Educacionalcelebre Idea guardada 4 veces
La valoración media de 30 personas es: Muy buena

¿Es bueno castigar para educar?

Si te estás preguntando esto vas por buen camino a la hora de educar a tus hijos. Seguramente de pequeño te educaron mediante castigos y premios y piensas que estuvo bien y que eres una persona educada gracias a ello. A pesar de esto aún te preguntas ¿Es bueno castigar para educar? ¿Es el castigo un método efectivo? Tal vez piensas que sí.

Pero, si eres sincero contigo mismo, muchos de esos castigos no te enseñaron a tomar buenas decisiones, al contrario, las ocultabas. Hoy en día la educación apuesta por métodos y herramientas respetuosas y menos humillantes y que sin duda, son más útiles a largo plazo. Si no deseas repetir los pasos de tus padres, puedes seguir los siguientes consejos para educar sin castigar:


Averigua si lo hizo queriendo o sin querer

Si tu hijo acaba de hacer algo que tu consideras indebido y piensas en castigarle deberías parar y preguntarte si lo hizo o no adrede. Debes tener en cuenta que los niños no tienen nuestras habilidades y que en ocasiones hacen las cosas por si mismos para explorar sus capacidades y de esa forma lograr un poco de independencia, a veces incluso tratan de ayudarte en casa sirviéndose el jugo (Con el correspondiente accidente) Cuando se trata de este tipo de accidentes mantén la calma y explícale que lo entiendes pero, que para esas actividades delicadas debe pedirte ayuda.

¿Esperas demasiado de él?

No es cruel y es natural, vas a compararlo con otros niños y contigo mismo a esa edad. Sin embargo, no debes dejar que estas comparaciones nublen tu juicio, es un niño, una persona diferente a las demás y que se desarrolla de forma diferente. Tus expectativas deben ajustarse a esas razones y no a comparaciones sin sentido.

¿Lo hizo queriendo? ¿Lo castigo?

Si lo hizo por molestar investiga la causa. Muchas veces es por llamar la atención, otras es sencillamente porque se siente excluido y no sabe cómo expresarse, por eso, realizan actos que saben van a disgustarte y llamaran tu atención. No lo ignores, una vez se calme explícale porque estuvo mal y trata de encontrar el origen de su conducta.

Aléjate

Cuando nos enfadamos perdemos la paciencia y actuamos sin pensar. Aléjate de la situación que te molesta por unos segundos y si no puedes, simplemente mantén silencio, no reacciones en caliente porque saldrá lo peor de ti. Cuenta hasta 100 o hasta 1000 si hace falta.

Consecuencias reales

Los castigos son solo consecuencias inventadas de los padres para dar respuesta a un acto indeseable. Están condicionados por nuestro estado de ánimo, por lo que no son un método estable de aprendizaje para el niño.

Lo mejor es establecer consecuencias reales a su acción. Si dejó sus juguetes tirados para jugar con algo más, suspende su otro juego y ayúdalo a recoger mientras le explicas como podría estar jugando si hubiera ordenado a tiempo, explica también que los juguetes desordenados pueden provocar un accidente.

Si se trata de un jugo derramado, puedes pedirle que limpie contigo, explícale que lo ayudas y que mientras limpian podrían estar jugando y no limpiando, pero debido al derrame de jugo deben limpiar.

Si es agresivo, pídele que piense en el otro niño, que no querrá jugar más con él, que como se sentiría si alguien le pega, la frase maestra es “No te gustaría que otro niño te pegue, ¿verdad? Pues a él no le ha gustado".
Más artículos de Eduaciónalcélebre que te pueden gustar:
- Frases Célebres
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

general paternidad gañán

Educar Sin Premios Ni Castigos 'El Dichoso Pijama'

La semana pasada acudí a un curso de la Escuela de Padres y Madres que organiza gratuitamente el ayuntamiento de Barakaldo. Son unas charlas que van itinerando por las salas que les ceden los colegios del municipios. La temática de los cursos es variada y yo conseguí cuadrar mi agenda para ir a la primera sesión del que se titulaba "EDUCAR SIN PREMIOS NI CASTIGOS". De todas manaras en ...

niños disciplina positiva educar sin castigar ...

Curso Atrévete a educar sin castigos

Hoy escribo fuera de mis días habituales porque por fin he terminado un trabajo que me ha llevado mucho tiempo y en el que he puesto ilusión, pasión, esfuerzo y muchas horas.....al fin puedo decir que el curso en e-book que estaba escribiendo está listo....Te presento el curso: Atrévete a educar sin castigos. Es un curso escrito desde mi formación como educadora de padres certificada en disciplin ...

general filosofía gañán

'Objetivo Felicidad' Cuando no hay que intervenir tanto

Me temo que centrándome demasiado en el objetivo, igual estoy corriendo el riesgo de alejarme de conseguirlo. Bueno, me voy a centrar que no he tecleado ni cuatro líneas y ya estoy divagando. "El Objetivo", creo que en la presentación de este blog hablo un poco de esto, educar un niño para que sea un adulto independiente y feliz. Y esta muy bien, todos los *padres del mundo, queremos u ...

psicología infantil castigo niños ...

Niños: ¿hay que castigarles?

¿Os habéis fijado en cómo últimamente están de moda las series y realities sobre correccionales juveniles? La última propuesta televisiva es de Antena tres. Una especie de Gran Hermano, donde un grupo de adolescentes convive bajo el estricto sistema educativo que imperaba en 'la España de los años 60'. El plato fuerte, como siempre, es el roce que se da entre los compañeros de ‘jaula’ ...

Resultado de los castigos

Estos días en los que estoy investigando sobre las rabietas y como manejarlas adoptando en mi crianza la disciplina positiva, encontré estos 4 puntos que me gustaría compartir con ustedes. ¿Te has puesto a pensar cuáles son las repercuciones de los castigos en la vida de nuestros hijos? Aquí te los muestro: - El Resentimiento: Esto no es justo. No puedo confiar en los adultos. Cuando castigas a un ...

Diferencias y semejanzas

Soy de las que opina que no hay una verdad absoluta, y que en el tema de la maternidad hay tantas formas de criar y educar como madres e hijos hay. Yo me he leído varios libros con formas de ver la crianza de los hijos muy diferentes, de Carlos González me he leído: Bésame mucho Un regalo para toda la vida Mi niño no me comeReconozco que los tres libros los he leído en distintos momentos en los q ...

general tips para padres crianza ...

En esta casa no castigamos

Antes de ser madre estaba convencidísima de cómo iba a educar a mi hija: La dejaría llorar en la cuna, en su habitación, para que no se acostumbrara a los brazos y aprendiera a dormir. Le daría biberón para que su alimentación no dependiera solo de mí y aprendiera a relacionarse con los otros desde bien pequeña. Y también, y casi lo más importante, moldearía su comportamiento con un sistema clar ...

manualidades para niños vacaciones checklist ...

Lista de cosas que no hay que olvidar cuando uno tienen hijos y se va de vacaciones

Para las que no lo saben todavía, soy madre de 2 niños: Diego de casi 5 años, y Chloé de 10 meses. Este finde, como nos vamos de puente a St Jean de Luz (País Vasco, Francia) desde el lunes pienso en todo lo que tenemos que preparar y lo que no hay que olvidar. Y para no olvidar nada, ¿qué hay qué hacer? ¡Hay que apuntarse las cosas! Y eso hago. No sé si es vuestro caso, pero para mi es la única ...

general educación educación emocional ...

Una alternativa a los castigos y las amenazas

¿Qué padre no se ha desesperado por repetir tres o cuatro veces seguidas a su hijo que haga (o no haga) una cosa sin resultado? ¿Y quién no ha echado mano de la posibilidad de un castigo, de un premio, de un grito o de un pequeño chantaje emocional? ¿Pero es posible educar de otra forma? Hay una alternativa que defiende la pedagoga, orientadora y formadora familiar Leticia Garcés, de Padres Formad ...

educando con amor psicología-educación redes sociales ...

Educar en redes sociales a tu hijo

Saber educar en redes sociales a tu hijo, es hoy en día, de vital importancia. No me cabe duda, si eres padre o madre, que quieres dar a tu hijo la mejor educación en todas sus facetas: académica, en valores, artística, espiritual, social, emocional… Hay tanto que queremos hacer, que muchas veces nos perdemos en las intenciones y no llegamos a concretar. Desgraciadamente, la conciliación ...