Saludterapia Idea guardada 2 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

La empatía en la comunicación con los hijos

La empatía, definida de una manera muy simple, es la capacidad de ponerse en el lugar de la persona que nos habla, que ésta note que nos estamos metiendo en su piel y que comprendemos cómo se siente.

Eso no significa que tengamos que contagiarnos de su estado de ánimo y ponernos tristes o rabiosos como ella; nuestro estado de ánimo permanece inalterable y no nos dejamos afectar; visualmente lo imagino como si nosotros estuviéramos metidos en una burbuja protectora que impide que la energía de la otra persona nos contamine y podemos observarla como a distancia. Desde esa posición decidimos escucharla y, simplemente, intentar captar lo que nos está diciendo.

La empatía en la comunicación con los hijos
Podría decirse que lo contrario de la empatía es el juicio. Cuando juzgamos lo que hacemos es pasar por nuestro propio filtro lo que la otra persona nos cuenta, sacamos nuestras propias conclusiones e intentamos convencerla a ella. Muy frecuentemente añadimos valoraciones negativas sobre lo que ha hecho o dicho.

Es evidente que el filtro por el que nosotros tamizamos la información es diferente al de la otra persona ya que dependen de las experiencias y aprendizajes de cada uno, de modo que las conclusiones que le aportamos no van a servirle para nada positivo, sólo para sentirse incomprendida y juzgada... Las consecuencias inmediatas son: el enfrentamiento o discusión y el corte en la comunicación.

Empatía vs. juicio: ejemplificando con un caso práctico

Todo esto es perfectamente aplicable a la relación padres-hijos. Imaginemos uno de los ejemplos más frecuentes que surgen en el día a día de un niño:

El niño sale del colegio llorando o enfadado porque un compañero lo ha molestado: le ha pegado, le ha insultado, le ha roto algo, no le ha dejado jugar, se ha reído de él, etc...

Tras preguntarle qué le pasa la respuesta del padre acostumbra a ser así:

No hay que llorar por una tontería como ésa.

Habrá sido sin querer, no pasa nada.

No te enfades y no le hagas caso y ya no te lo hará más...
Lo que le estamos transmitiendo al niño en esas respuestas es mira, no tienes razones para ponerte así, déjate de tonterías y muy probablemente estaremos pensando yo sí tengo problemas de verdad para que me vengas con éstas.

¿Cómo se siente el niño?: Mi padre no entiende lo mal que me siento, no tiene ganas de que lo moleste con mis cosas, siempre cree que lo que me pasa a mí son tonterías,... en definitiva incomprendido, juzgado o con soluciones que sabe que le van a resultar inútiles.

Por supuesto, si esta situación se repite con frecuencia, el niño dejará de explicar lo que le pasa, porque en resumidas cuentas, sabe que no puede contar con su padre; es más, el hecho de contarlo le supone una complicación más.

Poca comunicación entre padres y hijos


¿Cómo sería una respuesta empática?

Para empezar, es necesario que decidamos salir por un rato de nuestro mundo, de nuestras preocupaciones, detenernos y ponernos en actitud de escuchar; tener en cuenta que los problemas del niño son tan grandes y tan importantes como los nuestros (y si no acordémonos de cuando éramos pequeños y nos pasaban cosas así a nosotros) y que merecen toda nuestra atención y consideración.

Una manera de empezar la conversación podría ser:

Ya veo que estás muy enfadado por lo que te ha hecho este niño. Quieres contarme cómo ha pasado?
Si el niño en ese momento no tiene ganas de hablar más hay que dejarlo estar. Ya le hemos dejado claro que estamos disponibles. Recordemos que nosotros no nos dejamos contagiar por su estado de ánimo y, por tanto, nosotros le contagiamos calma a él; ése es el primer paso.

Si decide seguir con la conversación, lo que hemos de hacer es ir repitiéndole lo que él dice con otras palabras, empezar las frases con ya te entiendo lo que quieres decir, hacerle de espejo de lo que va expresando. Sin juzgar, sin querer dar soluciones rápidas. Sólo escuchar y reflejar.

De esa manera el niño se verá animado a seguir hablando y él mismo irá viendo la situación que le ha angustiado desde otro punto de vista y encontrando la solución que necesite.

De esta manera, no sólo ayudamos al niño a enfrentar un conflicto, sino que le estamos transmitiendo que puede contar y confiar en nosotros y eso es primordial para que el niño crezca sintiéndose seguro.

Leer artículo en Saludterapia

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Emociones y ejercicio: ¿escaleras?

Ahora que comienza el otoño y el pesimismo se apodere de nosotros (el otoño es la época del año en que hay más depresiones), aprovechar los días de sol y salgamos a la calle a hacer ejercicio, a respi ...

La coenzima Q10

Muchas personas en su vida diaria son sometidas al estrés oxidativo provocado por la mala alimentación, el ejercicio físico intenso, el estrés excesivo, la contaminación ambiental, el tabaquismo, las ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Educar en empatía

Descubre cómo vivir y educar en empatía para que tus hijos se conviertan en personas completas y felices, que saben cómo hacer felices a los demás. Para empezar, ¿qué es la empatía? La rae lo define como el sentimiento de identificación con algo o alguien; o como la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. Es decir, empatía es ponerse en el lugar del otro. El caso es qu ...

desarrollo felicidad educacion social ...

¿Cómo desarrollar la empatía?

A todos nos preocupa la felicidad de nuestros hijos. Por ellos, uno de los principales desvelos de los padres es transmitirles esos valores que en un futuro puedan ser la base de su felicidad. Y sin duda, la empatía es uno de ellos. La empatía es la capacidad que tenemos de ponernos en el lugar de los demás, algo fundamental para una adecuada convivencia social y que debe ser transmitido de padres ...

general educación emocional para niños educación infantil ...

Habilidades sociales: La empatía.

¿Qué es la empatía y para qué sirve? La empatía es clave para entablar y asentar las relaciones con los demás, podría considerarse la base de la convivencia. En su sentido más básico, la empatía podría describirse como la habilidad de reconocer y de sentir lo que la otra persona siente. Simon Baron Cohen, experto internacional sobre autismo, va un paso más allá, afirmando que la empatía consta de ...

empatía en niños estimular la empatía desarrollar la empatía ...

¿Cómo se genera y potencia la empatía en los niños?

Es complicado en niños pequeños generar y potenciar diferentes emociones en ellos, ya que aunque ''son como una esponja'' es laborioso hacer que capten todas las enseñanzas que queremos inculcarles. Hoy os voy a dar unos pequeños consejos para conseguir generar y desarrollar la empatía en los niños y estimular la empatía en la infancia. La empatía es la participación afectiva de u ...

general crianza con apego crianza respetuosa ...

¿Sabes lo que es la empatía y como aplicarla?

Una forma simple de definir la empatía seria como la habilidad para ponerse en el lugar de la otra persona, entender lo que siente o piensa. Lo que comúnmente decimos "ponerme sus zapatos". Si bien a simple vista puede parecer una habilidad muy fácil de poseer, la verdad es que en el día a día no es así. Las personas somos cada vez más críticas con los demás, y aunque podemos esta ...

general maternidad

¿Sabes lo que es la empatía y como aplicarla?

Una forma simple de definir la empatía seria como la habilidad para ponerse en el lugar de la otra persona, entender lo que siente o piensa. Lo que comúnmente decimos "ponerme sus zapatos". Si bien a simple vista puede parecer una habilidad muy fácil de poseer, la verdad es que en el día a día no es así. Las personas somos cada vez más críticas con los demás, y aunque podemos esta ...

aprendizaje bebés crianza natural ...

Cómo fomentar la empatía en los niños

La empatía es muy importante para la vida y todos los padres queremos ayudar a nuestros hijos cómo desarrollarlas. La pregunta es ¿Cómo?. Pues existen muchos modos de fomentar en nuestros hijos la empatía y todos pasan por comenzar por el conocimiento de las emociones. Es esencial saber primero cómo nos estamos sintiendo, qué emoción estamos sintiendo, para que podamos ponernos en el lugar del otr ...

psicología infantil sexualidad

¿Por qué es importante la educación sexual para nuestros hijos?

Por Psic. Sonia García * Ayuda Psicológica en Línea - Psicólogos por Internet Cuando educamos a nuestros hijos lo hacemos con nuestras mejores intenciones pensando siempre en su futuro, en educarles para que sean personas independientes, autónomas, autosuficientes, competentes y que sepan desenvolverse sin dificultades en las distintas áreas de la vida. No existe un guión de educación perfecto que ...

crianza educación empatía

Empatía con los niños: Ponte en su lugar

Es muy evidente que, como padres, no tenemos la misma forma de ver las cosas que nuestros hijos; y no es ni mejor ni peor, es la nuestra (y la que nos toca). De la misma forma, los más pequeños de la casa, en sus pequeñas cabecitas, tienen la suya… y para ellos sí que es la mejor que puede existir. El hecho de que nosotros veamos las cosas desde una perspectiva y ellos lo vean desde la suya va a h ...

Crianza/Educación Pedagogía Waldorf el tacto ...

Por qué es tan importante el sentido del tacto en la pedagogía waldorf

¿Cuántos sentidos tenemos? ¿Cinco? ¡Eso pensaba yo! Hace tiempo que estoy investigando sobre la teoría de los 12 sentidos del ser humano de los que habla la pedagogía Waldorf y a medida que voy profundizando en ella, más voy entendiendo la importancia de acompañar a los niños y niñas para que puedan descubrirlos y cultivarlos. Uno de los primeros sentidos basales de gran relevancia es el sentido d ...