Blog de NeuroMamá Idea guardada 1 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

¿Primero tú, o primero tus hijos?

¿Ponerte a ti primero te hace una mala madre?

Esto es lo que se preguntaba una amiga mía en su Facebook hace unas semanas atrás: ¿Primero tú, o primero tus hijos? Es una pregunta válida pues, como mujeres y más aún, como madres - siempre nos enseñan y educan para poner a nuestros hijos primero. Ellos son y deben ser nuestra prioridad siempre, sin importar nuestras circunstancias. Y si en algún momento no lo hacemos, si no los ponemos a ellos antes que a nosotras, seremos juzgadas y catalogadas como malas madres.

Y es que no son solo las historias de amor maternal con las que hemos crecido, esas que ensalzan el amor de una madre hacia su hijo, si no también están los programas de TV donde la buena es una madre abnegada y la mala de la novela no tiene hijos, o si los tiene simplemente los ignora peor que a un trapo; si no, son también los avisos comerciales que subliman y hacen hincapié en el amor y sacrificio de las madres y por supuesto, están nuestros familiares y amig@s que de alguna u otra manera nos señalan y recuerdan que la norma correcta, el deber ser es poner a nuestros hijos primero, siempre.
Happy Woman jumping into the ocean


Por todo esto, para muchas de nosotras, ponernos primero es sumamente difícil y viene con mucha culpa. Pero, como bien señala mi amiga (toda una revolucionaria de la maternidad, dicho sea de paso) es necesario e incluso, saludable ponernos a nosotras primero. ¿Por qué? Por simple lógica: yo tengo que estar bien, para que la gente que depende de mí (léase, mis hijos, y en mi caso particular, marido y hogar) estén bien.

Primero, debo estar bien yo, saludable yo, contenta yo, tranquila y satisfecha con mi vida yo, para poder estar bien con ellos y con el mundo en general. Esto no es ser egoísta, para nada esto es – en mi opinión – ser conscientes de nuestra propia importancia.

Ponernos a nosotras primero, no nos hace malas madres, no nos hace egoístas. Nos hace personas conscientes de nuestro valor. Por supuesto, todo en su real dimensión. Si mi hijo o hija tiene alguna emergencia o está pasando por un momento difícil, naturalmente mi dedicación y atención irá prioritariamente hacia él o ella. Pero, como pauta de comportamiento diario yo debo estar primero.

Nosotras como personas, como individuos, necesitamos nuestros espacios propios y éstos deben ser significativos y respetados. Si nosotras no nos damos importancia y no nos preocupamos por nuestras cosas ¿quién lo va a hacer? Necesitamos ser nuestra prioridad. ¿Cómo pretendemos enseñarles a nuestras hijas a que se amen y respeten, si nosotras no lo hacemos con nosotras mismas? La única manera de enseñar respeto, transmitir felicidad y educar en amor y comprensión es viviendo esa felicidad, sintiéndonos amadas, importantes y haciéndonos respetar.

Primero yo, pues ¿no? O ¿Uds. qué opinan?

Fuente: este post proviene de Blog de NeuroMamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La carga mental de la maternidad

Estás agotada después de un día intenso (en general, tus días son siempre intensos) te metes a la cama muerta de cansancio, pero tu mente sigue trabajando: repasando todo lo que hiciste ese día y todo ...

Mi hijo tiene TDAH ¿Qué hago?

Estos días me han estado llamando y escribiendo varias amigas, mamigas, conocidas y seguidoras del blog con más o menos la misma pregunta: ¿qué hago ahora que sé que mi hijo/a tiene TDAH? ¿Cómo lo afr ...

Recomendamos

Relacionado

general educacion educar ...

Mis hijos me educan

Mucho hablamos de la labor como padres de educar a nuestros hijos, pilar básico para que se formen como personas de bien, en el presente y en el futuro. Pero no caemos en la cuenta de que a veces, seguramente más de las que quisiéramos, son los hijos quienes en cierta manera nos educan, o eso siento yo con los míos. Por lo general los educamos en normas de conductas cotidianas con el fin de convi ...

general

No juguemos con nuestros hijos?

Ser madre es algo maravilloso, fantástico, indescriptible en la vida de una mujer. Es un momento inolvidable que marca nuestra existencia para siempre. Pero esa felicidad lleva intrínseca la creación de un ser inocente e indefenso que dependerá durante mucho tiempo de nosotras. Y no sólo dependen a nivel práctico, vestirles, bañarlos, alimentarlos. Dependen también, y sobretodo, a nivel emocional ...

NO DEJES DE EXIGIR LO QUE TE CORRESPONDE PD1M.002

Hola, hoy me puse muy exigente con respecto al tema jejeje bueno espero que les sirva al menos una parte de este videoblog, y que les pueda ayudar un poco. Cuando tu prioridad son tus hijos, el mundo se entera... no es broma las madres aun con el miedo siempre harán lo posible de cuidar a sus hijos.#mom #momlife #weekendvibes pic.twitter.com/DvgnVsTTdP — LidiaPodcast (@Platicade1Madre) August 24, ...

¡Quiero ir primero!

“¡Quiero ir primero!” Ser el primero de la fila, el primero en acabar, el primero en empezar, el primero en lo que sea pero ser el primero … seguro que los que tenéis hijos o trabajáis con niños esto os suena mucho esta frase, o mejor dicho esta actitud o comportamiento. Sí, una gran parte de niños y niñas (por no decir la mayoría) quisieran ser los primeros en todo y, much@s de ...

general escuela de padres

Mamá, la promotora del cambio de conducta de nuestros hijos.

Mamá, tu eres la gran promotora del cambio de conducta de tu hijo. Siéntate y piensa, verás como puedes hacer mucho más de lo que piensas para que esa situación que te preocupa con tu hijo mejore. Necesitarás armarte de paciencia, necesitarás realizar cambios en ti misma pero valdrá la pena. Los que seguís mis publicaciones habréis leído posiblemente cómo enseñar a nuestros hijos a ser relisentes ...

No soy amiga de mis hijos

Nunca lo he sido, ni lo quiero ser. Tampoco soy amiga de mis padres, no gracias. Tengo mis propios amigos que son gente más o menos de mi generación con los que comparto muchas cosas en común además de aficiones y momentos felices. Tampoco aspiro a ser amiga de mis hijos en un futuro (como cuando sean más grandes) ni a que me cuenten toda su vida y milagros. No, no quiero eso. Quiero que mis hijos ...

general bebé crianza ...

Fin de semana ¿con hijos o sin hijos?

En este post he querido describir cómo es un fin de semana con hijos y uno sin hijos. Le he pedido a mi amiga Lidia que nos cuente su finde y describiré cómo ha sido el mío como madre. ¿Tu con cuál te identificas? Un fin de semana sin hijos Hace un tiempo que teníamos Cindy y yo pendiente escribir un post para comparar nuestros fines de semana, y es que el hecho de tener hijos y de no tenerlos te ...

Sin categoría

Cuidarte a ti también es cuidarlos a ellos

Muchas de nosotras, al ser madres sentimos que debemos estar con y para nuestros hijos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin delegar nuestras funciones ni responsabilidades pues consideramos que debemos cuidarlos y atenderlos nosotras mismas (porque nadie lo hará mejor, ni con más amor). Además, debemos cumplir con nuestras funciones de madre con alegría y placer sin importar si estam ...

Hijos autoridad Crianza ...

Defiende a tus hijos

Cada vez que veo las noticias, que son muy pocas veces, o leo alguna que se me cruza en internet, o cuando por accidente escucho que alguien comenta alguna, tiene que ser una mala noticia. Y preciso de algo que afecta a los niños, a nuestros niños, a tus hijos y a mis hijas. Por eso hoy vengo a pedirte «Defiende a tus hijos». En Colombia hace pocos días celebramos el día del niño, y con ...

psicología infantil desarrollo del niño educacion de los hijos ...

Cómo educar a tus hijos para que no mientan

La honestidad es uno de los valores más importantes qué enseñar a nuestros hijos, pero no siempre es fácil hacerlo pues intervienen factores como los miedos, la imaginación, influencias de otras personas o incluso de la misma televisión. A cierta edad muchas de las mentiras que legan a usar parecieran ser inofensivas o incluso graciosas, pero está en nosotros como adultos el saber dirigir y contro ...