Blog de cuchimu Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El nacimiento de Lucía, mi parto por cesárea.

Aprovecho que Lucía duerme para contaros un poco como se desencadenó todo.

Como ya os dije (o creo que dije) ya venía arrastrando el tener contracciones, sobre todo por las noches se hacían más regulares y dolorosas.

Este lunes (22/02) mi marido ya me había comentado que podríamos ir a urgencias para que nos valorase otro ginecólogo y a ver si así conseguíamos adelantar un poco la llamada para la programación de la cesárea.

Así que cuando él llegó de trabajar nos fuimos a urgencias tranquilamente.

Nuestra sorpresa vino cuando, después de 1h, la ginecóloga que estaba de urgencia me dice que no me voy a casa, que con esa cantidad de contracciones lo mejor que pueden hacer es sacar a la peque de urgencia.

Aquí tengo que reconocer que me acojone, pensaba que me iría a casa a cenar tranquilamente y feliz porque conseguiría adelantar la fecha, pero no que ese mismo día iba a convertirme en mamá.

Sin tiempo casi para asimilarlo me desvistieron, me sondaron y avisaron a mi marido de que la cosa se ponía en marcha. No se me olvidará jamás el temblor de manos que le entró cuando le dijimos que iba a conocer a su hija en cuestión de minutos.

En quirófano todo fue bastante rápido, o es que a mí se me pasaban los minutos volando. Pero entre la epidural y el cariño y apoyo de todo el personal sanitario, cuando me quise dar cuenta estaba oyendo toser y llorar a mi pequeña.
Yo tampoco podía dejar de llorar, mi hija estaba ya conmigo! Respiraba y lo hacía llena de vida.

Me la enseñaron un poco, me la comí a besos y se la llevaron a su padre para poder terminar la.operación conmigo.

Una vez estuve cosida y limpia me volvieron a traer a mi pequeña, que estuvo encima de mí las 3 horas que estuve en reanimación.

No podía imaginar que era mía, que esa cosita de 2.750 gr y 46 cm de largo era mi bebé, la que sacaba la cabeza por mi estómago y conseguía sacarme de quicio cuando pasaba mala noche.

Pero si, 3 días después empiezo a creerme que soy mamá, que por fin he llegado a la ansiada meta, ésta era mi meta, tenerla entre mis brazos, y por fin ha llegado el momento. Sólo espero que todo siga yendo igual de bien, que tengamos.mucha salud para disfrutar de esta nueva etapa y que pueda seguir compartiendo con todos vosotros este nuevo cambio de vida, sin duda, el mejor de todos.

Y como siempre, no puedo terminar sin desearle la misma felicidad que estoy viviendo yo ahora a tod@s mis compañeros/as de la #infertilpandy . gracias por tanto cariño, sois geniales!

Fuente: este post proviene de Blog de cuchimu, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Dejar el pañal sin traumas

¡Hola a todos! Hoy quiero hablaros de un tema que nos ronda la cabeza cuando nuestro hijo/a cumple los dos años. Hay quien se lo toma con calma y a quien le entran los agobios (y más si tiene que entr ...

Maternidad en soledad

El primer año como madre lo he pasado en un 90% sola. Con esto me refiero a que mi marido, por trabajo, ha estado ausente demasiadas horas al día o incluso había semanas en las que no estaba en casa n ...

Etiquetas: Embarazo

Recomendamos