La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mi antes y mi después de ser madre

Ser madre es un punto de inflexión irremediablemente, ya que una vez que te conviertes en madre, quieras o no, tu vida cambia. No voy a decir que para bien o para mal, esto último espero que solo se piense en momentos de desesperación, simplemente tu vida pasa a ser diferente, por poderosas razones.

 photo madre-antes-despues_zpsp8cdydxq.jpg


Y es que tener un hijo no es pecata minuta, no solo por las responsabilidades que supone, sino por los sentimientos que te remueve. Ese amor desbordante, que de repente tu bebé sea tu prioridad absoluta, lo más importante del mundo, de tu vida, que todo lo demás pase a un plano secundario, que absorba todo tu tiempo, tus energías.

Puede que la maternidad sea tal y como te esperabas. Quizás durante el embarazo pensabas que la maternidad sería relativamente fácil al escuchar las cuitas de otras madres, pero con tu bebé en brazos te das cuenta de que las otras madres no exageraban. O incluso dabas por hecho que morirías de amor por tu bebé y no es así.

La maternidad es incierta, es bipolar, es desconcertante.
Escucho muchas veces a otra madres decir cuánto ha cambiado su vida con el resquemor de, a pesar de la felicidad, añorar su pasado de no madre. Como si la maternidad hubiera anulado totalmente a la persona que era, transformándola en una nueva, de manera limitante. También escucho a madres decir que ser madre les ha abierto los ojos a ser una nueva persona que no esperaban, descubriendo capacidades que no creían ni por asomo poseer.

Cada persona somos un mundo y en la maternidad no iba a ser menos, hay tantas experiencias como madres y cada una es única.
La verdad es que yo no anhelo en absoluto mi vida de no madre, de hecho rara es la vez que pienso en ello. Será que mi vida hoy por hoy me mantiene tan entretenida que no me da para ello, pero sinceramente, no hecho nada de menos de mi vida anterior. No era una vida apasionante, no tenía un trabajo maravilloso, ni viajaba por el mundo, ni me iba de compras sin mirar la Visa, ni me tomaba cócteles con mis amigas.

En realidad trabajaba mucho, tenía poco tiempo libre, no salía apenas porque fuera de mi trabajo normal tenía mi extra con la orquesta, por lo que el tiempo que me quedaba era para descansar, o para adecentar mi casa cuando podía. Tampoco es que viajara más que ahora y la mayoría de ropa y complementos que me compraba cuando tenía un sueldo medio decente eran tirar dinero porque realmente no tenía tiempo de usarlo.

No voy a decir que mi vida de ahora sea mejor, porque no es que sea así. Simplemente es diferente, aunque por supuesto, de elegir entre ambas, me quedo con el ahora y no con el antes. Ser madre, crear mi familia, ha dado sentido a mi vida, y eso es innegable.
Ser madre sí me ha hecho valorar esas pequeñas cosas que quizás antes no apreciaba. Poder comer, cenar o tomar un café con mis amigas, el ratito de irme a la peluquería, permitirme un capricho de vez en cuando, dedicarme tiempo en exclusiva, quizás antes desperdiciaba más el poco tiempo libre que tenía y ahora que el 99% de mi tiempo lo ocupan mis hijos, exprimo al máximo ese 1% y hasta tomarme un café sola en una cafetería es un auténtico placer.

Intento disfrutar mi vida a todos los niveles, con mis hijos y sin ellos. Sin duda mis mejores momentos son siempre los que vivo con mis hijos, pero los ratitos que me escapo con mis amigas, ese viajecito exprés que hago sola, los eurillos que escamoteo para una barra de labios o una blusa nueva, en fin, esos pequeños ratos que saco para mi, son un soplo de aire fresco, me permiten hacer un impass en la locura de la maternidad y los valoro como si fueran un verdadero tesoro.

He tenido que reestructurar mi vida, claro, y nada tiene que ver la mujer que soy hoy con la que era antes de la maternidad, pero ser madre no me ha hecho renunciar a ser yo.
Sí ha habido cosas que han cambiado, como no. Antes de ser madre por ejemplo hacía mucha vida con nuestra pandilla de amigos, pandilla que hoy en día es inexistente ya que la ma/paternidad y las circunstancias de cada familia, en lugar de unirnos, nos ha separado, tanto que hablábamos de lo bonito que iba a ser ver crecer juntos a nuestros hijos. Quién me lo iba a decir, es triste y la verdad es que siento que sea así, pero supongo que hay cosas en la vida que no se deciden, simplemente derivan así, por los motivos que sean.

Pero lo que sí tengo claro es que me doy mucho más valor a mi misma desde que soy madre, porque la maternidad me ha hecho descubrir cosas de mi que ni por asomo hubiera imaginado en la vida, y eso me hace sentirme muy orgullosa de mi misma. Si bien no considero que mi maternidad haya sido difícil, sí es cierto que en estos ocho años he hecho y logrado cosas que jamás hubiera esperado de mi. La maternidad me ha enseñado mucho sobre mis hijos, sobre la vida, pero sobre todo sobre mi.

Lo que tengo meridianamente claro es que no me cambio por mi yo hace 10 años, ni de broma. Como se suele decir, para atrás ni para coger carrerilla. En estos años de maternidad he ganado cosas, he perdido otras, la vida y las circunstancias no me lo han puesto fácil y probablemente las mayores dificultades de mi vida las sufrido siendo madre -aunque no por ser madre, por supuesto- pero sin duda lo que he ganado supera con creces lo que he perdido, lo que ha salido bien es infinitamente más grande que lo que ha salido mal.

La verdad es que la maternidad me ha dado la mayor felicidad y la mayor de las locuras. Me desequilibra lo mismo que me hace fuerte. Me lleva al límite, de un extremo a otro. No hay nada en mi vida que me haya generado unos sentimientos más intensos, chocantes, absorbentes, desquiciantes, desbordantes, a todos los niveles.

¿Pero sabes? Bendita maternidad, y prefiero que mis hijos me desquicien a un hogar vacío.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Niños Día de la madre madres ...

ser mujer, ser madre

No sabía muy bien de qué hablar desde hace semanas, pero hoy me he dado cuenta de que no podía pasar este día sin hacerle un pequeño homenaje a las madres, a las mujeres. Confieso que cuando era joven y comencé mi carrera profesional me decía a mi misma: en la próxima vida me pido hombre porque tenían más opciones que las mujeres, pero cuando cruzas la línea y te conviertes en madre, te das cuenta ...

Uncategorized

Cómo ser madre ha mejorado mi calidad de vida

Hoy, la mini cumple un año. Un año ya! Madre mía, ¡cómo pasa el tiempo! He leido mucho y sigo leyendo articulos y libros sobre cómo la maternidad empeora la calidad de vida. La que más “escándalo” ha hecho es Samanta Villar con su libro “Madres hay más que una” (si te interesa leer su libro, lo puedes comprar aquí). Por Internet, puedes ver entrevistas y testimonios dónde d ...

Hoy reflexionamos

¿Te arrepientes de ser madre?

Madre no hay más que una, dice el refrán, pero eso ya no está de moda. No os hablo de esas madres que anteponían todo para el bienestar de sus hijos, que dejaban su vida de lado resignadas y que, antes o después, les escuchabas decir con todo lo que he hecho por ellos. Tampoco hablo de esas otras que quieren desmitificar la maternidad a golpe de exclusivas o libros en el que hablan de la poca cali ...

Sin categoría

La locura de ser... MADRE

Este fin de semana asistí a las Jornadas de la Nueva Escuela Lacaniana de Lima (NEL-Lima) NEL-Lima. El título de las jornadas era: La locura de ser… madre. Aportes desde el psicoanálisis. Sí. Sumamente atrayente para mí y mis aspiraciones neuróticas de madre. Me senté en primera fila, y si bien hubo momentos en que la jerga psicoanalítica y más aún la Lacaniana me sobrepasaba, disfrute mucho ...

General

9 FORMAS PARA SENTIRTE GUAPA DESPUÉS DE SER MADRE

 Ser madre supone un cambio radical en nuestras vidas. Aparte de los cambios emocionales importantísimos que vamos a experimentar, en nuestro cuerpo también se van a producir numerosos cambios que en la mayoría de los casos hacen que nuestra autoestima caíga por los suelos y tengamos la temida depresión post parto. Pero hay que tener en cuenta que debemos sentirnos guapas y estar a gusto con nosot ...

Noticias Opinión Otros

Arrepentirse de ser madre: un tabú

¿Es posible arrepentirse de ser madre? ¿Alguna de vosotras ha pensado por algún momento que tener a sus hijos a sido un error, que en lugar de ser lo mejor que le ha pasado en la vida es justo lo contrario? Un libro de la socióloga israelí Orna Donath  destapa este tabú, esta realidad oculta a la que se enfrentan algunas mujeres. Madres arrepentidas. Para algunas mujeres la maternidad no es lo que ...

Colaboraciones Maternidad

Diez años desde mi primer bebé, como si fuera ayer

El año nuevo es ese momento en el que, irremediablemente, echas la vista atrás y repasas los últimos años de tu vida, como haciendo revisión de lo que has hecho, lo que dejaste por hacer, lo que te encontraste y lo que no pudiste evitar. Curiosamente, me cuesta volver a esos momentos de mi vida en los que aún no era madre, como si fuera un pasado muy lejano. Solo soy madre desde hace diez años, pe ...

Dia a Dia

La amistad después de la maternidad

Nos empeñamos en creernos que somos los mismos, las mismas, igual que siempre pero no es así, yo no soy la misma de antes de ser madre, ni la misma de cuando tenia un solo hijo, ni la misma que cuando tenia dos, ni siquiera la misma de hace unos meses, las circunstancias, las responsabilidades y las decisiones nos cambian poco a poco, prácticamente sin darnos cuenta. Ayer una bloggera conocida rev ...

bebés experiencias

Antes de ser madre

Hoy me siento nostálgica y me viene a la mente aquella chica de veintitantos que quería ser madre. Antes de tener hijos, pensaba que siempre iba a ser cariñosa pero firme con ellos. Que no iba a perder los nervios. Que nunca, jamás, les gritaría, porque es lo peor que se puede hacer. Antes de ser madre, se veía a sí misma hablando con ese hipotético hijo, razonando con él por qué no podía hacer ta ...

Entre Nosotras

La otra cara de ser Madre y Bloguera

El ser madre las 24 horas del día y haber querido criar a mis hijos de forma exclusiva puede traer muchos momentos bonitos y otros no tanto. Por ello cree este blog de maternidad para contar mis experiencias y compartir con otras madres mi maternidad l24/ 7. Realmente estaba ilusionada con la familia que estaba formando y el lado profesional no representaba un gran peso. Estaba decidida a no perde ...