Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La mañana

mañanas


Recientemente leía las páginas de ‘El bebé’, la recomendable novela de la escritora francesa Marie Darrieussecq, publicada en España por Anagrama, y caí en la cuenta de un aspecto que me resultó curioso: en lo que respecta a muchos pensamientos sobre la crianza la autora y un servidor nos parecemos lo mismo que se parecen Sevilla y Santiago de Compostela. Nada. Sin embargo hay otras muchas cosas que nos unen en nuestra condición de padre y madre. Cosas  que, por lo que veo en las entrevistas que realizo para Madresfera Magazine junto a la mamá jefa, también nos unen a través de un hilo invisible a otros padres y madres. Una de ellas, sin lugar a dudas, es la pasión por la mañana.

Y cuando digo la mañana me refiero a la primera hora del día, a ese primer instante (que se puede alargar hasta una hora si somos afortunados) que abarca desde el momento mismo en el que ponemos un pie fuera de la cama hasta que nuestro hijo se despierta y reclama nuestra presencia. Ese lapsus diario que hace que merezca la pena madrugar porque parece como si los sentidos estuviesen más despiertos que nunca, más vivos, con más capacidad para percibirlo todo. Y para disfrutar de ello. Supongo que algo tendrá que ver el silencio, esa ausencia de sonido en la que no reparamos hasta que somos padres. Entonces la valoramos en su justa medida.

La mañana es la puerta que se cierra a mi espalda cuando abandono la habitación y dejo en ella a la mamá jefa (las menos de las veces) y a Maramoto, tan preciosas en su sueño;

La mañana es el crujir de la tarima cuando camino sobre ella con los pies descalzos, casi de puntillas, para no hacer ruido;

La mañana es el repiqueteo del agua cuando golpea en su caída sobre el plato de la ducha, y ese mismo agua caliente resbalando por mi espalda mientras me desvela suavemente, sin prisas;

La mañana es el sonido de una vieja cafetera italiana sobre la vitrocerámica, ese silbido característico que pone en marcha al mundo desde hace generaciones, y que junto al rumor de la ebullición nos avisa de que el café está listo;

La mañana es el inigualable y fuerte aroma de ese café recién hecho, que se mezcla en el ambiente con el olor a un pan tostado que ya espera ser bañado con aceite.

La mañana es sentarte a la mesa (solo o con la mamá jefa) y disfrutar del café y de las tostadas mientras conversas con la calma que solo ofrece ese instante único del día o repasas los titulares de la prensa desde la aplicación del móvil.

La mañana, especialmente en verano, es abrir las ventanas y, con la ciudad todavía casi a oscuras y en silencio, sentir sobre tu cara y sobre tu cuerpo la brisa fresca que corre a través de ellas;

La mañana es empaparte de esa brisa mientras recoges la ropa del tendedero o los utensilios del lavavajillas y escuchas el sonido de las persianas de los vecinos, que se abren a un nuevo día;

La mañana es salir de casa cerrando la puerta con el máximo sigilo camino del trabajo y observar como la vida se apodera del día a la vez que las ciudades y las casas se llenan de movimiento;

La mañana es la llamada de mi hija, recién despertada y todavía estirándose sobre la cama; es su encantadora sonrisa de buenos días, su abrazo todavía cansado, el conjunto de gestos y muecas que da inicio a una nueva jornada y pone fin a ese momento de trance. Hasta mañana.

.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general andanzas mamá jefa ...

¿Y por qué Mara? Anatomía de un nombre

Desde que nació la pequeña saltamontes nos han preguntado muchas veces el porqué de su nombre. Y la verdad es que no sabemos qué contestar. Quizás porque no tenemos ninguna explicación al respecto. La mamá jefa y todo nuestro entorno estaban convencidos de que sería un niño (esas intuiciones con poca base científica…), así que teníamos decidido el nombre de nuestro presunto chico: Leo [La ma ...

general crianza con apego crianza natural ...

De la crianza respetuosa y otras cosas

Desde que soy mamá, y ya ha hecho cuatro años de ello, no ha pasado ni un solo día de mi vida sin que me cuestione a mí misma : ¿lo estaré haciendo bien? ¿será esto lo mejor para mis hijos? ¿podría hacerlo mejor? ¿soy la madre que mis hijos merecen? Ni qué decir tiene que jamás encuentro respuestas, sino más y más preguntas que me pueden llevar a la locura total en cuestión de segundos. Un día, ...

general a debate

Frases de manual (#14): “Yo no me quiero meter, pero…”

Hace ya un tiempo que tengo abandonada esta sección. Y no, no es por falta de frases de manual, que parecen inagotables. Tres meses después de la última, ya va siendo hora de tratar un nuevo clásico de la frases que acompañan a todo padre/madre durante los primeros años de crianza de sus pequeños. Hoy hablaré sobre una que en las últimas semanas la mamá jefa y un servidor hemos tenido que escuchar ...

general andanzas bebés ...

Nacida para ser madre

El próximo domingo la mamá jefa celebrará su primer Día de la Madre tras festejar el año pasado el Día de la Casi Madre. Y como la celebración nos pillará en un AVE Sevilla-Madrid, me adelanto a hoy miércoles para publicar este post dedicado a ella. Y en cierto modo también a mi madre. Y a mi abuela (que mañana conocerá por fin a su bisnieta). De la mano de ellas dos conocí de primera mano lo que ...

general andanzas bebés ...

Nacida para ser madre

El próximo domingo la mamá jefa celebrará su primer Día de la Madre tras festejar el año pasado el Día de la Casi Madre. Y como la celebración nos pillará en un AVE Sevilla-Madrid, me adelanto a hoy miércoles para publicar este post dedicado a ella. Y en cierto modo también a mi madre. Y a mi abuela (que mañana conocerá por fin a su bisnieta). De la mano de ellas dos conocí de primera mano lo que ...

general escuela de padres ser padres

Los 3 grandes retos de la crianza diaria.

Ser padre es una tarea inmensa, de aquellas que nunca acabas de imaginar hasta que tienes hijos y te conviertes en mamá o papá. Hay momentos muy buenos y otros en los que no sabes cómo acabará el día, sobre todo cuando debes hacer frente a alguno des estos 3 grandes retos de la crianza diaria, momentos en los que la hora de comer se ha vuelto un infierno, no hay quien recoja ni un solo juguete y p ...

general

La primera Navidad

Hace ya unos meses, porque con la tontería el blog ya cuenta con un gran historial de más de veinte actualizaciones a su espalda (todo un hito para un abandonablogs profesional como yo), escribía un post titulado “Volver a Empezar”. Lo hacía casi un mes antes de nacer Mara, cuando la mamá jefa y el papá en prácticas empezábamos a prepararnos ya para resetear nuestras vidas, marcar un p ...

general andanzas bebés ...

Una nueva normalidad

Quieras o no, el nacimiento de un bebé te cambia de forma repentina todas tus costumbres diarias. Así que tus rutinas, esa normalidad que habías ido creando a través de semanas y meses de repeticiones, se derrumban de repente y tienes que volver a crearlas. De algo parecido hablé ya, antes de la experiencia que me dan seis meses de paternidad, en un artículo que en el ya lejano mes de septiembre d ...

general desvaríos varios mamá jefa ...

La Mamá Jefa presenta Marujismo.com

Os he hablado mucho de la mamá jefa en los siete meses largos de vida que tiene el blog. Y la he mencionado tanto y de forma tan repetitiva porque la mamá jefa es el pilar esencial en la vida de la pequeña saltamontes. Y también, cómo no, en la del papá en prácticas. Hoy os vuelvo a hablar de ella porque tras casi seis meses dándole vueltas y sin apenas tiempo para ponerse a ello… ¡Por fin n ...

Colaboraciones

Micromachismos en la crianza: Un papá en prácticas en Todo Papás Loves Madrid

Llevo más de una semana con el blog abandonado a su suerte, pero es que, siendo sincero, no me da la vida. Los que sois padres ya sabéis que el tiempo escasea sobremanera. Si a eso le añadimos que han sido semanas de mucho trabajo y que, además, la mamá jefa y un servidor nos apuntamos a un bombardeo, pues ya tenemos un cóctel infalible para tener este espacio a pan y agua. Y me da pena, oye, porq ...