa que les ayudará en ese difícil momento de dejar el pañal y empezar a usar el ordinal o baño. Especialmente pensado para motivar al niño a usar el orinal o a ir él solito al baño, Caca de dinosaurios es un divertido álbum con solapas donde tu hij@ irá descubriendo cacas y más cacas de dinosaur ...

general andanzas alta demanda ...

Sobrevivir a una bebé de alta demanda

Pese a que sé que alrededor de este blog se ha formado una comunidad bastante amplia y molona de padres y madres de bebés de alta demanda, hace tiempo que dejé de tratar el tema de forma directa. No es que Maramoto haya dejado de ser de repente una bebé de alta demanda, ni mucho menos. Digamos que intencionadamente lo dejé de lado. En su día descubrir el concepto me sirvió para conocer mejor a nue ...