comunidades

Casados con hijos

Nunca jugué al juego de la princesa. Mi mamá siempre me puso ropa para jugar, para correr, De más grande nunca pensé en casamiento, ni en hijos, ni en familia, ni en casa-auto-perro.


Como leí hace poco,

si hubiera que inventar las cosas desde cero, seguramente celebraríamos una gigantesca fiesta del amor de 10 mil dólares justo al final de la historia, cuando tuviéramos sesenta o setenta años, la hipoteca pagada y hubiéramos visto si lo de "Te amaré por siempre" funcionaba. Por otra parte, no gastaría 10 mil dólares en nada que no tenga puertas y ventanas o la capacidad de concederme tres deseos.

Pero después me enamoré de Willy, convivimos, tuvimos 3 hijos juntos y atravesamos un puerperio difícil, Ahora siento que, si bien no llegamos al final de una vida juntos, "superamos la prueba": nos conocimos en nuestras peores miserias. No creemos en el amor romántico; nos amamos y nos odiamos en igual medida y aún así nos elegimos. Y como estamos grandes y aburridos de nuestra rutina de colegios, pañales, cenas programadas, paseos por el parque y falta de sueño, tenemos ganas de hacer una fiesta para amigos, con música y alcohol. Por eso, voy a casarme con él. Por eso, y porque ya no tengo más ganas de decirle "mi conviviente". Ya quiero decirle "mi esposo".

Organizar un casamiento atípico no es nada fácil. Uno propone un presupuesto acotado con "2 o 3 idioteces" y parece muy sencillo respetarlo. Es cierto que no tiene que ver únicamente con una cuestión de voluntad personal, sino que el negocio alrededor de las fiestas de casamiento es como un tornado cuya fuerza centrífuga te encierra cada vez más hasta que, después de algunos meses, te das cuenta que terminaste duplicando el presupuesto inicial. Nunca soñé con la fiesta de casamiento ni con el vestido blanco, pero como tengo hijos necesito darle un marco formal a mi familia. me caso para simplificar (por el amor bla bla también, obvio) y quizá, de paso, para obtener algunos beneficios crediticios.
Cuando con Willy empezamos a charlar de la posibilidad de casarnos (si, lo charlamos; no se arrodilló ni me propuso matrimonio con un anillo de Tiffany dentro de un cupcake) decidimos hacer algo sencillo; empezamos a consultar con amigos que se habían casado y a investigar por internet. Hay webs que te organizan el evento completo paso a paso, son como una especie de wedding planners virtuales que te ofrecen desde salón, dj y catering hasta auto con moño y enano que te abre la puerta. El primero que visité tenía una lista de "las 5 propuestas más buscadas"; el ranking lo encabezaba "carruaje con dos caballos blancos".
A mí, honestamente, me da todo lo mismo. Si tuviera el dinero para contratar a una persona que me organice el asunto sin preguntarme nada, lo haría encantada. Como me da lo mismo, no sé tomar buenas decisiones; para mí lo mejor es lo más sencillo.
En algunas cosas estuvimos de acuerdo desde un principio: La fiesta iba a ser sólo para amigos, sin hijos, ni tíos, ni abuelos. Primera resistencia. Nada de salón:almuerzo en un restaurant. No dress code: que cada uno vaya como quiera, sin traje ni vestido largo ni zapatos incómodos. Sin vals ni carnaval carioca ni video emotivo ni torta de boda ni entrada triunfal de los novios.
Pariente: ¿Cómo que no? Entrada tiene que haber.
Yo: No quiero perderme ni media hora de mi fiesta por estar guardada haciéndome la interesante.
Pariente: No puedes ser tan amarga?
Desde hace tres meses, cuando empezamos a organizar el casamiento, intentamos resistir la fuerza imantada del "mundo boda" que, con su fuerza vampiresca, intenta chuparte hasta la última gota de sangre. Y la decisión primaria de "sólo amigos, música y alcohol" fue dando lugar a pequeños accesorios que fueron ampliando el presupuesto inicial.
yo: ¿Cómo que no queieres fotógrafo? ¡Es nuestro casamiento!
novio: Hagamos un grupo y que todos suban las fotos ahí.
yo: eres un ridículo, nadie saca fotos con el celular en un casamiento. Si sacan, salen todas movidas ¡y nadie las va a subir a un grupo de facebook!
Hace unos días nos dimos cuenta que tenemos que tener alianzas. Empecé a mirar en Mercado Libre para tantear el precio del oro"así duran toda la vida". El oro amarillo y el colorado cuestan lo mismo mientras que el oro blanco y el platino son más caros. Embarcados en la tarea de hacernos con un par de alianzas en Emancipación.
Vengo resistiendo estoica los embates de mis amigas que me critican porque me voy a peinar y maquillar sola con tutoriales de youtube; porque el vestido que me compraré es de una marca de shopping; porque después de la fiesta me voy a ir a dormir a mi casa y no a un hotel lleno de pétalos de rosas (¿alguien coge en la noche de bodas?); porque les censuré las ideas ridículas que tenían para mi despedida de soltera (reboté enanos strippers, paseo en auto con disfraz de puta, paintball y spa de chicas).
A poco tiempo del evento no estoy ansiosa por el "gran paso"; no estoy nerviosa por el civil ni por cómo será estar casada, no me descerebro pensando en si nuestra pareja funcionará, si nos amaremos toda la vida, si estoy tomando la decisión correcta. Lo único que me quita el sueño es esa bendita fiesta, que me lleguen los zapatos que me compré por internet y que el vestidio no me traicione.


Fuente: este post proviene de Maternidad Rock, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Willy

Es de los tipos que creen que ir al psicólogo es una estupidez. No tiene una comida preferida, ni una banda de música ni un lugar del mundo que muera de ganas por conocer. Nada es maravilloso. Para él ...

Las sombras de la maternidad

Las sombras de la maternidad, es esa parte oscura, que nos llena de pesar, de sentimientos de culpabilidad, de miedos, de angustias, de sentir la dificultad de fusionar las exigencias de nuestra socie ...

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

general bebé crianza ...

Fin de semana ¿con hijos o sin hijos?

En este post he querido describir cómo es un fin de semana con hijos y uno sin hijos. Le he pedido a mi amiga Lidia que nos cuente su finde y describiré cómo ha sido el mío como madre. ¿Tu con cuál te identificas? Un fin de semana sin hijos Hace un tiempo que teníamos Cindy y yo pendiente escribir un post para comparar nuestros fines de semana, y es que el hecho de tener hijos y de no tenerlos te ...

general maternidad

La relación con mis hijos

Este blog lo comencé a escribir para desahogarme como madre y escribo muchas cosas que me desahogan, pero hoy necesito hablar de mis hijos. Hace menos de cuatro meses me propuse que la relación con mis hijos tenía que cambiar. No quería que ellos me recordaran como una madre gritona y malhumorada siempre. Quiero que mis hijos tengan un buen recuerdo mío. Sentía que no lo estaba haciendo nada bien, ...

general planes con niños

DISFRUTA CON TUS HIJOS DE LA FIESTA DEL CINE 2015

Durante los días 11,12,13 y 14 de mayo podreis disfrutar con vuestros hijos de la Fiesta del Cine 2015 por solo 2,90 euros por entrada. Una oportunidad inigualable de ver los últimos estrenos cinematográficos al mejor precio. Para ser beneficiarios de esta promoción debeís acreditaros en la web de la Fiesta del Cine. Aquí os podeis acreditar de forma individual o como grupo. Los menores de 14 años ...

general premios maternidad ...

La relación con mis hijos parte 2

Como ya os he contado alguna vez, inicié el blog como reto personal para dejar de gritar a mis enanos e intentar ser mejor madre. Hace unos días os contaba como iban las cosas, si no lo habéis leído aquí os lo dejo y os sigo contando como van. Lo cuento especialmente para las mamis que me hacen preguntas sobre disciplina positiva, que no soy ninguna experta, ojalá lo fuera, solo voy aprendiendo a ...

general crianza educación ...

Mamás 'metidas', hijos buenos

Hace unos días fui a una fiesta infantil con mi hermana y nuestros hijos. Nos encontramos con una amiga y su hijo de 6 años y a ambas nos sorprendió lo bien que estaba el niño. Pues, de ser el terror de las fiestas: un niñito realmente descontrolado, desobediente y cargoso, pasó a ser un niño simpático, educado y súper colaborador. Y todo, en un lapso relativamente corto de tiempo (menos de un año ...

general

No juguemos con nuestros hijos?

Ser madre es algo maravilloso, fantástico, indescriptible en la vida de una mujer. Es un momento inolvidable que marca nuestra existencia para siempre. Pero esa felicidad lleva intrínseca la creación de un ser inocente e indefenso que dependerá durante mucho tiempo de nosotras. Y no sólo dependen a nivel práctico, vestirles, bañarlos, alimentarlos. Dependen también, y sobretodo, a nivel emocional ...

general destacados escuela de padres ...

10 maneras de equivocarse con los hijos.

Los padres nos equivocamos con frecuencia, no somos infalibles, si revisamos nuestro día día comprobaremos que algo de lo que hemos hecho o dicho hoy a nuestros hijos podría mejorarse. No digo nada nuevo, lo sé, porque todos somos conscientes que en ocasiones podríamos hacerlo mucho mejor, pero el cansancio, los momentos de arrebato emocional o la necesidad de controlarlo todo nos deforman la visi ...

general diario rabieta ...

La relación con mis hijos 4, rabieta en plena calle

Fuente pixabay Uno de los momentos más temidos cuando somos padres es cuando por h o por b te montan una pataleta en medio de la calle con un montón de gente mirando. Lo que agobia eso, ¿verdad? ¿A que os ha pasado? Estoy segura que sí. Os cuento como salí airosa el otro día. Para ser sincera casi ni yo misma me lo creía pero sí, así fue. Primero tengo que contaros lo que pasó el día anterior, q ...

aprendizaje guardería y colegio inteligencia emocional ...

Problemas con los hijos.

Infancia; Problemas escolares y de aprendizaje con los niños y adolescentes. Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal el finde? Espero que genial. Hace tiempo, en la encuesta que os dejé para mejorar mi blog y que aún podéis hacer aquí si no la habéis hecho, cuando pregunté por temas que os pudieran interesar alguien me dijo que le gustaría que hablase de problemas con mis hijos. Y aunque t ...