Padres

Paula Lesina Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Bendita autonomía: ser, hacer y decir


Bendita autonomia


Las madres queremos y necesitamos hijos que resuelvan las circunstancias de la vida cotidiana en la medida de sus posibilidades. Que disfruten de autonomía de acuerdo a su edad y a los rasgos propios de su personalidad. Veamos, no se trata de que Camilo se prepare el almuerzo a los cinco años, aunque... no sería mala idea para el hijo de una madre que concibe la cocina como territorio hostil.

El fortalecimiento de la autonomía es una lucha en la educación de mi único hijo. Es obvio que cuando tenés cinco niños de todas las edades en plena convivencia, no tienen otro remedio que desarrollar aptitudes para la independencia de medios. Al menos hasta el momento en el cual se patente una pildorita para la ubicuidad materna. Cuando se tienen más niños que brazos, se complica.

Pero no es mi caso. Mi hijo es único y adolece de todas las mañas propias de su condición. Está cómodamente acostumbrado -mal acostumbrado, aclaremos- a que los adultos resuelvan las acciones más básicas de la vida cotidiana:

1- La abuela por complacencia afectiva. Y porque es abuela, qué más decir.
2- Mamá por pura ansiedad. Porque es desmesurada y tiene un temita no resuelto con la paciencia.
3- Papá porque es "ligeramente" sobreprotector. Desearía que se apreciara la "ligera" ironía.

​Bendita autonomía...


En consecuencia, un lustro de vida le alcanzó para comprender qué, cómo y con quién. Todo lo que percibe como plausible de ser resuelto por un adulto de su entorno, no lo registra como un pedido sino como un gesto natural para con su majestad. Ni siquiera digamos que es una máxima de la niñez, es una máxima de la humanidad. Lo más triste del caso sería que dada su corta edad, verbaliza lo que los adultos aprendemos a disimular.
Autonomía de ser y hacer.

1- Hace de cuenta que ordena el caos de juguetes tirados en el dormitorio "despacito", entonces la abuela termina de hacerlo más rápido.

2- O hace de cuenta que busca sus zapatos, porque esta madre, apurada por salir, termina encontrándolos (porque mandarlo a la escuela descalzo no es una posibilidad, todavía).

3- Le explica al padre lo peligroso que es ir a buscar el libro que dejó en el baño (sí: lo sé, es un lugar extraño para un libro) porque el piso "puede estar mojado" y se puede resbalar. Claro, esto termina con un padre que va a buscar el libro por él.

En definitiva, no es que no tenga la posibilidad de realizar determinadas tareas acordes a su desarrollo físico y psicológico, es que está pasado de vivo. Así de simple.

En ocasiones, me veo en la situación inversa. Quiere hacerlo todo por su cuenta (todo lo que no sea ordenar sus juguetes) De hecho, cuando realmente quiere algo, piensa, hace y dice. Enseñarle a hacer y decir es la piedra angular de la autonomía pero tiene sus riesgos, madre desprevenida. Porque cuando aprenden: hacen y dicen sin excepciones. Y no siempre hacen y dicen lo "conveniente". A pesar de esto, defiendo el derecho de aprender a valerse por sí mismo. Lo defiendo como uno de los principios de la felicidad -si es que existen tales principios- porque no concibo un ser humano íntegro que no sea autónomo y capaz de dar respuesta a los desafíos que tenga que afrontar.
Tradiciones familiares para la autonomía.

Dicho lo anterior, apunto un detalle personal. Como somos seres rituales, tenemos ritos de todas las clases y colores incorporados a nuestra vida cotidiana. Marcamos hitos vitales trascendentales con rituales de iniciación, madurez o conclusión. Somos además, seres signados por las tradiciones: por seguirlas o quebrarlas.

Hace cinco años descubrí que los rituales tradicionales de mi infancia, algunos de los cuales fueron objeto de burla durante la adolescencia o quebré en la primera juventud (quiero creer que estoy en la segunda....) volvieron a mi vida cuando fui madre de Camilo. Porque a pesar de mi resistencia, los rituales crean una matriz de pertenencia. A esta altura de su vida, puedo apreciar que Camilo siente seguridad cuando ciertas acciones se repiten periódicamente. Y disfruta de esa certeza.

Celebraciones familiares tradicionales como la Navidad, tengan o no contenido religioso para quien las practica, son este tipo de acciones rituales. Por este motivo, el mimo en la elaboración de una mesa o una comida es una forma de crear recuerdos y fortalecer los cimientos que sostienen la identidad y la autonomía del niño.

Son acciones simples y no tienen por qué implicar un despliegue asombroso: el mismo desayuno de todos los días, se transforma mágicamente con un mantel, algunas flores y el discurso de una madre motivada, Porque sentirse "perteneciente" es un buen principio para ser autónomo. Siempre es más sencillo lanzarse a la autonomía cuando sé que existe una red de vínculos que me sostiene.

Hoy no tengo una conclusión sobre la autonomía de esas que generan pasmo. A partir de este momento, tenés todo el derecho de escribir y opinar. No seas condescendiente y dejame la mirada más crítica que puedas darle a este post.
Fuente: este post proviene de Paula Lesina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La magia del orden: desintoxicar la casa

Durante las últimas semanas, mi proyecto personal fue aplicar la magia del orden para desintoxicar mi casa de objetos en desuso, replicados, innecesarios o poco funcionales. No vayamos a decir que es ...

Familia feliz: educar para la felicidad

Hacía semanas que le debía a mi conciencia materna este post. Sin embargo, no escribir no implica no reflexionar sobre lo que significa una familia feliz. Masticando como un rumiante sobre la forma en ...

Bendita autonomía: ser, hacer y decir

Las madres queremos y necesitamos hijos que resuelvan las circunstancias de la vida cotidiana en la medida de sus posibilidades. Que disfruten de autonomía de acuerdo a su edad y a los rasgos propios ...

Educar para la felicidad.

Quiero educar para la felicidad a mi hijo, un ser humano lleno de energía que se despierta con la adrenalina de un maratonista profesional y se duerme en plena carrera. Su mente acompaña al cuerpo en ...

Etiquetas: featuredsoy madre

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Hijos Maternidad Segunda Infancia ...

Autonomía y madurez de los hijos. Tomar decisiones a los 9 años.

La autonomía y madurez de los hijos evoluciona en ellos a medida que crecen. Para algunos llegará antes, para otros después, no hay una regla exacta aplicable a todos los niños del mundo. Y por supuesto depende mucho de las circunstancias personales, familiares, el momento, el entorno y, como no, el propio niño. (Matizo que utilizo “niño/hijo” como genérico por ahorrarme tener que escr ...

general educación emocional educación social

Miércoles de reto, la autonomía.

Buenas noches cibernautas, en nuestro reto de las cinco emociones hoy hemos estado trabajando la autonomía. Los niños son más autónomos de lo que nosotros creemos, tan sólo tenemos que dejar que lo sean. Así que hoy estuvimos hablando de qué cosas eran capaces de hacer, el listado era muy largo. Pero otra historia es cuales de esas cosas que son capaces de hacer quieren hacerlas y nosotros dejamos ...

Autismo TEA Familia ...

AUTISMO - AUTONOMÍA Y AUTODETERMINACIÓN

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo, es decir alteraciones o retrasos en el desarrollo de las funciones relacionadas con el sistema nervioso central. El término Trastorno del Espectro Autista (TEA) incluye afecciones como el autismo, el síndrome de Asperger y el trastorno desintegrador infantil, que se caracterizan por alteración de la interacción social, en la comunicación y en el comp ...

Aprender a decir NO

Hace algunos años, en el 2012, llegó el primer gato a mi familia. Era un Ruso Azul de cinco mes que me regaló la mamá de uno de mis alumnos. De pequeña siempre había tenido perros en mi casa y en la finca, así que estaba muy interesada en conocer este nuevo animal y tantas cosas que decían de él. Definitivamente sí representó un gran cambio en mi vida. En muchas cosas. Una de ellas fue que desde q ...

aprendizaje inteligencia emocional ocio y juegos ...

Por qué el juego es tan importante para el desarrollo de cualquier niño

Decía un conocido ensayista francés al que le encantaban los niños: ''nunca subestimes el juego de un niño, porque, ése juego para él, es una actividad muy seria''. ¡No puedo estar más de acuerdo con esta frase! Y seguro que la gran mayoría de vosotros, papás y mamás, coincidís conmigo. Y es que los peques necesitan invertir parte de su tiempo en actividades lúdicas y creativas en ...

general fiesta ocio en familia ...

La bendita, la boda y la envidia

Hoy no me voy a andar por las ramas poniéndoos en antecedentes o contando una bonita historia. Hoy voy directa al grano: mi hija es una bendita. Así, tal cual. Simpática y dicharachera. Besucona, de carácter tranquilo, y ritmo pausado. Aunque a veces también tiene su genio, claro (es una personita, no un florero.) Acostumbrada a venir con nosotros a todos sitios, enseguida se adapta, se hace su hu ...

Maternidad

Consejos para fomentar autonomía en los niños

Consejos de 5 madres blogueras para ayudar a tus niños a ser autónomos e independientes, siempre desde el respeto y siguiendo sus ritmos La esencia que quiero transmitir en Mamá ¡Puedo Hacerlo! es que si les brindamos la oportunidad nuestros niños son capaces de realizar solos o con muy poca ayuda diversas actividades cotidianas. Ofrecer estas oportunidades tiene sus beneficios como favorecer su a ...

Vivencias a mi manera a mi modo ...

Sonreír y ser feliz

Son muchos los momentos duros por lo que pasamos a lo largo de nuestra vida, y los aceptamos a lo largo del tiempo. Hay algunos que te cambian para siempre y es así como me ha hecho cambiar un hecho a mi. Hace casi un mes ahora que sufrí un accidente de tráfico. Muchos pensareis… mil personas sufren un accidente a diario, y no lo publican. Bien yo no he dicho mucho al respecto pero cuando ha ...

general maternidad retos

Denuncia social en la ventana indiscreta

Nuevamente vuelvo a participar en La ventana indiscreta de Frikymamá. Esta vez la misión es un tanto peculiar, consiste en hacer una denuncia de tipo social. Hay tantas cosas de las que se podía hablar que me ha costado decidirme, pero al final voy a dedicar este post a todos los niños a los que no se les respeta. No es la primera vez que hablo de esto es mi blog pero aprovecho la ventana para hac ...