Padres

Blog de Mamadeverdad Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Taller educar sin gritar semana 6

taller escucha activa


El ejercicio que nos propone Nuria esta semana " Lo mejor del día" aparentemente puede parecer muy sencillo pero a la hora de la verdad no somos conscientes del todo de ello.

Vamos con nuestra rutina diaria y preguntamos a nuestros peques ¿qué tal el cole? pero muchas veces no hacemos una escucha activa. Ellos nos responden "muy bien mamá, mira que dibujo he hecho" y nosotros casi sin mirarlo contestamos "qué bonito hijo, venga date prisa que llegamos tarde".

Tampoco es cuestión de que nos pasemos tres horas hablando del dibujo, pero sí que realmente le escuchemos. Para nuestro hijo es importante ese dibujo que ha hecho si no, no nos lo diría. Si esto lo hacemos a menudo con el tiempo no podremos quejarnos de que nuestros hijos no nos cuentan sus problemas.
Si desde pequeños atendemos su necesidad de ser escuchados, según vayan siendo mayores seguirán contándonos cosas. Ya no hablarán de dibujos, pero hablarán de otros temas que si hemos hecho bien nuestra "tarea" como padres, escuchándoles desde pequeños activamente, lo harán y nos lo contarán porque saben que serán escuchados. Cuando mis hijos sean mayores, quiero que sientan que pueden contarme lo que quieran porque voy a estar ahí escuchando. No puedo pretender que cuando lleguen a la adolescencia me cuenten sus problemas cuando no lo he hecho cuando han sido más pequeños.

Les hacemos creer que no entendemos sus "asuntos", o que no les damos importancia. Nuestros hijos necesitan que confiemos en ellos y necesitan de nuestra confianza. Eso sólo se consigue con una buena comunicación y una buena escucha activa. 

Una vez que se rompe la confianza por algún motivo cuesta mucho más volver a confiar. Ganar la confianza de otra persona es difícil, perderla puede ser fácil, pero recuperarla una vez que se ha perdido es mucho más complicado. No perdamos la confianza que nuestros hijos tienen en nosotros.
Si no lo hacemos cuando son pequeños cuando son mayores es más difícil aún.

Vamos a escucharles cuando nos cuenten algo sin juzgarles y sin quitarle importancia. Vamos a mirarles a los ojos cuando tengan algo que decirnos, a ponernos a su altura, a contactar con ellos cogiéndoles la mano, o tocando su hombro. Son nuestros hijos, vamos a darles todo el derecho a expresarse para que se sientan importantes. Qué puede haber más importante para nosotras que nuestro hijo contando qué es lo que le ha pasado en el cole.
De verdad, es más importante eso que nuestra discusión en el trabajo, o la conversación del móvil sobre los planes del fin de semana.

Vamos a escuchar activamente a nuestros hijos.

Vamos a estar ahí para cuando necesiten que estemos.

Vamos a ejercer de padres. Somos sus padres. Sus referentes.

No podemos pedir a nuestros hijos que nos hagan caso cuando nosotros no se lo hacemos a ellos. 

¿Cuántas veces te habla tu hijo para decirte algo, lo que sea, pero para él es importante, y tu estás con el móvil?.
¿Cuántas veces le dices algo a tu hijo, lo que sea, pero para ti es importante, y tu hijo está jugando?


Se ve claro, ¿verdad?

Nos dedicamos a pedir porque como somos sus padres abusamos de autoridad en ocasiones, pero se nos olvida todo lo que podemos darles.

No me voy a cansar nunca de repetirlo, nuestros hijos nos imitan, si no damos, ellos no nos van a dar. Si sienten lo que significa recibir, va a salir de ellos mismos dar.

Hacer una escucha activa mejora su autoestima. Algo que es fundamental para tener un buen crecimiento personal. Nosotros como padres vamos dando forma a la autoestima de nuestros hijos. Según se sienten valorados, queridos y aceptados van a su vez dando forma en su mente de su propia imagen. Algo que les hará actuar de distinta forma en su vida adulta según el tipo de imagen que se hayan formado. 

La autoestima que tenemos nos hace vivir la vida de una o de otra manera. Si nos sentimos queridos y valorados, tendremos una autoestima más alta que desarrollará aptitudes y habilidades en nuestras relaciones personales, que nos permitirán mejores relaciones y nos capacitarán para gestionar cualquier momento que pueda suponer un problema de manera más fácil y rápida sin dejarnos bloqueados o con el problema siempre a nuestra espalda.

Con esto no quiero decir que tengamos que cambiar a nuestros hijos, transformarlos en algo que no son. Lo que quiero decir es que no podemos limitar el desarrollo de si mismos por hacer nuestros propios juicios de valor y por quitarles oportunidades en las que puedan expresarse por miedo a nuestra opinión o reacción. 

Vamos a darles libertad mientras les ayudamos a volar.

Si escuchamos activamente a nuestros hijos, no sólo cuando nos quieren enseñar ese dibujo del cole, sino también cuando están enfadados seremos capaces de dar soluciones en esos momentos de conflicto que se crean en ocasiones.
Si realmente somos capaces de ver cuál es el motivo del enfado, dejando a un lado el enfado en sí mismo, para ver el motivo, que aunque a nosotros no nos pueda parecer un motivo de enfado, pero que tenemos que ser conscientes de que para él sí lo es, seremos capaces de darles opciones para que ellos mismos decidan y ellos mismos soluciones.

Lo que quiero decir con esto es que si a mi hijo hoy no le gusta la comida que tenemos, soy capaz de entender que no le guste y escucho lo que me dice activamente. Seré capaz de darle opciones y decirle hoy tenemos pescado, que sé que no te gusta pero ¿que te parece si mañana eliges tu entre estas 2 comidas?. 

Seguirá sin gustarle el pescado, y seguirá queriendo comer otra cosa, pero se sentirá importante, valorado y querido porque le estamos entendiendo y dando la posibilidad de elegir. No imponiendo ni ordenando para que obedezca de una forma autoritaria.

Podemos hacerlo así, o podemos decirle, te comes el pescado porque está muy bueno y punto porque es lo que hoy toca de comida. Estará bueno, pero es que a él no le gusta. 

¿Con qué opción te quedas tu?, también podemos elegir.

Con respecto a cómo me ha ido el ejercicio planteado por Nuria, tengo que decir que bastante bien. Esta parte sí la tengo bastante mejorada con respecto a hace meses cuando empecé con su curso

Les pregunto por su día, por su mejor momento y ellos me preguntan por el mío. Incluso no les he preguntado y ya me hacen ellos la pregunta para contarme su mejor momento del día. Es muy bonito tener una conversación con ellos de este tipo. Ellos sienten como te interesas por sus "cosas" y ellos también se interesan por las tuyas. 

Por lo tanto y resumiendo que ya se que me extiendo mucho:

-Escucha activamente, mirando a los ojos, con contacto y sin juzgar.

-Conserva la confianza que tiene tu hijo en ti, no la pierdas nunca.

-Valora a tu hijo, hazle sentir importante.

Si te interesa una educación basada en el respeto sin castigos pincha sobre la imagen y tendrás la información y lo que ha supuesto para mí el curso "Atrévete a educar sin castigos" 



Si te gusta lo que ves en el blog puedes suscribirte y lo recibirás de forma cómoda en tu correo. Pincha sobre la imagen. Revisa tu bandeja de spam si no te llegan.



Fuente: este post proviene de Blog de Mamadeverdad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Lasaña de calabacín y gambas

Hace poco que descubrí la masa filo y me ha encantado. Me parece práctica y original para darle un toque diferente a comidas habituales. Así que preparaos porque van a llegar varias recetas con esta m ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

general talleres de disciplina positiva educar con respeto ...

Taller educar sin gritar semana 7

El ejercicio de esta semana "Te quiero y miles de besos más" cuando lo vi en principio pensaba que iba a ser muy parecido al primero de los abrazos, bueno de hecho cuando damos un abrazo muchas veces va unido al "te quiero". Esta claro que dar afecto a nuestros hijos y a quien queremos es algo fundamental y básico para que las cosas funcionen bien. Cuando uno no se siente quer ...

general educar sin castigar taller gratis ...

Taller educar sin gritar semana 9

Este último ejercicio del taller "Cinco minutos para ti" lo considero casi el más importante. Hay mucho que podemos hacer por mejorar la relación con nuestros hijos para llegar a tener esa armonía que tanto buscamos. Digo armonía no perfección. Si vamos en busca de conseguir ser madres perfectas que quieren tener hijos perfectos no lo vamos a conseguir. Además de ser imposible no comete ...

general dar las gracias talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar ejercicio 4

Lo primero que quiero hacer en este ejercicio aprovechando que es para ello, es dar las gracias a todos y cada uno de vosotros por dedicar vuestro tiempo, vuestras ganas, vuestras energías y vuestra vida a mejorar la relación con vuestros hijos. Cada minuto que dedicáis a pensar en estos ejercicios, a explicárselo a vuestra pareja, a vuestros hijos, a pensarlo, a comentárselo a vuestra amiga del ...

general educar con respeto educar sin castigar ...

Taller educar sin gritar ejercicio 3

Esta es la tercera semana del taller cambiando gritos por besos y abrazos, puedes ver el primer ejercicio "Abrázame" y el segundo "Háblame bajito" si estás empezando ahora. Tengo que confesar que cuando vi el ejercicio 3 "Todos tenemos cualidades" tuve que hablar con Nuria de alumna a profesora y que me explicara. Me ha costado un poquito hacer las listas porque hice ...

general abrazos talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar ejercicio 1

by pixabay Estoy encantada de participar en el taller educar sin gritar cambiando gritos por besos, que encima de ser bueno, es un taller gratis. Cuando Nuria me lo comentó, la verdad que sin saber de qué iba le dije que sí, sin ninguna duda porque sabía que iba a ser bueno, como todo lo que hace. Es mi mentora en esto y gracias a ella he aprendido todo lo que sé sobre disciplina positiva. Así qu ...

general talleres de disciplina positiva educar sin castigar ...

Taller educar sin gritar ejercicio 5

by pixabay El ejercicio de esta semana ¿cuántas veces dices no? me viene de perlas. Que no es la primera vez que Nuria me lo dice, además que cuando hice su curso fue uno de los temas que se tocaron pero aún así suspendo casi siempre, jeje. Lo que explica sobre llevar las mochilas y chaquetas de los niños no puede ser más real, en mi caso. Es más, es que ya hasta soy yo quien las coge sin que ell ...

general talleres de disciplina positiva educar sin castigar ...

Taller educar sin gritar ejercicio 2

Para este segundo ejercicio del taller cambiando gritos por besos he tenido que darle muchas vueltas para poneros un ejemplo. Tengo que decir que hace bastante tiempo que ya no grito. No, no grito. No es que siempre hable entre susurros y de vez en cuando no se me vaya un poco el tono, pero no, no les grito, ya no soy gritona. Puntualmente si me pasa que mi tono se convierte en ese tono brusco car ...

bebés entradas la leche reblogueados que nos encantan ...

Educar sin gritar, ni castigar ¿es realmente posible?

Originalmente publicado en EducaOrientaOcio: Me canso de leer artículos en los que se habla de saber educar a los hijos sin gritos y sin castigos. Pero, ¿eso el realmente posible?, ¿somos malos padres si gritamos o castigamos a nuestro hijos? Soy una madre con mucha paciencia, me conozca la teoría “al dedillo”, no tengo el…

general premios diario ...

Diario educar sin castigar

Vía pixabay Como ya os he contado alguna vez, inicié el blog como reto personal para dejar de gritar a mis enanos e intentar ser mejor madre. Hace unos días os contaba como iban las cosas, si no lo habéis leído aquí os lo dejo y os sigo contando como van. Lo cuento especialmente para las mamis que me hacen preguntas sobre disciplina positiva, que no soy ninguna experta, ojalá lo fuera, solo voy a ...

Padres Educar sin gritar Niños

Niños: pautas para educar sin gritar

Educar a nuestros niños no es tarea fácil, con el estrés que llevamos, el cansancio, y ellos que no paran ni un minuto. Es normal, ellos conocen el mundo que les rodea experimentando y viendo cual es la consecuencia sus actos. Ahí es donde aparecemos los padres, sus primeros educadores, quienes enseñamos a través del ejemplo pero también debemos enseñarles determinadas conductas que son favorab ...