comunidades

Cómo empoderar a tu hija o a tu hijo

La primera vez que escuche (bueno, leí), la palabra empoderar fue en un libro de coaching. ¡Me fascinó! Mi propia definición de empoderar es ayudar a una persona a descubrir y a sentir su poder interior. No sé si es la definición más correcta o la menos correcta pero es la que más me gusta porque es lo que a mí me pasó cuando después de algunas sesiones de coaching descubrí mi poder personal. Pude sentir que yo tenía poder, me sentí capaz de muchísimas cosas y además, me sentí capaz de ponerme en acción.

Que un niño descubra su poder interior no va a depender de nosotros pero sí vamos a poder ayudarle a que lo descubra (del mismo modo que un coach te ayuda a ti a descubrirlo). Y cuando lo descubra la confianza en sí mismo aumentará. Cómo veremos en este artículo, es mucho más importante lo que no hacemos que lo que sí hacemos. Creemos que para que un niño se desarrolle (en todos los sentidos, incluyamos el emocional y el social) tenemos que hacer cosas, que si no evolucionarían, no se convertirían en “buenas personas”. ¿No te parece arrogante? Los niños tienen la capacidad de desarrollarse y de desplegar todo su potencial por sí mismos, no necesitan que nosotros hagamos “nada especial, nada concreto” para que lo alcancen. Basta con proporcionarle todo lo que necesitan para satisfacer sus necesidades básicas y físicas, crear un clima emocional saludable a su alrededor basado en el amor  y confiar en ellos. (Recuerda lo que siempre digo: el amor incluye a todos, el amor no se trata de decir que sí a todo y de sacrificar tus necesidades por las de tu hijo)

Aplicar el empoderamiento en los niños es ayudarlo a desarrollar la confianza en sí mismos.

niña empoderar


Profundicemos…. Los niños se empoderan cuando los adultos permitimos que tomen sus propias decisiones sobre los temas que realmente les incumben, cuando permitimos que se equivoquen y que lo solucionen solos, cuando confiamos en su capacidad de elección y de aprendizaje. Tan sólo con NO interponernos en el desarrollo del niño estamos fomentando el empoderamiento. En el proceso, por supuesto, los niños experimentarán emociones poco agradables, se equivocarán en algunas ocasiones, pero este es el proceso de la vida humana y nuestro mayor empoderamiento proviene de la aceptación de todas las emociones que sentimos, experimentamos, vivimos. Cuando una persona sabe que es “perfecta” tal y como es, con todo lo que siente y con todo lo que le ocurre, se permite descubrir su poder, se permite confiar en sí misma. Los niños no tienen mucho problema en ello: Se enfadan, expresan toda la ira que estén sintiendo (algunos más y otros menos) y en cuanto esa emoción pasa, ya no queda ni rastro; a otra cosa mariposa. Y allí vamos los adultos a apagar “el fuego” y a poner en marcha mil estrategias de gestión de emociones con el objetivo de hacer desaparecer esa emoción y, sobretodo, con el objetivo de que no vuelva a aparecer (o que cada vez aparezca menos). ¿Por que nos molestan tanto las emociones calificadas como negativas? Esto es otra historia pero está claro que queremos evitarlas cuando lo único que necesitamos hacer es aceptarlas.

No se trata de que los niños siempre estén alegres y entusiasmados…. la ira, la tristeza, el miedo, son emociones importantes también que hay que aceptar y acoger. Pretender echarlas de nuestra experiencia es abocarnos al sufrimiento.

Volviendo al tema central, aunque muy relacionado con lo que acabo de decir…. existe una actitud que mata el empoderamiento. Es la sobreprotección. Y esta actitud es prácticamente inconsciente y tiene su origen en nuestros miedos, en nuestra propia historia, en nuestras heridas  De nuevo (lo he dicho en mucho artículos), necesitamos conectar con nosotros mismos y conocernos para poder ofrecer a los niños el regalo de estar en contacto con su poder interior. Sobreproteger no ayuda a que los niños se desarrollen con autonomía y confianza en sí mismos, pero ¿por qué? ¿Y, qué tiene que ver con el (no) empoderamiento?

Sobreproteger a un niño es lanzarnos a la carrera de apagar “los fuegos” que se generen en su vida porque creemos que él no será capaz de “superarlos”.  Cuando hacemos cosas por los niños y las niñas que son capaces de hacer solitos, cuando lo rescatamos de “líos” en los que se han metido y que pueden solucionar por sí mismos, cuando no les dejamos espacio para intentarlo por sí mismo, cuando intervenimos sin que nos hayan pedido ayuda, cuando controlamos toda su conducta y castigamos o premiamos para lograr, YA, que se comporten como toca en esta sociedad…..es decir, cada vez que los sobreprotegemos, el niño o la niña pueden interpretar nuestra “¿ayuda?” como que no es capaz de hacerlo solo/a y por lo tanto no es válido. QUE NO ES CAPAZ  (decíamos que el empoderamiento era sentirse capaz, descubrir nuestro poder interior capaz de resolver situaciones y de hacer lo que nos propongamos)… en definitiva, justo lo contrario al empoderamiento.  Y es muy sencillo que ese sea el mensaje con el que se quede un pequeño: “No soy capaz, no valgo, no soy útil”. No de una sola vez que se vea en una situación así, pero si como la suma de muchas pequeñas acciones, como la suma de muchos pequeños mensajes que por si mismos ni le afecten pero tras un “goteo” continuo, generan una creencia inconsciente sobre si mismo: No soy capaz.

Sin querer nos estamos interponiendo en su camino hacia la autonomía y el descubrimiento de todo lo que va a ser capaz de hacer por sí mismos.

Imagina que lo hicieran todo por ti. Según tu personalidad estarías más o menos feliz y encantada, pero según qué cosas seguramente te tocarían la moral. Por ejemplo, que te dijeran qué ropa tienes que ponerte para fiestas familiares, que te “recuerden” que hay que comportarse con ciertos modales (esta es la bomba, directamente te están transmitiendo que no confían en que puedas “tener modales” sin que te lo recuerden), que nunca te dejaran fregar los platos incluso cuando te ofrecieras y te dijeran “quita anda, que ya lo hago yo”. Quizás recuerdes alguna ocasión en la que alguien no paraba de hacer cosas por ti pero tú querías hacerlas por ti mismoquizás te ocurrieron cosas así tus primeros meses de vivir sola o en pareja (vamos que me refiero a cosas que te hayan ocurrido en tu vida adulta).

Para permitir que los niños sientan el empoderamiento es necesario que soltemos el control  y confiemos.

Aceptar nuestros miedos sin dejarnos conducir por ellos puede ayudarnos mucho, porque si indagas un poquito detrás de la sobre protección lo que hay es miedo, mucho miedo al sufrimiento propio y al dolor, mucho miedo al miedo. Acepta tu miedo y permite a tus hijos equivocarse, sufrir, sentir sus emociones.

Un abrazo.

.

Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La vida de padres siempre suele ser muy sorprendente e interesante aveces un poco dificil pero definitivamente es una experiencia unica y maravilosa hoy quiero habalrles de la aventura de educar a nue ...

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Recomendamos

Relacionado

vida saludable

Como una buena madre probablemente has tenido un montón de pensamientos sobre cómo criar una hija inteligente y amable, pero ¿has pensado honestamente mucho acerca de su inteligencia emocional? Si no, es tiempo, porque la investigación muestra que la inteligencia emocional es más importante para el éxito que el coeficiente intelectual. La inteligencia emocional, o IE, significa estar al tanto de s ...

Adolescencia. Adolescentes Libros ...

¡¡¡Qué hacer para que tu hijo no sea un imbécil: Qué le pasa realmente a tu hijo adolescente en su interior y cómo puedes ayudar a guiarle en su camino!!!El título del libro me ha gustado mucho, es más me ha impactado por lo claro que es porque se puede decir más alto pero no más claro: Qué hacer para que tu hijo no sea un imbécil. Sí señor, algo que much@s de nosotr@s quisiéramos evitar, porque n ...

Autoestima Escuela de padres

La confianza de los niños en sí mismos y en los demás se construye, principalmente, a base de lo que les decimos y hacemos con y por ellos. Los niños seguros de sí mismos confían en sus posibilidades y no tienen miedo de fracasar.  La confianza de los niños, de nuestros hijos, es un espejo de nuestros miedos, de nuestra forma de educarles y de nuestra forma de ser, así que si te preguntas “c ...

Vídeos

En la consulta de psicología infantil en Granollers y en mi propia casa utilizamos este recurso con los enfados. Las emociones representan para muchos un mundo desconocido. Poder ayudar a un niño o una niña a entender lo que siente, donde colocarlo y qué hacer con ello no siempre es tarea sencilla.  Los niños entienden además de maneras más indirectas y vivenciales. Por lo que no podemos soltarles ...

general mamá blogger

Que sí, que “toda la vida se hizo así” y que “pues yo no salí tan mal”. Que es que en cuanto alguien es un poco divergente con lo “de siempre” todo el mundo saca las uñas y se siente cuestionado. Partiendo de que cada persona es ella misma, su momento y sus circunstancias y de que la mayoría de los padres intentamos hacerlo lo mejor que podemos/sabemos… ho ...

Educación respetuosa disciplina positiva educación respetuosa

Hace ya un año o algo más, cuando mi hijo mayor tendría alrededor de los 6 años, tuve una experiencia con él de las que acabaron bien. Bueno, en realidad a mi no me ocurrió nada con él pero tuve la lucidez de actuar del modo en que mejor le podía ayudar en ese momento (al menos eso fue lo que ocurrió, que lo que hice le ayudó a sentirse mejor). Yo meto la pata con mis hijos millones de veces, ya h ...

Crianza Maternidad criando niños ...

¿Cómo criar niños amables en un mundo de hombres rudos? Se ha escrito mucho sobre cómo criar niñas empoderadas. Se ha discutido mucho también sobre la importancia de enseñarles a nuestras hijas que ellas pueden ser lo que quieran: astronautas, médicos o ingenieros (y también amas de casa, si es lo que quieren). Pero, se ha escrito muy poco sobre cómo criar niños varones, específicamente sobre cómo ...

general educación educación emocional para niños ...

Todas las emociones, son necesarias (en su justa medida). Hace 10 días fui a ver el último film de pixar, del que ya os había hablado, Inside Out. A raíz de su estreno, se publicaron diversos reportajes que hablaban del papel que ocupa la tristeza en nuestras vidas. Con mi artículo de hoy, pretendo ir un poco más allá, y hablar no solo de esta emoción, sino de las otras protagonistas de la películ ...

Clases y Cursos Extras Natación ...

Escuela de Natación para niños “La Piscina de Pinocho Morocho” fue inaugurada hace 20 años en Tumbaco por Fernando Acosta, profesional de más de 30 años de experiencia en enseñanza de natación para los más pequeños. “El enfoque y meta de enseñanza es ayudar al niño a perder el miedo al agua y aprender a nadar.” La  metodología de la escuela de natación para niños Pinocho Mo ...

Sem categoria Talleres Carlota no Quiere Hablar ...

Talleres de vivencia a través de los cuentos.  ¡Hola¡ Me gustaría presentarte los  talleres que realizo. Son talleres dirigidos a familias, niños y educadores. Además está la posibilidad de preparar talleres adaptados a las necesidades de un grupo específico. 1. Talleres para niños Con base en el cuento “Carlota no quiere hablar” desarrolle un taller de emociones, donde utilizo metáfo ...