comunidades

Etapa de transición de Empleada a Mamá Freelance




Este nuevo año 2018 he estado un poco perdida en cuanto a las actualizaciones del Blog y las redes sociales, no porque este floja sino porque aun no he encontrado cómo organizar mi tiempo, hace tiempo les conté que volví a mi empleo, se termino mi permiso de maternidad y tocó volver, aun así mis proyectos personales no quedaron ahí, seguí trabajando simultáneamente. Este año comencé con buen pie, oficialmente me convertí en una mamá freelance. ¿Porqué si ya tengo un empleo? Porque además de vivir en Venezuela en donde prácticamente todos los productos están dolarizados y el sueldo es el único que no, quiero vivir una maternidad en donde tenga tiempo de disfrutar con mi hijo y poderle brindar la estabilidad que necesita.

Hay días en donde siento que me estoy convirtiendo en un zombi, cumplo el horario en las mañanas con mi empleo, en las tardes atiendo a #MipequeSamuel, luego de hacer los quehaceres del hogar, y acostarlo a dormir, vuelvo a continuar con los trabajos pendientes. Siento prácticamente que me estoy desgastando.

¿Por qué simplemente no asumo el riesgo y dejo mi empleo?

Tengo 10 años trabajando para un organismo del gobierno, desde que hice mis pasantías laborales he trabajado en este lugar, por lo que prácticamente he vivido en un ambiente laboral estable, había realizado proyectos de emprendimiento, pero nunca me había planteado la posibilidad de abandonar mi lugar de trabajo, hasta ahora. Tal vez porque ahora soy mamá y espero tener más que brindarle a mi hijo, o tal vez es la situación del pais, pues mi antiguo sueldo que me daba para ayudar a mantener el hogar ya no es una buena fuente de ingresos.

Aun no me he sentido preparada para tomar la decisión pero sé que cada día se acerca más el momento decisivo. ¿Qué estoy esperando?, Pienso que como vengo de un ambiente estable, aun no siento esa estabilidad en mis trabajos como freelance, constantemente pienso en esperar un poco para crearme una buena reputación en las plataformas en las que trabajo, una entrada más constante de dinero, no siento que aun esté preparada para hacerlo aun cuando sé que en el momento en que lo haga me voy a sentir libre, sobre todo por el cumplimiento del horario, el traslado al sitio de trabajo, pero más aún porque podre compartir cada momento de mi pequeño.

¿Le tengo miedo a lo desconocido?, Si. Me da miedo, creo que como todas, sobre todo ahora que soy mamá, aunque siento que ser mamá es lo que me ha motivado a salir de mi zona de confort, estoy con un pie a afuera y otro adentro... El empujon espero darlo pronto, no es bueno estar en un limbo.

Por los momentos…

Mientras me encuentro en esta transición entre ser una mamá empleada y freelance estoy tratando de organizarme, me compre una agenda en donde anoto la entrega de mis proyectos, además estoy tratando de organizar un espacio de trabajo para mí. Aun no he encontrado el horario adecuado para trabajar, por lo que tengo días en donde trabajo hasta altas horas de la madrugada aprovechando el sueño de mi peque, cosa que como les dije anteriormente me tiene exhausta, quiero por lo menos dedicarme a trabajar desde las 9:00pm hasta las 11:30 pero aun no he encontrado el balance de los quehaceres con mi esposo, a veces me siento culpable porque le quedan más tareas del hogar.

Espero pronto comentarles que encontré la manera de llevar las cosas para tranquilidad de los tres, no quiero exigirme más de lo que puedo dar tanto por mi familia como por mí.

¿Alguna de ustedes se encuentra en la misma situación? ¿Qué las ayudo a decidir?.

Fuente: este post proviene de Ser Mami en Venezuela, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Es el inicio de algo grande, ir en busca de mis sueños, permitirme luchar por lo que quiero, la definición como tal: “Es el comienzo de algo que se hace con esfuerzo y dedicación en pro de obtener un ...

Recomendamos