Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La mañana

mañanas


Recientemente leía las páginas de ‘El bebé’, la recomendable novela de la escritora francesa Marie Darrieussecq, publicada en España por Anagrama, y caí en la cuenta de un aspecto que me resultó curioso: en lo que respecta a muchos pensamientos sobre la crianza la autora y un servidor nos parecemos lo mismo que se parecen Sevilla y Santiago de Compostela. Nada. Sin embargo hay otras muchas cosas que nos unen en nuestra condición de padre y madre. Cosas  que, por lo que veo en las entrevistas que realizo para Madresfera Magazine junto a la mamá jefa, también nos unen a través de un hilo invisible a otros padres y madres. Una de ellas, sin lugar a dudas, es la pasión por la mañana.

Y cuando digo la mañana me refiero a la primera hora del día, a ese primer instante (que se puede alargar hasta una hora si somos afortunados) que abarca desde el momento mismo en el que ponemos un pie fuera de la cama hasta que nuestro hijo se despierta y reclama nuestra presencia. Ese lapsus diario que hace que merezca la pena madrugar porque parece como si los sentidos estuviesen más despiertos que nunca, más vivos, con más capacidad para percibirlo todo. Y para disfrutar de ello. Supongo que algo tendrá que ver el silencio, esa ausencia de sonido en la que no reparamos hasta que somos padres. Entonces la valoramos en su justa medida.

La mañana es la puerta que se cierra a mi espalda cuando abandono la habitación y dejo en ella a la mamá jefa (las menos de las veces) y a Maramoto, tan preciosas en su sueño;

La mañana es el crujir de la tarima cuando camino sobre ella con los pies descalzos, casi de puntillas, para no hacer ruido;

La mañana es el repiqueteo del agua cuando golpea en su caída sobre el plato de la ducha, y ese mismo agua caliente resbalando por mi espalda mientras me desvela suavemente, sin prisas;

La mañana es el sonido de una vieja cafetera italiana sobre la vitrocerámica, ese silbido característico que pone en marcha al mundo desde hace generaciones, y que junto al rumor de la ebullición nos avisa de que el café está listo;

La mañana es el inigualable y fuerte aroma de ese café recién hecho, que se mezcla en el ambiente con el olor a un pan tostado que ya espera ser bañado con aceite.

La mañana es sentarte a la mesa (solo o con la mamá jefa) y disfrutar del café y de las tostadas mientras conversas con la calma que solo ofrece ese instante único del día o repasas los titulares de la prensa desde la aplicación del móvil.

La mañana, especialmente en verano, es abrir las ventanas y, con la ciudad todavía casi a oscuras y en silencio, sentir sobre tu cara y sobre tu cuerpo la brisa fresca que corre a través de ellas;

La mañana es empaparte de esa brisa mientras recoges la ropa del tendedero o los utensilios del lavavajillas y escuchas el sonido de las persianas de los vecinos, que se abren a un nuevo día;

La mañana es salir de casa cerrando la puerta con el máximo sigilo camino del trabajo y observar como la vida se apodera del día a la vez que las ciudades y las casas se llenan de movimiento;

La mañana es la llamada de mi hija, recién despertada y todavía estirándose sobre la cama; es su encantadora sonrisa de buenos días, su abrazo todavía cansado, el conjunto de gestos y muecas que da inicio a una nueva jornada y pone fin a ese momento de trance. Hasta mañana.

.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Maternidad efímero mañana ...

Mañana

Una de las maravillas de la infancia es la capacidad de actuar sin pensar en el mañana, ni siquiera en el luego, en el más tarde.Por alguna extraña razón, muchos adultos boicoteamos nuestra propia vida con preocupaciones casi siempre absurdas. No pisamos un charco por no resfriarnos, regresamos a casa a por el móvil olvidado por si acaso, tomamos la cuarta copa con culpabilidad anticipando la resa ...

RECREAMOS APRENDER EDUCAR MAÑANA

ATENCIÓN AMIGOS QUE AMAN LA EDUCACIÓN ESTE BLOG SE ACTUALIZARÁ A PARTIR DE LA PRÓXIMA SEMANA ES DECIR A PARTIR DEL 21 DE FEBRERO DE 2015. LES PROMETO TEMAS SOBRE OBJETIVOS EDUCACIONALES, EVALUACIÓN EN EL AULA, CURRÍCULUM EDUCACIONAL, ¿QUÉ NOS ESPERA PARA EL 2020? ESPACIO PARA OPINAR, APORTAR, PROTESTAR SOBRE EDUCACIÓN. PILDORITAS PARA LA REFORMA EDUCACIONAL. EN FIN, MUCHO MÁS, COMO AQUÍ RESPONDEM ...

Blogs En familia blog ...

¡Atentos! Mañana estrenamos sección

Comenzamos una semana nueva … ¡CON SECCIÓN NUEVA INCLUIDA! Tras unos meses dándole vueltas y más vueltas, estrenamos la sección: PAPÁ TIENE ALGO QUE DECIR… Me encanta poder dar esta noticia porque llevo mucho tiempo detrás del papá de la casa intentando convencerlo para que participara en el blog… ¡Y por fín ha llegado el momento! Pero…¿Qué incluirá esta nueva sección? Lo p ...

Una mañana diferente

No se si es cosa mía pero cuando viajo o visito otros lugares me encanta conocer el mercado, el bullicio de sus gentes y el colorido de los mostradores ya sean con sus pescados, sus carnes, quesos, verduras, flores,.....En Pontevedra tenemos un mercado que es una chulada, y a simple vista todos los días son o parecen iguales. Pero desde hace algún tiempo las mañanas de los segundos sábados de ca ...

embarazo amigos del burro animales ...

Planes en Madrid: Pasando la mañana en burrolandia

El pasado 5 de octubre, día de mi cumple, al fin pudimos visitar Burrolandia. Además coincidía con el Rastriburro en el que todo lo recaudado iba destinado a la Asociación Madrid felina y se hacía una excursión. Burrolandia está a las afueras de Madrid, concretamente en Tres Cantos y muy cerca del Soto de Viñuelas, es decir, Carretera de Colmenar hasta el Soto de Viñuelas y ahí dirección Soto. La ...

vídeo viral un sábado cuando tienes hijos un fin de semana cuando eres padre ...

Vídeo: Cómo son los sábados por la mañana cuando eres padre

Cuando piensas en sábado por la mañana te imaginas el momento más relajado de la semana... Todavía tienes todo el fin de semana por delante hasta llegar al lunes. ¡Todo eso cambia cuando te conviertes en padre! Esto es lo que ha querido demostrar un padre americano que ha hecho un vídeo en el que recopila cómo son sus sábados por la mañana durante tres meses. ¡Sus hijas son pura energía! No paran ...

14 - vida sana

UNA MAÑANA DIVERTIDA APRENDIENDO CON LOS NIÑOS

Hola amigas, hoy hemos asistido mi hijo y yo como cada sábado al MERCADO AGROALIMENTARIO DEL GUADALHORCE en COIN, esta vez a un taller de desayuno saludable para los niños. Cuando fuimos pensábamos que sería una clase cortita que sólo te enseñarían hacer algún batido y algo más y para nuestra sorpresa, estuvimos 2 horas y media sin parar de aprender ha hacer, pan, magdalenas, galletas, batidos, u ...

Cocina Brochetas de pavo cebolla ...

No hagas planes, mañana comemos brochetas de pavo

En TUMINIYO seguimos convencidos de que cocinar con los niños es un sano ejercicio. Los niños se relajan en la cocina, ayudan, hacen sus primeros pinitos y se preparan para el día de mañana. Además, un plato preparado por uno mismo, sabe mejor. Nuestros hijos valorarán mejor lo que le ponemos en la mesa si lo han cocinado ellos. Hoy os presentamos una receta muy sencilla de hacer y muy rica de com ...

general poesía

Reflexiones noctambulas: Si mañana me dijeran..

Un escrito para mis hijos que ya tiene un par de añitos: "Si mañana me dijeran, por un negro maleficio, que no puedo ser ya mas tu madre... Pediría ser tu amiga, tu abuela, tu prima, tu hermana, tu tía o el aire. Para estar cerca de ti, para poder acariciar tu cara. Para poder estrechar tus manitas y abrazarte cada mañana. Para escuchar tu voz cada día y compartir carcajadas. Para ver c ...

Desarrollo personal Educación vida y muerte

¿Y si falleces mañana? Haz balance

Hace días que tenía en mente la redacción de este artículo. Se acerca Fin de Año y un montón de webs y blogs se llenan de propuestas para hacer tu balance del año 2015, en el que recapacitemos sobre los objetivos logrados durante estos 365 días y todo aquello que nos ha ocurrido en este tiempo, por lo que debemos estar agradecidos y también, como no, en lo que nos queda por hacer en 2016. A mí me ...