La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mi Princesa de seis años

Mi princesa de seis años. Mi niña preciosa acaba de cumplir 6 años. Qué lejos ha quedado aquel bebé que alguna vez fue, una etapa que se me antoja efímera como la tenue luz de una vela de cumpleaños.  Ahora es una niña hechita y derechita, con su personalidad, su carácter y su forma de ser bien definida, única donde las haya. Al menos para mi, que soy su madre, no puedo ver a ninguna otra niña con los ojos con los que veo a mi hija. Me parece maravillosa en toda su extensión y un verdadero milagro que esta personita haya salido de mi, no puedo sentir mayor orgullo. No la he elegido, no se puede comprar, ella es así y he tenido la suerte de que sea mi hija. Mi princesa ha pasado de ser una niña pequeña a ser una niña, tal cual. Una niña resuelta, pizpireta y resalada, tan dulce como gamberra, tan princesa como guerrera, tan tierna como fiera. Parece fina y delicada con su melena dorada y esos ojos verdes de perderse en ellos. Y bajo esa apariencia de muñeca de porcelana hay una niña con un carácter fuerte, valiente y echada p’alante. Y no puedo sentirme más orgullosa. Adoro a mi hija en cada una de sus facetas, es irremediable. Tiene sus momentos de capricho, de egoísmo infantil, de pataleo enérgico, ceño frundido y brazos cruzados, pero su bondar rebosa por más que intente contenerla. Es generosa hasta el infinito. No es niña de “solo mío”, es feliz compartiendo aunque suponga que ella no lo disfrute, y tiene su mérito pudiendo permitirse el lujo de ser egoísta, al menos para sus cosas. Pero sabe, o debe pensar, que compartir es tener más, y menudas lecciones me da a su seis años. Es una niña sumamente alegre y extrovertida. A pesar de que tardó en hablar y parecía tímida y reservada, guardaba dentro su mayor tesoro. Un carácter con el que se gana a la gente aún más que con su belleza, que no es poca, y que encandila nada más sonríe o pronuncia una palabra. Mi niña es esa niña que llama la atención por donde quiera que va. Por guapa -sale a su madre-, por simpática -sale a su madre-, por cojonuda -sale a su madre-. Porque en ese cuerpecillo, en esa cara dulce de no romper un plato, también hay un genio y un carácter fuerte que se brota como el champán tras descorchar la botella. Ese carácter que te dice “soy pequeña, pero cuidado, que se defenderme”. Y me encanta. Me encanta porque no se deja avasallar. Sabe que es pequeña en tamaño, sabe que otros y otras le ganan, pero ella se defiende siempre como un gato panza arriba. Solo cuando consigo misma no basta, busca ayuda. Ella se cae y no llora. Se levanta y dice con cara de orgullo “no me he hecho nada, no me ha dolido”, porque le gusta hacerse la fuerte. Pero si se hace algo, si se duele, busca mi consuelo, mi abrazo, mis besos curativos y otra vez a hacer el indio, que para eso es una niña. Es muy princesa, no lo puedo evitar. Ni quiero que lo evite. Maldita manía la de no dejar a los niños que sean o que quieran. Mi niña no espera que venga ningún príncipe azul a solucionarle la vida, ¡menuda es con el carácter que gasta!. Pero le encantan los vestidos de princesa, los tacones, el maquillaje y cantar Suéltalooooo hasta el infinito y más allá aún a riesgo de que nos caiga un invierno perpetuo. Porque ha heredado mis ojos pero no mi oído. Hasta en lo que no brilla es maravillosa. Aunque si la dejas elegir, prefiere ser una valiente aventurera como Vaiana. Un espíritu libre que quiere ir más allá, rompiendo ataduras y miedos. Había una vez una princesa de melena dorada y ojos verdes de perderse en ellos. Una princesa de carita preciosa, de sonrisa resplandeciente, de mirada pura e inocente. Era una princesa pizpireta, presumida y muy coqueta, feliz con sus vestidos, con su rosa, con su lazos de muñeca. Y también era una princesa gamberra, despreocupada, feliz de jugar y disfrutar sin preocuparse por manchar sus preciosa ropa. Una princesa que robó el corazón de su madre desde que abrió los ojos a la vida. Feliz seis años, mi princesa guerrera.    

La entrada se publicó primero en La aventura de mi embarazo.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general cumpleaños mi niña ...

¡Mi Pequeña Princesa cumpe 3 años!

(Esta entrada comienza el 17 de julio del 2014...) Llevo todo el día nostálgica. Un 17 de julio hace 4 años estábamos recién llegados a Venecia para comenzar nuestra luna de miel, un viaje precioso e inolvidable del que guardo muchos recueros y arrastro una gran morriña. Un 17 de julio de hace 3 años, justo un año después, curiosamente, mientras pensaba en los preparativos del cumpleaños de Iván, ...

bendición Cumpleaños hija ...

Seis años

Es increíble cómo pasa el tiempo, han pasado seis años desde que Dios me regalo una gran Bendición, mi hija. A cada momento la observo y detallo como ha crecido, es una niña grande, una niña que expresa sus ideas, que toma sus propias decisiones, una niña muy inteligente. Hija mía, siempre quiero lo mejor para ti, quiero que sigas por el camino correcto, que sigas tomando tus propias decisiones, q ...

general

¡Abigail, Mi princesa cumple 10 años!!

Recuerdo con todo detalle el momento de tu nacimiento, cómo sentí tu calor sobre mi cuerpo cuando diste tu primer respiro, esos preciosos ojitos que intentaban mirarme y que, entre sombras, veían a aquella persona que más tarde llamarías "mamá". Es el nombre más bonito que he oído nunca, sobre todo dicho por ti. Eras mi cosita chiquitita, mi bebé tierna, gordita y sonriente. Sigues sien ...

cuentos inventados

LA PRINCESA

LA PRINCESA MARÍA Había una vez una niña que era la princesa que vivía en un castillo encantado. Era muy alegre y muy risueña, le encantaba jugar por los jardines con sus mascotas. La niña se llamaba María, pero todo el mundo la llamaba la princesa peque porque era muy bajita. Estaba un poco cansada de sus amigas, porque se burlaban de ella por lo pequeñita que era. Un día, jugando en el castillo, ...

general cumpleaños felicitación ...

Feliz PRIMER Cumpleaños Princesa Carlota

Para nosotros el viernes 16 de mayo fue un día muy muy especial, la Princesa pequeña de la casa, Carlota cumplió su primer añito. Y como no podía ser de otro modo podemos decir que ha sido un año hermoso, cargado de muchos momentos inolvidables. Hemos podido verla crecer día a día, como ha ido dejando de ser una bebe pequeñina y tranquila para convertirse en un trasto de mucho cuidado y con el que ...

cuentos para niños cuentos educación ...

¡Corre, princesa, corre!: cuento para niños.

Aquella princesa estaba terriblemente aburrida. Le aburrían sus vestidos rosas de tul y sus coronas de flores y de terciopelo. No encontraba ya divertido ni disfrazarse, porque todos sus disfraces eran de princesa y ella era una princesa todo, todo el día. También se aburría con sus amigas, porque eran princesas como ella, que solo hacían cosas de princesas. Daría lo que fuera por ser una niña más ...

decoración infantil fiestas mis creaciones ...

Preparación Fiesta de Princesa

Ahora mismo estoy con la preparación Fiesta de princesa para una pequeña niña llamada Alicia, es una niña poco habladora pero muy independiente y también muy dulce y tierna. La fiesta que ella quería al principio era de princesa tipo disney, pero para eso hay que tener licencia, o eso creo.  Adémas que en mi trabajo me gusta más trabajar personajes atemporales y únicos, más encantadores, Y ya me ...

general

Rosa princesa

Existe el rosa palo, el rosa tenue, el rosa chicle, el rosa chillón... muchas gamas de rosas. Pero a mi me gusta el "rosa princesa". Me encantan las princesas, con sus vestidos inmaculados, sus manos en poses elegantes, sus largas melenas que peinas una y otra vez antes de recolocarles sus diminutas coronas. Es cierto que en alguna ocasión he hablado del sexismo que existe en los juguet ...

general cuarto cumpleaños cumpleaños ...

A mi princesa de 4 años

Han pasado cuatro años y parece que fue ayer. Parece que fue ayer cuando lo que no sabía que sería una niña adorable pero con carácter y determinación decidió venir al mundo antes de lo previsto. Realmente ese día nos dejó claro lo que sería, una niña que consigue todo lo que se propone. Porque consiguió retrasar dos celebraciones de cumpleaños adelantadas a propósito para evitar la coincidencia c ...

general historias de princesas reflexiones de una madre ...

Mi princesa crece

Es sorprendente como van creciendo y no nos damos cuenta, hasta que un día te pide que le pongas videos del youtube y tu cara se convierte en un poema... o que le pongas canciones que le gustan en el ipod y que le compres unos cascos de esos gigantes por que son mucho mas cómodos y molones... madre mía se me cae el alma a los pies y aunque las canciones y los vídeos que te piden son de lo mas inoc ...