comunidades

Paciencia, la mejor receta para la alimentación de tu bebé



Las madres y padres solemos vivir permanentemente preocupados por nuestros bebés, siempre pendientes de que no se pongan enfermos, de que duerman bien, que evolucionen  y aprendan, y sobre todo preocupados por hacerles felices.

Entre ese montón de cosas del día a día que nos preocupan, la alimentación ocupa un lugar clave porque sabemos lo importante que es para su crecimiento y desarrollo.  Las preocupaciones en torno a la alimentación pueden ser muy diferentes: si un bebé come mucho, porque come mucho; si come poco, porque come poco; si come de todo menos pescado, ¡Ay madre mía, que no come pescado!.

Nosotros como padres, ponemos lo mejor de nuestra parte, todas nuestras fuerza y nuestro buen hacer para que nuestros hijos coman lo más sano posible ofreciéndoles una alimentación variada. A veces, nuestros bebés aceptan fenomenal lo que les estamos ofreciendo, pero otras tantas, rechazan por completo esos alimentos que con tanto cariño les hemos preparado.

Cuando se da esta segunda situación es muy fácil perder los nervios. Sabemos lo importantes que son esos alimentos para nuestro bebé y nuestra “conciencia de padres” nos impulsa a querer que se los tomen si o si. ¿Mi consejo? Relax y paciencia que todo llegará.

Es clave que nuestros hijos establezcan una relación sana con la comida y de esta manera conseguir que el rechazo hacia determinados alimentos, cambie a aceptación y agrado con el paso del tiempo. Para conseguir este objetivo, es fundamental tener siempre en mente estos tres tips:

No forzar: Es muy importante respetar el rechazo de un niño hacia los alimentos que no le gustan y no forzar a que se los coma. Si insistimos una y otra vez mientras nuestro bebé llora y se retuerce en su trona, no solo no vamos a conseguir que se lo coma, sino que convertiremos el “acto de comer” en algo desagradable para él, con lo que incrementaremos su rechazo y estaremos cada vez más lejos de nuestro objetivo.

Tener paciencia: Los gustos cambian. A los adultos nos pasa, a veces llevamos años sin probar algo porque en su momento no nos gustaba, y nos sorprendemos para bien cuando decidimos darle una segunda oportunidad a ese alimento que nos horrorizaba. Con los bebés pasa algo parecido solo que a velocidad súper acelerada. Algo que hace dos semanas no querían ni ver, puede que a día de hoy se lo coman como si no hubiese un mañana, así que si hay algún alimento que tu hijo rechaza, espera un poco, ten paciencia porque si no le gusta hoy, puede que la semana que viene le encante (o no, esto tampoco es una ciencia exacta).

Probar e innovar: A veces no se trata del alimento en sí, sino de la manera de presentarlo. Quizá la fruta en papilla no le guste, y es posible que si se la damos en trocitos se la coma de buen grado. Puede que ocurra todo lo contrario y que nos estemos emperrando en dar los alimentos en trocitos, y quizá nuestro bebé todavía no esté preparado. Son muchos los factores que pueden afectar: texturas, sabores o incluso la hora del día. A mi hija hace unos meses, la leche por la mañana ni fu, ni fa, en cambio por la noche es capaz de beberse 2 o 3 vasos.
Sé que los tips que os he dado son fáciles de decir, pero no tanto de cumplir. Lo sé por experiencia propia, porque yo también soy madre y he pasado por ello. ¿Cómo voy a dejar a mi hija sin comer fruta si el pediatra me ha dicho que tiene que tomar varias piezas todos los días? Olivia no quería, no quería fruta de ninguna de las maneras, ni en papilla, ni en trozos, ni con yogur, nada. Ni plátano, ni manzana, ni naranja, ni pera, daba igual lo que le ofreciese. Al principio me frustraba un poco, por aquello de “es importante para ella”, hasta que entendí (previa consulta con la pediatra) que era una cuestión de tiempo y que había otros alimentos (leche materna, cereales, verduras…) que le estaban aportado los nutrientes necesarios, hasta que llegase el momento de “el cambio”. Todos los días lo intentaba, yo le ponía su fruta para merendar, a veces en puré, a veces en trozos y ella día tras día pasaba olímpicamente de comérselo.

Hasta que llego “el día”. Era verano y un trozo de sandía debió parecerle una buena opción para merendar en vacaciones. Desde ese momento poco a poco fue aumentando su gusto por la fruta. A día de hoy da igual, uvas, fresas, mandarina, manzana, plátano, le gustan todas y se las come a “bocaos” mientras el zumo le chorrea por toda la ropa. Sé que suena un poco “cochinada”, pero es un placer verla disfrutar así de la comida. Esos chorretones, esas manos pegajosas y esa cara sucia es muy buena señal.

Lo dicho, paciencia, todo llega.

Fuente: este post proviene de Una mamá del montón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

45 días de confinamiento

Chicas, espero leeros esto dentro de unos años y recordarlo todo como uno de esos sueños raros, como algo que nos enseñó a valorar de verdad lo que teníamos y nos hizo más fuertes y mejores personas. ...

La magia de mi nombre

Como bien es sabido, los libros es una cosa que a Olivia le fascina. Le encanta que se los leamos, pero también le gusta mucho leerlos ella. Algunos se los sabe de memoria, en otros conoce la historia ...

Parir sin epidural

Nunca me había planteado parir sin epidural, yo siempre he sido del equipo “epidural, si gracias”. En mi parto mental ideal, la epidural siempre había estado presente. Se (o eso creía) donde estaban m ...

Recomendamos

Relacionado

aprendizaje y estimulación Bebés cuidados ...

Mi bebé no quiere comer

Con estos cambios de tiempo y diluvios que tenemos vamos a hablar sobre uno de estos temas que nos llevan a perder los nervios en muchas ocasiones, y nos referimos a esas situaciones en los que los bebés no quieren comer. Desde nuestro blog lacestitadelbebe.es vamos a ver las principales causas que pueden estar relacionadas con esta indeseable situación. Bebé disfrutando de sus primeras papillas E ...

Cuando NO QUIEREN la fruta

La Alimentación Muchas veces los padres nos agobiamos por el tema de la alimentación de nuestros hijos… Que no comen bien, que no les gusta nada… en mi caso mi hijo come bastante variado, cuando con 5 meses y medio le introducimos la fruta se la devoraba, sin embargo a medida que fuimos introduciéndole el puré de verduras, nos rechazó la fruta por completo… no había manera de hacerlo comer papil ...

MATERNIDAD VIDA alimentación ...

¿La mejor receta para una buena alimentación infantil?

Si esperabas encontrar una receta milagrosa, siento defraudarte pero no la tengo y además dudo que exista. Cada niño es un mundo y para gustos los colores. Unos son fanáticos de la pasta y otros de las verduras, los hay que comen genial y otros cuyos padres se conformarían con que probasen un par de cucharadas. Como os decía cada niño es diferente, pero gracias a mi experiencia con Olivia creo que ...

general andanzas alimentación a demanda ...

Baby Led Weaning y el valor de la paciencia

Hace poco más de un mes escribí un post en este blog con nuestros cinco imprescindibles para el Baby Led Weaning. Seis semanas después retomo aquel artículo, pero ese listado inicial de cinco imprescindibles se va a quedar en uno sólo. Porque sí, la trona de plástico fácil de limpiar me parece básica, puedes prescindir si quieres del babero chubasquero y del mantel de debajo de la trona, y puedes ...

#felizlunes #mamasreales enseñaconamor ...

Tres herramientas para mejorar tu paciencia

Imagen: Mi diamante azul, diseño: Mundo mamá creativa Te pasa que muchas veces la paciencia no tiene el mejor ánimo. Ser mamá y estar dispuesta todo el tiempo como una súper mujer es un cuento. Porque somos seres humanos, que también nos agotamos y queremos no hablar más. Esto no quiere decir, que somos las peores madres y nos va caer el mundo. La paciencia para los niños, tiene que ser gigante, ...

colaboraciones concurso ideas ...

♣ Receta para niños con kiwis Zespri: lenguas de pica pica

Hoy traigo una receta de esas que gustan a todos. Ya te he contado alguna vez que mi peque come muy mal, tengo que afinar mi ingenio para conseguir que coma ciertas cosas de manera divertida y rica para que lo haga sin darse cuenta. Conseguir que coman fruta es una de las prioridades de todas las madres. Alonso come solamente peras de manera llamémosla normal. Para el resto de la fruta tengo difer ...

general bebé frutas ...

Las primeras frutas de mi bebé

Como ya sabes, mi leoncito empezó con las frutas hace unas semanas, pero entre unas cosas y otras aún no te lo había contado con detalle!! Pues bien, los primeros 3-4 días empezamos con zumo de naranja o mandarina a cucharaditas. Como te puedes imaginar las caras que ponía eran un poema... La naranja más o menos, pero la mandarina no la quería jaja. Eso sí, después se tomaba su biberón de leche. D ...

general familia pequeñas terremoto ...

¡Difícil reto de la paciencia!

La paciencia es difícil de mantener, fácil de perder, y muy complicada de acumular. Hace unos días en este post os contaba que Edukame lanzó el #retodelapaciencia para ayudar a padres y madres de todo el mundo con 7 trucos para ganar paciencia. Yo, desde que me escuché a mi misma verme desbordada por mi yo antipaciencia me propuse cambiar, y hace ya casi un año me propuse un objetivo para eliminar ...

Nutrición Alicia Cox Alimentación saludable ...

Mi hijo no come como yo quiero que coma

Mi hijo no come…cómo yo quiero que coma. Esta es la coletilla que siempre enlazo a esta expresión tan común en nuestra sociedad. Padres, madres, abuelas, abuelos, tíos, tías y todo un ejército de personas se preocupan porque los peques no comen y acaban sobre alimentandolos mientras vamos viendo perplejos como la obesidad y el sobrepeso infantil sigue creciendo a pasos agigantados. Algo muy  ...