comunidades

El reto de hacer una mudanza familiar internacional

Creo que lo último que pensé que viviría en esta vida serían una mudanza familiar internacional. Supongo que porque cuando comenzamos a formar nuestra familia, tanto mi marido como yo teníamos trabajo fijo y esa idea no cabía en nuestra cabeza. Pero las circunstancias de la vida nos han abocado, afortunadamente, a iniciar una nueva vida en otro país. Digo afortunadamente porque yo lo siento así, como contaba en un post que escribí estas pasadas navidades. Me parece un regalazo tener la oportunidad no solo la propia experiencia de vivir en otro país, sino darles a mis hijos la posibilidad de educarse en otra cultura, otro idioma, con una inmersión total. Este regalo viene desde la necesidad, desde luego. La necesidad de buscarnos la vida, laboralmente hablando, fuera de nuestras fronteras, habida cuenta del panorama que tenemos aquí. En nuestra ciudad yo ya no sueño ni confío en poder volver a trabajar decentemente. Y no por falta de ganas, que hay quien se queja de que estoy en mi casa tocándome el papo libre y voluntariamente. Lo que no sabe la gente es que estoy hasta el higo de echar currículums por doquier, ir a entrevistas de trabajo y soportar “esa cara” en cuanto me preguntan si tengo hijos, y yo respondo. “Esa cara” que, sin necesidad de palabras, sabes que es un “hasta luego, Mari Carmen”. Pu(t)ra realidad. Mi marido lo ha tenido más fácil porque a él no le preguntan si piensa quedarse embarazado o si tiene hijos. Aún así, teniéndolo más fácil él que yo, se tiró cuatro años desempleado – y no por falta de ganas ni por no moverse y buscar hasta debajo de las piedras -, y dos años trabajando en condiciones de mierda. Tan mierda como pasar largas temporadas sin venir a casa, contratado sólo los días de trabajo – sí, los días de descanso o los que no trabajaba lo daban de baja, con dos cojones – y cobrando algo que llamarle “sueldo” sería excesivamente generoso. Desde esta necesidad y la valentía de romper barreras y salir de casa, se nos ha presentado una oportunidad maravillosa. Digo maravillosa porque ya hemos pasado un tiempo suficiente en nuestro destino como para saber que merece la pena, y que se nos abre un mundo de posibilidades. Mi marido lleva allí ya un año. Cuando se fue no sabíamos qué perspectiva se nos presentaba. Un año después lo tenemos clarísimo, nuestro futuro a plazo indefinido está allí. Solo estoy esperando que por fin me operen de mi problema de suelo pélvico para poder arrancar nuestras raíces de aquí y replantarlas en Edimburgo. Así que a mi se me presenta un plan poco apetecible y que un pelín abrumador. Organizar una mudanza familiar internacional. Qué pereza. Odio las mudanzas en general. He tenido que hacer más de las que que quisiera, puesto que en 7 años me fui de Galicia a Huelva, volví a Galicia, volví a Huelva, en Huelva pasé por tres viviendas familiares con mis padres y por un piso de alquiler con mi novio hasta que encontramos nuestra vivienda como pareja en la que es, desde hace 15 años, nuestro hogar familiar. Si la mudanza desde Galicia, que yo me encargué de mis efectos personales exclusivamente, fue un caos y perdí un montón de cosas por el camino, miedo me da tener que organizar la mudanza de tan solo lo básico de tres niños más su santa madre, que soy yo. Si te digo la verdad, no se por dónde empezar. Principalmente porque aún no se cuándo nos vamos, y este no saber me mata, ya que impide organizarme medio bien. Y luego, porque me da una pereza enorme todo lo que supone asumir una mudanza de este calibre. Soy consciente de que a lo largo de 15 años, dos adultos y tres niños, en mi casa hay trastos de sobra, más de los que debería. Aquí adolecemos todos de un claro síndrome de Diógenes, agravado por el hecho de no disponer de trastero o cuartillo. Sí, empezar a organizar, clasificar, donar y tirar es lo principal. Pero uno, pereza. Y dos, ¿cuándo lo hago?. Porque se da el pequeño, mísero y casi imperceptible detalle de que ESTOY SOLA. Siempre. Sola con tres niños que, por autónomos que son, dan su trabajito. Mientras voy y vengo al cole, hago compra, recojo casa, cocino, pongo comidas, recojo, vamos a actividades extraescolares, hacemos deberes, baños cenas y todo aquello que va surgiendo en el día a día, hay veces que desde que me levanto no meo hasta justo irme a la cama… Pues eso. Luego, está que no se qué llevarme. Obviamente ropa y calzado, porque por lo que me cuesta un par de botas allí envío una caja de 40 kg con toda la ropa de los niños. Es obvio que no voy a renovar todo nuestro armario por ahorrarme el trabajo de una mudanza. Pero está el rollo de qué ropa, cuánta, toda junta o a plazos, solo la de abrigo y dejar aquí la de verano – que en Escocia ni se le conoce, ni se le espera -, qué enviar por mensajería y qué llevar en la maleta. No tenía pensado llevar nada más. Pero claro, está la cosa de que aquí mis hijos le tienen aprecio a ciertas cosas, dígase sus juguetes y libros preferidos. Objetos personales como el telescopio y el microscopio de mi mayor, que no los vamos a dejar aquí abandonados y comprar allí unos nuevos. Fotografías, láminas, marcos y  álbumes de fotos, esas cosas que son recuerdos y hacen hogar. Tenemos un piso vacío que necesita transformarse un un hogar acogedor. Pero todo eso hace bulto y cuesta ponerse a embalarlo. Luego están esas cosas que me quiero llevar pero que no se si será peor el remedio que la enfermedad, por lo aparatoso del tema. El piano de mi hijo, un buen piano digital que compramos con la expectativa de ser el instrumento de estudio […]

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

CRIANDO A DOS adaptación cambios ...

Mudanza con niños

¡Buenas y muy buenas! Mellimamá está de regreso!!! Y es que desde las pasadas vacaciones (cómo vuela el tiempo!!!) tuve que hacer un impasse temporario para atender otras cuestiones personales. ¿Quieres saber que pasó? Resulta que Mellimamá y familia cogieron todas sus cosas y se trasladaron unos 1000 km para emprender una nueva aventura al otro lado de España. Fruto de este cambio he podido const ...

Cosas de mamá Manzanas de ciudad decoración ...

Corazón de mudanza

¿Hola? ¿Hay alguien? ¡Hola! Quizás me recuerdes… … Soy Esther. Antes solía pasar a menudo por aquí a contarte alguna anécdota y, sin embargo,… Hace una eternidad que no vengo ni a saludar… Pero ¿sabes una cosa? Es que tengo el corazón de mudanza. Bueno, tengo el corazón, la cabeza, ¡y los nervios! La casita de las manzanas se traslada y, dentro de unos meses, nos convertire ...

general otros

De mudanza (no virtual)

Hola a todos, llevamos unos cuantos días sin poder actualizar. Esto se debe a que nos estamos mudando, y no precisamente de servidor, sino en el "Mundo Real marca registrada". Estamos con mucho lío pero prometemos volver lo antes posible con más contenidos ¡Gracias por la espera!

general friki-geek

De mudanza (no virtual)

Hola a todos, llevamos unos cuantos días sin poder actualizar. Esto se debe a que nos estamos mudando, y no precisamente de servidor, sino en el “Mundo Real marca registrada”. Estamos con mucho lío pero prometemos volver lo antes posible con más contenidos ¡Gracias por la espera!

Tips buscar casa cambio de casa ...

¿Cómo afecta una mudanza a los más chiquitos?

The post appeared first on Blog ChiquitosyBebés.com | Quito Ecuador Blog ChiquitosyBebés.com | Quito Ecuador - Blog de aventuras de maternidad, lugares, viajes, paseos para niños en Ecuador.. Mudarse no siempre resulta ser el maravilloso hecho que nos pintan las inmobiliarias. Aparte de no ser una tarea sencilla, puede convertirse en algo muy estresante, especialmente para los más chicos de la ca ...

Hogar

19 trucos sobre como organizar una mudanza

Desde que me independice hace 11 años, he hecho 4 mudanzas. Si a esto le sumamos las mudanzas de mi hermana (2) y las de mis padres(3) en las que también he participado…. puedo decir que casi soy un gurú del tema. Algunas de estas numerosas mudanzas las he hecho de soltera, otras embarazada, otras con hijos…y lo que tengo claro es que hay dos cosas imprescindibles, un buen puñado de am ...

Muere de amor

Nuevas láminas en Piezecitos + Resultado sorteo

FELIZ AÑO A TODOS!!! Hemos pasado unas vacaciones maravillosas en Barcelona, nos hemos reído, disfrutado de la familia, comido como cerditos y ahora, ya de vuelta a casa, me vuelvo a sentar en mi escritorio a poner en marcha nuevos proyecto e ideas. El año pasado tuve Piezecitos un poco parado… fueron varias cosas, el lanzamiento de mi nueva web del trabajo, la primera mudanza, la mudanza de ...

cansada embarazo mudanza ...

Perdón por el abandono

Hola chicas, por fin tengo un hueco para entrar y deciros que siento el abandono de mi blog, es momentaneo, antes viviamos en un pisito muy viejo y en muy malas condiciones para nuestro bebé, asi que antes de que tuviera más barriguilla, nos hemos ido a vivir a otro nuevecito, pero madre miiaaa estoy que no puedo con mi cuerpo, vaya tela con la mudanza, que de cosas teniamos!! parecía mentira...au ...

general bebés y mamás salud ...

Cómo hemos abandonado el chupete sin prisas ni lloros

Después de caer en la cuenta de que el chupete lleva abandonado en unas estantería desde hace dos o tres semanas, puedo decir sin miedo que hemos conseguido dejarlo. O más bien debería decir que el chupete nos ha dejado a nosotros, porque casi ni nos hemos enterado. Es curioso, pero este tema me daba miedo, creía que iba a ser una gestión mucho más complicada, con lloros y malas noches de por medi ...

REFLEXIONES DE UNA MAMA AGOTADA

Este post es una pequeña reflexión sobre la vida y la capacidad de adaptarnos a las circunstancias que a veces retrasan nuestros planes. Es una historia de una mamá un tanto agobiada, agotada y con los planes trastocados. (primera interrupción) Pues si porque hasta la planificación mejor estructurada y hecha se derrumba ante un simple estornudo. ¿Verdad? En un post que escribí hace unos meses os h ...