comunidades

Características del segundo hijo

Dudas y emociones encontradas



 

 

La primera vez que te quedaste embarazada, un cúmulo de sentimientos, miedos y dudas te embargó. Ahora que han pasado unos meses, o incluso años, no sólo te encuentras con las pilas cargadas, sino que seguramente te encuentres feliz por estar preparada para recibir a ése segundo hijo tan deseado.No obstante, hay una serie de cosas que debes tener en cuenta antes de iniciarte en la maternidad, por segunda vez. Te las contamos.

Asegurarse de que la relación es estable
Tenéis una enorme ilusión que os hace ser enormemente positivos de cara a la experiencia del segundo hijo,  fruto de vuestro amor, pero no es conveniente dejarse llevar por el impulso o el clímax del primer momento, sino que es mejor pensar las cosas fríamente. Lo que recomiendan los expertos es tomar en cuenta la situación económica y sentimental de la pareja. Hay matrimonios que en plena crisis emocional, se embaucan en un nuevo embarazo creyendo que ésta será la solución a sus problemas, y lo único que consiguen es aumentarlos.

 

¿Cuándo es el momento ideal?Recordemos que la gestación no es un camino de rosas. La mujer y también el hombre, necesitan apoyo mutuo, mucho amor y comprensión que, en plena crisis, no siempre estamos dispuestos a dar, y lo que es más importante 'no sale de manera espontánea'. Así que, aseguráos de que vuestra relación es estable, con 'sus más y sus menos', pero sólida. Partiendo de la base de que el mejor momento para tener un segundo hijo es, por supuesto, cuando lo deseéis y os apetezca, es conveniente esperar un tiempo mínimo para ir a por el segundo. Lo que se recomiendan son al menos 6 meses para quedarte embarazada de nuevo. El consejo médico no sólo tiene una base psicológica, también afecta a la salud física de la madre.Según Francisco Campillo, el Jefe de la Clínica de Novoclinic, ''así los depósitos minerales y las vitaminas se reponen''.

¿Mismos síntomas?
Por lo general, los síntomas del segundo embarazo son muy similares a los del primero. Sin embargo, la segunda vez que te quedas embarazada cuentas con el grado de la experiencia, que resulta vital para el estado psicológico, tan cambiante y vulnerable, durante los 9 meses de gestación.

Ahora estás concienciada de lo que ocurrirá, así como al tanto de los síntomas, por lo tanto, sabrás mejor cómo enfrentarte a ellos,por lo que juegas con ventaja !seguro!
Hay mujeres que dicen que en el segundo embarazo experimentaron menos náuseas y molestias en general debido a ese extraño sentimiento de calma, que sólo tienen quienes ya han pasado por la difícil situación de ser madre primeriza. Seguramente tú también te sientas así, así que 'aprovéchate' y disfruta al máximo.

El hermanito o príncipe destronado
Está claro que 'mucha gracia' no le va a hacer a vuestro hijo dejar de ser el centro de atención de la casa. Con la llegada del hermanito, incluso, con el embarazo de mamá, el niño se sentirá desplazado y desatendido en momentos puntuales pero !cuidado! esto es de lo más normal.
No debéis exagerar el tema, ya que él podrá llegar a interiorizarlo de verdad y entonces, el asunto rozará la gravedad y habrá que tratarlo.

Celos típicos
Los celos entre hermanos son de lo más comunes. El hermano mayor cuenta con ventajas con respecto al segundo, y viceversa, por eso, vuestro papel de padres consiste en representar el equilibrio entre lo mejor de uno y de otro.
No se trata de elogiar sin cesar a vuestro hijo, porque estéis esperando al hermanito, sino de darle un poco más de mimos y cariño que de costumbre. Además, ayudará mucho que le digáis lo bien que se lo pasará al tener un nuevo compañero de juegos en casa. Funciona, seguro a pesar de las pequeñas vicisitudes que puedas encontrar, como en cualquier otra faceta de tu vida, no dudes en disfrutar de tu segunda experiencia como madre, pues son casi todo, ventajas.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

niños articulos embarazo ...

Desde hace algún tiempo barajeamos la idea de dar un hermanito o hermanita a nuestra princesa y estamos muy decididos a ello, la cuestión es que me da pena por ella, dejara de ser la reina de la casa para compartir trono y no se lo bien que se le pueda dar eso,  cuando la miro la veo muy pequeña para ello. A ella siempre le han gustado los bebes, aunque juega poco con los suyos, pero en el cole se ...

general hermanitos hijos ...

Habéis pasado por la experiencia de ser padres por primera vez y ahora os estáis planteando la posibilidad de darle un hermanito a vuestro hijo. Si bien ya tenéis la experiencia suficiente para afrontar la llegada de un recién nacido, ahora surgen otras dudas. ¿Debemos esperar un tiempo para recuperarnos del primero? ¿O será perjudicial la diferencia de edad para la relación de los dos hermanos? ...

general diferencias embarazo ...

Lo primero que tengo que decir es que no quieres más a un hijo que al otro. Esto sobretodo lo digo para que si un futuro mis hijos lo leen lo tengan claro. ¿Recuerdas cuando querías quedarte embarazada de tu primer retoño? Supongo que lo recordarás con mucha ilusión y con muchas ganas. Recordarás los nervios que pasaste cuando llegaba el día y no había rastro de la regla y te hiciste el test de ...

Bebés y mamás Embarazo parto y posparto ...

Es curioso descubrir cómo el segundo embarazo (e imagino que con el tercero y siguientes pasará más de lo mismo) se vive de forma completamente diferente al primero. Me duele decirlo, pero la emoción e ilusión que se siente, no es la misma. Recuerdo que cuando me quedé embarazada por primera vez no tenía otro pensamiento en la cabeza y ahora, en cambio, hasta se me olvida. No tengo tiempo para est ...

Escuela de padres Hermanos Ser padres ...

Hoy nos planteamos qué supone para un niño ser el segundo hijo y qué implicaciones tiene ocupar este lugar en la familia en cuanto al desarrollo de su personalidad. Y lo hacemos desde la perspectiva de aquellas familias en las que no existen patologías ni otro tipo de trastornos en ninguno de sus hijos. Esta variable debe ser considerada sin duda alguna en caso de existir. En este post no lo hemos ...

Andanzas

A Leo lo tenemos olvidado, absorbidos como estamos por el día a día, por Maramoto, por las tareas del hogar, por el trabajo, por Tacatá, por todo en general. Apenas tenemos tiempo para reparar en él, para sentir cómo se mueve la barriga de mamá, para pensar en cómo será nuestra vida en apenas unos meses, cuando seamos cuatro; para pensar en ello, en definitiva, y hacerlo sin ahogarnos sin remedio ...

general reflexiones

¿cuando se debe tener el segundo hijo? ¿ se debe? se tiene? es necesario? cuanto cuesta realmente un segundo hijo? Se pueden contener las inmensas ganas de volver a pasar por un embarazo? ¿hasta cuando? Porque en este momento en mi alrededor pulula la eterna pregunta de - bueno y para cuando el segundo? es que no te animas? Pues ya tiene cuatro años... Y dejan caer la pregunta mientras me quedo ...

Los padres saben que tener a su primer y segundo hijo tiene grandes diferencias, desde diferentes enfoques para el embarazo, hasta diferentes maneras en educarlos.   Weng Chen, diseñadora de videojuegos, artista y una madre de China ilustró estos cambios de forma increíble.   Chen escribió en su sitio web que cuando tenía 3 años, su madre le dibujó una pequeña sirena y le contó una historia, así f ...

general hermanos hijo único ...

Si tienes un peque y estás pensando en darle un hermanito, esto te interesa. Lo primero de todo es decir que no pasa nada por ser hijo único. Olvídate de que va a estar malcriado y será caprichoso por ser único porque hoy en día la mayoría y especialmente los míos, que nadie se lo tome a mal, están malcriados. ¿O no tienen un montón de juguetes con los que no juegan y antes de que abran la boca pa ...

bebé Crianza EMBARAZO ...

Desde el embarazo empecé a tener sentimientos encontrados: de alegría, miedo, inseguridad.  Estaba feliz porque mi bebé estaba sano y aunque el embarazo se me hizo pesado sabía que todo tendría un final feliz. Sentí miedo al no saber cómo afrontaría la bimaternidad, si podía ser capaz de llevar la casa, un niño de casi tres años y un bebé. Pero el sentimiento más fuerte que tuve fue el de sentir q ...