Yo sí quiero ser la amiga de mis hijas

No, no me gustan estas frases que he leído mucho por la red y que son el lema de muchos padres de familia desde hace muchas generaciones:

-Yo no soy amiga de mis hijos.

-A mi no me interesa ser la amiga de mis hijos, soy su madre.



Siempre con la creencia, bien fundamentada, de que nuestro deber como padres es el de ser guías, ser educadores, criar y hacer personas de bien. Hasta aquí, concuerdo totalmente. Pero tenemos la creencia que debemos caerles mal a nuestros hijos, y ser autoritarios para saber que estamos haciendo bien nuestro trabajo.


Yo sí quiero ser la amiga de mi hija.

Recuerdo bien cuando entre a la adolescencia. Quería salir, ir a fiestas, tomar, no estudiar, "perseguir mis sueños" que en ese entonces era vivir la vida a mi manera aunque no tenía ni la más mínima idea de cómo vivirla, y comencé a creer que todo lo que hacían mis padres era sólo por fastidiarme, porque no tenían confianza en mí y hasta llegue a creer que seguramente no me querían. ¡Pobres de mis padres! Quienes me conocieron en ese entonces, reconocerán que realmente era rebelde. La relación con ellos se torno difícil, por supuesto que no eran mis amigos, pero sino lo eran, entonces para mí eran los enemigos, de quiénes debía huir y alejarme a toda costa. Empecé a rodearme de "amigos" que eran precisamente todo lo contrario a mis padres, que me solapaban, me "entendían", me apoyaban, no me juzgaban y que por supuesto, estaban tan mal como yo. El resultado, un embarazo adolescente y una sensación de vacío que muchas veces me invadió pues me sentía la hija más incomprendida del planeta.


Con este pequeño relato no quiero decir que debemos solapar, permitir y consentir para tener a los hijos contentos, definitivamente no. Lo que quiero dar a entender, es que debemos ser lo suficientemente hábiles para realizar nuestro papel de padres, sin declararles la guerra abiertamente, porque si lanzamos constantemente el mensaje de que no somos sus amigos, creo yo que haremos que creen un concepto de amistad equivocado. Un amigo no es aquel que te solapa y te deja cometer errores o actuar mal con tal de verte contento, un amigo debería tener algo en común con nuestros padres: querer solamente nuestro bien. Un amigo verdadero también tendrá sus limites, será siempre honesto y cuando vea que algo estás haciendo mal, seguramente te lo dirá.

Yo quiero forjar en mi hija un concepto real de amistad. Yo sí quiero ser su amiga, aunque aveces ella no querrá serlo, o dudara que yo lo soy.


Jamás le digo que no soy su "amiguita". No, le digo que los límites, los regaños y demás son por que la quiero y jamás en la vida va a encontrar cariño tan desinteresado como el que una madre le tiene a sus hijos, busco cambiar la estrategia, busco poner límites, reglas y guiarla sin tener que pelear constantemente con ella, sin hacerla sentir que somos las peores enemigas.

Estará funcionando mi estrategia? No lo sé, con los hijos no hay nada escrito, no son pasteles que se horneen de acuerdo a recetas infalibles, son humanos con inquietudes, dudas y sus propias revoluciones emocionales. No quiero que sea perfecta, sólo quiero que sea una niña de bien y un humano feliz.

Pero más allá de todo, Yo sí quiero ser su amiga de mis hijas, quiero que se acerquen a mí cuando tengan un problema, que me tengan la confianza de contarme sus inquietudes y sus problemas, que sepan que mamá las acompaña y las guía incondicionalmente, y sobre todo, quiero que cuando vayan por la vida eligiendo amistades, no crean que las amistades son quienes solapan, quienes te permiten ser grosero o quienes te traten mal, quienes te metan en problemas, quienes no sean honestos o quienes no tengan y no pongan límites, quiero que siempre se rodeen de personas que busquen su bienestar, que sumen y no que resten. Y quiere que a mi siempre me consideren su amiga.



Fuente: este post proviene de El mundo de Constanza, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

No soy amiga de mis hijos

Nunca lo he sido, ni lo quiero ser. Tampoco soy amiga de mis padres, no gracias. Tengo mis propios amigos que son gente más o menos de mi generación con los que comparto muchas cosas en común además de aficiones y momentos felices. Tampoco aspiro a ser amiga de mis hijos en un futuro (como cuando sean más grandes) ni a que me cuenten toda su vida y milagros. No, no quiero eso. Quiero que mis hijos ...

Escuela de padres libros para padres Libros y manuales ...

Dar voz al niño. Ser los padres que nuestros hijos necesitan

«Dar voz al niño. Ser los padres que nuestros hijos necesitan» es un libro de Yvonne Laborda publicado por Grijalbo editorial que estoy convencida que transformará tu modo de entender a tus hijos. Pero no solo eso, te permitirá entenderte mejor a ti mismo/a y al modo de proceder de tus padres. Hoy deseo darte a conocer esta propuesta «Dar voz al niño. Ser los padres que tus hijos ...

Maternidad y Crianza Pequeñas terremoto amigas ...

No quiero ser más tu amiga

Quizá todos en algún momento de nuestras vidas hayamos oído esta frase “No quiero ser más tu amiga”. Probablemente tendríamos entre 5 y 10 años cuando la escuchamos por primera vez, o quizá antes; quizá después escucháramos alguna variación en la adolescencia, y seguramente después de eso, si hemos perdido una amigo por alguna disputa o diferencia, la frase estaría de más. Quizá pasado ...

Crianza Disciplina Positiva Educacion ...

La importancia de los límites en la crianza positiva

Una de las dudas más frecuentes tanto en padres como en educadores, es  ¿cómo marcar límites a los niños?.  Y es que de una generación a otra hemos pasado del autoritarismo total: “lo haces porque te lo digo yo y punto” a un exceso de permisividad,  tal vez debido a confundir el afecto y la atención con el “dejar hacer” continuo. Por eso hoy quiero hablarte de la crianza positiva y ofr ...

Yo y mis circunstancias

Todo imperfecto… menos mis hijas

Cuando yo era más jovencita me imaginaba un futuro idílico. Siempre fuí bastante perfeccionista y soñadora, así que hasta me hacía reconstrucciones mentales imaginándome cómo iba a ser todo. Todo sería ideal. Con 30 años me imaginaba madre, guapa, bien vestida, con unos hijos perfectos, una casa genial, una pareja perfecta, dos coches, trabajo estable y bien pagado…. En fin… nada de es ...

deberes educación

Yo quiero deberes

No soy amiga de huelgas. Creo no es el método.Una huelga para mi es la puesta en práctica del "pues ahora me enfado y no respiro" o el célebre "para jorobar al capitán no como rancho" Pues allá tú, me sale decir. Y si no creo que las huelgas, menos en la última que, por supuesto, no he secundado. Y no es otra que la de los deberes. Por lo visto el mérito de organizar la primer ...

crianza natural amor blog

Juntos, en este hermoso viaje

Muchos me dijeron no vas a poder sola, que esto no será fácil, y tenían razón no pude sola porque tu siempre estas conmigo, nada es fácil en la vida pero realmente lo disfrutó a diario. Tú eres quien cambio mi vida, quien desde ahora tiene las riendas de esta carrera. Puedo quejarme muchas noches, pero disfrutar todo el día. Contigo he aprendido a reír de verdad y llorar con fundamento. Yo soy tu ...

general flavia profesores ...

Reuniones con los profesores

Hay veces que en la puerta del cole los padres comentamos y hablamos acerca de lo mal o lo bien que le va a nuestro hijo con su profesor, pero luego son muchas las veces que no lo aclaramos con ellos directamente y se crea un descontento general entre padres y profes que al final no soluciona nada. Flavia como profesora nos cuenta lo que se siente desde ese lado. Te recuerdo que puedes visitar su ...

Libros Libros infantiles

Cae una estrella, un libro sobre Minfulness para niños

Recientemente llegó a mis manos un precioso cuento ilustrado que lleva por título Cae una estrella. Un cuento escrito por Lucía Vázquez e ilustrado por Alec Butcher para que tanto padres, madres u otros educadores ayudemos a nuestros hijos o alumnos a relajarse y vivir con mayor paz interior. Sobre “Cae una estrella” Cae una estrella es un libro de Mindfulness para niños. Un cuento,  q ...

Padres Viajes Copenague ...

Primer viaje sin mis hijos

¿Lo hago o no lo hago? ¿Me arrepentiré? ¿Mis hijos sufrirán? ¿Mi esposo podrá solo? Estas y otras preguntas rondaban por mi cabeza por más de dos meses, cuando mi mejor amiga de Perú, Magali, que iba a visitarnos, me hizo la propuesta “indecente”. Magali me dijo que hiciéramos un “viaje de chicas”, juntas, sin esposo y sin hijos. “Uf, no creo, difícil, cómo voy a deja ...