La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mis hijos me educan

Mucho hablamos de la labor como padres de educar a nuestros hijos, pilar básico para que se formen como personas de bien, en el presente y en el futuro. Pero no caemos en la cuenta de que a veces, seguramente más de las que quisiéramos, son los hijos quienes en cierta manera nos educan, o eso siento yo con los míos.



Por lo general los educamos en normas de conductas cotidianas con el fin de convivir en sociedad y respetar a quienes nos rodean, tanto en casa y nuestro entorno cercano como fuera de ellos. Somos animales sociales y es primordial enseñarles a vivir y a convivir, a respetar y a ser respetado. Y ponemos énfasis hasta en lo más simple, que no por ello es menos importante.

Como padres, además, somos ejemplo, lo que hagamos o digamos, para bien o para mal, será lo que ellos imiten, por eso parte de esa educación reside en darles buen ejemplo, que salga de nosotros. Pero a veces nos pensamos que no nos están escuchando, que no nos miran y caemos en la trampa de pecar en aquello que les predicamos. Entono el mea culpa la primera.

Voy a poner unos ejemplos muy ilustrativos y la mar de reales, vamos, vividos en carnes propias, para que entendáis bien a que viene todo este rollo. Son lo que vienen siendo -valga la redundancia -  un zas en toda la boca, para que nos entendamos.

Una de las cosas que más les insisto a mis peques es el tema palabrotas. En realidad no he tenido que insistir mucho, cuando alguna vez han dicho alguna me ha bastado decir "eso no se dice, que es una palabra muy fea", no son niños de decirlas por diversión. Más bien todo lo contrario, han asumido bien que son palabras que no se deben decir y en cuanto las oyen les falta tiempo para decirme "mamá, fulanit@ ha dicho una palabrota", ni siquiera la repiten ni dicen que empieza por X y acaba por Y.  Durante un tiempo hice propósito de enmienda no diciendo tacos para no dar mal ejemplo pero, obvio, una se relaja y al final, como los niños saben que no las pueden decir, se me escapan igual o peor.

Recuerdo cuando escuché la primera vez al mayor imitarme fielmente cuanto tuve que pitar a uno que casi me embiste en una rotonda, se ve que ya conocía mi reacción y antes de abrir la boca ya estaba repitiendo él mi letanía habítual. Lo contaba en este post en el que precisamente hablaba de predicar con el ejemplo.

Pues bien, son unos jodxxxx inquisidores porque si recriminan a cualquiera que diga palabrotas, ya no os digo a mi. Me sorprende sobre todo la peque, que para hablar desde hace relativamente pronto lo ha aprendido muy bien, cuándo me dice "mamá, has disho una padabota mu fea y eso no se hase". Me río, porque me tengo que reír, pero no me excuso en el típico argumento que utilizaba mi madre "pero yo soy mayor  y puedo decirlo" sino que le digo "tienes razón cariño, he dicho una palabra que no se debe y prometo no hacerlo más". Doy fe que no me perdonan una.

Un ejemplo claro de confiarme cuando creo que no me están escuchando. Hace no mucho iba con ellos en el coche, ya era de noche y buscaba aparcamiento en mi calle, que no tiene salida. Así que iba marcha atrás para salir a la principal cuando se me cruzó por detrás un hombre que había salido de entre dos coches - no había paso de peatones ni similar - y tuve que frenar, suerte que iba muy despacito. Confieso que cuando conduzco sale el monstruo que habita en mi. Juro que, hablando para el cuello de mi camisa (o sea, para escucharme solo yo), voy y digo "venga ya payaso, que debes tener ganas de que te atropeye cruzándote en plena noche mientras voy marcha atrás". Y en esto que mi hijo, muy serio me dice:

- "Mamá, por qué le has dicho eso a ese señor"

Y le respondo:

- "cariño, porque ha cruzado sin mirar y casi lo atropello marcha atrás".

Su respuesta aún martillea en mi cabeza no solo por lo que me dijo sino por la seriedad y madurez que demostró en ese momento.

"Pues no me gusta que le hables así a la gente. Es muy feo lo que le has dicho, yo no quiero tener una mamá que dice esas cosas y habla mal a las personas porque me da vergüenza, y no quiero avergonzarme de mi madre. Debes prometerme que no lo harás nunca más, ¿vale, mamá? y que sepas que te estaré vigilando para que no lo hagas".

Ojiplática, avergonzada y orgullosa, todo eso en uno. Ojiplática porque no me esperaba esa reacción, avergonzada porque tenía toda la razón del mundo y más y orgullosa porque lo decía con pleno convencimiento. Y yo no tuve otra que decirle, también con pleno convencimiento, que tenía razón, que no tenía que haberle hablado así, que no tengo justificación, y le prometí no volver a hacerlo porque yo no quiero que mi hijo se avergüence de tener una madre mal hablada y mal educada.

No puedo olvidar ese momento, y cada vez que me dan ganas de soltar algún improperio similar - muy habitual cuando voy conduciendo y tropiezo con algún/a capull@, cosa que por desgracia sucede a diario- me muerdo la lengua y juro en arameo mentalmente. Si voy con ellos, porque si voy sola me despacho bien a gusto, eso sí, con la ventanita subida, que no me escuche nadie.

En resumen, con mis herederos más me vale cuidarme de aquello que les predico que no deben hacer o decir porque, si bien se que se lo van a tomar muy en serio, también se que serán los primeros en recriminarme si me pillan en un renuncio. Y que no deja de ser una verdad como un templo que somos su fiel espejo, para lo bueno y para lo malo, así que debemos tomárnoslo muy en serio y no pensar que por ser niños son sordos, ciegos, tontos o solo se enteran de lo que nosotros creemos o queremos que se enteren. Son más listos que nosotros, de eso no me cabe la menor duda, así que saquémosles partido.

En el fondo me alegro de que mis hijos me eduquen y me enseñen a ser mejor persona, al menos cuando estoy con ellos, sin duda es un feedback muy positivo.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general maternidad

La relación con mis hijos

Este blog lo comencé a escribir para desahogarme como madre y escribo muchas cosas que me desahogan, pero hoy necesito hablar de mis hijos. Hace menos de cuatro meses me propuse que la relación con mis hijos tenía que cambiar. No quería que ellos me recordaran como una madre gritona y malhumorada siempre. Quiero que mis hijos tengan un buen recuerdo mío. Sentía que no lo estaba haciendo nada bien, ...

general educación infantil educación primaria ...

El primer día de cole de mis dos hijos

Hoy ha sido, por fin, el día D que tantos días llevábamos esperando, la deseada y a la vez perezosa vuelta al cole Yo que me las prometía muy felices con tenerlo todo "atado y bien atado", todo preparadito y listo, pero eso me pasa por hablar más de la cuenta. La primera en la frente. La buena noticia de tener plaza para Iván en el cole de Antía tenía su puntito en contra, comprar unifor ...

Hijos Madresfera Reflexiones Personales ...

Mis hijos son buenos

Esto que parece una frase hecha, tus hijos son buenos, aunque parezca mentira, es la pregunta/afirmación con la que más me encuentro prácticamente a diario. Creo que me pasa como cuando estaba embarazada y me decían cosas como “lo importante es que venga bien”, que no es que te parezca mal, es que simplemente te cansas de oirlo, y de repetirlo. Pues exactamente igual. No es que me quej ...

general consejos etiquetas ...

¿Cómo marcar la ropa de mis hijos?

¡¡Hola a todos!!! Ya llegó el verano, las vacaciones y con ello los campamentos de verano, esplais y convivencias varias... Todo esto conlleva la pérdida (en muchos casos irreparable) de muchas prendas por parte de nuestros hijos... ¿cómo podemos "intentar" evitarlo? Pues bien, para ello una idea GENIAL es etiquetar o marcar la ropa con etiquetas adhesivas que no molestan y fáciles de c ...

No soy amiga de mis hijos

Nunca lo he sido, ni lo quiero ser. Tampoco soy amiga de mis padres, no gracias. Tengo mis propios amigos que son gente más o menos de mi generación con los que comparto muchas cosas en común además de aficiones y momentos felices. Tampoco aspiro a ser amiga de mis hijos en un futuro (como cuando sean más grandes) ni a que me cuenten toda su vida y milagros. No, no quiero eso. Quiero que mis hijos ...

general premios maternidad ...

La relación con mis hijos parte 2

Como ya os he contado alguna vez, inicié el blog como reto personal para dejar de gritar a mis enanos e intentar ser mejor madre. Hace unos días os contaba como iban las cosas, si no lo habéis leído aquí os lo dejo y os sigo contando como van. Lo cuento especialmente para las mamis que me hacen preguntas sobre disciplina positiva, que no soy ninguna experta, ojalá lo fuera, solo voy aprendiendo a ...

general diario rabieta ...

La relación con mis hijos 4, rabieta en plena calle

Fuente pixabay Uno de los momentos más temidos cuando somos padres es cuando por h o por b te montan una pataleta en medio de la calle con un montón de gente mirando. Lo que agobia eso, ¿verdad? ¿A que os ha pasado? Estoy segura que sí. Os cuento como salí airosa el otro día. Para ser sincera casi ni yo misma me lo creía pero sí, así fue. Primero tengo que contaros lo que pasó el día anterior, q ...

bebés mi diario... reflexiones

Lo que quise hacer con mis hijos... y no pude

¡Hola, hola! Hoy vengo a hablaros de mis frustraciones como madre, ja ja ja, sí, sí, todas las madres pasamos por esta etapa, en plan: "cómo me hubiera gustado hacer..." Al pasar el tiempo y mirar el recorrido, haces recuento de todas esas cosas que alguna vez quisiste hacer con tus hijos pero que por un motivo o por otro no pudiste llevarlo a cabo. Estos días estoy muy reflexiva (p ...

general escuela de padres

5 errores a intentar evitar con mis hijos hoy (y cada día).

Hoy quiero proponerme un objetivo a cumplir a lo largo de lo que me queda de día. Hoy quiero plasmar aquí los 5 errores a intentar evitar con mis hijos. Sí, porque es evidente que yo también cometo errores, y muchos. Debe ser eso del refrán “en casa de herrero, cuchillo de palo”. Sí, esto de ser madre es mucho más difícil que ser una profesional de la psicología infantil y escolar que ...

adolescentes interesante

Cómo educan a sus hijos las personas más influyentes en empresas tecnológicas

Es muy curioso y edificante leer cómo educan a sus hijos, en aspectos relacionados con la tecnología, personas que están en la cresta de la ola en el sector tecnológico y que son  muy influyentes a nivel mundial. Desde el mítico Steve Jobs, creador de Apple, hasta Dick Costolo, director ejecutivo de Twitter, y muchos, muchos más, están o han estado ciertamente preocupados por las educación de sus ...