comunidades

Bebé de 7 semanas que oye por primera vez: el emotivo caso de Lachlan


¿Te has planteado alguna vez, como percibirías tu entorno si no pudieras oír absolutamente nada?

Esta es una conversación bastante recurrente, en las personas que, afortunadamente, están dotadas de los 5 sentidos esenciales como seres humanos:  ¿cómo sería nuestra vida si, por ejemplo, fuéramos sordos, o ciegos?  pero ¿acaso realmente nos hacemos a la idea? Obviamente es imposible saberlo.

A pesar de que es el OÍDO el primer sentido que se desarrolla en el feto, hay un nada tímido porcentaje de bebés que nacen con severos problemas de audición. Algunos, pueden ver mermadas sus capacidades auditivas para siempre, mientras que otros, como es el caso del pequeñísimo Lachlan, consigue percibir los sonidos, gracias a la colocación de unos sofisticados audífonos.

Imagen 0

Imagen: willia4/flickr.

El vídeo, breve, pero emotivo e intenso, además de muy esperanzador, de este bebé que por fin consigue oír a su madre, ha revolucionado Youtube, además de las redes sociales en general.
Es imposible no emocionarse viéndolo. Cómo algo tan tan básico como es oír y escuchar sonidos, puede convertirse en todo un hito en la vida de una persona, y de toda su familia.

Os dejo con él :) 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

La reacción de un bebé al escuchar a su madre por primera vez

Hoy nos hacemos eco de una reacción muy tierna de un bebé que escucha por primera vez a su madre. Se trata de Charlotte, un bebé de dos meses que no oía nada debido a un mal congénito de origen desconocido. Gracias a la implantación de audífonos ya puede oír. La orgullosa madre ha querido compartir este gran momento en sus redes sociales. Esperamos que lo disfrutéis ;) Fuente: Facebook Christy Ke ...

Crianza Maternidad cansancio ...

Dejar llorar a tu bebé es lo mejor que puedes hacer

La maternidad es agotadora. Si a eso le sumamos la falta de ayuda que tenemos las madres y padres hoy en día, más todavía. Y es que los bebés demandan mucho: comida, calor, contacto, ayuda para dormir, amor…Y, normalmente, los adultos no tenemos tiempo ni ganas para tantas súplicas. A veces no tenemos tiempo ni de cuidarnos a nosotros mismos. ¿Cómo vamos a cuidar y atender las necesidades de ...