comunidades

¿Dejas a tu hijo ser autónomo? Criando despacio

Desde que el peque va a la escuela infantil he aprendido muchas cosas. No sólo las ha aprendido él, yo también y me alegro de ello, porque eso quiere decir que estamos en sintonía. Las educadoras han puesto nombre a intuiciones que tenía sobre cómo hablar y tratar en muchas ocasiones a mi peque. Cosas que me salían solas pero sin saber un por qué. Pero, sobre todo, me han abierto los ojos sobre cómo veo a mi hijo.

En la última reunión con los padres descubrí que es más autónomo de lo que nosotros pensábamos e imaginábamos. Proyectaron varias imágenes y me sorprendió verlo ayudando a la educadora a cambiarse el pañal y pelando un plátano en el comedor y sin ayuda en varias fotos.

caracol niño, criando despacio


Estaba claro de que podía hacerlo y yo ni lo sabía. Y el problema era, sencillamente, que no le había dejado demostrarlo. ¿Por qué no dejaba a mi hijo ser autónomo? Porque no había caído en la cuenta de que ya podía hacerlo él, seguía tratándolo como un bebé. En cada momento hay algo que el bebé o niño (¿cuándo deja de ser lo uno y se convierte en lo otro?) puede hacer, desde ayudar a tirar algo a la basura (que, por cierto, les encanta), elegir qué jersey quieren ponerse (dando dos opciones, que si no, no salimos de casa nunca) o qué cuento quieren leer por la noche, hasta ayudar en tareas sencillas de la casa, como tender la ropa (sujetando las pinzas) o hacer de recadero.

Desde que vi todo lo que hacía en su clase por imitación supe que tenía que dejarle elegir más cosas y permitirle que hiciera otras, en definitiva, ser más autónomo. En casa, él mismo se quita el pañal y se limpia con una toallita (aunque yo vaya detrás), se peina y elige su ropa. Y cada vez que hace una de estas tareas y le recalco lo mayor que es, lo noto orgulloso y satisfecho. Para él, cada uno de estos pequeños pasos es muy motivador.

Criando despacio: tiempo y paciencia

Pero para hacer todo esto hace falta tiempo y paciencia. Estar dispuesto a seguir su ritmo y no el nuestro y estar abierto a que se cometan errores y a que las cosas se compliquen y se ensucie más, por ejemplo. Todo forma parte del aprendizaje. Y si le dejas hacer, te sorprende.

Hace unos días, estábamos en casa y fui a decirle al peque que íbamos a cambiar el pañal porque era obvio que se había hecho caca. Él negó con la cabeza con insistencia, diciéndome que no se había cagado y empezando a llorar y protestar. Se lo volví a repetir pero no quería saber nada de limpiarse. Así que le dije que entendía que estaba jugando a gusto y que yo le iba a esperar hasta que él me dijera que se había hecho caca para cambiarle. Lo entendió a la primera, asintió y siguió jugando con su cocinita. Me quedé cerca y unos minutos después se lo repetí, con idéntico resultado.

Al cabo de poco tiempo dejó de jugar, se volvió hacia mí y, señalándose el culete, me sonrió. Se tumbó él solo sobre la cama y quedó completamente inmóvil y tranquilo mientras que le cambiaba el pañal, algo que normalmente es una odisea. Desde entonces, me avisa siempre con una sonrisa en la cara y ya no hay lloros en el cambio del pañal.

Aquello me hizo pensar mucho en respetar sus tiempos y en dejar el reloj a un lado durante las tardes. Está claro que hay momentos de prisa y urgencia en los que no se puede, pero el resto del tiempo, ¿por qué no? Llámalo sentido común, respeto hacia el niño, crianza con calma o slow, con apego o como quieras, pero funciona. Dándole libertad (en lo posible), respetando sus decisiones y elecciones fomentamos su autoestima, desarrollo y habilidades emocionales, sociales y emprendedoras.

Aquí, un interesante artículo sobre la crianza respetuosa de los 12 a los 24 meses.

¿Dejas que tu bebé sea autónomo?

La entrada ¿Dejas a tu hijo ser autónomo? Criando despacio aparece primero en Y, además, mamá.

Fuente: este post proviene de Blog de yademasmama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Llevaba tiempo postergándolo pero ya es hora de cerrar esta etapa. Hacía tiempo que venía pensando en qué hacer con respecto a este blog, si dejarlo morir lentamente o ponerle un fin digno. No me gust ...

Recomendamos

Relacionado

Mi hija no quiere hacer pis. Bueno, afortunadamente ya si. Pero por si alguna vez os encontráis, espero sinceramente que no, con este problema,ahí va nuestra experiencia. A finales de Junio decidimos que a la vuelta de la playa empezaríamos la operación pañal famosa. Sin prisa y conscientes de que la niña si daba señales de estar preparada. Aunque no era muy fan del orinal si se sentaba, le encant ...

Guarderia Colegio Educación ...

Ya se está terminando el curso, y quizá en la mente solo tenemos las vacaciones, pero Sil viene a contarnos cómo fue la adaptación a la escuela infantil de Mini Thor, por qué estuvo a punto de arrepentirse, y cómo superaron el proceso. Adaptación a la escuela infantil El día 5 de septiembre estaba marcado en mi calendario desde hacía meses. Y no precisamente por una fecha conmemorativa especial, t ...

bebés criando a dos control ...

A 3 meses de cumplir dos años, los mellizos ya tienen  días en los que los pañales parece que no se mojan durante horas y ya se bajan los pantalones solos al grito de  “pipí” o “caca”, o peor aún, aparecen con el pañal en la mano. Desde hace meses tengo  a dos personitas que me acompañan a hacer pis mientras me señalan el culete y escucho en estéreo”mamá pipi, pipí ...

Biberón Colecho Cosas de Super papis ...

Desde antes de tener al peque ya estábamos dándole vueltas al tema: ¿lo metemos en nuestra cama o lo dejamos en el moisés directamente? No sabíamos qué hacer. Yo iba a darle pecho, pero también quería que Superpapi le diese algún bibe y que se fueran acostumbrando para cuando yo me volviese a incorporar al trabajo. El caso es que en el hospital una experta en lactancia me enseñó a darle el pecho t ...

general andanzas bebé ...

Ya os había comentado en algún post anterior que Mara es un terremoto (o Maramoto según la mamá jefa) y que no para ni un instante. Siempre en continuo movimiento. Sorprendiéndonos cada día con algo nuevo. El lunes pasado pasó lo que tenía que pasar y nos pegó el primer susto. El primero de los muchos que intuyo que vendrán. Primero porque nosotros, aunque intentemos evitarlo, tenemos el gen de lo ...

embarazo me dijeron que mi hijo era infeliz

Como la mayoría de las madres que deben reincorporarse a sus empleos luego de la baja de maternidad, recurrí a una guardería para poder dejar a mi hijo, lo que nunca imaginé es que llagaría aquel día en que me dijeron que mi hijo era infeliz. Cuando dejas a tu bebé, tu preciado hijo en la guardería, piensas en que ese lugar que has estudiado previamente, del que te has asesorado en cuanto a su mét ...

Adios pañal potty trainning

Y llegó el día en que MiniMoi pronunció las tan deseadas y a la vez temidas palabras, "Mamá no quiero pañal", comienza una nueva etapa de las que pocos hablan, porque todos te cuentan de que han hecho para que los niños decidan dejar el pañal, pero pocos te cuentan las vivencias del proceso. Autor: didesign El año pasado, MIniMoi cumplió dos añitos, y con ello toda clase de críticas, c ...

family puericultura

Bueno, hacía mucho que os debía este post, os pido disculpas por adelantado; pero quería escribirlo después de haber pasado la etapa de pañal y poder escribirlo con perspectiva. Además, pienso que está bien subirlo “fuera de temporada”, ya sabéis, cuando no es verano ni mi hija tiene dos años y medio (modo ironía on) Como en todas mis experiencias sobre la maternidad, esta es una más, ...

desarrollo desarrollo físico desarrollo cognitivo ...

Seguro que, si eres mamá, has oído hablar de la palabra ‘psicomotricidad’. Y es que, a las mamás de hoy en día, nos atosigan con un sinfín de términos de los que no hemos oído hablar nunca. Tienes que saber que en psicomotricidad, existen dos tipos: la psicomotricidad fina y la gruesa. Aquí me voy a centrar en la primera de ellas. He utilizado muchas fuentes para desarrollar este artí ...

Familia confianza

Hoy te quiero preguntar ¿Confías en tus hijos? Parece una pregunta cualquiera y es probable que de primeras respondas que si… pero si realmente nos ponemos a pensar, es probable que la respuesta sea que no. No confiamos en nuestros hijos. Y no confiar en ellos, les provoca muchas inseguridades en su día a día. Y a la larga, en su vida. Cuando constantemente les decimos ten cuidado que tiras ...