comunidades

El nacimiento



Y Llego la hora de comenzar con el trabajo de parto, aunque hace unas semanas atrás no habría pensado que me vería en esa situación con contracciones, en un hospital lejos de mi ciudad, y con una doctora amargada por pasar la noche atendiendo partos uno detrás de otro. Unas semanas atrás, yo quería que me aplicaran una cesárea, había comprado los tres tipos de suturas, las soluciones, la hidrocortizona, la aguja número 26 en fin tenia todo, todo eso que se utiliza para una cesárea, y se preguntaran ¿Porqué?, por que aquí en Venezuela en los Hospitales no hay material para las operaciones, por lo que a ultima hora si no tienes nada de lo que vas a utilizar tienes que dar carreras para encontrarlo y pagarlo a sobreprecio en el mercado negro de las medicinas, (Aquí hay mercado negro de todo, de repuestos de carros, de efectivo, alimentos, productos de aseo, en fin), mi doctor me había recomendado un parto normal porque estaba apta para eso, pero yo quería una cesárea porque no quería dar carreras a ultima hora, me daba terror estar de brincando de un hospital a otro, buscando cama para que me atendieran y ademas quería que me atendiera él.

Tenia la posibilidad que me atendiera mi doctor por la clínica privada en donde trabaja, pero los costos de una cesárea están inaccesibles, por lo que el me anoto en su agenda para el 31 de Mayo, cosa que no sucedió porque el Hospital para todo publico en donde el doctor presta su servicios se encontraba el aire acondicionado del quirófano averiado, así que el 31 de Mayo paso y no se pudo hacer la intervención, por lo que quede en espera de que me llamara para avisarme cuando estuviera disponible.

Paso el tiempo y llegó el 7 de Junio, nada de lo planificado había sucedido, me encontraba en el quirófano con mi bata reciclada con una doctora que estaba con un humor de perros después de una larga noche, con las contracciones en todo su esplendor pero tratando de hacer el menor ruido o queja posible, tenia la sensación de que si me quejaba la doctora me regañaría, o me trataría peor. Comienzan los preparativos y escucho que una de las tijeras que utilizarían en mí la sacaron del pote de la basura, alguien la había arrojado ahí por equivocación (No había una de repuesto, para variar).

Me puse en manos de Dios, me encomendé a todos los santos, a los que sé que mis familiares son devotos, y comencé a pujar según las instrucciones de la doctora. Puje, puje y puje y solo recibía regaños, sin saber el porque, "No pujes así, no no... Así no debes pujar", era lo único que me decía la doctora, "cuando tengas contracciones debes pujar", pero claro, una primeriza que no ha leído sobre el asunto, que no ha sido asesorada, porque tenia en sus planes una cesárea, pues la verdad no sabe cómo o cuando debe pujar, así que ahí estaba yo pujando como una loca cada vez que tenia una contracción.

Los regaños y las malas caras de la doctora iban en aumento, y yo aun sin saber que estaba haciendo mal, de hecho la frecuencia en la que me estaban dando las contracciones parecía que eran mas lejos una de otra, por lo que me colocaron en la intravenosa "pitocin", una vez, dos veces... La Doctora se estaba desesperando, y yo también porque no lograba entenderla. Y justo en ese preciso momento, me dan contracciones con ganas de ir al baño, pero para hacer del 2, por lo que pensé, "Dios mio, si yo a esta mujer le hago del 2 me mata, con la cara que tiene", por lo que cada vez que me daban ganas frenaba el pujo.

Me parecía eterno el momento y nada de avanzar en el proceso, de repente apareció otra doctora que decidió ayudarme colocándose arriba de mi para empujar mi barriga hacia abajo cada vez que tuviera una contracción, lo que no sabia ella era que yo estaba pujando mal, que yo no tenia idea de lo que estaba haciendo y la fuerza la estaba realizando en la parte de arriba de mi cuerpo, así que en lo que viene la contracción y les aviso, ella se afinca encima de mi y veo sangre, sangre que sale a chorros de mis ojos y mi nariz llenando mi cara y mi pecho. Todo se detiene, la doctora para de hacer lo que esta haciendo, una enfermera que se encontraba ahí me pregunta, ¿Cuantas veces has sangrado por la nariz?, pero la verdad nunca me había sucedido, me toman la tensión, llega otro doctor y le toma el pulso a mi bebe a través de la barriga, sus caras de preocupación me asustaron.

Pensé algo no anda bien, pero mi bebe y yo vamos a salir de esta bien librados, la doctora "mala cara" desapareció y el doctor que le tomo el pulso a mi bebé me tranquilizo y se hizo cargo de la situación, me dijo que cuando tuviera una contracción le avisara, y yo le dije que cuando venia una contracción también me daban ganas de ir al baño que no sabia que hacer, él me explico que en ese momento cuando venían las ganas era que debía pujar, que ese era el momento en donde debía ayudar a mi chiquito a salir, que no me debía dar pena que era totalmente normal.

Y así comenzó de nuevo el trabajo de parto, yo guiando al doctor con cada contracción y él dándome aliento en cada pujo. Comencé con mi primer pujo largo, ya le veían la cabeza a mi bebe, el doctor me animo a coger aliento para la próxima contracción, y así fue, la segunda contracción un pujo mas largo, el doctor me dijo otro más y tendremos a tu bebé afuera. Pensé "Mi chiquito necesito que estés bien, tú y yo vamos a salir de esta, tú necesitas una mamá y yo necesito a mi pequeñito", creo que fue el único grito que di en ese momento pero fue el grito mas liberador, en ese momento puje, mantuve el pujo todo lo que pude mientras mi chiquito tomaba su primera bocanada de aire y escuchaba su llanto.

Los dolores pasaron al olvido, la sangre en mi pecho era algo del pasado, mi atención se fue directamente a él, mi bebe. Lo colocaron en mi vientre, no en el pecho como hubiese querido pero no importaba, lo vi, vi sus ojitos despiertos y bien abiertos, no duró ni 5 segundos encima de mi, o bueno eso creo yo, cuando se lo llevaron para hacer los exámenes, yo que no sabia de eso me asuste.

Me quede ahí, mirando al doctor que trabajaba aun en mí y me felicitaba por el trabajo que había hecho, mi atención y mi corazón se encontraban fuera del quirófano en donde se habían llevado a mi bebe, y no estaría tranquila hasta que no me confirmaran que estaba bien. Una enfermera luego de lo que me pareció una eternidad vino y me dijo, "Eres la mamá de un niño hermoso, esta muy despierto pesa 3 kilos 500 gramos y mide 52 cm, esta ansioso por ver a su mami porque tiene mucha hambre". Le pregunte, "¿De verdad esta bien?" y con cariño me respondió la enfermera, "Claro mami, esta muy bien" y fue la primera vez de ese 7 de Junio en donde sentí paz, mi niño había nacido, y estaba bien.

Fuente: este post proviene de Ser Mami en Venezuela, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Qué es Emprender para mi?

Es el inicio de algo grande, ir en busca de mis sueños, permitirme luchar por lo que quiero, la definición como tal: “Es el comienzo de algo que se hace con esfuerzo y dedicación en pro de obtener un ...

Etiquetas: Mis Anécdotas

Recomendamos

Relacionado

niños ser madre

PAPA EN UNA CESÁREA, SI O NO?

Este fin de semana una amiga muy cercana a mi ha sido mama por primera vez. Con esto de waashap creo un grupo con ciertas amigas para irnos relatando el parto. El caso es que la cosa empezó parada y a las once de la noche seguía igual,ella había roto aguas a las siete de la mañana y a las once ni una sola contracción de parto. Yo lo que temía es que la pasara lo mismo que a mi, es decir, rompí la ...

Nuestras Vivencias Parto

Llego el Día del Nacimiento de mi Bebe!!!

Alrededor de las 3 de la madrugada me despierto super asustada porque mi esposo estaba vomitando y cual fue mi sorpresa cuando sentí algo calientito por allí abajo y pensé oooh ohhh me hice pipí o rompí fuente. Como mi esposo se sentía mal decidí calmarme y llamamos al hospital para salir de dudas, nos dijeron que si no era mucha cantidad y no tenia dolor esperaramos…desde ese momento comencé a ...

embarazo parto cesarea ...

Como tratar la cicatriz de una cesárea

Lo más delicado de un parto por cesárea es la herida y por ende tratar la cicatriz, por lo que es importante el cuidado de la misma, no todas las mujeres se recuperan a la misma velocidad, además los niveles de dolor también pueden llegar a ser diferentes, todo esto debido a que los músculos del abdomen están sanando. Para una correcta recuperación de la herida es necesario seguir las siguientes r ...

cesárea cesárea programada cómo es una cesárea ...

La cesárea I: Casos y toma de decisiones

La cesárea, ¿en qué casos? La cesárea es una intervención que los ginecólogos dominan perfectamente, con unas técnicas actualmente muy simplificadas. Es una operación tan corriente que a veces olvidamos cuántas vidas ayuda a salvar. Gracias a ella, situaciones que antes seconsideraban graves se solucionan ahora sin mayor dificultad. Las cesáreas programadas: En ciertas situaciones, el ginecólogo p ...

Blog Embarazo Parto y Post Parto

El parto pichón, mi experiencia de parto por Maria Isabel Cantón

Antes de pensar en quedar embarazada yo estaba consciente en la alarmante cantidad de cesáreas que se realizaban, por lo menos en mi circulo de amistades. 
Una vez embarazada, me dedique a educarme en el tema del embarazo, parto y lactancia.  Los primeros meses experimenté fuertes náuseas, pero luego tuve un embarazo tranquilo, a pesar de haber padecido diabetes gestacional. A la semana 36, en un ...

Ecografías Julio 2016 Junio 2016

Séptima y ultima Eco

La última. Ya no te veré más hasta que nazcas. Con esa sensación me levanté la mañana del viernes (37+2) para ir a la última eco. El motivo de la eco no era otro que confirmar que aún no se había dado la vuelta y de ser así plantear una cesárea programada. Llegamos a la eco y lo primero que vimos fue el pelazo que tiene!! la frase del ecógrafo fue “no sé si habré visto nunca un bebé con este ...

parto respetado síntomas de embarazo Embarazo ...

Dos embarazos, dos partos, dos bebés (parte II): El Parto

Amanda Gravette PARTOS... Y como no podía ser de otra manera o quizá si dos embarazos distintos acabaron en dos partos muy diferentes. El parto de Amanda empezó la madrugada de un viernes; sobre las 4 de la madrugada empecé a expulsar el tapón y como tenía dudas de que fuera eso me fui a urgencias, si bien estaba sin contracciones ya que echar el tapón mucoso no implica estar de parto. Allí emp ...

general parto

Sombra aquí y sombra allá, cesárea aquí, cesárea allá...

Acabo de ser tía por sexta vez, mi sobrina vino ayer al mundo y vio la luz tras realizarle una cesárea a su mami. Ambas están estupendas y eso es maravilloso. Sin embargo yo, a nivel emocional, he tenido una noche muy movida... Las sombras de mis cesáreas han estado revoloteando por el techo de mi habitación. Cuando estaba embarazada de siete esplendorosos meses de mi hijo mayor, tuve durante unos ...

Maternidad

Loca, pero funcional: mi parto – Primera parte

Así podría resumir mi estado: “Hace tres meses que nació Pingüinito. Y desde que lo parí estoy como una cabra”. El parto fue divertido pero también muy duro, ¡menos mal que tuve un matrón que me lo hizo bastante llevadero! Además estuve charlando por twitter con algunos de vosotros Bueno, no todo el rato: se me acabó la batería y con los nervios y la emoción no había llevado el cargador del móvil ...

Embarazo

Monitores o como desesperar a una embarazada

Hoy he tenido monitores, se supone que íbamos para ver como seguía Lucía y poner fecha para cesárea si seguía de nalgas. Efectivamente, sigue sentadita mi niña. Bueno, no problem, ponemos una fecha y la semana que viene la tenemos con nosotros… O eso pensábamos mi marido y yo. Lo que han vuelto a hacer es citarnos para el viernes que viene. Estaré de más de 39 semanas, no me dan ninguna espe ...