Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Normal

Copa menstrual, por una vida más sana

Desde siempre me he preocupado por la salud de mi familia, en todos los aspectos, no sólo en el tema alimentación, también en el resto de cosas que usamos. Y es por eso que me informo e intento cambiar los aspectos que no me convencen. Que esto no quiere decir que a veces no me lo salte, claro está, pero en la medida de lo posible, siempre intento elegir opciones más sanas o saludables.

Por este motivo, voy a compartir con vosotros alguno de los cambios que he incorporado a mi vida, a ver que os parecen.

Una de las cosas que vengo usando hace más tiempo es la copa menstrual. Dejé de lado compresas y tampones, no sólo porque me parecen más antihigiénicos y porque generan residuos, además, dejan parte en nuestro cuerpo y son bastante más caros.

La copa menstrual es un recipiente, generalmente realizado en silicona médica, destinado a recoger el flujo menstrual. Tiene unas marcas que indican el límite de llenado y una zona para agarrarla para la extracción. Tiene varias tallas, dependiendo de la marca, suele tener dos o tres tamaños. El tamaño de la copa tiene que ver con la edad de la usuaria y con el número de partos vaginales, no con la cantidad de flujo menstrual. Eso es importante tenerlo en cuenta: una copa muy pequeña no haría un buen sellado y habría fugas y una más grande molestaría en la vagina. Lo ideal, si no sabéis que talla comprar, es preguntar directamente a la marca, aunque suelen tener unas guías orientativas.

A mí me convenció desde el primer día. Al principio, puede resultar un tanto incómoda ponerla y quitarla, pero es por la falta de costumbre, en cuanto la usas tres o cuatro veces, la pones y la quitas sin darte cuenta. ¿Recordáis las primeras veces que usasteis un tampón? Yo sí, y desde luego, no tengo un buen recuerdo, pues luego no me lo podía quitar y tuve que pedir ayuda? Y aun así, al poco tiempo me acostumbré y lo incorporé a mi vida, pues con la copa es igual, después de unas veces, la colocas con los ojos cerrados. Y una vez colocada, ni la notas. Da lo mismo la cantidad de flujo que tengas, nunca molesta, cosa que sí me pasaba con los tampones. Los últimos días de mis reglas, cuando usaba tampones, al tener poco flujo, me costaba retirarlos, pues estaban un poco secos y me "rascaban". La copa entra y sale suavemente. Además, los tampones pueden dejar fibras en nuestro interior, cosa que no pasa con las copas menstruales.

copa-menstrual-meluna
tampax-copa


Otro punto a su favor es la cantidad de flujo que es capaz de recoger. La capacidad varía dependiendo del tamaño de la copa, pero hasta la más pequeña tiene más capacidad que un tapón o una compresa. Esto se traduce en más horas puesta y más comodidad, pues tienes que hacer menos cambios. Evidentemente, tenemos que ir probando para ver cuánto tiempo podemos llevarla cada una. Dependerá de la cantidad de flujo que tengamos. Pero ya os digo que aguanta más horas que un tampón. Las primeras veces, lo normal es quitársela cuando llevemos con ella unas horas y ver cómo está de llena. Y con eso, vamos calculando. Yo me la pongo por la mañana antes de ir a trabajar y puedo estar con ella hasta la hora de comer tranquilamente, y eso que yo soy de mucha cantidad.

¿Cuántas veces no os ha pasado que os llega la regla en el peor momento posible? Trabajando, estando fuera de casa, en el parque?. Normalmente, somos previsoras y sabemos cuándo nos va a venir la regla, pero claro, no vas a ponerte un tampón si aún no ha venido. Pues con la copa menstrual sí puedes hacerlo, sin ningún problema. A mí me suele venir a primeros de mes. Pues un par de días antes de la fecha prevista me la pongo por la mañana, y así, si viene en cualquier momento del día, ya no corro el riesgo de mancharme las braguitas. Al llegar la noche la saco, la lavo y la vuelvo a poner. Y así hasta que llegue la menstruación. Puedes llevarla 12 horas sin problemas, y cuando llega la regla, ya estoy preparada.

Las salidas fuera de casa y los viajes ya no significan ir cargada de desechables. No tienes que llevar el bolso/maleta llena de tampones y compresas, vas con la copa en su bolsita y ya está, mucho más cómodo y ligero.

¿Sabéis lo que es el Síndrome del Shock Tóxico Menstrual? Es una enfermedad grave y poco frecuente, causada por una bacteria y relacionada con la absorción del flujo menstrual por parte de un tampón, y aunque no se sabe muy bien el motivo por el cual ocurre, cuantas más horas lleves puesto un tampón y más flujo absorba, mayor es el riesgo de SST. En todas las cajas de tampones, si leéis las instrucciones, advierte sobre ello. Pero, con las copas menstruales, ese riesgo tampoco existe. La copa no absorbe el flujo, sólo lo recoge, y además, está hecha sin productos químicos.

Vamos con el tema para las escrupulosas. Lo primero de todo, a mí nunca me ha dado "asco", como le pasa a muchas mujeres, no entiendo el motivo, imagino que serán más bien motivos culturales y adquiridos, quiero decir, si cuando éramos pequeñas nos hablaban de la menstruación como algo "sucio", al final nosotras lo veremos así. Por suerte, a mí nunca me ha parecido nada malo, más allá del tema de llegar a mancharme estando en la calle (cosa que me pasaba de vez en cuando con los malditos tampones y mi gran cantidad de flujo y que ahora, con la copa menstrual, no me ha vuelto a pasar). En realidad, si lo pensamos, la menstruación es la respuesta del organismo a un embarazo que no se ha producido, es parte de nuestro útero, no es nada sucio, es estéril, sale de nuestro interior y cuando nos embarazamos, eso que ahora nos da asco, se transforma en una placenta que nutre a nuestro bebé, así que mirándolo así, resulta hasta bonito ¿no? Bueno, a lo que iba. Hay mujeres que no usan tampones para no mancharse o los usan con aplicador. Pero es que con la copa no te manchas. Para introducirla, la pliegas y la metes en la vagina, pero no hay que meterla tan profunda como un tampón, sólo un poco, es más, una vez colocada, el rabito de extracción se toca justo en la vulva. Y para sacarla, sólo hay que sujetar el tirador y sacarla con cuidado. La vacías en el váter, la enjuagas y la vuelves a poner. Luego te lavas las manos y punto. ¡Que no pasa nada! ¡Que es parte nuestra!

¿Cómo uso la copa menstrual fuera de casa? Esa es una pregunta que me han hecho en varias ocasiones, pues en casa tenemos el lavabo a mano para lavarla, pero cuando estamos en la calle, por ejemplo en baños públicos, los lavabos suelen estar apartados de los retretes. Pues bien, yo lo veo así. En primer lugar, me ha pasado pocas veces, como ya he dicho, la copa aguanta muchas horas, y si preveo que voy a estar fuera de casa, antes de salir la vacío y me la llevo lista para no hacer ese uso. Si por causas de fuerza mayor me toca cambiarme fuera de casa, pues procedo como siempre, la vacío en el váter, pero en vez de lavarla con agua, la limpio un poco con papel y listo. Cuando llego a casa la lavo mejor y ya está. Asunto solucionado. Hace unos meses me comentó una amiga que ella tenía dos copas menstruales y cuando salía fuera de casa, si necesitaba vaciarla, se ponía la limpia y la otra se la llevaba a casa, otra opción, aunque de esa nunca he tirado.

Un punto muy positivo es el precio. Cuesta entre 15-30â?¬, dependiendo de la marca. Duran unos 5 años, aunque usándola con cuidado y conservándola bien, se puede alargar unos años más. Si comparamos con el dinero que se gasta en tampones y/o compresas a lo largo de la vida, desde luego que merece la pena. Os dejo esta imagen de una marca de copas menstruales, que aunque está en francés, se entiende a la perfección.
tableau-100


Los cuidados que necesita la copa menstrual son pocos. Antes de usarla por primera vez hay que esterilizarla en agua hirviendo durante unos minutos. Tras cada utilización, hay que enjuagarla con agua y si se quiere, un poco de jabón neutro. Al finalizar el ciclo menstrual de ese mes, se lava bien con jabón, se esteriliza y se guarda en la bolsita o cajita que traiga la marca que usemos. Fácil.

Y una vez metidas en el mundo de las copas menstruales, resulta que hay infinidad de marcas y hasta de colores. Ahí no os puedo ayudar, yo solo he probado Naturcup (empresa española) y estoy muy contenta. No puedo hablaros de otras porque no las conozco. Las hay con el rabito más largo, pero se puede cortar sin problema si molesta, pues es sólo para la extracción. Las puedes comprar por internet, en la farmacia y ya creo que hasta las venden en centros comerciales, pero no tengo experiencia con ninguna de ellas. Creo que antes de decidirse por una u otra, estaría bien leer opiniones y comparar. He encontrado una guía muy completa sobre cómo elegir una copa menstrual que os dejo aquí.

comparativa-copa-menstrual-Meluna-juju-Femmecup


Es reutilizable, es ecológica, es barata, es respetuosa con el medio ambiente, es respetuosa con nuestro cuerpo, es cómoda, ¿Qué más se puede pedir? ¿Vosotras la usáis? Comentadme vuestras experiencias.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Colecho y Lactancia: siguiendo el instinto materno

Cuando llegamos a casa con un bebé recién nacido, un bebé que toma teta a demanda, de verdad, sin horarios, sin restricciones, nos encontramos con que las noches pueden llegar a ser muy largas. Los re ...

Un libro personalizado para vencer el miedo

De nuevo, un libro entra en nuestra casa para hacernos pasar unas horas entretenidas y en esta ocasión, para ayudarnos a superar algunos miedos. El libro viene de la mano de Gemser. Sara tiene varios ...

El extraño caso de las madres que no tienen leche

Soy consciente de que muchas mujeres se van a sentir atacadas, enfadadas e incluso ofendidas. Pero no es mi intención. Escribo esto para ayudar. Sí, quizás no a las madres que no dieron de mamar porqu ...

Recomendamos