comunidades

Cumpleaños de madre

Desde hace ocho años mi mes favorito es, sin duda, julio. Julio es el mes que me trajo a mis hijos y se ha ganado por méritos propios a noviembre, el mes que me vio nacer y que hasta hace no mucho esperaba con la impaciencia de una chiquilla.
 photo cumpleanos-madre_zpswv8o4le3.jpg


Mis hijos cumplen años en julio y yo irremediablemente cumplo con ellos, porque hay un hecho irrefutable que así lo confirma: el día que nació mi hijo mayor, nací yo como madre. Ese día se marcó un punto y aparte en mi vida y nací en una nueva persona.

Y es que cuando una mujer se convierte en madre, cada cumpleaños de ese primer hijo será su primer cumpleaños de madre. Yo así lo siento, no puedo evitarlo, y es algo que me encanta. Fue pura coincidencia que mis dos hijos mayores nacieran ambos en julio, pero realmente con quien celebro tal honor es con mi hijo mayor, porque por tan especial que sea igualmente el nacimiento de mi hija, yo ya era madre cuando ella llego.

Así que hoy cumplo ocho años de madre, ni más ni menos, ocho años que se han pasado volando y en la que mi vida ha cambiado exponencialmente. Aún recuerdo mis primeros momentos como madre, con mi bebé recién nacido gordito y precioso en mis brazos, sin creerme que ese pedacito de vida hubiera salido de mi, ¡me pareció verdaderamente milagroso!. Treintaynueve semanas de embarazo no fueron suficientes para convencerme de que llevaba una vida dentro hasta que tuve a mi bebé.

Sin duda puedo decir que ha sido el momento de mayor felicidad de mi vida, me recuerdo en el hospital con mi bebé en su cunita, recibiendo visitas, palpando la ilusión de la gente por conocerlo, tantas veces que había hecho lo mismo hacia otras amigas y había verme deseado verme en la misma circunstancia que no podía creerme que por fin, la recién parida, la mamá, fuera yo.

Fueron unos días inmensamente felices. Por algún motivo que desconozco asumí mi nueva vida con facilidad, estaba pletórica, plena, radiante y feliz. Recuerdo la primera vez que entré en casa con mi bebé, cómo al abrir la puerta sentí que mi casa ya nunca sería lo que había sido hasta ese momento, ahora éramos uno más en la familia, mejor dicho, éramos una familia. Mi hijo mayor nos hizo familia.

Como no, desde entonces he cambiado, he aprendido, me he equivocado, he crecido como mujer, como persona y como madre creciendo primero de la mano de mi hijo mayor, mi orgullo, mi ser, y luego también de la mano de mi niña. La vida finalmente me regalaría una nueva maternidad y, otro años después, poco queda de aquella mamá primeriza salvo el infinito amor hacia mis hijos y mi orgullo por ser su madre.

Hace ocho años, cuando abrazaba por primera vez a mi primer bebé, no imaginaba mi vida más allá de él mismo. En el fondo es lo que pasa con cada hijo que tienes luego, mientras no nace no imaginas la vida con él y cuando nace no imaginas la vida sin él. Desde luego, lo que yo no me imaginaba aquel 21 de julio es que ocho años después sería una feliz madre de familia numerosa. Y me siento aún más feliz y orgullosa por ello.

Así que hoy celebro junto al sol de mi vida mi octavo cumpleaños de madre. A él le enorgullece compartir su día conmigo y saber que él fue el que me convirtió en mamá. Eso, entre otras cosas, lo hace especial. Cada hijo es único y especial por algo, a él le ha tocado el honor de haberme regalado la mejor categoría que podía soñar.

Hoy es mi cumpleaños de madre. Y soy feliz, porque lo celebro rodeada de mis tres hijos, aunque nos falta papá, por no variar. Salvo eso, no necesito nada más, siento que mi vida gracias a ellos es plena y completa. Bendita maternidad.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

maternidad reflexiones

Ser madre es un punto de inflexión irremediablemente, ya que una vez que te conviertes en madre, quieras o no, tu vida cambia. No voy a decir que para bien o para mal, esto último espero que solo se piense en momentos de desesperación, simplemente tu vida pasa a ser diferente, por poderosas razones. Y es que tener un hijo no es pecata minuta, no solo por las responsabilidades que supone, sino por ...

Embarazo fecundación invitro

Lina Álvarez, una mujer gallega de 62 años de edad y que ya hace 20 años que pasó la menopausia, será madre de nuevo. La madre, con dos hijos uno concebido también por fecundación in vitro, está embarazada de ocho meses, y se ha mostrado “muy feliz” y “mucho mejor físicamente” que antes de quedarse embarazada. La mujer, que no tiene pareja, ha conseguido quedarse en estado ...

bebés embarazo noticias

Durante los meses de julio y agosto hemos puesto en práctica la operación pañal con Bernat, el gamberrete de 2 años y medio. No ha sido sencillo pero lo hemos (su abuela, padre y yo) logrado!! Como son las cosas, nosotros les ponemos el pañal y luego queremos que aprendan a dejarlos. Dejar el pañal en verano me vino genial, no sólo porque en verano resulte más cómodo sino porque tenía ayuda las 24 ...

crianza maternidad reflexiones

He escuchado muchas veces de boca de madres añosas, como un tópico, o casi como una verdad irrefutable, que no se cria a dos hijos iguales. Y me planteo muy a menudo cuánto tiene esto de verdad, haciendo repaso de mi maternidad. Ahora que el tercero marcha adelante, que he sobrellevado esta dura tarea de ser madre de tres hijos casi en solitario y la gente que me rodea ha sido testigo de ello, s ...

Me consta que la tri-maternidad, y en general tener más de dos hijos, es digna de admiración por la mayoría de la gente, sobre todo de otras madres. Y es que "si yo con uno que tengo no me da la vida", parece que llevar tres o más hijos adelante es un mérito digno de pedestal. Cuando tienes más hijos de lo razonable -no nos engañemos, esta sociedad considera razonable tener dos hijos y ...

general

El otro día había llegado cansada del trabajo, sin haber dormido bien la noche anterior (ya se imaginarán por qué) y si bien estaba feliz de ver a mi bebito, lo único que quería era quedarme echada en la cama. Pero como eso es imposible con un par de niños de 2 y 4 año, tuve que ir al suelo a acompañarlos en sus juegos. La mala madre que suscribe no quería jugar así que le pasó llavero, celular, ...

Reflexiones Carta Dia de la Madre ...

Si me hubiesen dicho hace algunos años que pronto me encontraría en casa con tres hijos no les hubiese creído. Aunque no me lo crean, en un momento de mi vida fui diagnosticada con Infertilidad. Infertilidad secundaria, para ser exactos. Siempre mi médico me había advertido que tenía problemas que podrían causarme infertilidad cuando decida tener hijos. Me decía que más vale aproveche y lo haga pr ...

4 años Cumpleaños felicidades ...

Mensaje de cumpleaños. Para mi hijo por su cumpleaños número 4. Cuando llegan las fechas de los cumpleaños de mis hijos, es inevitable recordar el tiempo vivido, esos momentos que recargan y nos llenan de ilusión; cada etapa, cada sonrisa, cada lágrima, nos hace volver al pasado, es ahí donde nos damos cuenta “cuanto tiempo ha transcurrido”. Hace cuatro años recibimos en este mundo a un bebe de 3. ...

experiencia maternidad crianza ...

En este post voy a hablar desde mi experiencia personal como madre de 4 niños, la mayor de 7 años y la pequeña de casi 2 años. Cuando voy por la calle con los cuatro, la gente me hace comentarios de todo tipo. Es cierto que hoy en día ver una familia con tres, cuatro, cinco hijos no es muy normal, y somos objeto tanto de críticas como de halagos. Comentarios como '¿no tenéis tele en tu casa?&# ...

crianza Disciplina Positiva vínculo

Hace casi un año conocí a Johanna Henriquez, una increíble mamá y psicóloga con una certificación en Disciplina Positiva. He leido muchisimo y sigo leyendo sobre crianza con apego y DP pero gracias a los grupos de crianza y talleres realizados por Johanna pude entender como se siente mi hijo en algunos episodios, a ponerme en su lugar, a saber como actuar y manejar respetuosamente cada momento en ...