Mamá psicóloga Infantil Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

No me gusta como soy

No me gusta como soy“, éste es el título del libro que hoy destacamos. Un libro perfecto para abordar no sólo los complejos infantiles, de los que hablamos en un post dedicado a ellos en este mismo blog, sino también para hablar de lo que nos hace únicos, diferentes y especiales.



Sobre “No me gusta como soy”

“No me gusta como soy” escrito por Alma Brami, ilustrado por Amélie Graux y editado en por Editorial Tramuntana es un álbum bella y delicadamente ilustrado con el que la autora se estrena en el mundo de la literatura infantil.

En él nos cuenta desde el punto de vista de una niña casi preadolescente los detalles de su cuerpo que no le gustan y le preocupan: su nariz, su pelo, sus brazos, … Ella quisiera ser como su mejor amiga: rubia, alta y delgada. Estereotipos de belleza femenina usados con demasiada frecuencia que calan profundamente en nuestras hijas. Estereotipos que incluso las muñecas reflejan. No hay más que recordar la más famosa de todas ellas, ya sabéis de quién hablo ¿verdad? Alta, rubia y extremadamente delgada.

Pero nuestra protagonista es una niña normal, con una belleza natural que debe aprender a valorar, del mismo modo que lo hacen los demás: su madre, su mejor amiga, otros niños de su clase y sobre todo para  Tomás.

No me gusta como soy nos permitirá reflexionar con nuestros hijos sobre la belleza, sobre la importancia de nuestras cualidades físicas y sobre todo abordar los complejos que empiezan a surgir a partir de la preadolescencia y la importancia de tener una buena y sana autoestima.

¿Qué hacer si nuestro hijo empieza a tener complejos?

Los complejos aprecen por varias razones y, podríamos decir que, es bastante normal y muy frecuente sentirse acomplejado por algún aspecto físico o de nuestra personalidad tanto en adultos como en niños.

Lo más habitual es que nos encontremos con un niño o niña que presenta alguna pequeña diferencia con el resto de niños que conforman sus grupo de iguales. Por ejemplo, una diferencia física que no tiene porqué ser desagradable como llevar gafas puede acabar siendo un problema.

Sea cual sea el tipo de complejo que atormenta a nuestros pequeños debemos tener presente que todos acaban haciendo mella en su autoestima.  Los padres debemos actuar y corregir, en la medida que sea posible, las posibles diferencias que distinguen a nuestro hijo negativamente del resto del grupo si bien lo mejor que podemos hacer será dotarle de buenas estrategias para enfrentarse a los ataques que provengan de los demás. Recordemos que este tipo de diferencias les hacen más vulnerables al bullying.

¿Cómo actuar ante los complejos de nuestros hijos e hijas?

Para que los complejos no se conviertan en verdaderos problemas y que acaben por afectar emocional y psicológicamente a nuestros hijos, debemos ser capaces de reforzar las habilidades y virtudes de nuestros pequeños.

Sabemos bien que los niños con alguna característica física que le diferencia del resto (llevar gafas, ser más flaco o más gordo, ser muy alto o muy bajo, etc…) suelen ser un blanco fácil para las burlas de los demás. Por ello también debe aprender a defenderse de los ataques de los demás, debe aprender estrategias, habilidades sociales para llevarse bien con sus compañeros de clase, debe aprender a dialogar y cooperar con los demás. Habilidades que evitaran en gran medida que los compañeros sientan ganas de meterse con él si lo consideran un amigo que propone actividades, juegos o soluciones a los problemas de grupo.

.

Fuente: este post proviene de Mamá psicóloga Infantil, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Libros infantiles Libros y manuales

Me encanta como soy, un libro para fomentar la autoestima

«Me encanta como soy» es el título de un maravilloso álbum ilustrado de Emma Dodd con el que la editorial Bruño nos propone que fomentemos la autoestima de nuestros pequeños. Un álbum ilustrado que habla sobre la importancia de querernos a nosotros mismos y a los demás tal y como somos, con nuestros más y nuestros menos. Un bonito libro que te recomiendo para que les cuentes a tus hijos ...

Libros infantiles Libros y manuales Boolino ...

Yo no soy tu mamá

“Yo no soy tu mamá“ este es el llamativo título del libro que hoy reseñamos en Mamá Psicóloga Infantil.Una bella historia sobre la amistad y la prueba de que la maternidad a veces toma formas inesperadas… Editado por Editorial Juventud escrito por Mariane Dubuc. Yo no soy tu mamá. La historia empieza así: una mañana, Mina, una ardilla curiosa y nuestra “no mamá” prota ...

Leemos juntos? Cuentos ilustrados Cuentos infantiles ...

Me gusta, de Editorial Tramuntana

“ME GUSTA” es un cuento ilustrado de la Editorial Tramuntada, orientado a los más pequeños de la casa. Una manera muy particular de adentrarse en los cuentos y en la lectura, mediante la observación y la interacción. “ME GUSTA” es un cuento en pequeño formato, donde con pocas palabras y muchas imágenes se pretende suscitar en los más pequeños, la observación, investigación, ...

general adaptación guardería escuelas infantiles

Lo que no me gusta del Sistema educativo. Las fichas

Hoy os saco este tema tras recapacitar cómo aprende Coquito. El otro día nos habían mandado como tarea pintar un reno y llevarlo recortado. Me puse a la tarea con la nena pero vi que no hacía más que limitar sus ganas de hacer algo. Intentaba que rellenara el dibujo en cuestión y de unos colores adaptados a la temática. Así lo único que conseguí fue que se aburriera y me dejara plantada con el ren ...

Anuncio Campofrío conciliación ...

No me gusta el anuncio de Campofrío

Así, sin más rodeos. Ya lo he dicho. Me imagino que no debo ser la única, aunque si de las pocas que lo reconoce ¿ o no? Porque, no nos engañemos, lo que se lleva ahora es el rol de madre desbordada, nopuedoconlavida. Pues yo no. Y tampoco soy de las que disfruta, como si no hubiera un mañana, de las tardes de cumples o en el parque. Tampoco colecho y solo di el pecho a mi hija hasta los cuatro me ...

general maternidad

Ya no me puedo enfermar, ahora soy mamá

Mi hija la segunda trajo uno de los virus más fuertes que he visto en los últimos tiempos. El virus del mal fue tan fuerte que contagió a sus hermanos, su papá, la nana, la chica de cocina, la primita que siempre viene a jugar y hasta el perro. Sí, no miento, mi pobre perrita también cayó. Todos cayeron menos yo. Estaba feliz, pues la enfermera oficial de la casa soy yo y al estar sana pude cumpli ...

batiburrillo

No me gusta

Llevo días en plan intensa total, analítica compulsiva, reflexiva, filosófica, estudiando al ser humano y a todos los que me rodean. No sé si será la edad, no sé si será eso que llaman "miedo de madre", no sé si será este carácter que tengo que me lleva a analizarlo todo. Lo cierto es que mi mente lleva días trabajando en tratar de entender todo a mi alrededor. Entender el porqué de una ...

general cosas de mayores reflexiones filosoficas

¿Soy vieja?

Ahora los treinteañeros tenemos el síndrome de Peter Pan. Somos eternos adolescentes. Con eso de que acabas los estudios con 25, te buscas la vida, te buscas pareja y casi te plantas en los cuarenta sin haber estrenado responsabilidad la cosa no pinta bien. Y da lo mismo lo que diga tu madre. Harta estaba yo de escuchar eso de que "yo a tu edad ya tenía dos niñas", "yo a tu edad y ...

Reflexiones Crianza Mamá en casa

¿Soy una mujer desperdiciada?

Una vez alguien me preguntó: “¿Cuándo vuelves a trabajar? Ya sabes que una mujer inteligente en casa es una mujer desperdiciada”. La pregunta resonó hasta lo más profundo de mi ser y despertó en mí una gran inquisición propia. ¿Soy una mujer desperdiciada? La verdad es que quedarme en casa con mis tres hijos no fue una decisión que tomé, fue algo que simplemente sucedió. Cuando nació m ...

niños autoayuda para mamás disciplina positiva ...

Soy la responsable de mis errores. No hay excusas.

He vuelto a meter la pata, si. He vuelto a permitir que mi vaso se llenara y este fin de semana una gota que pusieron mis niños lo colmó (o más bien la gota la puse yo). Y la gota cayó con efecto "tsunami": grité y luego lloré de lo mal que me sentía. He estado haciendo auto-reflexión o auto-evaluación, y he pensado en qué le diría a una mamá que le hubiese pasado lo mismo, y que no quie ...