comunidades

Habitación para dos pulgas

Hace ya 6 meses que el pulguito llegó a nuestras vidas y la verdad es que no teníamos ningún pensamiento de hacer nada nuevo con la habitación hasta mucho más adelante porque con esto de ser padres ya experimentados, sabíamos que este señor no iba a salir de nuestro cuarto hasta pasado un tiempo largo (ya os conté que la pulga se fue a su cuarto el verano pasado) y que cuando ese momento llegase ya haríamos una habitación para dos.

Lo único que teníamos claro era que sería una habitación para dos hasta que fueran lo suficientemente mayores como para reclamar cada uno su espacio y entonces no nos quedará otra que separarlos, pero mientras tanto, aprovechando al máximo el espacio.

Pues resultó que cuando le contamos a su hermana que compartirían habitación, le emocionó muchísimo la idea y empezó a decirnos que ella iba a dormir arriba y su hermano abajo. No sé muy bien de dónde sacó la idea, supongo que alguna vez comentamos la idea de poner una litera y ella lo escucharía. El caso es que la chiquilla estaba tan emocionada (y la verdad es que la habitación estaba tan destartalada y poco acogedora) que decidimos adelantar el momento y ponernos ya y pasar de habitación de uno a habitación para dos.

Aprovechamos el puente de la constitución para ponernos manos a la obra y hoy os enseño el resultado.

Habitación infantil antes de la transformación
Así era la habitación antes del cambio


Habitación infantil antes de la transformación
aquí vista desde otro ángulo

Paredes

Lo primero que hicimos fue ponernos a pintar y unificar colores. La habitación tenía una pared de color morado intenso y el resto en azul casi gris y los techos en blanco. Pueeees como que muy bien no quedaba oiga. Así que decidimos pintar todo todito de blanco, que siempre es un acierto seguro y da luminosidad a lo loco.

Habitación para dos en proceso – paredes en blanco
Distribución de espacios

Lo cierto es que la habitación de los niños es casi la más grande de la casa pero con la particularidad de ser muy cuadrada con lo que hay que jugar al tetéis pero bien para poder meter las cosas.

Lo que hemos hecho ha sido utilizar una pared para cama y almacenaje y la otra pared para juguetes y biblioteca, quedando el centro de la habitación libre para jugar sin nada por el medio.

Muebles

Zona de juguetes y biblioteca

Antes de ponernos a comprar muebles, decidimos aprovechar al máximo todos los que ya teníamos antes y hacer el mínimo gasto. Así pues, dejamos la estantería de cuadrados kallax pero en lugar de vertical, la tumbamos y la zona de la biblioteca, anteriormente compuesta por unas baldas para los cuentos y una caja debajo, ahora la hemos cambiado por una estantería billy de ikea con la mesita y las sillas delante. Esta parte está pegadita a la ventana para que le entre bien la luz

Zona de juegos y biblioteca
Zona de juegos y biblioteca
Zona de dormir y almacenaje

Esta es la zona donde metimos los muebles nuevos que en total fueron tres, la cama y dos estanterías. La cama es la famosa cama Kura, que puede ponerse el colchón abajo, arriba o en ambas partes. La intención, como ya os he dicho más arriba, es que el pulguito pase a dormir abajo, pero hasta que ese momento llegue hemos dejado ese espacio para juego.

Zona de dormir y almacenaje
Zona de dormir y almacenaje
Al pie de la cama, hemos metido otra estantería con doble función, ya que tiene forma de escalera y la pulga la utiliza para subir y bajar además de para guardar cosas.

Zona de dormir y almacenaje
Zona de dormir y almacenaje con la estantería escalera
Y por último, colocamos una estantería de tres huecos para aprovechar un espacio que unos quedaba entre la cama y una columna.

Decoración

Una vez que teníamos todos los muebles montados y las paredes todas en blanco, la habitación quedaba bonita pero sosa como ella sola, así que para intentar darle un toquecito más cálido a la estancia, pusimos un dosel a la cama en color azul y cogimos unos cuadros en posterlounge para combinar las tonalidades y vestir las paredes.

cuadro de tortugas marinas a juego con el dosel
cuadro de tortugas marinas a juego con el dosel
Pedimos también un cuadro de unas tortugas marinas que combina con el dosel a la perfección, un pingüino por deseo expreso de mi hija, una nube y un zorrito.

Cuadro de zorro al atardecer
Cuadro de zorro al atardecer


Cuadro lienzo de pingüino
Cuadro lienzo de pingüino

Al parte de eso, al poner la estantería grande tumbada, hemos ganado esa superficie la cual he utilizado para poner todos los juguetes de madera que me encanta cómo queda.

Aún nos quedan más detalles que poner y seguirle dando más calidez al cuarto, pero estamos muy contentos con la apariencia general de la estancia.

¿Qué os parece? ¿Se os ocurre algo más para añadir?

Fuente: este post proviene de Criando Pulgas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

A escasos días de cumplir los dos años, mi pequeño pulguito por fin, dijo mamá. Los que me sigáis por instagram o Facebook veríais hace un par de días que publiqué un post donde lo contaba ya que no q ...

¿Es necesario formarse para criar o deberíamos simplemente dejarnos llevar y actuar sin más? Disciplina positiva, blw, aplv, montessori, waldorf, altas capacidades, colecho, LME… Me atrevo a af ...

Etiquetas: Uncategorized

Recomendamos