comunidades

Cómo tener una buena relación con nuestros hijos


Imagen 0


Cuando se llega el momento de ser padre, lo que siempre o normalmente pensamos, es tener una relación muy buena con nuestros hijos. Antes de serlo tienes claro lo que vas a hacer y lo que no para educarles. Pero resulta que cuando ya tienes a tu hijo contigo apenas nada de lo que habías pensado sucede como tal. Ese barco en el que te has subido empieza a moverse por esa tormenta y por esas olas que algunas veces le azotan. La relación que tenemos con nuestros hijos se va volviendo similar al movimiento de ese barco.

Lo normal es que tengamos una idea clara y queramos que nuestros hijos sean felices, pero poco a poco te vas dando cuenta de que los niños no son robot, no son maquinitas que nosotros podemos encender y apagar a nuestro antojo. Ellos son igual de libres que nosotros pero tendemos a no verlo. Lo que solemos hacer es querer que ellos sigan unas normas y se comporten como lo haría un adulto. Cuantas veces se le dice a un niño de 3 años "es que ya eres mayor para comer solo". Sí, puede comer solo, por supuesto que puede y con 2 años también, pero lo que queremos no es que coma solo, lo que queremos es que coma sin mancharse, sin tirar nada al suelo, que acabe pronto y que se lo coma todo aunque no le guste. Y como eso no pasa, nos encontramos con esa tormenta que acecha a nuestra embarcación. 

En las primeras tormentas nos lo tomamos como bueno, es que es un niño. Pero cuando van siguiendo las tormentas tu como padre empiezas a estar empapado y caladísimo por el agua de esas olas que te azotan y ya no sabes como manejar el timón del barco.

Cuando llegas a ese punto empiezas a tomar decisiones muchas veces cargadas de ira, empiezan los gritos, los castigos, los azotes y  las malas maneras. Podemos decir que a los niños se les educa así o podemos darnos cuenta de que aunque les demos ese azote o les dejemos sin tele todo el fin de semana su comportamiento no va a cambiar. Va a ir cambiando según el niño vaya creciendo. Según vaya aprendiendo y según nosotros vayamos guiando el timón del barco.

A veces pensamos que si no le paramos a tiempo va a acabar siendo un delincuente y que es mejor darle un azote una vez para no tener que darle 10 después. Pero a día de hoy y después de todo lo que he podido aprender sobre disciplina positiva de la mano de Nuria educadora ceritificada, es que eso nunca sucede así. En su blog puedes leer como explica a la perfección que es disciplina positiva y conocer de primera mano cada detalle sobre una educación en positivo.

Tanto los niños como los adultos tenemos que aprender los unos de los otros. Los adultos tenemos que saber que nuestros hijos tienen un cerebro que todavía no ha madurado. Al igual que ellos no han crecido, su cerebro tampoco. Al igual que no llegan a tocar el timbre porque está muy alto, les va a costar entender que no hay que salir corriendo y cruzarse una carretera porque es peligroso, por muy divertido que pueda ser.  Esto, como contaba en mi articulo "los limites y los niños" no significa que no haya que ponerles límites, al contrario porque les hacen sentirse seguros, pero podemos enseñarles a hacerlo empoderando a la misma vez que les mostramos dónde están esos límites.

Es importante que nos demos cuenta de que los niños no saben lo que nosotros sabemos, no son capaces de responder como nosotros lo hacemos. Pero no porque no quieran y lo estén haciendo por fastidiarnos, es porque no pueden, físicamente su cerebro no ha desarrollado. No se tira en mitad de un centro comercial con una pataleta para fastidiarte, lo hace porque no sabe gestionarlo de otra manera. ¿Si fuera adulto y supiera resolver su frustración se tiraría al suelo?. Y si es algo que no sabe ¿le castigamos o le enseñamos?. ¿Con cuál te quedas tu?.

Para conseguir nuestro propósito como padres si queremos educar a través de la disciplina positiva lo primero que tenemos que hacer es tomar conciencia de ello y adquirir un compromiso para hacerlo realidad. 
Por supuesto que vamos a cometer errores, es más, gracias por esos errores que nos dicen lo que estamos haciendo mal. Si no los cometiéramos significaría que no estamos haciendo nada. 

Si quieres manejar el timón de tu barco hacia la disciplina positiva lo primero que tienes que hacer es fijar tu rumbo con destino hacia unos hijos felices con unos padres felices. Conseguir o lograr ese objetivo es mucho más fácil de lo que crees y piensas.

Es importante que reconozcas tu potencial como padre. Tu eres su principal referente y te adora. Todo el amor que le regales te lo va a devolver multiplicado por mil y eso te va a servir de motivación para seguir aprendiendo cada día junto a tu hijo. Disfruta de ser padre. No te desgastes por culpa de molestias, más bien utiliza toda tu energía para reír y disfrutar con tus hijos, eso es lo mejor.

Memoriza todos los momentos en los que disfrutáis juntos y sois felices para que cuando llegue uno de esos ratos de rabieta estéis mucho más conectados y podáis solucionar la situación sin tener que hacer nada de lo que luego no nos sintamos especialmente orgullosos. 

Cada día puedes fijarte pequeños retos con ellos, donde sientas que flaqueas. Los pequeños logros van fijando ese timón.

Disfruta de tus hijos sin distracciones de tele, móvil, etc. Siempre tenemos mucho que hacer, pero nuestros hijos crecen tan deprisa que cuando queramos darnos cuenta habrán crecido y serán adultos que dedicarán más tiempo al móvil, a la tele.....

Hazte human@, que tus hijos no vean una superwoman o un superman, que descubran a tu lado que puedes equivocarte y que sabes pedir perdón y solucionarlo. 
Sé agradecido, ellos también lo serán.

Piensa rápido, decide y actúa, no repitas 20 veces las mismas cosas. Acércate a ellos y si a la segunda no funciona, cambia el plan, pide su ayuda para que se sienta importante en vez de darle órdenes. Te lo agradecerá.

Pide colaboración al resto de la familia, no es necesario hacerlo todo uno solo. No pasa nada por pedir ayuda. Siempre hay alguien dispuesto a ayudarte.

Pero como digo siempre disfruta, que hay muchas cosas que no sabemos de la vida pero lo que sí sabemos es que nuestro tiempo es finito, que algún día se acabará, por lo tanto disfrutemos mientras podamos. 

"La vida es para vivirla, así que ya que vamos a vivirla, vamos a hacerlo siendo felices"

Si te interesan estos artículos y los que escribo en mi blog puedes suscribirte a mi boletín aquí y regularmente iras recibiendo un resumen de mis publicaciones en tu correo.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

motivación relaciones hijos

Una guía practica para ser buen padre, es lo que todos buscamos en un momento dado, lo mas curioso de esto, es que cada situación por muy parecida y común que parezca, suele ser diferente en cada caso individual, y es que como dice el dicho, cada cabeza es un mundo, cada relación también lo es, solo por tratarse de situaciones y condiciones tan distintas y tan únicas, aunque lo mejor de todo esto, ...

Educación respetuosa

La relación que mantenemos con nuestros hijos no requiere actitudes diferentes a las que tenemos cuando nos relacionamos con otras personas. Los principios y valores básicos para relacionarte con tu mejor amigo o con tu hijo son los mismos: Aprecio, respeto, honestidad, empatía, asertividad, lealtad, confianza… Después, harás cosas diferentes con un amigo que con tu hijo, por eso tu hijo no ...

Vídeos

¿Tienes un adolescente en casa y no sabes qué hacer ya para mantener una buena relación? Si te parece algo imposible de conseguir no puedes perderte el vídeo que he preparado esta semana para ti. Donde te ayudo a entender qué pasa en esta etapa de la vida. Además te explico qué necesitan tus hijos en este momento evolutivo y cómo puedes ayudarles para mantener la armonía familiar. En definitiva en ...

familia y relaciones convivencia familia ...

El principal grupo de una sociedad está compuesto por la familia, es allí donde se enseñan los valores, tradiciones, costumbres, responsabilidades, principios de vida, leyes, deberes y derechos. Este grupo suele estar conformado por padres e hijos que se relacionan entre sí, pero si esas relaciones van desmoronándose ¿Cómo haríamos para mejorar la relación con nuestros hijos? Crear un buen ambient ...

familia hijos sentimientos infantiles ...

¿Como mejorar vuestra relación de mamas con vuestros hijos? Estar conectados con nuestros hijos y tener una buena relación como emocional con ellos puede parecer en un principio fácil pero no es así. Por eso no obstante, muchos de los problemas y conflictos que solemos tener con nuestros hijos pequeños y adolescentes son principalmente por la falta de conexión con ellos. ¿Qué podemos hacer para te ...

Alimentación Escuela de padres

Hoy tenemos un nuevo post de nuestra pluma invitada, esta vez contamos con Ertheo quienes nos proponen ¿Cómo podemos conseguir una dieta equilibrada para nuestros hijos?  En la sociedad actual en la que nos encontramos, la alimentación de nuestros hijos ha alcanzado una importancia mayor y esto se debe a los problemas de obesidad que han alarmado a los expertos en todo el mundo. Los datos de la O ...

general maternidad

Este blog lo comencé a escribir para desahogarme como madre y escribo muchas cosas que me desahogan, pero hoy necesito hablar de mis hijos. Hace menos de cuatro meses me propuse que la relación con mis hijos tenía que cambiar. No quería que ellos me recordaran como una madre gritona y malhumorada siempre. Quiero que mis hijos tengan un buen recuerdo mío. Sentía que no lo estaba haciendo nada bien, ...

mentiras niños frustación castigar niños ...

Está claro que los niños no se portan en todo momento como a sus padres les gustaría. Uno de los factores de mala conducta predominantes a lo largo de la infancia y que más trae de cabeza a los padres es la mentira. Los niños tienen una capacidad de mentir, exagerar o inventar asombrosa. ¿Por qué ocurre esto? ¿Cuál es el causante de las mentiras en los niños? Las mentiras en los niños se hacen sin ...

familia Padres e hijos Escuela ...

Impulsando Nuestros Hijos Hace algún tiempo escribimos de cuan bello es VERLOS CRECER y que; ver crecer a nuestros hijos es un regalo. Cuando un bebe nace, esta pequeña personita viene como dice mi mamá con un Espíritu grande, nuestros hijos nacen pequeños pero Dios les ha dado un espíritu grande, con bellos propósitos que cumplir. Nuestro trabajo durante la vida es impulsarlos a realizar lo que D ...

ser madre ser padres general ...

¿De qué sirve sentirme culpable? Esta es una pregunta que me hago justo después de todas y cada una de las veces que me siento culpable, y suelo llegar a la conclusión de que he perdido el tiempo. Me siento culpable por muchas cosas, incluso por cosas que ni siquiera he hecho yo. No sé cómo lo hago pero siempre acabo encontrando la conexión entre el hecho en si y yo misma, y acabo pensando en ...