comunidades

Los niños no son de goma Vol. 2: nuestra vida con un yeso pelvipédico

Como lo prometido es deuda, os traigo el segundo post de la rotura de C. Podéis ver el primer post aquí.



El día de la operación fue uno de los días más duros que recuerdo y cuando pude ver a C se me cayó el mundo a los pies. A J no le pilló por sorpresa porque había estado investigando por internet, pero cuando entre en la UCI pediátrica y vi aquel armatoste me quise morir. C había entrado en el quirófano muy contenta porque la iban a descolgar de las poleas y yo también, no sabía que le iba a decir cuando despertase porque aquello me parecía aún peor.

El yeso pelvipédico bilateral iba desde la cintura hasta los tobillos con agujero para pis y caca. En las indicaciones que nos dieron nos recalcaron que el yeso tenía que permanecer limpio y los cambios de pañal eran muy complejos. Los teníamos que hacer entre dos si o si, el yeso debía pesar unos 10 kilos y los pañales no se podían cerrar, C usa la talla más grande y los teníamos que meter entre el yeso y su piel para no mojar el yeso. La opción de J, no sé de donde la saco, era ponerle un pañal de su talla y un pañal de adulto encima para cerrar.



Nos preocupaba como iba a ser nuestra vida al llegar a casa, y cómo íbamos a llegar. Con el yeso era imposible ponerla en la silla del coche, y en el CAULE no disponen de ambulancias adaptadas para niños, con lo cual en el coche se tendría que sentar en el asiento como si fuese adulta. Yo soy muy pejiguera con el tema de la seguridad, la silla tiene que ser a contramarcha y que pase el Plus Test y terminamos haciendo mil viajes al hospital con C de cualquier manera.

En casa para que estuviese lo más cómoda posible, barajamos la idea de comprar una cama articulada como las que tienen en el hospital. Aunque al final no fue necesario. J le preparo una zona estupenda con unos cojines en el salón y así todo resultó más fácil.

El tema de salir a la calle y qué silla íbamos a usar también nos trajo de cabeza, llamamos a varias ortopedias para ver si podíamos alquilar algún tipo de silla especial, sin éxito. Después en el propio centro de salud nos prestaron una silla, a veces parece que ya cuentas con que no van a tener, pero la verdad que fueron muy amables y la silla nos permitió salir a pasear los primeros días que estuvimos en casa. Más tarde J decidió probar y descubrió que en nuestra segunda silla, una babyhome vida, C iba mucho más cómoda y entraba perfectamente. Solo teníamos que acomodarle las piernas con un cojín.

Los primeros días en casa fueron difíciles, estábamos bajos de ánimos, y C parecía estar enfadada conmigo. J leyó en un artículo en inglés las fases por las que pasan los niños en estos casos. Para ellos es como un castigo, no lo entienden. C a veces se frustraba y enfadaba conmigo y mi obsesión fue explicarle lo que le pasaba.

Lo primero que hice al llegar a casa fue hacer un calendario en un folio y marcar los días que quedaban hasta la próxima revisión. Cada noche tachábamos el día en el calendario y decíamos: ¡¡¡UN DÍA MENOS!!! Mi obsesión por explicarle lo que había pasado era tal que le enseñe en un libro del cuerpo humano que tenemos de hace tiempo el hueso que se había roto y el sitio exacto donde había sucedido. Ella lo entenderá a su manera, era una niña de 23 meses pero creo que fue algo muy positivo para ella. Cada vez que una visita venía le decía: -¿Quieres que le enseñemos a X donde te hiciste pupa? Ella cogía el libro buscaba la hoja y señalaba el hueso y luego su pierna y decía:pupa. Tenemos la manía de tratar a los niños como si fueran tontitos y si les explicas las cosas entienden muchísimo más de lo que creemos. C me enseña más cada día de lo que yo le enseño a ella.

Fuente: este post proviene de javenahome, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hola chic@s ¿Como va la semana? El diy de que os traigo hoy llevaba tiempo rondando mi cabeza, me daba un poco de miedo iniciarme en el mundo de la madera y usar el taladro, pero es algo tan sencillo ...

Etiquetas: sin categoría

Recomendamos

Relacionado

familia fractura subtrocanterea los niños no son de goma ...

Por un tiempo el blog va a tomar un cauce distinto…no hay tiempo para el DIY (aunque hay muchas ganas y muchas ideas rondando en mi cabeza) . Me ha costado mucho decidirme a hacer esta publicación pero J me ha animado mucho,creo que me va a venir bien como desahogo y para ayudar a otros papis si algún día se encuentran en una situación parecida. J y yo buscamos mucha información por internet ...

Maternity living abroad madre en Alemania ...

En estos dieciocho meses como madre en Alemania, son muchos los vuelos que he tomado. Primero sola con Mini C y ahora también acompañada, para poder pasar unos días con la familia. Ya te he contado cómo fue el primer viaje de Mini C en avión y los once trucos que he ido descubriendo para volar sola con un bebé. Sin embargo, volar con Ryanair y con niños es algo que aún no había hecho y que desde y ...

Tengo que reconocer que el tema de dejar el pañal me daba una pereza terrible. Viendo que Mini C imita en muchos comportamientos a Mini A, (su hermana 15 meses menor). Ya me había hecho a la idea de que lo más probable sería que ambos dejaran el pañal a la vez. ¡Mujer de poca fe! Y es que ya te contaba hace unos días en mi cuenta de Instagram, que Mini C nos sorprendió a todos a la vuelta de las v ...

Maternidad Crianza

Luego de 3 hijos, muchos pañales y varios posts sobre mi sufrimiento para que mi hija la segunda deje el pañal (ver posts aca: Dejar el pañal: sí se puede y !No quiere dejar el pañal! y finalmente: Proyecto pañal: retroceder nunca rendirse jamás) finalmente hace exactamente 1 mes mi hija la última dejó – por fin – el pañal de la noche con la mejor técnica de todas. Una que en verdad, no creí po ...

Últimamente he visto bastante revuelo con el tema de los pañales en educación infantil. ¿Es conveniente llevar a una escuela infantil a un peque que todavía lleva pañal? ¿O es mejor que se quede en casa hasta que haya controlado esfínteres? Muchos educadores y maestros han dicho que cambiar pañales no es su función más importante. Y en eso tienen razón pero es una función que favorece el bienestar ...

general ¿hoy dónde vamos? niños ...

Un museo es un lugar donde se guardan y exhiben colecciones de objetos de interés artístico, cultural, científico, histórico. A partir de aquí pueden existir muchos tipos de museos y no todos ellos tienen que ser espesos y terriblemente densos. Os presentamos algunos de ellos que nos han resultado interesantes. Museo Exploratorium en San Francisco. Es obra del físico Fran Oppenheimer. Y esta reple ...

general andanzas caminantes ...

The Walking Dead cerró la semana pasada su quinta temporada dejando a todos sus seguidores (entre los que nos incluimos los papás en prácticas de Maramoto) sin aliento y con el corazón en un puño (No, no sufráis que no voy a hacer ningún spoiler). Al finalizar el último capítulo, y mientras hacía apuestas con la mamá jefa sobre los giros que podría dar el guión en la próxima temporada, me dio por ...

general bebé crianza ...

Estoy muy contenta porque mi querida amiga Covi ha escrito el siguiente post para todos nosotros. Nos cuenta su experiencia con la bimaternidad, o lo que en palabras más sencilla sería ser mamá de dos, en su caso de dos preciosos niños: Diego y Sergio, lo cual compagina con administrar su negocio, seguir estudiando y volver a retomar el periodismo, esa pasión que hizo que empezáramos un relación d ...

general blog

No se si es porque ha pasado la Semana Santa y los peques han vuelto al colegio donde lo atropan todo, o simplemente ya estaba extendido antes de que les dieran las vacaciones, porque había muchísima gente ya de antes, pero con el fin de las vacaciones y la vuelta al cole todo se comparte?.Así que virus de vómitos y diarrea para todos los peques, y por lo que he oído por las tiendas, también hay m ...

Maternity maternity travel ...

¡Muy buenas! Hace un tiempo te contaba los trucos que había ido aprendiendo al viajar sola con un bebé. Si esto te pareció difícil, espera a leer mi experiencia tras viajar en avión con un bebé y ¡un niño! Como lo lees, vuelo de tres horas y media (más el correspondiente tiempo de espera en el aeropuerto) con un Mini de dos años y medio y una Mini de 18 meses… y sin más ayuda que mis dos man ...