Blog de mimundoconellos Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Lo que quise hacer con mis hijos... y no pude



¡Hola, hola! Hoy vengo a hablaros de mis frustraciones como madre, ja ja ja, sí, sí, todas las madres pasamos por esta etapa, en plan: "cómo me hubiera gustado hacer..."
Al pasar el tiempo y mirar el recorrido, haces recuento de todas esas cosas que alguna vez quisiste hacer con tus hijos pero que por un motivo o por otro no pudiste llevarlo a cabo.
Estos días estoy muy reflexiva (por eso procuro no profundizar mucho en el blog, ¡qué coñazo de tía soy en "esos días"!) y me puse a pensar en un monton de cosas que no hice con Rober y tampoco con los bichos (aunque con ellos aún tengo un poco más de tiempo). Muchas, son cosas que descubrí tarde en mi maternidad, por falta de conocimiento, y que me da bastante rabia no haber hecho con mis niños.
Tal vez sería mejor hacer una especie de Top Ten (mejor empiezo por cinco), seguro que esto va a ser como el comer, que aun sin hambre "todo es empezar". Por lo pronto, arranco con mi Top Five y ya vosotros me diréis si os identificais conmigo en alguna cosilla o si, por el contrario, las habéis hecho todas.
Lactancia materna prolongada: a Rober le di pecho por casi cuatro meses, y fue precioso, pero la producción de mi leche empezo a ir a menos, hasta que el peque empezó a pasar hambre y tuve que completar las tomas con leche de fórmula, enseguida me quedé sin leche. Me dijo mi médico que también los medicamentos que tomamos después de una cesárea contribuyen a que haya una menor producción de leche.
Con los mellis me lo propuse firmemente (qué ilusa era). Mis niños tuvieron que quedar ingresados en neonatos y yo me sacaba la leche para que los alimentaran con ella, flipé con la cantidad (y las enfermeras también), recuerdo un día que llamé a la enfermera a que me trajera un bibe para la extracción porque no aguantaba el dolor de lo congestionados que tenía los pechos, y la chica me trajo uno pequeñito de 150 ml ja ja ja, le dije que o me traía otro más grande o la tendría que llamar para otro, y ella no me creyó ¡¡¡saqué 360 ml!!! Ella no lo podía creer. Imagino que como la naturaleza es sabia, dos bebés por alimentar y yo que cumplía con mis deberes (me alimentaba superbien, tomé mucha cerveza sin alcohol, avena, etc.), me sacaba la leche cada dos horas y media con el sacaleches del hospital (un maquinón, por cierto)... mi producción era envidiable.
El problema fue el poco tiempo disponible con ellos y que luego en casa me volvía loca, no sabía cómo ponerlos a los dos a la vez, lloraban juntos por hambre, las visitas que no ayudaron nada, solo nos estresaban más (creo firmemente que todas las madres deberiamos unirnos para exigir que nos dejen en paz, ¡por lo menos el primer mes! ¿No os dais cuenta de que necesitamos tranquilidad y adaptarnos a una nueva y pequeñita vida? Por lo menos llamad y preguntad si podéis visitar ahora o es mejor esperar un poco más). Les di mi leche en bibe por casi tres meses, pero en mi pecho fue muy poco tiempo, me pudo la situación y me venció.
Hoy en día me arrepiento de no haber luchado un poco más. Siempre tuve la imagen en mi mente de mis dos pequeños en mi pecho y esa sensación tan hermosa que se siente al amamantar. Ainsss (suspiro de pena).
Portear: con Rober ni me lo planteé, la verdad, no me preguntéis por qué, simplemente ni lo pensé, y con ellos, cuando me lo propuse firmemente ya pesaban mucho para mi espalda, además, ¡todas estas cosas son tan difíciles con dos bebés!
Me encantaría experimentar esa sensación de tener a tu pequeño trocito de carne en un fular pegadito a tu pecho, ¡me parece algo tan hermoso! Y además me parece ideal para combatir todos esos brazos amenazantes que te lo quieren quitar. ¡¡¡NO, es solo mio!!!
Imagino que habrá algo para portear mellizos, pero la verdad, me da un poco de miedo pensar en el peso y ahora ya me pilla con ellos un poco mayores para el porteo.
Estoy segura de que si algun día vuelvo a quedarme embarazada (crucen los dedos), lo primero que compraré será un buen fular o una buena mochilita de porteo.
Colecho: con Rober lo practiqué, pero no desde bebé. Recuerdo que ya era algo mayorcito y fue realmente precioso. Me comían la cabeza con que los niños tienen que tener su espacio, que si duermen contigo los malcrías, y bla bla bla.  ¡¡NO HAGÁIS CASO NUNCA DE ESTO!! La cercanía de mamá, el amor y el calor, eso nunca malcría, al contrario, formas niños seguros y sin miedos y la sensación es realmente maravillosa.
Con los peques me hice un poco de lío, porque al principio quería que durmieran juntitos, como estaban en mi pancita, y así lo hice, en una cunita juntos, era tan bonito verlos tocarse para dormir, ¡se tenían el uno al otro! Luego crecieron y ya se molestaban, se despertaban, y decidí cambiarlos cada uno a su cuna, pero aún siguen en mi habitación y creo que por mucho tiempo más. Pero sí que me gustaría poder colechar de verdad, el problema es que dormir cómodos  cuatro en una cama de 1,30 es un poco complicado, ¿no creéis? Tal vez unir una de 90 a la nuestra sería la solución (aún le estoy dando vueltas a la situación). Si sabéis cómo lograr acostar en una cama a un par de fierecillas a los que siempre les pica el culete por correr, y lograr que en vez de bajarse y correr DUERMAN, ¡avisadme!
BLW baby led weaning,   básicamente alimentación en trozos, nada de papillas. Con Rober os imaginaréis que nada que ver, ni tan siquiera conocía este tipo de alimentación.
Con los bichillos la conocí tarde, esta forma de introducir los alimentos se debe empezar a los seis meses y sin ofrecer papillas, los peques tienen que aprender a comer masticando, no tragando sin más, y cuando supe de ella los míos ya habían empezado con las papillas. Me informé, y había riesgos porque ellos ya estaban acostumbrados a tragar directamente.
Para este proceso el bebé debe estar limpio de información y empezar de cero de esta manera.
Es otra cosa que tengo muy clara si algún día vuelvo a tener un pequeñín. Me parece mejor enseñar al bebé directamente a comer trozos y a saborear realmente el alimento en su forma natural. ¿Nunca habéis pensado qué coñazo para ellos? Aprender primero a digerir papillas para que al ser un poquito mayores ¡los estresemos con los benditos trozos! ja ja ja así de pesados somos los padres.
Pañales de tela: al conocer estos pañales tan monos que hay ahora, y tan prÁcticos, morí de envidia por no poder hacerlo con Rober, ¡ay, lo que me hubiera ahorrado! Y con los mellis también, y os estaréis preguntando: ¿por qué no lo hago con las fieras? Pues sencillo, no me compensaría el gasto que voy a hacer ahora en un buen lote doble de pañales de tela (son carillos) para el tiempo que les queda de pañal.
Tal vez, si más adelante viene el cuarto hermanito (a) sí que lo estudiemos seriamente, ya investigué sobre el tema y sale muy, muy rentable, además de que la piel del culito del bebé sufre bastante menos aunque no lo creáis.
Y hasta aquí mi Top Five de arrepentimientos con mis tres fieras o lista de cosas pendientes para un próximo hermanito (a).


¿Cuántas de estas cosas se te quedaron pendientes a ti también por el camino de la maternidad? ¿Cuáles has aplicado y me puedes recomendar?
Fuente: este post proviene de Blog de mimundoconellos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Postales de navidad DIY

Te muestro las postales de navidad DIY tan bonitas que hicimos este año. Todos los años me pongo a hacer con los peques postales para enviar a la familia y amigos en navidad y nos encanta ese momento ...

Recomendamos

Relacionado

No soy amiga de mis hijos

Nunca lo he sido, ni lo quiero ser. Tampoco soy amiga de mis padres, no gracias. Tengo mis propios amigos que son gente más o menos de mi generación con los que comparto muchas cosas en común además de aficiones y momentos felices. Tampoco aspiro a ser amiga de mis hijos en un futuro (como cuando sean más grandes) ni a que me cuenten toda su vida y milagros. No, no quiero eso. Quiero que mis hijos ...

general maternidad

La relación con mis hijos

Este blog lo comencé a escribir para desahogarme como madre y escribo muchas cosas que me desahogan, pero hoy necesito hablar de mis hijos. Hace menos de cuatro meses me propuse que la relación con mis hijos tenía que cambiar. No quería que ellos me recordaran como una madre gritona y malhumorada siempre. Quiero que mis hijos tengan un buen recuerdo mío. Sentía que no lo estaba haciendo nada bien, ...

Hijos Madresfera Reflexiones Personales ...

Mis hijos son buenos

Esto que parece una frase hecha, tus hijos son buenos, aunque parezca mentira, es la pregunta/afirmación con la que más me encuentro prácticamente a diario. Creo que me pasa como cuando estaba embarazada y me decían cosas como “lo importante es que venga bien”, que no es que te parezca mal, es que simplemente te cansas de oirlo, y de repetirlo. Pues exactamente igual. No es que me quej ...

general educacion educar ...

Mis hijos me educan

Mucho hablamos de la labor como padres de educar a nuestros hijos, pilar básico para que se formen como personas de bien, en el presente y en el futuro. Pero no caemos en la cuenta de que a veces, seguramente más de las que quisiéramos, son los hijos quienes en cierta manera nos educan, o eso siento yo con los míos. Por lo general los educamos en normas de conductas cotidianas con el fin de convi ...

respeto educación niños

Que no hacer con tus hijos

En ocasiones no os dais cuenta que vuestras actuaciones como padres no son las más acertadas y afectan a las relaciones que creáis con vuestros hijos. Alejas a tu hijo de ti cuando: - Le gritas. En ese momento pierdes toda la razón que puedas tener, tan sólo por los malos modos que tienes de expresarte con él. Es mejor, siempre, tratar de hablar de manera calmada y dialogante. Conseguirás mucho má ...

general premios maternidad ...

La relación con mis hijos parte 2

Como ya os he contado alguna vez, inicié el blog como reto personal para dejar de gritar a mis enanos e intentar ser mejor madre. Hace unos días os contaba como iban las cosas, si no lo habéis leído aquí os lo dejo y os sigo contando como van. Lo cuento especialmente para las mamis que me hacen preguntas sobre disciplina positiva, que no soy ninguna experta, ojalá lo fuera, solo voy aprendiendo a ...

Educación respetuosa

¡No soporto los juegos a lo bruto de mis hijos!

¿Tus hijos juegan a lo bruto? ¿Se te ponen los nervios a flor de piel? ¡Ya somos dos! Y es que estos juegos que hacen los niños en los que parecen competidores de lucha libre ponen los pelos de punta a cualquiera. ¿Qué podemos hacer? Pues en el vídeo de hoy comparto la reflexión que hice tras la consulta que me envió una mamá. Primero necesitamos comprender para qué sirven estos juegos y luego com ...

carnaval de post. madresfera MATERNIDAD ...

no tengas hijos, nunca

Esta es la frase que digo a mis amigas, cada vez que sale a relucir el tema de conversación sobre la maternidad, los niños, el reloj biológico...Y ellas siempre me dicen lo mismo. ¿Pues tú tienes DOS así que tan malo no será? Pues bien, aquí os cuento mi respuesta ante esa Gran Pregunta. Tener hijos no es parir, tener hijos no es pasar 3 malas noches. Antes de tener hijos, esa creía que era la ...

general crianza educacion ...

Nueve recursos infalibles para no perder la paciencia con mis hijos

Si algo te descubre la maternidad es que los hijos son capaces de llevarte al límite y hacerte perder la paciencia con una facilidad sorprendente. Y ambas situaciones pueden hacerte reaccionar de maneras que luego te arrepientes porque, en caliente, somos menos racionales de lo que nos gustaría. No hay una fórmula mágica, ¡ojalá!. Pero en estos años de crianza, tanto la experiencia personal, como ...

general educación emocional

Valores imprescindibles para mi y mis hijos

No suelo ver las noticias, pero estamos en la era de la sobre información y aunque no quieras, siempre te topas con las noticias: Si no en las redes sociales, es esperando al ascensor y si no a la puerta del colegio, en la cola del supermercado o charlando con una amiga. El otro día por redes pululaba la noticia de una chica de 14 años que había dado una brutal paliza a otra, lo habían grabado y p ...