comunidades

AMOR DE MADRE

Estos días ha vuelto a salir a la luz Cristina Pedroche. Ya ha llamado la atención otras veces que ha hablado y esta vez no iba a ser menos.

Tendré un hijo y le querré mucho, pero nunca tanto como a David.

Esas han sido las palabras que han incendiado las redes sociales y han hecho elevar la voz a cientos de mamás blogueras y miles de mamis en general. No voy a defenderla ni criticarla pues estoy convencida que su vida pública es una constante película en la que ella sólo interpreta un papel. Además si llama la atención, hablan más de ella y gana más. Es la Ana Obregón de estos tiempos pero sin exclusivas (creo). Pero lo que sí voy a hacer es hablaros de mí:

Desde hace muchos, muchos años me decían que el amor a un hij@ no se puede medir. Yo intentaba compararlo con el amor que siento por mis padres y hermanos y pensaba: Dios mío, si se tiene que parecer, pobres de mis hij@s. Y pensaba esto porque este tipo de relación es de amor/odio. Sí y no lo negueis. En la mayoría de casos se les quiere mucho pero hay momentos e incluso días y semanas que los odias desde lo más profundo de tu corazón. ¿Os imagináis que un día vuestr@ hij@ haga algo y le digáis que le odiais y ojala no fuera vuestr@ hij@ (con portazo incluido)? A que no. Pues a nuestr@s padres se lo hemos hecho en alguna ocasión y si no, algo parecido seguro. Este amor no puede ser el mismo que se siente por un/a hij@.

Con el tiempo comparé el amor por mis futur@s hij@s con el amor que siento por mi Señor Marido. Y me horrorizaba. Me horrorizaba pensar que en alguna ocasión me pudiera ver tan saturada que tuviera ganas de tirar la toalla y abandonar a mi futura familia. Yo creo que tod@s nos lo hemos planteado alguna vez en nuestra relación de pareja: ¿realmente esto es lo que quiero para el resto de mi vida? ¿él/ella es la persona idónea para mí? No, no me veía planteándome esto sobre mis futur@s hij@s. Este amor tampoco debe ser el que se siente por un/a hij@.

Y entonces llegó ella: Doña Cuchufleta. Desde el mismo momento en que vi el positivo en el test de embarazo la amé. Y desde el momento en que la vi por primera vez en el ecógrafo y oí su corazón, ese amor se multiplicó hasta el infinito. No sabía si era niño o niña, rubia o morena, alta o bajita, de ojos claros u oscuros. No sabía nada de ese diminuto ser que crecía dentro de mí y sin embargo, le amaba desde lo más profundo de mi corazón.

Era un amor diferente a lo que había sentido hasta ese momento. No podía compararlo con ninguno otro. Prefería mil veces que me pasara algo a mí antes que a ese ser que aún no conocía. No le conocía. No le había visto. No le había tocado. No le había olido. Y sin embargo, daría mi vida por él. ¿Cómo podía ser eso posible? No lo sé y nunca lo sabré. Sólo sé que desde el instante en que vi su perfecta carita redondita, desde el instante en que la sostuve entre mis brazos por primera vez, desde el instante en que su olor impregnó cada uno de los poros de mi piel, supe que por muchas travesuras que haga, nunca le diré que la odio y que desearía que no fuera mi hija y por mucho que discutamos nunca tendré la tentación de abandonar y volver a mi vida antes de tenerla a ella.

No puedo explicar el amor que siento por Doña Cuchufleta y La Pitufa. No sé cómo hacerlo ni encuentro las palabras adecuadas. No las encuentro o no las hay porque el amor por un/a hij@ es tan inmenso que no se puede describir. Hay que vivirlo.


Fuente: este post proviene de Dulces Mimos De Mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Solo son 10€! Esa fue la frase que le oí decir a una mamá de clase de Doña Cuchufleta hace unos días. No sabia de qué hablaban pero viendo el grupo de mamás que compartían tertulia me temí lo peor: e ...

Etiquetas: Artículos

Recomendamos

Relacionado

Para Mamás desde el Embarazo

Carolina nos comenta: Las mamis que hemos dado lactancia materna exclusiva hemos vivido de manera crítica las pico-crisis de crecimiento de nuestros bebés. Han sido días donde la duda nos ha embargado y no nos sentimos capaces de satisfacer todas las necesidades de nuestr@ hij@, han sido días de alta demanda donde bañarse o atender cualquiera de nuestras necesidades básicas ha resultado ser una la ...

Artículos

Últimamente no hago más que leer críticas a mamas famosas. Las dos ultimas que he leído iban dirigidas a Sara Carbonero y a Kim Kardashian. A la primera le critican que vuelva a trabajar después de haber dado a luz hace tan solo un mes y a la segunda que ni se dio cuenta de que su hija se había caído porque estaba ocupada con el móvil. La verdad es que no soy nada fan de ninguna de las dos: a la C ...

Artículos

Los seres humanos por muy evolucionados que estemos y por mucho que dominemos la Tierra, no dejamos de ser animales y, alguna vez, nos sale nuestra vena salvaje. Sobre todo cuando nos tocan a nuestros hij@s. Da igual quien sea el atacante. Un desconocido, un amigo, un familiar,… incluso el padre. Sea quien sea, sacamos nuestro lado animal. Eso fue justamente lo que me pasó a mí hace un par de días ...

meditaciones

Queridos lectores, Comparto una canción para que escuchéis con el corazón y penetre en vosotr@s cómo si se tratara de una meditación. Una madre va más allá que una persona física, una madre significa amor incondicional. No olvides que tú estás hech@ de ese amor. Tú eres tu propia madre - y tu propio padre también, ya que cada uno llevamos con nosotros esas dos energías Femenina Vs Masculina. La ...

Uncategorized Vídeos crianza ...

Cada año cuando se acercan estas fechas es habitual escuchar papás y mamás que delante de un mal comportamiento de sus hij@s o en un intento porque estos les hagan caso dicen: ‘Pórtate bien que los Reyes Magos te están viendo’; ‘Cuidado que Papá Noel si ve lo que haces no te va a traer regalos’, ‘A los niños malos los reyes magos les trae carbón’… y varias ...

general hijos maternidad ...

Desde que te conviertes en madre, desde el mismo instante en que sabes que crece una vida en tu interior, desde ese mismo momento comienzas a preocuparte por ese ser que pondrá tu vida patas arriba. Y entonces te preocuparás por que todo vaya bien. Te preocupará ese tirón, esa molestia, ese dolorcillo, ese color raro en tu flujo. Te preocupará la primera ecografía, saber si hay latido, cuánto mide ...

amor bebés educación ...

Eres la mejor madre. Sí, lo eres. Y yo también lo soy, y que nadie se atreva a decir lo contrario. La mejor madre para tu(s) hijo(s) eres tú, y nadie más que tú. Eres la mejor madre, imagen de Pixabay Se habla mucho sobre corrientes de crianza, de educación, se dice que esta es mejor que la otra constantemente, nos creemos con la verdad absoluta y con el derecho de opinar y juzgar sobre todo... ¿ ...

Vivencias Cristina Pichi ...

Como muchos de vosotros ya sabéis no siempre estoy trabajando en colegios, cuando no lo hago, hay mamis que se acuerdan de mi y me piden que trabajen con sus hij@s. Este es el caso de Ana, la mami de Cristina, Pichi como le llamamos cariñosamente. Desde aquí agradecer a su mami, la oportunidad de volver a estar con su hija, de volver a llenar nuestras vidas de sonrisas preciosas y miradas arrebata ...

comportamiento educación ejemplo ...

Hoy vengo a hablar de algo que parece muy evidente, pero mirándome al espejo me doy cuenta de que, aunque lo sepamos, es muy difícil aplicarlo al 100%, ser consciente en todo momento del ejemplo que damos, porque no somos perfect@s, y porque tenemos nuestro propio aprendizaje. Escribo esta entrada como reflexión propia, pero la comparto porque creo que es importante que tod@s hagamos esta reflexió ...

Artículos

Como ya sabéis por Facebook, estos días la Pitufa de la casa está probando las bolsitas Nestlé Naturnes y Nestlé Iogolino gracias a una campaña de Youzz. Me apunté a la campaña ya que decían que nuestros bebés iban a probar un nuevo producto infantil con el que comerán de manera saludable y divertida, ¿qué madre o padre no quiere eso para sus hij@s? y la verdad que no me han decepcionado! Estas b ...