comunidades

Embarazo: La importancia de la alimentación

Una buena alimentación durante el embarazo, es esencial para mantener con energía nuestro cuerpo, tanto a nivel físico como psicológico. Por eso, es muy importante saber qué es recomendable comer y qué no durante el período de gestación.

Sin embargo, si tienes hábitos saludables y estás acostumbrada a mantener una dieta sana, no te resultará muy costoso incorporar estas recomendaciones, que te harán evitar algunos problemas como:

Anemia e infecciones.

Un aumento excesivo de peso.

Desarrollar un bebe de bajo peso o prematuro.

Diabetes gestacional.
¿Cuánto comer durante el embarazo?

En ocasiones, habrás oído a algún familiar decirle a una embarazada: “Come, que ahora tienes que alimentarte por dos”,  pero lo cierto es, que las comidas no deben ser el doble, sino aumentar la ingesta calórica en torno a 300 calorías al día.

comida embarazo


El aumento de peso debe ir en consonancia a la masa corporal de cada embarazada. De tal forma que:

En embarazadas con un índice corporal menor a 20 (Delgadas), el peso aumentaría entre 12,5 kg y 18 kg.

Índice corporal entre 20 y 26  (Peso correcto), el peso aumentaría entre 11 kg y 16 kg.

Índice corporal mayor a 26 (Sobrepeso), el peso debería aumentar entre 6 kg y 11,5 kg.
¿Qué comer y qué no comer durante el embarazo?

No se sabe a ciencia cierta la razón por la cual una mujer embarazada tiene antojos. Se cree que puede deberse a cambios hormonales, sin embargo, estos antojos desaparecen al cabo de los  primeros meses.

En general, conviene llevar una dieta sana con un aporte de los siguientes alimentos al día:

Agua: En torno a 2 litros al día.

Frutas: Entre 1oo gr y 400 gr, lo que corresponde a dos o cuatro piezas por día.

Verduras: Unos 250 gr de verdura por día

Cereales: 30 gr de cereales, que podemos encontrar en el pan, arroz y pasta.

Lácteos: 80 gr de lácteos bien en queso, o un vaso de leche al día.

Proteinas: 200 gr de proteínas que encontramos en los filetes de carne rojo, pescado, o pollo.
Respecto a los alimentos que habría que limitar destacamos los procesados ricos en azúcares y grasas, como puede ser la bollería industrial o las hamburguesas. Los alimentos que no deberían tomarse son:

Carnes crudas, debido a que en ellas permanece el parásito responsable de la toxoplasmosis. Por eso, hay que evitar carnes no cocinadas como el jamón no curado, el carpaccio, el steak tartar…

Quesos no curados, como por ejemplo el queso azul o aquellos con moho como el cabrales y camemberg. Esto es debido a que pueden contener una bacteria llamada listeria.

Alcohol, café y té, ya que los alimentos que contienen cafeína puede llegar a provocar  aborto en un consumo mayor a 300 mg. El alcohol por su parte, debe ser eliminado de la dieta.
Te aconsejamos que para elaborar menús saludables para tu día a día revises la sección de Menús semanales, elaborados por un nutricionista.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El impacto de una dieta equilibrada en la salud

A lo largo del año, sobre todo al comienzo, son muchas las personas que deciden seguir una dieta. Generando una industria millonaria. ¿Pero cómo funciona de verdad? La inmensa mayoría de las dietas es ...

Recomendamos